StatCtr

Saturday, July 26, 2014

Libro III - CapítuloI: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY - CHRISTIAN Y ANASTASIA

He extendido mis sueños bajo tus pies. Por favor pisa suavemente, pues pisas mis sueños al caminar
 (William Butler Yates)

CAPÍTULO I




Estoy perdido en el momento, quiero extender el tiempo con mi mujer en mis brazos, en nuestro beso. La amo más allá del amor ¿Cómo se ama más allá del amor? Para mí el amor es un sentimiento simple en comparación con lo que siento por Anastasia. ¿Qué no haría yo por ella? Simplemente todo… No hay nada que no haría por ella. Yo haría lo que ella quisiera con tal de que esté dispuesta a tenerme. No soy demasiado pretencioso al admitir que tomaré lo que sea que ella me dé.

_ Sra. de Christian Grey… lo digo con reverencia, y ella me da una sonrisa hermosa tan amplia como puede. Ella ilumina mi mundo en más de un sentido. Cursos de deseos pasan  a través de mis venas y en un instante estoy sobre ella. 

Todo lo que quiero es a ti - U2

_ ¡Te Necesito Ana! Tú eres en todo lo que pienso, todo lo que siento... A veces es difícil para mí funcionar. Si yo te amara más, no sé si podría hacer otra cosa, estaría encima de ti 24/7 durante todo el día, le susurro fervientemente en sus labios con toda la intensidad de mis emociones. Sus ojos se abren, el iris se está agrandando tanto que casi cubre el azul de sus ojos, dejando un pequeño borde alrededor del negro. ¡Es tan jodidamente caliente! ¡Tengo que tenerla aquí y ahora! Mi pene está en modo de saludo firme, y yo lo froto en su sexo; mi erección está protestando su encierro, con muchas ganas de salir. Cuando yo me froto sobre ella, incluso con mis pantalones y su vestido como barreras entre nosotros, la sensación que sentimos es demasiado para soportar, ella inclina la cabeza hacia un lado y sus ojos se cierran gimiendo de placer.

Con la respiración entrecortada y el corazón acelerado, sus dedos temblorosos llegan hasta mi cremallera bajándola y en un instante su mano está dentro de mis boxers, frotando mi erección y ahuecando mis bolas. Me quejo en voz alta y empujo mis caderas en su mano codiciosa.

_ Vamos a desnudarnos bebé, le digo con ansiedad. Nunca he querido tanto como ahora. Y teniendo en cuenta, que con ella soy un arma cargada todo el tiempo, es mucho decir. 

(Celine Dion - Alone)

*****

La espalda se Anastasia se arquea y sus manos toman un puño de flores que están en el suelo de la casa de botes. Yo la inmovilizo con eficacia debajo de mí en el suelo. Las luces apagadas en el embarcadero, el mar de flores silvestres de colores vibrantes, las paredes rústicas y el sonido del agua lamiendo perezosamente por debajo del embarcadero, crean un lugar mágico para hacer el amor.

El pelo de Anastasia se humedece con todos los esfuerzos, y una fina capa de sudor cubre nuestros cuerpos. Mis labios viajan a su cuello y ella voltea la cabeza a un lado para facilitar mis besos. Mi lengua la saborea y como siempre sabe a gloria. Lentamente hago mi camino al valle de sus pechos, y con el índice y el pulgar capturo un pezón y enrollo, y tiro del otro pezón con la boca. Chupo profundo haciéndola gritar mi nombre en voz alta ¡Christian por favor!

Le doy una sonrisa lasciva con su pezón entre mis dientes tirando suavemente. 

_ Todo a tiempo su cariño... Quiero hacerte el amor, le digo.

_ Por favor, quiero tanto… Estoy lista ahora, dice levantando sus caderas para encontrarse con mi polla con ganas, pero yo la detengo sujetando su cuerpo entre mis piernas.

_ Lento, nena, lento... saborea esto... Yo le exhorto. Mi boca en sus labios se mueve hacia su vientre y mi lengua asalta el pequeño agujero apretado de su ombligo, mientras mi mano acoge su sexo palmeando su clítoris, y sumerjo uno y luego dos dedos dentro de ella. Está empapada y es una invitación para mí. Mi otra mano tira de su pezón para que las sensaciones viajen hasta su médula; ella gime en respuesta y su cuerpo casi levita del suelo de puro placer.

_ ¡Christian por favor, tómame!

Mi boca se desplaza hacia su sexo y ella no deja de moverse ansiosa. Tomo con mis labios su punto blando y casi convulsiona. Mi mujer es muy sensible, se enciende rápido y siempre quiere la gratificación instantánea, pero yo la enseñaré en el camino que a veces es bueno esperar para una gratificación más explosiva. Sin embargo en este momento le voy a dar lo que quiere de mí y eso ¡me encanta!

Paso mi lengua como remolino en el centro de su universo y la sumerjo en su estrecha abertura entrando y saliendo con avidez, tratando de tocar lo más cerca de su punto sensible, la pared frontal de su vagina. La sumerjo sin descanso mientras mis manos le dan placeres en sus pechos. Ella baja sus manos a mi cabeza y se aferra con fuerza a mi cabello pasando sus piernas por mi espalda. Bajo una mano y comienzo a acariciar su perla de placer lo que la lleva a su pico y se deshace en mi boca. Cuando las olas de su orgasmo están viajando sobre su cuerpo, me cierno sobre ella y hundo mi polla ya adolorida centímetro a centímetro. Me detengo en el momento en que estoy inmerso en sus profundidades disfrutando de nuestra unión, de esta hermosa conexión que tenemos. Es casi divino, porque somos solo uno ahora en cuerpo y alma. Las contracciones dentro de su sexo me están tirando más profundo, instando y suplicando porque mi polla le ofrezca una fricción. Me retiro hacia atrás lentamente sintiendo las caricias de terciopelo que sus ondulaciones me dan. Encajamos tan perfectamente… Me hundo de nuevo llegando más profundo a ese lugar especial, sonando todas las campanas dentro de nuestros cuerpos.

Mis labios se encuentran con los de ella y poco a poco comienzo a besarla. Poco a poco… sin prisa… saboreando, sintiendo cada pequeño movimiento, deseando que dure para siempre. Nuestros labios se moldean entre sí. Los dos gemimos de placer en nuestras bocas lo que hace que el deseo se dispare a su máximo nivel.  Mi lengua se sumerge encontrándose con la suya, chupando y lamiendo, igualando nuestros movimientos con las caderas. Sus piernas se envuelven a mi alrededor empujando mi culo, instando a que me quede dentro. Yo las giro para encontrar el punto más profundo en ella, frotando en círculos y siento que comienza a construir de nuevo. Eso me excita más y ahora me salgo para aumentar el ritmo y la velocidad. Mi pene entra y sale sin descanso, golpeando, disfrutando; nuestros labios encerrados, sus uñas clavándose en mis espalda, algo que no podía tolerar antes y con lo que ahora no puedo vivir. Paso una mano por su culo exquisito, sosteniéndolo para ayudarme a llegar más profundo.

Anastasia grita su placer en mi boca, haciéndome llegar a mi máximo. Yo gimo una interpretación incoherente de su nombre y vierto en ella todo lo que tengo, marcándola como mi mujer, follando y haciendo el amor, una fusión de nuestros cuerpos al unísono. Finalmente me derrumbo sobre ella completamente saciado.   



*****

_ ¿Podemos casarnos mañana? Murmuro hacia ella. Yo no creo que pueda contenerme tanto tiempo para tenerla cien por ciento conmigo. No quiero pasar mucho tiempo de novio-novia. Yo la quiero como mi esposa. La quiero de todas las formas posibles.  Quiero que todo el mundo reconozca que es mía y yo de ella, nos pertenecemos. Quiero ser reconocido legalmente como la persona que puede tomar decisiones por ella; quiero ser el familiar más próximo que tenga y quiero que sea mía. Quiero ser la persona responsable de ella, el hombre que provea para ella, que me necesite. ¡Diablos! ¡Yo quiero que sea reconocida ante los ojos de Dios para sellar nuestro acuerdo por toda la eternidad! Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. Eso es lo que quiero de nuestra relación... ¡la quiero para siempre! 

Ella murmura un aturdido, “Hmmm,” ya que está acostada en mi pecho, ambos acostados entre las flores del embarcadero.  

_ ¿Es eso un sí? Pregunto para ver si tengo suerte. Sonaba como una afirmación.

_ Hmmm.
_ ¿Un no?

_ Hmmm. Sonríe aun saciada con una respuesta cansada. Me encanta saber que causo este efecto en mi mujer.

_ Señorita Steele, ¿está usted diciendo incoherencias?

_ Hmm… Puedo sentir su sonrisa y su respuesta me hace reír con alegría. La abrazo fuertemente y beso la parte superior de su cabeza.

_ La Vegas mañana entonces, le digo.

Ella levanta la cabeza soñolienta.

_ No creo que mis padres estarían muy contentos con eso, responde ella.

Bueno, yo no quiero estar en el lado malo con mis suegros. ¿Qué es lo que ella quiere? Me lo imagino distraídamente, mientras mis dedos cabalgan gloriosamente sobre su espalda desnuda como los cuatro jinetes del Apocalipsis. Me detengo en el pensamiento y solo acaricio suavemente.

_ ¿Qué quieres, Anastasia? ¿Las Vegas? ¿Una gran boda con todos los detalles? cuéntame. Yo no voy a escatimar en nada, ni truncarle sus sueños solo por tenerla inmediatamente. Quiero que ella sea la que tome la decisión. Quiero que este día lo recuerde siempre. Mi hermana me ha dicho en repetidas ocasiones que todas las niñas se imaginan el día de su boda. No quiero que Anastasia se sienta privada de eso si yo puedo evitarlo.

_ Nada grande… solo amigos y familiares. Yo puedo hacer eso. Puedo hacer lo que quiera. En las Vegas, pequeña, grande, solo quiero que… nos casemos. Ella me mira tratando de medir mi reacción.

_ Está bien, le digo asintiendo. ¿Dónde te gustaría hacerlo? ¿Podemos hacerlo aquí? Le pregunto.

_ ¿En casa de tus padres? ¿Les importaría? Me pregunta. Ya me imagino a mi madre gritar de esa manera que ahora comparo con el éxtasis puro.

_ Mi madre estaría en el séptimo cielo, le digo resoplando.

_ Bueno, aquí. Estoy segura que mi mamá y mi papá prefieren eso, responde en voz baja. Le acaricio el pelo, empujo las hebras que se soltaron con nuestro amor detrás de su oreja. 

_ Bien, entonces ya determinamos donde. Ahora el cuando.

_ Seguramente debes preguntarle a tu madre, ella dice como si pudiera conceder a mi madre una interminable cantidad de tiempo. 

Todo lo que hago, lo hago por ti - Bryan Adams

_ Hmm… Ella seguro pedirá un largo tiempo para preparar todo como es la tradición de la alta sociedad, para que todo quede perfecto y agradable y digno de impresión en las páginas de los periódicos, pero me importa una mierda eso. Yo solo le concederé el tiempo máximo que puedo tolerar a Anastasia como mi novia.

_ Ella puede tener un mes, eso es todo. Te quiero demasiado como para esperar más.

_ Christian, me tienes, me regaña Anastasia. Me has tenido todo el tiempo. Pero está bien, será un mes, dice besando mi pecho y me encanta. Pensar que antes no podía tolerarlo y me gusta muchísimo está conexión. Ella levanta la mirada y nos quedamos mirándonos mutuamente. Se sonríe de esa manera que tira de las cuerdas de mi corazón.  Mis labios viajan hasta los de ella y hacemos el amor una vez más en la cama de flores.  


(Celine Dion - A New Day Has Come)

                        

El teléfono suena con insistencia. Sólo son las 08:01am.

_ ¡Olivia! Grita Andrea.

_ ¡Nunca se debe dejar que el teléfono suene más de tres veces!

_ ¡Oh, Dios! ¡Lo siento mucho! Dice hurgando en sus palabras, y su voz se quiebra cuando ella contesta.

_ Buenos días. Grey Enterprises Holdings. Habla Olivia. ¿En qué puedo ayudarle? Dice nerviosa y con la esperanza de que no sea el señor Grey. Cuando él habla ella comienza a saltar como frijoles saltarines.

_ ¡Olivia! Dice una voz masculina canturreando suave en el otro extremo del teléfono. Escucha cariño… habla con una voz dulce que hace que al instante el corazón de Olivia se calme. El señor Grey… perdón Christian, quiero decir, cumplió años el sábado, y la invitación para esa celebración me llegó tarde. Estoy seguro que fue un descuido de su personal, debido al accidente que había ocurrido el día anterior. Aunque no somos tan amigos como me gustaría que fuéramos, hemos cenado en varias oportunidades y me preguntaba ¿sabes por casualidad su nombre?

Olivia se aclara la garganta. Ella quiere ser útil. Este es su primer trabajo y Andrea está todo el tiempo encima de ella. Su mirada la escruta, le evalúa cada palabra, cada gesto. Lo primero que Andrea le dijo el primer día de su pasantía, es que debía tener un aspecto cordial cuando atienda el teléfono. Así es que ella toma una actitud profesional y sonríe. Ella realmente quiere quedarse en GEH de forma permanente una vez que la pasantía haya terminado. Es, después de todo, la mejor compañía en Seattle. Así que sonríe tanto como puede.

_ ¿El nombre de quien señor? Olivia pregunta con voz profesional.

_ De la prometida de Christian por supuesto cariño. Estoy seguro que él le dijo a su personal que deben ocuparse de todo. ¡Después de todo es Christian Grey!

Olivia rebusca en su cerebro. Sabe que todos ellos tenían orden de buscar al señor Grey cuando Anastasia Steele lo llamara porque ella es su novia. El señor Grey nunca fue el mismo desde que comenzó a verla. Incluso Ros estaba curiosa de saber quien era y eso que conoce al señor Grey por más tiempo. Todos estaban tratando de sacarle información a Taylor. Por lo tanto lo que el señor Grey tiene con ella debe ser serio. Tanto así, que si él tenía alguna reunión, había que interrumpirlo si la llamada era de la señorita Steele. No importaba lo que estuviera haciendo, había que conseguirlo a como diera lugar.

_ ¿Olivia? ¿Estás ahí cariño? Suena tan dulce. Ella no quiere decepcionarlo. Se aclara la garganta y Andrea frunce el ceño. Ella debió sonar poco profesional.

_ Sí, señor, estoy aquí, responde en su tono más profesional y encantador.

Él debe haber sonreído en el teléfono, porque su voz es aún más dulce ahora. 

_ Ya ves, estoy un poco decepcionado, pero quiero enviarles una cesta de flores a la feliz pareja y sería una vergüenza terrible y una falta de respeto no poner el nombre de la novia en la tarjeta.

_ Oh, por supuesto, señor. Pero, no estoy segura de si el Sr. Grey y la señorita Steele se han comprometido. No nos han dicho nada, todavía.

_ ¿Ha dicho señorita Steele? ¿Cuál es su nombre?

_ Anastasia... exclama Olivia.

Los ojos de Andrea de abren como platos y están a punto de saltar de sus órbitas. Su cara se pone roja al instante, parece que va a hacer erupción y eso que la llaman “Frosty” En estos momentos parece una diabla montada en sus tacones de cuatro pulgadas que avanza con bríos hacia Olivia.
El hombre en el teléfono sabe que su tiempo es corto cuando escucha a Olivia a través del teléfono.

_ ¿Están comprometidos? Le pregunta a toda prisa.

Olivia sabiendo que la ha cagado responde nerviosa.

_ Lo siento señor, no tengo manera de confirmar o negar si la señorita Steele y el Sr. Grey están comprometidos. Y Andrea le quita el teléfono de golpe y con frialdad pregunta.

_ ¿De qué tabloide estás llamando?

_ ¿Quién dijo que estoy llamando de un tabloide? Yo trabajo freelance. Ahora puedo vender la información al mejor postor. ¡Buenos días!  Dice y cuelga el teléfono.

Andrea gira sobre sus talones para mirar a Olivia que ahora está deseando que el suelo se abra en dos y que se la trague. Andrea parece el Mount Saint Helen arrojando fragmentos de hielo y Olivia se encuentra en el extremo receptor.

_ ¡Mierda! ¡Mierda! ¡Mierda!  Se lamenta Andrea con los ojos saltones, la calma ha desaparecido. Ella camina con sus altos tacones sobre el suelo de mármol con firmeza como si estuviera pisando a Olivia, que ahora se estremece con los ojos llenos de lágrimas.

_ ¡Lo siento mucho! Susurra con fervor. 

_ ¿Tienes alguna idea del tipo de problema en que nos has metido? Abre la boca para gritarle de nuevo, pero el teléfono vuelve a sonar. Olivia lloriquea y extiende su mano para atender de nuevo.  

_ ¡Un momento! Andrea le dice con severidad y ella corre hacia el teléfono tan rápido, como puede y responde con voz calmada y profesional.

_ Buenos días, GEH. Oficina de Christian Grey. Habla Andrea. ¿En qué puedo ayudarle?

_ Buenos días Andrea. Habla Anthony Décimus. Soy asistente de Alex Pella. El Sr. Pella ha volado desde el extranjero a petición del señor Grey. Sin embargo él tuvo que viajar y dejar un negocio sin finiquitar, por lo que debe regresar una vez que examine el helicóptero del señor Grey. El Sr. Pella ha visto el EC135 y le gustaría hablar con el señor Grey al respecto. ¿Puede ser hoy? Suena culto, de otro mundo, bien educado y completamente a cargo.

_ Señor Décimus... Andrea comienza.
_ Anthony, por favor, le corrige.  

_ No estoy segura de a qué hora el señor Grey estará llegando. Sé que el señor Grey está más que ansioso de hablar con el Sr. Pella, porque lo hemos estado localizando. ¿Cuál es el horario que el Sr. Pella tiene hoy?

_ El Sr. Pella dedicará todo el día de hoy al señor Grey. En estos momentos estamos de cabeza en el Boeing y él todavía está examinando el helicóptero, señora. ¿Qué le parece esta tarde en GEH?

_ Sí, creo que eso está bien, pero por si acaso tenemos que hacer algún cambio, ¿me puede dar un número de teléfono para contactarlo?

_ Por supuesto.

Justo en ese momento Andrea oyó los pasos seguros de Christian Grey, seguido de pasos sigilosos de Taylor. Andrea anota el número, y después de colgar el teléfono coge su tableta,  lista para recibir a su jefe.

_ ¡Olivia! ¿Hay café fresco?

_ Sí, Andrea,  responde Olivia frotándose los ojos violentamente ante el Sr. Grey que aparece a la vuelta de la esquina.

_ ¡El Sr. Grey está aquí!

Y Christian Grey con un rostro inusualmente alegre y Taylor con su rostro ilegible habitual llegan a la zona de la recepción.

_ ¡Buenos días Sr. Grey! Las chicas lo saludan al unísono y como de costumbre Olivia poniéndose de pie.

_ ¡Buenos días! Responde, y entra en su oficina mientras él contesta su teléfono celular en una voz muy suave.
  


_ ¡Hola bebé! Se oye, pero un grito procedente del teléfono detiene no sólo a Christian Grey de un golpe, sino a todos los presentes. Todo el cuerpo de Christian se tensa inmediatamente. El lenguaje corporal de Taylor refleja el de su jefe. Él está en sintonía con Christian Grey, cuando Christian comienza a caminar, Taylor se mueve. Él es como una extensión de su cuerpo, una extremidad distinta.

_ ¡¿Qué?! Grita.

Todo el mundo se congela en la oficina.

_ ¿Dónde está Sawyer? Pregunta.

_ ¡Bueno, quédate ahí! Vamos en camino. Cuelga su teléfono y mirando a Taylor sombríamente, le dice ¡Vamos!

Olivia y Andrea sólo se miran la una a la otra, asustadas y desconcertadas.

_ ¿Qué demonios ha pasado? Pregunta Andrea con cuidado en la espalda de su jefe.

Zona de Peligro - Kenny Loggins

                        

_ ¿Vamos a SIP señor Grey?

_ No. Para al sitio de comida que está en la esquina de su trabajo.

_ ¿Al sitio de comida señor? Taylor pregunta confundido.

_ ¡Sí, un puto paparazzi la acorraló en el baño!

Golpeo el botón de llamada del ascensor; no puedo llegar lo suficientemente rápido. Mi pie golpeando nerviosamente, tan pronto como el ascensor se abre, entro con Taylor. Él está en el teléfono con Sawyer.

_ ¡Mantén los malditos paparazzi fuera! Has que el personal la lleve a una habitación segura.

Él escucha, y yo extiendo mi mano hacia el teléfono.

_ Sawyer, ¿dónde está la señorita Steele?

_ Ella está en el baño señor, un poco agitada. Lo siento mucho señor Grey. Yo no podía entrar al baño con ella. Me pidió que le comprara un cupcake mientras entraba al baño. Llegué a la puerta del baño en cuanto compré lo que me pidió. Me quedé esperando hasta que de pronto oigo un grito. Por supuesto que entré y un paparazzi que estaba en otra cabina de baño trataba de tomar fotos de ella montado sobre el inodoro.

_ ¡¿Qué mierda?! Le grito.

_ Le rompí la cámara, umm creo que le rompí la nariz, dijo que iba a demandarlo…

_ ¿El hijo de puta trató de tomar una foto de mi novia en un baño de mujeres y quiere demandarme por tenerte para protegerla? ¡Sí será cabrón! ¡Al diablo con eso! ¿Dónde está Ana?

_ Ella no quiere  salir del cuarto de baño señor Grey. Está demasiado agitada.  Estoy en la puerta sin dejar que entre nadie al baño. El dueño puso un letrero de que el baño está dañado, así que nadie entrará.

Me paso la mano por la cabeza cuando el ascensor abre sus puertas al nivel del garaje y corremos hacia la camioneta.

_ Por cierto Sr. Grey hay un pequeño ejército de fotógrafos y paparazzi esperando que ella salga. Cuando Taylor llegue, dígale que se meta por la parte de atrás de la tienda, hay una entrada por allí para recibir las entregas. Disculpe señor, pero la señorita Steele está… no creo que podamos devolvernos a SIP, está demasiada molesta.

Taylor me abre la puerta de la camioneta, y me deslizo dentro sin dejar de hablar.

_ ¡No vas a caminar! Estamos en camino. Has que el propietario cierre el lugar ahora. Una hora solamente. Le voy a pagar el doble de lo que produce en su día. Vamos a entrar por el acceso de entrega.

_ ¡Sí, señor! Y le entrego el teléfono a Taylor.

_ Llegamos en ocho minutos, Sawyer, Taylor le dice en un tono uniforme, y escucha.

_ Se aplican las mismas reglas. ¡Es una puta emergencia! Y habrá más de lo mismo en el futuro. Asegura la escena… sí… bueno… ¡nos vemos en seis! Cuelga y acelera.

¡Estoy tan jodidamente enojado! Espero por Dios que el maldito fotógrafo no esté allí, ¡porque soy capaz de matarlo yo mismo! La tensión sale por todo mi cuerpo. Los neumáticos chirrean cuando llegamos a la parte trasera de la tienda. Hay un contenedor de basura gigante que Taylor evita golpear por lo estrecho de la calle, antes de detenernos por completo. Voy corriendo hacia la puerta y Taylor murmura una maldición en voz baja mientras va detrás de mí. La puerta está abierta y un adolescente con acné en su rostro está en la entrada trasera.

 _ ¿Quién eres tú? ¡Nadie puede entrar por aquí! Dice en una voz valiente pero torpe.

Sawyer aparece inmediatamente cuando oye al adolescente.

_ Gracias Jason. Él es el señor Grey.

Con la mención de mi nombre me da una gran sonrisa. 
_ Ella está bien ahí, dice señalando al baño. Un rápido vistazo al lugar me dice que sólo hay empleados aquí que están de brazos cruzados limpiando los alrededores y Taylor encuentra al dueño inmediatamente para ocuparse de la situación.

_ Sawyer, le digo asintiendo con la cabeza hacia él a un lado.

_ Sí, señor, responde en un tono uniforme que le agradezco porque estoy en un estado de ánimo homicida.  

_ ¿Dónde está el hijo de puta?

_ Está en custodia policial. Alguien de aquí llamó a la policía.  

_ ¿Hablaron con Anastasia?

_ No, señor. Ella está demasiado molesta y se negó a hablar con nadie hasta que usted llegara. Asiento con la cabeza. Entro en el cuarto de baño nervioso por no saber en qué estado me voy a encontrar con Anastasia. Empujo la puerta y al entrar miro al piso porque estuve a punto de pisar un poco de vidrios rotos. La cámara. Hay un pequeño rastro de sangre seca en el suelo.

_ ¡Fuera! Oigo el sonido de una de las cabinas de baño.  

_ ¿Es así como saludas a tu prometido? pregunto aliviado.

La puerta del baño se abre y golpea contra la pared con fuerza. De inmediato Ana se lanza sobre mí. Tiene los ojos rojos de tanto llorar, nerviosa y las lágrimas empiezan a salir de nuevo.

_ Shhh... Estoy aquí. ¿Qué pasó? Pregunto tratando de mantener la tensión lejos de mi voz.

_ No sé, Christian. Este tipo sólo se asomó desde el puesto de al lado y dijo: ¿Señorita Steele? ¿Señorita Anastasia Steele? Cuando subo la mirada, él comenzó a tomar fotos de mí desde arriba. ¡No me podía mover! Me sentí tan... tan... expuesta, dice temblando. Grité. Entonces Sawyer entró corriendo y le oí cuando sacaba al tipo de la cabina y luego hubo una pelea… dice entre sollozos.

_ ¡Mierda! ¿Te vio desnuda?

_ Yo estaba sentada en el inodoro con la falda levantada y las bragas abajo. No, yo no creo que haya echado un buen vistazo de mi culo, ¡pero me asusté tanto! Ella grita a mí.

_ ¡No es suficiente la seguridad! digo con rabia. 
Yo no quería que fuera a trabajar hoy, ¡diablos!  ¡Yo no quiero que vaya a trabajar nunca! Yo puedo mantenerla.

_ ¿Por qué has venido a comprar comida? ¿No tuviste suficiente con el desayuno? Trato de cambiar el tema para calmarnos.

_ Sí claro, pero quería un cupcake para comer con mi té. Sawyer fue a comprarlo mientras yo iba al baño, lo menos que me esperaba era que un hombre me iba a seguir y verme en esa posición, me dice y me abraza con fuerza.

_ ¿Quieres que te lleve a casa? Pregunto. Ella niega con la cabeza violentamente.

_ No… yo quiero ir a trabajar. Estoy furiosa, pero ya me puedo controlar.

_ Anastasia, fuiste casi atacada por un maldito paparazzi. Habrá más de esto en el futuro, ahora que les dieron el chisme de que me voy a casar. Te puedo proteger mejor si estás en casa, le digo con los dientes apretados.

_ Christian, no me puedes dejar en casa todo el tiempo. No quiero ser una decoración en tu brazo. Quiero trabajar. Solo estaba sorprendida por la emboscada. Si por lo menos me lo hubiese imaginado, sería más cautelosa. Es la forma como se me acercó, me asustó. ¡En el baño por Dios!

_ Ana, quiero que escuches esto y lo tengas muy en cuenta: yo soy un hombre de alto perfil. Hay, no sólo paparazzi, sino todo tipo de personas de las que me gustaría protegerte. Las personas con dinero, tienen un montón de enemigos y chacales oportunistas. Una vez que sepan que estás en mi vida, estás en peligro. Tengo que protegerte, pero tienes que dejarme entrar. ¡Tienes que escucharme y seguir las instrucciones!

_ Christian... ella comienza a protestar de una manera en que solo ella puede.

_ Anastasia, le digo con firmeza. Tu seguridad no es negociable. Si quieres trabajar, bien. Pero, tienes que seguir los protocolos de seguridad. Ya no estás en tu burbuja. Eres una persona visible para los demás. Me mataría si alguien intentara hacerte daño por mi culpa ¿Entiendes eso? Le digo fervientemente mientras sostengo su cabeza en mis manos. En asiente con la cabeza de mala gana.

Una vez que nos casemos, una vez que ella sea mía por completo, ella me va a prometer ante los ojos de Dios y de todos los demás que va a obedecerme. Por ahora, puedo permanecer en silencio por un tiempo más, o sacar la mierda fuera de ella. Pero claro la segunda opción esta fuera de alcance.  ¡Mierda!

_ Entonces, vamos al trabajo. Pero no salgas del edificio. Taylor y yo te recogeremos a la hora de salida ¿Entendido?

_ Sí, Christian, ella dice abrazándome más fuerte. Acabamos de anunciar nuestro compromiso la noche del sábado sólo a la familia y amigos. ¿Cómo lo supieron tan rápido?

_ La nariz de los Paparazzi huelen los compromisos, cumpleaños, matrimonios y escándalos de la gente de alta sociedad, como un tiburón la sangre en un radio de cien millas, le digo. Ahora que ya soltamos el chisme, lo mejor es hacer un anuncio formal. Voy a hablar con el departamento de Relaciones Públicas en cuanto vuelva a la oficina. Ella asiente. 

Every Breath You Take - Sting

*****

Nos dirigimos a SIP que está a corta distancia, y vamos por la entrada trasera de la editorial porque al frente del edificio hay un pequeño ejército de fotógrafos que esperan. Hago una nota mental para hablar con Welch y fortalecer la seguridad del edificio. Acompaño a Anastasia hacia su oficina y le pregunto de nuevo si realmente quiere quedarse en el trabajo, aunque sé cual será su respuesta.

_ Sí, Christian. Tengo que aprender a lidiar con esto. Si este es el paquete que viene contigo, lo acepto, dice suspirando. Ella me tranquiliza en mi peor momento, ¿cómo puedo no desear darle lo mejor de mí?

_ ¿Ana?

_ ¿Sí?

_ Estoy contento de que me hayas llamado. Quiero ser la persona que venga a satisfacer todas tus necesidades. Quiero ser el que te salve. Aunque todavía estoy jodidamente molesto por lo que le pasó. El que un hijo de puta haya violado su privacidad de esa manera tan cruda.

_ Así que, sin salir hasta que venga por ti ¿De acuerdo?

_ Sí, Christian, responde ella.

_ Buena chica. Tenemos que conseguirte un asistente, para que sea ella la que salga a comprar lo que necesites, le digo y la beso.

_ ¿Ella?

_ Sí, un ella. No puedo soportar que un hombre esté trabajando para ti y verte más tiempo de lo que yo te veo en un día cualquiera, le digo con firmeza.

_ Está bien, ella asiente.   Te amo Christian.

Mi mirada se suaviza.

_ Y yo a ti, Ana.

*****

Cuando Taylor y yo caminamos de regreso a mi oficina, tanto Andrea y Olivia se levantan inmediatamente.

_ ¡Andrea, trae tu tableta y ven de inmediato! Digo sin un preámbulo. 

_ ¿Está todo bien esta mañana, señor? Se las arregla para preguntar.

_ ¡No, maldita sea! Le han tendido una emboscada a mi novia en un baño público. ¿Suena como si todo está bien?

_ ¿Su novia señor?

_ La Señorita Anastasia Steele y yo estamos comprometidos. Para eso es que te necesito ahora mismo. Quiero que hables con Relaciones Públicas tenemos que anunciar formalmente nuestro compromiso y te voy a dar una foto, ¡a ver si ya no van a emboscar a Anastasia en los baños!

_ ¿Paparazzi, señor? Pregunta inquieta. 

_ Sí. ¿Alguna cosa que decirme?

Andrea se endereza y levanta la cabeza con nerviosismo llevándose un mechón de su pelo detrás de la oreja y un brazo a su tableta. Mi mirada la atraviesa y la mandíbula se le tensa.

_ Lo siento mucho señor Grey. Esta mañana, alguien llamó a GEH fingiendo ser su amigo, y dijo que iba a enviar una cesta de regalo y flores para felicitarlo por su compromiso, y preguntó por el nombre de su prometida. Lamento decir que no llegué a tiempo para atender el teléfono así que Olivia dijo que no sabía si usted y la señorita Steele estaban comprometidos.

_ ¿Qué? ¡Mierda! ¡Carajo! Le grito, y me levanto, camino hacia la puerta con pasos enérgicos, y abro la puerta de par en par.
_ ¡Olivia! ¡Ven aquí!

El rostro de Olivia se torna carmesí de inmediato, y entra en mi oficina con pasos vacilantes.

_ Sí señor Grey, dice tragando, con los ojos llenos de lágrimas.

_ ¿Qué fue exactamente lo que dijiste a los paparazzi?

_ No era un paparazzi señor Grey, él le dijo a Andrea que estaba trabajando freelance, dice con esa voz de estúpida que hasta Taylor voltea los ojos.

_ ¿Eres estúpida o qué? El no trabaja para un periódico sensacionalista. ¡Trabaja para todos! ¿Sabes en la situación que has puesto a la señorita Steele esta mañana? ¿Te hubiera gustado que una persona tomara fotos tuyas en situaciones indecorosas? ¿Cómo por ejemplo dentro de un baño?  

_ Lo siento mucho señor Grey. Yo solo le dije que no podía ni confirmar ni negar que usted y la señorita Steele estaban comprometidos, dice. Mi pecho se agita con furia y yo paso mis manos por mi cabeza exasperado.

_ ¿Estás completamente loca? Él estaba tratando de averiguar quién era Anastasia. Se lo dijiste libremente y le tendió una emboscada.  

Ella empieza a sollozar.

_ Para con la lloradera y sal de mi oficina. ¡No quiero verte por el resto del día!

_ ¿Estoy despedida señor?

_ ¡Si te quedas aquí dentro sí!  Yo no quiero ver incompetencia de nuevo a ese precio. Andrea, envíala de nuevo a entrenamiento para que aprenda lo que necesito de mi personal. Andrea me mira fijamente.

_ ¡Ahora! Le grito y Olivia salta.

Tengo que darle crédito a Andrea por ser una de las pocas personas que pueden mantenerme la mirada sin inmutarse.

_ Sí, señor. Voy a hacer eso de inmediato. Le informo que el Sr. Pella está en la ciudad, solo por el día de hoy. Su asistente llamó solicitando una reunión para esta tarde. Ha examinado el Charlie Tango y le gustaría compartir lo que encontró con usted, preferiblemente un almuerzo en GEH. Tengo que llamar y confirmar con él. Aunque ha dicho que el señor Pella está dedicando todo el día hoy para usted. Hoy mismo sale del país. ¿Le parece bien el almuerzo señor?  

Respiro hondo y exhalo.

_ Sí, limpia mi horario de la tarde. No sé cuánto tiempo tardaremos.

_ Sí, señor, responde ella.

_ Andrea. Aquí está la carta que quiero que envíes junto con el cheque para Len y Evelyn Mattson, y le extiendo el sobre.  ¿Ya tienes el cheque emitido a su nombre?

_ Sí, señor. Tengo los papeles aquí para que los firme, dice extendiendo el papeleo y rápidamente firmo.

_ Quiero que esto se envíe hoy, le digo mientras le devuelvo los documentos.

_ Señor Grey…

_ ¿Sí? Le contesto con severidad.

_ Su padre llamó y me preguntó si puede comer con él y el señor de Rover. Ya él hizo una reservación.  

_ ¿Tiene que ser hoy?

_ Fue un poco insistente señor.

_ Está bien. Vamos a salir de eso de una vez. ¿A qué hora?

_ Al mediodía señor.

_ Dile que estaré allí.

_ Voy a programar el Sr. Pella para las 2:00pm, para que tenga tiempo de volver señor.  

_ Bien, le digo con firmeza en mi voz, y Andrea toma su señal de abandonar mi oficina.

Voy a  mi ordenador y le escribo un mensaje a Ana.

__________________________________________________________________

De: Christian Grey

Asunto: Desearía habernos quedado en casa.

Fecha: 20 de junio 2011 11:04

Para: Anastasia Steele

Bebé, los dos nos debimos quedar en la casa hoy, perdidos el uno en el otro. ¿Te sientes mejor? Realmente deseo que no trabajes. Yo puedo cuidar de ti, ya lo sabes. Llámame si necesitas algo.

Christian Grey
Perdido por mi prometida CEO Grey Enterprises Inc.

PD: Te amo

PPS: Recordándote como una flor entre las flores la noche pasada.  
__________________________________________________________________

Su respuesta no tarda demasiado en llegar.
__________________________________________________________________

De: Anastasia Steele

Asunto: Re: Desearía habernos quedado en casa.

Fecha: 20 de junio 2011 11:07

Para: Christian Grey

Christian, tengo que trabajar. Quiero trabajar. No vamos a reconsiderar esto de nuevo por favor. Aunque yo también deseo habernos quedado en casa. Mejor aún en la casita del embarcadero entre las flores y hacer el amor. Mucho. ¡Fue la mejor noche que he vivido nunca!
A x
__________________________________________________________________

La mejor noche, ¿eh? Para mí también. La amo mucho. La idea de que alguien pudiera hacerle daño es como un cuchillo oxidado retorciéndose en mi corazón. Yo no puedo tenerla expuesta a amenazas y peligros a causa de lo que soy. Y sé que ella no me va a escuchar. Eso es refrescante y atroz. Veneno y antídoto. ¿Cómo podré hacer que me escuche? ¿Cómo puedo hacer que me obedezca para no exponerla al peligro? ¿Cómo?

Un mes más... Un mes más y ella no tendrá más remedio que obedecerme. Porque ella estará prometiendo obediencia ante Dios y delante de muchas personas que invitaremos a nuestra boda. El pensamiento me da serenidad en este día caótico de mierda.

Estos serán mis votos en nuestra boda:

“Yo, Christian Trevelyan Grey, te tomo a ti, Anastasia Rose Steele, para ser mi legítima esposa, para tenerte y mantenerte desde hoy en adelante, en los momentos malos y en los buenos, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, para amarte y cuidarte hasta que la muerte nos separe, de acuerdo con la santa ordenanza de Dios; comprometiendo mi palabra en matrimonio”

Y ella me dará su promesa.

“Yo, Anastasia Rose Steele, te tomo a ti, Christian Trevelyan Grey, para ser mi legítimo esposo, para tenerte y mantenerte desde hoy en adelante, en los momentos malos y en los buenos, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, amarte, apreciarte y obedecerte hasta que la muerte nos separe, de acuerdo con la santa orden de Dios, comprometiendo mi palabra en matrimonio”  

Sí, me voy a sentir inmensamente mejor cuando ella prometa obedecerme.

_ Sr. Grey, nos tenemos que ir para ver a su padre señor.

Me levanto para ir a ver a mi padre que le dio un ardiente deseo de comer conmigo a pesar de que nos hemos visto por bastante tiempo. Puedo pensar en una razón y la tengo que cortar de raíz.

_ Vamos, le digo más decidido que nunca.


*****


_ Sr. Grey, es un honor tenerlo aquí señor. Lo están esperando en el comedor privado. Si usted por favor me sigue por aquí, dice el Maître abriendo el camino a un salón privado, fuera de la miradas indiscretas del restauran.

Cuando entramos, mi padre se levanta saludándome, mientras otro hombre se pone de pie junto con él en su traje profesional de tres piezas, gritando "yo-soy-el-abogado-de-divorcio”

_ Papá, lo saludo con aprensión. La mirada de Taylor parece impasible, pero él también está disgustado. No le gustan las sorpresas, si él no está preparado para ellas.

Mi padre se da cuenta de mi entonación y convenientemente me ignora.

_ Christian, este es mi colega,  Andrew Whitaker.

_ ¿Cómo está usted señor Grey? Dice en un tono sonriente sin sentido.

_ Muy bien, gracias Sr. Whitaker. Aunque, me gustaría saber cuál es su negocio conmigo hoy, le digo para entrar de lleno en la conversación.

_ Tomemos asiento en primer lugar y ya que está aquí ¿podríamos pedir algo de comer? La comida es exquisita en este lugar y sería un sacrilegio no probarla, dice en un tono inusualmente paternal. La forma en que habla acerca de la comida y no desperdiciarla de alguna manera me hace sentarme.

_ Voy a escuchar lo que va a decir, pero mi respuesta seguirá siendo la misma, le advierto y él asiente con la cabeza.

_ Todo lo que pido es un poco de su tiempo Sr. Grey, durante lo que dure el almuerzo, como un favor a su padre, a quien le estaré pagando una deuda personal una vez finalicemos. No voy a darle ninguna exposición para venderle algo, no necesito de eso. Me jubilo el próximo mes y económicamente estoy bien gracias a ricos como usted. Como cualquier persona que está en la cima del éxito, comenten errores y los abogados no necesitamos dar ningún argumento de venta. Hay suficientes jóvenes, ricos y hormonales que toman decisiones imprudentes como postres al azar y luego caen en nuestro regazos pagando caro por su imprudencia.

El camarero viene con un menú.

_ ¿Qué puedo traerle de bebida señor? Me pregunta.

_ Sancerre. Y quiero el menú de degustación. Gracias y despido al camarero.

Miro a mi padre con intención.

_ Óyelo hijo. Esto no es en contra de Anastasia. Esto es para proteger tu futuro, para proteger lo que has trabajado tan duro y que te ha costado construir durante años. No permitas que un error te haga perder la mitad o más al final.


La ira se levanta en mí. Mi padre es una de las pocas personas que me deberían conocer un poco. Aunque nadie me conoce tan bien, excepto Anastasia. Lo que ninguno sabe es que Anastasia puede destruirme con solo dejarme. Ya sea que me quede con el dinero que he acumulado, porque simplemente estaría perdiendo la vida.

Yo le hecho un ojo a Taylor, que tiene la mirada fija, tensa e impasible. No me gusta la idea de de ser emboscado por un abogado, así que sabe que a mi señal, nos vamos. ¡O peor aun, me ha emboscado mi propio padre! ¡Qué día de mierda!

_ Diga lo que piensa Sr. Whitaker.

_ Sr. Grey, una pequeña investigación en Google indica que usted fácilmente vale alrededor de unos 12,5 mil millones de dólares más o menos. En su caso es un dinero sólido porque usted no tiene sus activos basados en acciones o participaciones de empresas. Es dueño de todo. Según las últimas estimaciones está en el puesto número 25 ª de ser la persona más rica de todo el planeta. 

Me está leyendo mi curriculum como si yo no me conociera.

_ Ahora que me ha descrito ¿qué más tiene que decir Whitaker? Pregunto irritado.

_ Christian, por favor, escúchalo, mi padre insiste.  

_ Sr. Grey, ¿tiene alguna idea, de cuántas personas podrían vender a su madre, padre, hermanos, hijos y su propia alma para obtener una fracción, una mínina fracción, de lo que usted tiene?

Mis ojos se tornan más oscuros, y la rabia acumulada apenas está apareciendo.

_ ¿Está insinuando que mi novia está conmigo por mi dinero? ¿Qué le hace pensar que yo no he hecho ninguna verificación de antecedentes de ella? ¿Cómo sabe que yo no soy el que la convenció?

_ Maravilloso. Entonces a ella no le importaría firmar un pedazo de papel que diga, lo que es mío es mío y lo que es tuyo es tuyo, dice en un tono uniforme para que coincida con el mío.

_ ¿Está tratando de burlarse de mí, insultando a mi prometida? ¿Lo que mi novia y yo compartimos, que por cierto es privado, es una broma para usted Sr. Whitaker?

_ Le aseguro señor Grey, que no tengo ninguna intención de burlarme de usted, ni por un momento se me ocurriría. Cada uno es capaz de hacer eso por sí mismo. Lo que estoy tratando de darle es una estadística. Usted es un juguete caro, por lo que muchos quieren ir tras de usted. Los números no mienten. Estoy tratando de decirle que he conocido personas que realmente se enamoran invirtiendo todas las emociones correctas en una relación.  Pero la gente cambia con el tiempo. La vida y las circunstancias cambian. Los deseos también cambian.  Las personas se van separando, del amor. ¿Cómo cree que he amasado una fortuna? Aunque no estoy en la fila suya, todavía soy un hombre rico en este país. ¿Y eso por qué? Porque he hecho mi fortuna con jóvenes que una vez estaban enamorados y se casaron sin acuerdo. Como dice el refrán: cásate demasiado pronto y te arrepentirás demasiado tarde.  Usted conoce a su prometida desde hace muy poco tiempo. Es imperativo que usted obtenga un acuerdo prenupcial. Los esposos pueden quedarse con la mitad de la fortuna, pero eso nos llevará a… entre un 35% y un 50% de nuestros honorarios. Usted debe saber lo caro que somos los abogados.

Cuando el camarero viene a servir la comida, todo el mundo en la mesa se queda en silencio, y él sirve la comida profesionalmente y se escabulle lejos.

_ Sr. Whitaker, gracias por su sincera opinión que sin embargo es cínica. Lo que ustedes no alcanzan a ver es que el dinero no significa nada para mí, si no tengo a Anastasia. Puede ser que ella se vaya con todo. Yo la quiero en mi vida así de simple. La separación no es una opción. Vamos a casarnos para toda la vida.

Mi padre niega con la cabeza.

_ Hijo, nada más quiero que puedas estar casado para toda la vida. No quiero menos para ti que lo que yo tengo con tu madre. Te deseo toda la felicidad del mundo. Pero hay que entender que cualquier cosa puede ir mal, porque tú y Ana se conocen hace muy poco. Esto puede ser un capricho. Ella es una chica maravillosa, y la aprecio mucho. Tu madre y yo estamos inmensamente felices de que ella te haga feliz. Pero, algo puede salir mal. ¿Qué tan bien la conoces a ella? Ella es, después de todo tu primera novia. No has tenido a nadie antes. Es fácil...

Finalmente ya tengo todo lo que quería escuchar de este par de abogados, siendo uno de ellos mi padre. Me pongo de pie y cierro de golpe mis puños en la mesa. ¡Mi propio padre hace suposiciones sobre mí, sobre lo que es mi vida!

_ ¿Qué tan bien me conoces padre? ¿Piensas que no he jodido con nadie solo porque no te la he presentado?

_ Bueno, no. Porque ella es la primera...

_ ¡Papá! Estás completamente equivocado en todas tus suposiciones. Pero para decirlo en pocas palabras para ti, voy a resumir. Estoy decepcionado de que hayas decidido hablar de mi vida personal y de mi prometida, que según tú aprecias, con un abogado que apenas conozco hace diez minutos, sabiendo lo privado que soy. Estás hablando de la persona más importante que he tenido en mi vida y que no tendré jamás. Sí, Anastasia es mi primera novia, pero ella es más que eso. Ella es la primera mujer de la que me he enamorado. Ella me ama. Es la única que me pareció digna de presentarla a la familia, más allá de todo eso, será la última. No habrán otras. El tema está cerrado. No haré que firme ningún prenupcial ¡nada! Le digo con los dientes apretados. 

Mi padre suspira.

Whitaker se vuelve hacia mí y dice:

_ En ese caso Sr. Grey, felicitaciones. Les deseo toda la felicidad del mundo. Joven, usted puede sentarse y terminar su maravillosa comida. Luego se vuelve a mi padre y le dice: Carrick mi amigo, mi deuda con usted ha sido cancelada. Almorcemos.


*****

_ Sr. Grey, el Sr. Pella está aquí señor, Andrea me anuncia a través del intercomunicador.

_ Hazlo pasar Andrea por favor.

Alex Pella entra a mi oficina con un aire de confianza que siempre  ha exudado. Con una estatura de 6´2 pies, su habitual traje de tres piezas y sus zapatos italianos. El camina con pasos decididos completamente en control con su entorno. Casi tiene una oleada de poder que le rodea y lo envuelve. Él es un alfa entre los machos alfa, por eso es que casi nunca nos juntamos. A los dos nos gusta estar en control. Ninguno de los dos está dispuesto a renunciar a él, incluso en caso hipotético.

Él extiende su mano con sinceridad, con una amplia sonrisa en su rostro, y en vez de agarrarme la mano, agarra mi muñeca como siempre lo han hecho y con la otra mano golpea firmemente al lado de mi  brazo.

_ ¡Grey! ¡Me alegro de verte en una pieza de mi amigo! Dice con una voz segura de sí mismo.

_ Alex, le doy una solemne inclinación de cabeza y una sonrisa.  

Señalo a la silla delante de mi escritorio y se hunde en ella con un movimiento elegante. Cruza la pierna por encima de la rodilla y saluda a Taylor en la  esquina de la habitación.

_ Hola Taylor, dice asintiendo con la cabeza.

_ Sr. Pella, responde  Taylor de forma militar tal cual hace un oficial de rango superior.

_ ¿Hasta cuándo vas a estar en la ciudad? Pregunto a pesar de que los dos sabemos que yo sé la respuesta.

_ Sólo estoy aquí por hoy. Vine a ayudar con la investigación de tu EC135. Y he recopilado todo lo que los expertos hallaron y todo lo referente al personal de seguridad… dice haciendo una pausa.

_ Me parece que hay un “pero” por venir.

_ Sí, hay un “pero” No tengo que decirte los tipos de aeronaves que conozco. Sabes que compro y vendo. Las conozco desde adentro hacia afuera. Estoy seguro que has sospechado que fue un atentado que ambos motores fallaran. Asiento con la cabeza.

_ He confirmado de manera concluyente que fue un atentado después de revisar todas las pruebas. La evidencia esta ahí, así como una lengua antigua. Hay que hablarla y leerla para comprenderla. De lo contrario, son como jeroglíficos para otros. Así que muy pocos pueden leerlo, aunque sepan hablarlo.

_ Ahí es donde entras tú, digo con una sonrisa.

_ Sí. Tengo los informes técnicos a tu disposición. Pero, también me las arreglé para extraer una huella parcial que no es tuya ni de tu acompañante.

Me enderezo en mi asiento.

_ ¿Una huella parcial?

_ Sí. Comprobamos en algunas bases de datos conocidas. No apareció nada… aun. Sin embargo de acuerdo con tu propio jefe de seguridad, eso no quiere decir que la impresión no exista en otra base de datos. Si está en tu helicóptero, es porque esa persona existe. Se debería comprobar en la base de datos de antecedentes penales, y revisar documentos sellados también, seguro algo aparece.

_ ¿Por qué dices eso?

Alex se inclina y sus rizos rubios oscuros se mueven con él.  Sus ojos se desplazan un poco hacia Taylor, y luego me ven a mí. Asiento con la cabeza hacia él para que continúe,  Taylor necesita oírlo.

_ Como he dicho, la lectura de los signos es como leer una lengua antigua. La evidencia de lo que está presente, así como las que no se ven son importantes.  Una huella parcial dejada por una persona que te odia, puede ser él o ella, que se tomó el riesgo de ser atrapado. Dañó tu helicóptero de manera que pudieras elevarte y luego fallar durante el trayecto. El quería asegurarse de que murieras. De que no salieras vivo.  Lo que es peor, él quería asegurarse de que  pareciera un accidente.

Hace una pausa, se retuerce en su asiento de cuero para dejarme absorber el impacto de la información que me ha dado.   

_ Hablas de él ¿Cómo puedes estar tan seguro?

_ Ya voy a llegar a eso. Ahora, este es un hombre calculador. Enojado y demasiado ansioso. Un hombre que posiblemente haya perdido todo para arriesgar tanto, o increíblemente estúpido… pero entonces el nivel de detalle que puso y la atención que le prestó al trabajo, me hace pensar de hecho que es muy inteligente, dice frunciendo el ceño. Usted amigo mío tiene un enemigo que hará todo lo que esté a su alcance para eliminarte y tomar riesgo que una persona común y corriente no lo haría. Solo un hombre que no tiene nada que perder haría eso.

_ ¿Por qué no una mujer? ¿No dicen que el infierno es como la furia de una mujer despreciada?  Pregunto.

_ ¡No! Dice con firmeza. Las mujeres funcionan de manera diferente. Pueden ser más complicadas que un hombre, pero, a las mujeres les gusta dejar saber cómo las han despreciado para luego incluso despreciarnos. Los hombres en cambio primero te matan para luego medir el tamaño de su pene y luego te dicen que no vas a follar de nuevo con él.

_ ¿Es sólo una corazonada?

_ Las predicciones son como el sexto sentido, Grey. Siendo un hombre que calculo mis pasos con seis meses de antelación, nunca baso una conclusión en una corazonada. Puede que sólo sea un punto de partida, pero es una conclusión. Tienes suficiente evidencia para apoyarte. Sólo tienes que buscar en los lugares correctos. Las respuestas están disponibles para las preguntas correctas.

Me siento frustrado. ¿Qué diablos significa eso? ¿Dónde puedo mirar? Me paso la mano por el pelo. ¡Mierda! Siento que estoy jugando Jeopardy en la categoría de “Todo lo que usted nunca aprendió”

Él me da un CD que contiene un archivo.

_ Welch tiene una copia de estos resultados, dice. Asiento con la cabeza con el ceño fruncido.

_ Mi punto de partida es que tengo un enemigo que es un hombre. ¿Eso es todo?

_ No está escrito en piedra, pero estoy seguro de que es un hombre. Tu ciencia moderna llama a eso «perfiles», ¿no es así? Puedo asumir que tengo el perfil psicológico de tu asesino. Alguien que es extremadamente inteligente, que está muy enojado, y que se inclinó a una especie de venganza hasta el punto de asegurarse de que murieras. Lo que es peor, que no le importa quien moría junto a ti. Es por eso que no le importó si tendrías un pasajero en tu helicóptero. Eso simplemente se convierte en daños colaterales. Este es un infierno de enemigo. Si eres como yo... dice y sonríe con una sonrisa que no llega a sus ojos, por supuesto, eres  algo así como yo, me pregunto a cuantas personas has aplastado, que en mi caso son muchos. Sin embargo, quiero suponer que usted tiene un ojo permanente sobre ellos. Nosotros no llegamos a ser la clase de hombres que somos;  controlados y ambiciosos, hasta el punto de la obsesión, sin hacer una lista de enemigos en el camino.  

_ ¿Cómo puedo saber si es un enemigo reciente o alguien del pasado que estuvo esperando la oportunidad adecuada? Pregunto con un rostro impasible, mi rabia cuidadosamente escondida bajo la superficie.

_ Eso lo vas a saber en corto tiempo. Porque él ha hecho este intento que casi logró. Ahora será más atrevido, pero también estará más enojado por haber fallado. Él tratará de nuevo, de eso estoy seguro, irá en contra tuya y de los tuyos. Tratará de ejercer el dolor más grande. Puede llegar hasta ti a través de lo que más valoras, probablemente antes de intentar matarte de nuevo. Tratará de encontrarte con la guardia baja.

_ ¿Cómo puedes estar seguro?

Los ojos de Alex Pella se oscurecen como si se transformara.

_ No sería lo que yo haría, porque estoy por encima de eso. Pero eso es lo segundo que una persona furiosa hace. Alguien que perdió una pelea alfa. Lo primero que debes hacer es asegurar a cada persona que valoras. Para todo el mundo perder a alguien es una experiencia demasiado dolorosa, incluso hablarlo cuando le sucede a otra persona es insoportable.

Su máscara de confianza se cae por unos segundos.  

_ La protección es el primer orden de las cosas. Cubre tu culo, y los de las personas que quieres mientras estés investigando. Tienes un punto de partida y Welch es un hombre sagaz. Tienes a una persona de confianza que te protege, que es Taylor. Ellos saben qué hacer. Aprieta la seguridad de tus propiedades, los lugares de negocios que frecuentas, y, obviamente, tus medios de transporte, dice poniéndose de pie.

_ Estoy aquí por el resto del día, pero tengo que salir mañana por la mañana. Tengo algo pendiente que terminar.

_ ¡Gracias Alex! Y me levanto de mi asiento. A medida que extiende su mano, su chaqueta se abre, y noto un arma escondida en su cintura.

_ ¿Estas armado?

_ Por supuesto, me sentiría desnudo sin ella.

_ ¿Cómo pasaste mi seguridad con un arma oculta?

_ No quieres que te dé los trucos del oficio, ¿verdad Grey? Dice con una sonrisa de niño. Sonrío a él.

_ ¿Por qué tienes que tener un arma? No puedo dejar de preguntarle por mi aversión a las armas.

_ Bueno Grey, pensé que tomaría demasiado tiempo meter manualmente las balas a los hombres que deseaban verme muerto, dice con una sonrisa sincera.

_ ¿No es para eso que tienes seguridad?  Pregunto con sarcasmo.

_ No sería prudente para los hombres como nosotros, dice encogiéndose de hombros.

_ No sé cómo una pistola me habría ayudado cuando mi helicóptero descendía, digo con acritud.

_ Es porque las armas son herramientas. Su mejor arma es tu cabeza que parece que la utilizaste muy bien. Pero no está de más estar al tanto de las herramientas que tus enemigos utilizan, para ser más competentes que ellos.

_ Tú y yo tendremos que estar de acuerdo, en no estar de acuerdo de usar las armas como herramientas, le digo, y acompaño a Alex.

Mi Blackberry suena.

Abro el mensaje cuando estoy con Alex Pella cerca de los ascensores. Una sonrisa idiota viene hasta mi cara tan pronto como veo su nombre en la pantalla de mi teléfono.

_ Por cierto… Alex dice después de ver mi sonrisa. He oído que hay felicidad en el ambiente, añade cuando su seguridad se une a él en la cabina del ascensor. Antes de que la puerta se cierre dice: por lo que veo en tu sonrisa, es correcto. Así que tu activo número debe ser digno de una protección de primera. Cura ut Valeas* mi amigo...  dice, y la puerta se cierra a medida que me quedo de pie pensando que alguien pudiera quitarme a Anastasia de mi vida. Es un terror abrumador. Sería peor que morir. Sacudo la cabeza para despejar mis pensamientos. Tengo que escucharla. Tengo que sentir su presencia.

_ ¡Taylor nos vamos!


* ¡Te veo luego! 

 When You're Gone - The Cranberries



5 comments:

Anonymous said...

Hermoso por lo dulce, lo romántico,escalofriante por lo peligroso que es ser él y tan sobre protector y atento que uno no puede creer, enamorada es poco decir esta historia es maravillosa, gracias Emine mis saludos y agradecimientos hacia ti y Patricia gracias por seguir traduciendo, espero que mi comentario te sirva de entusiasmo para que continúes con la traducción. Andrea desde Arg.

Patricia Pinto said...

Gracias Andrea por tu comentario, los blog se alimentan de ellos y es mucho el esfuerzo que Eminé hace para crear esta gran historia que nos ha cautivado desde el principio. Yo seguiré con mucho cariño haciendo la tradución e instando a las chicas que la leen que dejen su comentario también para animar a Eminé a continuar.

fanny rebellon said...

Este capitulo es demasiado bueno, y algo espeluznante ame el encuentro de Ana y Cristian en el embarcadero, definitivamente grey es el rey de todas estas novela que vemos, me encanta todo lo que inventa, el hace que pensar en hacer el amor con el, sea lo mas deseado del mundo con alguien así una mujer no perdería nunca el amor e interés por el eso es seguro, ahora lo del paparazzi es terrible, esta gente pasa a ser indeseable, y pensar que eso sucede en vida real, ellos pueden lograr desesperar a alguien al punto del suicidio, son unos parásitos, y me encanta Alex Pella es un Cristian Grey 2, una novela de el seria fantástica, en definitiva amo , este fic amo a grey gracias Emine, eres una escritora increíble, y Tu mi amiguis Patricia que te puedo decir,? que eres la mejor madre, gracias por tomarte este trabajo, que se que es fuerte gracias por siempre amiga, te quiero mucho un besote.

Yulia Caballero said...

Demaciado hermoso, me encanto, que talento tienen, es bellisimo.... Continuen con este trabajo pliss....

fanny rebellon said...



Nancy Fica Soto a por dios que hermoso capitulo cristian es un heroe para ana comonla protegue y la ama
2 de enero a la(s) 20:40 · Me gusta

Trina Cecilia Hernandez como siempreeeeeeeeeeeee FABULOSOOOO quedando un con ganas de seguir leyendooo GRACIASSSSSSSSSSSSSSS Y FELIZZ NOCHEEEEEEEEEE
2 de enero a la(s) 20:41 · Me gusta

Tai Tafur Quiero llorar aun no leo el primer capitulo del libro 1 yo solo tengo cel y es un gran problema buscar e ir leyendo.
muerooo
2 de enero a la(s) 20:49 · Me gusta

Leidy Diana Bedoya Mmm Fanny disculpame talvez estoy ciega pero no veo ka parte q dice mas comentarios....
2 de enero a la(s) 20:50 · Me gusta

MarjoreAle MendOri ooooh por Dios Fanny!!! gracias gracias, sigo enamorandome de este hombre perfecto, gracias por ser tan complaciente, excelente comienzo del 2015 con mas de nuestro Grey
2 de enero a la(s) 20:52 · Me gusta

Leidy Diana Bedoya Gracias Fanny por complacernos... q manera de celebrar el ompromiso de este par... hermoso ahh y me dio fue pesar de la pobre de Olivia yo crei q el q llamaba era alguien de parte de la bruja de elena pero no... como va esta chica y suelta todo?? De razon Christian se enojo de tal manera... Gracias Emine y gracias Patricia..
2 de enero a la(s) 20:57 · Me gusta

Solis Danya
2 de enero a la(s) 21:33 · Me gusta · 1

Andrea Valenzuela Ulloa hay dios mio como puedo criticiar eso...nunca si quedo hermosooooooo me lo suspire de principio a fin uno lo ama cada vez que lee un capitulo gracias emine y patricia.....y a ti fanny por subirlos
2 de enero a la(s) 21:59 · Me gusta

Yudii Moràn Como siempre muy bueno, que va, mejor que bueno. Ni la misma Erika puso tanto empeño y pasión para describir todo esto antes de la boda. Y que iluso Christian pensando que después del matrimonio Ana lo obedecerá sin chistar jaja.. Pobre hombre.
2 de enero a la(s) 22:22 · Me gusta

Anna Wann Gracias me encanto!
2 de enero a la(s) 23:18 · Me gusta

Naty Leyva Fabuloso Fanny Rebellon me encanta como protege a ana
2 de enero a la(s) 23:40 · Me gusta

Liliana Rodriguez Fanny gracias por otro capitulo maravilloso....
2 de enero a la(s) 23:45 · Me gusta

Pamela Nicosia Fannyyyyyyy !!!!! Me alegraste mi comienzo de fin de semana, gracias!!!!!!
3 de enero a la(s) 0:30 · Me gusta

Reficul Amr
3 de enero a la(s) 1:59 · Me gusta

Wendy Blandon Super capítulo el que nos dieron hoy , siempre quise saber lo que paso cundo Christian le pidió matrimonio a Ana.
Me super encanto!! Gracias Emine y Patricia
3 de enero a la(s) 2:47 · Me gusta

Teresa Dahlin Gracias por este capitulo maravilloso.me encanta
3 de enero a la(s) 5:33 · Me gusta

Jennifer Denisse Pino Arce Emine que capítulo !! Me encanta como describes cada cosa, me encanta leer como es Cristián lejos de los ojos de Ana. Lo describes tan bien.
Muchas gracias a ti emine, ha patty y por supuesto a nuestra querida fanny