StatCtr

Saturday, November 16, 2013

Libro I - Capítulo XIII: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY - CHRISTIAN Y ANASTASIA

CAPITULO XIII

LA GRADUACION

Traducido y editado por: Patricia Pinto


Mañana seré más firme. Anastasia Steele, te voy a conseguir y verás mi mejor lucha nena. Si quiero algo, lo tengo, yo nunca pierdo. Y en este momento, no hay nada que desee más, ni adquisición más grande que quiera, nada es más valioso. 

For Your Eyes Only by Sheena Easton

Solo te quiero a ti y no voy a renunciar, serás mía y sobre todo ahora que sé que también me deseas. No puedo permitir que simples detalles terminen la relación que podemos tener. Voy a sacar todas mis cartas y tengo un par de trucos bajo la manga.  

Yo realmente no quiero perderla, la idea que pudiera deslizarse a través de mis dedos siquiera por un minuto, me  asusta. ¿Acaso no había correspondido a mis sentimientos, no  me había deseado con tanta fuerza como yo a ella? Nos besamos con pasión, hicimos el amor con pasión, yo vi la mirada de tristeza en sus ojos cuando se estaba yendo, yo sé que a causa de sus principios ella no se ha decidido, pero la perseguiré si es necesario para demostrarle lo mucho que la deseo. No puedo escapar de su tirón.  Ella no sólo es bella, es inteligente, pero también se basa en sus principios. Ella sabe lo que quiere, lo que desea. Ella puede ser inexperta, pero cuando ella cree en algo firmemente, actúa con fuerza a pesar de que puede ser miedo a lo desconocido, y ella va a ir por sus principios, incluso si rompe su corazón y el mío en un millón de piezas. !Es la cosa más sexy que he visto! Ese es mi dolor y  placer...

Me gusta, la quiero, siento emociones muy fuertes con la que no estoy familiarizado y ni sé como actuar. Puede que no sea un caballero, pude haber nacido de una puta morena, puedo ser un fanático del control, un dominante de sumisas, un megalómano, pero yo sé reconocer el honor. Eso es algo que en lo que trabajo y lo reconozco en ella. Estoy absolutamente cautivado, porque es una rara mujer y tengo que reconocer eso, su honor es su principio.  Sólo alguien digno de ella puede reclamarla y qué suerte que fui yo quien la poseyó, aunque no había entendido su valor, pero quiero ser digno de ella también. Ella me hace querer ser un hombre mejor. Ella puede ser un tornado en mi alma, pero me encanta lo que suscita en mí, me mantiene inquieto porque no sé lo que va a decir. Aunque una parte de mí le encantaría domarla dentro de ciertos límites, diablos, ¿Estoy bromeando? ¿Qué pensadera es esta? !Yo quiero domarla y punto, cero compromiso! voy a utilizar todas mis habilidades de negociación para lograr ese fin hoy.  Que comience el juego señorita Steele, porque nena yo soy el hombre para ti.


I’m Your Man by Michael Buble

Me entreno con Taylor temprano en la mañana. Taylor sostiene el saco de boxeo y golpeo y pateo hasta sacar toda la mierda. Sus ojos se abren en mi afán de golpear, soltando la ira y el deseo reprimido y él sabe por qué.

_ ¿Va a ver a la señorita Steele hoy señor?  Me pregunta tentativamente.

_ Sí, le digo rotundamente, a continuación cambio, no es definitivo, pero lo intentaré, le digo.

_ Bueno, suerte señor, dice como si yo voy a una misión de rescate en algún territorio enemigo. Hago una pausa por un segundo y trato de no sonreír. Golpeo la bolsa por última vez. 

Treinta minutos más tarde, me voy a mi habitación, ordeno el desayuno y tomo una ducha. Me puse el traje plata con mi corbata gris, que se convirtió en mi favorita en las últimas semanas. ¿dije que iba a jugar todas mis cartas no?  Taylor me lleva a la universidad y me dirijo directamente hacia el Decano, Taylor me susurra en voz baja: ahí está señor. Asiento con la cabeza, esta espera me está poniendo más nervioso.

El Decano me saluda y me presenta al resto del personal y hacemos nuestro camino hacia el escenario. Quiero pensar en mi discurso de nuevo y buscarla. Tengo muy buena memoria y puedo decirlo a la primera palabra, yo solo quiero verla. Sin darme cuenta estoy pensando en voz alta: Katherine Kavanagh dará el discurso de despedida, ella me llevará a donde yo necesito estar. Eso sorprende al Decano, y le digo bueno, la srta. Kavanagh es amiga de la familia. Por la manera como le respondo debe saber que nuestras familias se conocen por frecuentar el mismo círculo social. El envía a su asistente a localizar a Kate.

El asistente vuelve con ella.
_ Hola Christian, ella dice educadamente, no se intimida, es educada y profesional sin importarle la presencia del Decano que hace una muesca con sus ojos.

_ Hola Kate, le digo y ella se acerca hacia mi mejilla derecha con un gesto amable y me planta un beso amistoso y social. El Decano y los Vicerrectores, así como el asistente dan muy buena acogida a este intercambio e inmediatamente la invitan a sentarse a mi lado.

_ Seguro señor, responde educadamente y se sienta conmigo.  

Una vez que están fuera de nuestro alcance para escucharnos, me vuelvo y le pregunto, ¿Anastasia llegó bien anoche? Fervientemente  preocupado.

_ Sí llegó bien, dice con firmeza.

_ ¿Estás segura? Le pregunto frunciendo el ceño.

_ Por supuesto, la vi esta mañana. Escuchó mi discurso. ¿Por qué lo preguntas?

_ No, por nada, solo quería asegurarme de que llegó bien a casa, porque ella no me llamó.  

Ella entrecierra los ojos con su mirada de tiburón reportero y mirándome directamente a los ojos ¿Estás saliendo con mi mejor amiga verdad? Ella pregunta con un trasfondo de amenaza.

_ Sí, le dije con firmeza.

_ ¿Y por qué me pareció que estaba molesta esta mañana?

_ ¿Estaba molesta? Le pregunto haciendo una muesca.

_ Sí que lo estaba. A pesar de que utilizó su técnica de distracción patentada, pero cuando uno vive durante cuatro años con una persona, aprendes a conocerla lo suficiente. ¿Qué le hiciste para que esté tan molesta? se acerca con la mirada amenazante.

La miro directo también.

_ ¿Qué dijo? Pido con fuerza.

_ ¿Por qué te lo tengo que decir? Estrecho mis ojos hacia ella.

_ Porque yo estaba preocupado por ella, porque se fue en esa trampa mortal que ella llama coche, y quería asegurarme de que llegó a su casa en una sola pieza. Si fueras su mejor amiga, también deberías preocuparte por su bienestar como yo.

_ ¡Oh Christian lo siento! Por supuesto que estoy preocupada por ella conduciendo ese coche, pero tienes que entender. Ella no tiene cantidades ilimitadas de dinero, como otras personas, dice dándome una mirada mordaz. No puedes criticarla y hacer que se sienta mal. Pero eso no me da la respuesta que quiero, así que Kate continúa. Debe haber estado preocupada por algo, me imagino que será el nerviosismo de la graduación. Ella es muy cerrada cuando se trata de sus sentimientos. Ahora que lo pienso, ella estaba desviando mi atención y yo que estaba preocupada con mi discurso, no le presté tanta atención como debería haberlo hecho. Asiento con la cabeza. Estamos en el podio ya. El auditorio está lleno de gente y tenemos que elevar la voz para oírnos mejor. Los estudiantes y sus padres están tratando de localizar  sus escaños.

_ Hazme un favor después de que terminemos con esto… le digo con firmeza.

_ Depende de lo que me pidas, dice ella sin pestañear.

_ Bien, déjame decírtelo de la siguiente manera entonces: quiero que busques a Anastasia después del acto y le digas que necesito hablar con ella. Le digo afincándome en cada palabra.  

_ ¿Por qué debería hacer eso por ti? Pregunta.
_ No estás haciendo esto por mí. Lo vas a hacer por tu mejor amiga, que si no conversamos, vas a hacer que se sienta peor, le recalcó con fuerza.

_ ¿Por qué se va a sentir peor? ¿Vas a regañarla? Ella pregunta amenazante.

Estoy desconcertado. ¡Por supuesto que no!, Le digo. Ella está en su modo de madre gallina otra vez como lo he presenciado antes.

_ Mira Grey si le haces daño de alguna manera, voy a tener tus bolas en un plato, me dice con una mirada amenazadora.  

_ Entendido, le digo y si no consigues que hable con ella, será peor, no quiero que se sienta incómoda o amenazada por mí. Tengo que volver a Seattle y no tengo tiempo para perder. Ella mide lo que le estoy diciendo y puedo ver que lo está pensando.

_ ¿Le vas a avisar o no? Le pregunto fuerte.

_ Está bien, le diré que quieres hablarle, pero mi amenaza sigue en pie, si le haces daño… tus pelotas… le volteo los ojos y cierro el tema.  

_ Tenemos que esperar a que todo el mundo tome sus asientos, dice cambiando de tema. A las once en punto el Decano y los Vicerrectores toman sus asientos. Los profesores y alumnos se acomodan y Katherine y yo terminamos la conversación.

Los estudiantes han tomado sus asientos ante nosotros en el salón de actos y los padres y amigos se sientan en las gradas. Las voces son más fuertes y después de que todos han tomado sus asientos, los estudiantes se levantan y aplauden a la fila protocolar delante de ellos. Una vez que terminan los aplausos, todos nos sentamos de nuevo.

Cuando me siento, deshago  el botón de la chaqueta revelando mi corbata gris. En caso de que los ojos de la señorita Steele me encuentren ella entenderá lo que quiero decir.  

El Decano se levanta, se acerca al podio, y comienza su discurso. Muevo los ojos lentamente y discretamente comienzo a buscarla en el mar de estudiantes que están usando la misma toga y birrete. La busco como un planeta perdido busca al sol.

Esta no… esta no es morena… esta menos… exploro las caras una a una, mirando desinteresado y casual.

Ahí está, nuestras mirandas se encuentran

Send Me on My Way by Rusted Root

Ella está tratando de esconderse en su asiento ¿Por qué? Me quedo mirándola manteniendo el anhelo de mi mirada. Impasible, en blanco. Incluso desde esta distancia, sé que me encontré a mi sol. Encontré mi lugar. Localicé mi alma. Ella está aquí. Es a la vez un alivio y una exasperación. Ella está bien, pero ella no respondió  mis e-mails, ni mis llamadas ¿Por qué haría eso? ¿Por qué está tratando de huir de mí cuando puedo verla retorcerse en su asiento incluso cuando estoy tan lejos? Yo sé que ella me quiere a mí. ¡Tengo el mismo efecto sobre ella igual que ella lo tiene en mí! ¡Los dos estamos perdidos sin nosotros! Tenemos que encontramos.

Su mirada baja a la corbata y tiene el efecto que yo esperaba. Esto es sólo el comienzo nena. ¡Todavía tengo mis cartas, Full House para ser exactos, cuatro de una pinta y escalera de color y tengo la intención de ganar hoy! Una pequeña sonrisa aparece en mis labios mientras ella se retuerce en su asiento y se ve evidente a pesar de que ella está tratando duramente de ocultarlo. Ella está recordando exactamente lo que hicimos con la ayuda de este pequeño lazo que ahora es mi arsenal improvisado favorito. Pero me pongo a pensar en ese momento y justo mi polla que tiene vida propia comienza a levantarse. ¡Mierda! Mejor miro a otro lado, porque no puedo dar mi discurso con una tienda de campaña levantándose. Cierro los ojos brevemente para escapar de su encanto. Cuando abro los ojos, mi mirada indiferente está de vuelta con firmeza, y miro fijamente al Decano cuya visión es segura para apagar el fuego. Cambio mi mirada a las cosas ordinarias y finalmente encontré un objeto inanimado no peligroso en el logo de la universidad colgando justo encima de la entrada.  Sería imposible para mí mirarla de nuevo sin los efectos evidentes desde que he tenido esta energía sexual acumulada por tantos días, mi deseo es desbordante y encima me dejó anoche con la madre de las erecciones. Necesito estar con ella. Lo que siento ahora es unas ganas de follar en todas las direcciones posibles, durante todo el día y la noche, solo para atenuar este fuego que me consume. Así que mantengo mi mirada fuera de ella.

Me aparto de mis ensueños después de oír el nombre de Katherine Kavanagh para su discurso de cierre. Ella cautiva a la audiencia, lo que no me sorprende, domina a la multitud como digna hija de su padre.   Una vez que ha hecho su discurso, el público se vuelve loco, y ella recibe una ovación de pie, sus compañeros animándola.

A continuación, el Decano me presenta diciendo: "Ahora me gustaría presentarles a un joven empresario que ha sabido encontrar su lugar no sólo en el Estado de Washington, sino en todo los EE.UU., así como en la escena internacional. Él es también un importante benefactor de la Universidad Estatal de Washington. Demos la bienvenida al señor Christian Grey” y con esa introducción, es mi turno para dar mi discurso. Al oír mi nombre, el público presente da un aplauso cortés pero tenue. Tomo mi lugar en el podio.

_ Estoy totalmente agradecido y muy conmovido por los elogios otorgados a mí por el Rector en nombre de WSU. ¡Gracias! Esto representa una oportunidad única para hablar de la Escuela de Ciencias Ambientales en la WSU y la labor que está haciendo que es muy importante. Nuestro objetivo es desarrollar métodos viables y ecológicamente sostenibles en la agricultura para los países del tercer mundo, y en última instancia, ayudar a erradicar el hambre y la pobreza en todo el mundo…

Comienzo a hablar de África, del sur del Sahara y los países de América del Sur donde la destrucción ecológica está causando estragos, y causando  hambre. También hablo de mi propia experiencia de hambruna antes de que yo fuera adoptado. Esta pieza es para los oídos de la señorita Steele. Le estoy mostrando una parte de mí, para decirle que soy accesible, que no sólo tengo, en sus propias palabras El Cuarto Rojo del Dolor. Que no siempre fui rico. Que lo que tengo no es heredado. Que he trabajado excepcionalmente duro para tener lo que tengo.  Porque yo no quiero volver a ser pobre y mucho menos pasar hambre otra vez.  Quiero que entienda esta parte de mi obsesión por el control en cuanto a por qué le pido  comer y terminar lo que ella tiene en su plato. Esto es parte de mi compromiso con ella. Aunque es de registro público que fui adoptado, los detalles de mi pasado no son de dominio público; no es que no lo pueda averiguar, pero tendría que cavar mucho para conocer estos detalles. Esto es una parte de mí para compartirla con ella. Ves señorita Steele, puedo ser abierto. Estoy desnudando una parte de mi pasado para ti. Normalmente, no me gusta hablar de lo que hago con los demás. Quizás todavía estoy tratando de olvidar el hambre que pasé cuando era niño, pero me gusta dar esta ayuda a la universidad, estoy en la posición de hacerlo, y así vendrán otros donativos. Al concluir mi discurso les digo: Este es un viaje muy personal para mí... discretamente la miro. Le sonrío a la audiencia al final de mi discurso, e incluso la señorita Kavanagh me aplaude con fervor.


Everything I Do by Bryan Adams

Finalmente ha llegado el momento de la entrega de los diplomas.   Pero, hay más de cuatrocientos alumnos y su apellido comienza con la letra "S" ¡por el amor de Dios! Más de una hora, muchos diplomas y un sinnúmero de apretones de manos, más tarde escucho su nombre cuando la llaman y mi  corazón comienza a tamborilear por un segundo.

Estoy aliviado de tenerla en frente de mí. Mi mirada se calienta con una mirada de ella, pero sigo siendo cauteloso. Ella se acerca a mí, su diploma está en mi mano. La miro y una vez que nuestras manos se tocan, se conectan, la descarga de electricidad empieza a correr entre sí a un ritmo creciente.

_ Felicitaciones, señorita Steele, le digo, apretando su mano suavemente. Deseando no dejarla ir. Me inclino un poco más hacia ella y le pregunto: ¿Tienes algún problema con tu ordenador portátil? Mientras le doy el diploma.

_ No, dice ella con el ceño fruncido y confundida.

_ ¿Entonces estás haciendo caso omiso a mis mensajes? le pregunto.

_ Sólo vi el mensaje de las fusiones y adquisiciones, dice ella y me confunde. Oh, ella solo habla del primer e-mail que le envié anoche, o sea que no ha visto los otros mensajes.

Al ver que ya vienen otros alumnos le digo: más tarde y ella sigue su camino. Una hora más, muchos apretones de mano y muchas alumnas embobadas, todos los diplomas han sido entregados. Me aseguro de no prestarle mucha atención a la señorita Steele, para que ella esté deseosa y yo voy a tenerla al final de la noche. Todos los ocupantes del podio incluyéndome, lo desalojamos sin mirar hacia atrás.  

Una vez que hemos terminado con la ceremonia, le sacudo la mano al Decano y me excuso para hablar con la señorita Kavanagh.

_ ¡Kate! Le hago señas, ella me mira y asiente con la cabeza y se mueve a buscarla. Sigo hablando con el Decano y un par del personal docente que quieren conocerme. Y siento su mirada en mi espalda, giro la cabeza y la veo.  

_ Disculpen señores, les digo. Le sonrío a Kate y le doy las gracias. Sin esperar la respuesta de Kate tomo el codo de Anastasia, porque ya no tengo paciencia y caminamos lejos de la multitud. Consigo un lugar privado que parece un vestuario de hombres y entro con ella y cierro la puerta.  

Entonces me dirijo hacia ella con toda mi frustración acumulada durante la semana.

_ ¿Por qué no me has contestado los correos o enviarme un mensaje de vuelta?  

Just Another Day Without You by John Secata

Ella se ve en apuros y responde. _No he tenido la oportunidad de revisar mi ordenador portátil o celular todo el día. Sólo ha estado ocupada preparándome. Luego, cambia el tema. _Fue un gran discurso  Christian.

_ Gracias,  le contesto automáticamente, años de buenos modales que mis padres me han enseñado no se olvidan.

_ Entiendo tus problemas de comida ahora. Aunque me alegro de que se diera cuenta, estando a dos pulgadas de distancia, ahora eso me importa un bledo. Estoy doblemente exasperado así que me paso las dos manos por el pelo. ¿Es que no entienden lo preocupado que estaba por ella por irse en esa trampa mortal llamada coche? Ella no llamó,  ni escribió, ni contestó mi mensaje. ¡Fue irresponsable! No tengo poder sobre ella, así que tuve que enterarme a través de Kate que ella estaba bien. ¡Solo quiere torturarme!

Doy un par de pasos dentro del espacio confinado y trato de calmar mi respiración. Me vuelvo hacia ella y trato de mantener mi control.

_ Anastasia yo no quiero hablar de mi pasado ahora. Cierro los ojos con el dolor de no tenerla, de no ser capaz de mantenerla a salvo y ella me desafía y esta mierda me está preocupando muchísimo. La miro con toda la intensidad de mis emociones sin poder ocultarlo. He estado preocupado por ti, le susurro.

_ ¿Preocupado por qué? dice confundida.

¿Ella no me escuchó anoche? ¡Ella se alejó en esa caja de la muerte! 

_ Por que te fuiste en esa trampa mortal que llamas coche.  

_ ¿Qué? dice ella con petulancia. "Wanda", se corrige a sí misma, es mi coche, no es una trampa mortal. José lo mantiene regularmente. Mierda… ahora el aspirante a violador también es mecánico…  Mis ojos se enfrían. Apenas puedo contenerme. Me encuentro celoso otra vez, rayando en mis límites.

_ José ¿el fotógrafo? Le pregunto estrechando mi mirada.

_ Sí, ese José. El escarabajo pertenecía a su madre, dice ella con rapidez para aplacar mi ira creciente.

_ Sí, y posiblemente a su madre y a la madre antes de ella. No es un coche seguro. Me encuentro hablando con la voz ronca con cierta emoción desconocida.

_ Christian, estás exagerando, yo la he conducido durante más de tres años. Siento haberte preocupado. No fue intencional. ¿Por qué no me llamaste?

¿Cómo podría sentarme aquí y explicarle que llamé, le mandé mensaje de texto, le envié correo electrónico sin una respuesta? Tengo que tener una respuesta antes de que yo combustione delante de ella. Estoy perdiendo el control. Se va a resbalar de mi mano, y tan cerca, no sé si puedo manejarlo. Tomo dos respiraciones profundas para encontrar mi centro cerrando los ojos. Me parece que voy a perder hasta el último ápice de mi control.  

Abro los ojos y bajo mi mirada hacia ella desnudando mi alma.

_ Necesito una respuesta Anastasia, cierro los ojos para escapar de su tirón, esta espera me está volviendo loco, le digo.   

I'm on Fire by Bruce Springsteen

_ Christian, mira, he dejado mi padrastro solo y me está esperando. 

_ Mañana. Quiero una respuesta mañana, le digo exasperado.

_ Está bien. Mañana te la daré y ella pestañea.

Yo quiero estar seguro de que ella está tomando esto en serio y no jugando conmigo. Doy un paso atrás y la miro. Su comportamiento me dice que ella está diciendo la verdad, eso me alivia. Ni cuenta me había dado de lo tenso que estaba.

_ ¿Te quedarás por una copa?

_  No estoy segura de lo que Ray quiera hacer. Por primera vez desde que llegué me relajo un poco y me doy cuenta de que su padrastro está aquí. Me gustaría conocerlo, porque eso me dará otra oportunidad de llegar a conocer a Anastasia mejor.

_ ¿Tú padrastro? Me gustaría conocerlo. Su mirada cae, decepcionada. 

_ Christian, no estoy segura de si eso es una buena idea, dice ella. Esto hiere mis sentimientos no lo puedo creer, y yo ni siquiera tengo la oportunidad de ocultar mis sentimientos. Pero me las arreglo para no reprimir los labios.

_ ¿Te avergüenzas de mi Ana? 

_ ¡No! Me dice sorprendida. Presentarte a mi papá ¿como qué? Mira papá aquí está el hombre que me desvirgó y quiere mantener una relación BDSM conmigo. Conoce a mi prospecto de Dominante. ¡No llevas tus zapatos de correr! Me gusta verla enojada y me acerco a sus labios intentando reprimirme.

_ Para que lo sepas   Anastasia, le digo sonriendo, puedo correr muy rápido. ¿Por qué no  me presentas como tu amigo?

Abro la puerta y salimos. Caminamos de nuevo hacia la multitud. Me voy a hablar con el Decano, los tres Vicerrectores, cuatro miembros de la facultad y Katherine se va con Anastasia para encontrar a su padre, paso como un murciélago salido del infierno sorprendiendo a todos ellos que me miraban fijamente. Unos seis minutos más tarde  la veo caminar del brazo de su padrastro. Pero de la nada sale un rubio hijo de puta lleno de confianza en sí mismo y viene y le barre del piso dando vueltas a su alrededor como una niña. Katherine se da cuenta de mi mirada por el rabillo de mi ojo, pero antes de que digan algo más me disculpo y me retiro. Katherine se escabulle detrás de mí. Mi mirada fría bloquea  a Anastasia cuando el brazo del cabrón se envuelve alrededor de ella como si fuera su amante. Si las miradas mataran, ese hijo de puta estaría enterrado en el mismo momento en que tocó a Ana.  

Kate está caminando a mi lado cuando me acerco con los ojos clavados en las manos del cabrón en la cintura de Anastasia. Este hombre puede envolverse alrededor de ella como una serpiente, ¿pero ella ni siquiera puede decirle a su padre que soy su amigo? Kate me sorprende saludando a Ray con un beso en la mejilla.

_ ¡Hola, Ray! Dice alegremente. Luego  deja caer la bomba, ¿conoces al novio de Ana? Christian Grey. 

La expresión del rostro de Anastasia no tiene precio. Ya sabes como esos anuncios...

“Finalización de cuatro años de carrera, cien mil dólares; toga y birrete de graduación, doscientos dólares, su mejor amigo presentando a su aspirante de Dominante a su padre en el día de su graduación, no tiene precio”

Y esa fue la etiqueta en su expresión facial: No tenía precio. Ella estaba por debajo de la hiperventilación, ella ni siquiera tuvo tiempo de recoger su mandíbula del piso. Creo que si Ray no estuviera aquí, Katherine debería  haber tenido sus zapatos de correr. La idea que me da hace que valga la pena la introducción. En cierto modo, me alegro de que me presentara como su novio. Eso ayudaría a que el cabrón saque sus manos posesivas de ella. Pero no lo hace.

_ Señor Steele, es un placer conocerlo, le digo y le extiendo mi mano al padre de Anastasia.

_ Señor  Grey, dice mientras el choque inicial se lleva a cabo. Entonces Katherine dice y este es mi hermano, Ethan Kavanagh.

_ Señor Kavanagh, digo con frialdad. Nos damos la mano y ya listas las introducciones sangrientas, le extiendo mi mano a Anastasia y la atraigo hacia mí. Ana nena, le digo y la alejo de las garras del cabrón, sin darse cuenta que su hermana me ayudó a declarar mi territorio y, sorprendentemente, me encuentro bastante satisfecho con este nuevo título que tengo. Mentalmente me doy cuenta que subí un peldaño del escalón. NOVIO. Novio de Anastasia. Me gusta mucho… más de lo que debería…

Anastasia toma mi mano y yo la pongo a mi lado el lugar donde pertenece. Como si fuera una señal, Katherine dice: Ethan, mamá y papá querían hablarnos, arrastrando a su hermano lejos cuya mirada sigue a la deriva de nuevo hacia Anastasia y yo.

El padrastro de Anastasia vuelve su mirada curiosa hacia nosotros.

 _ ¿Cuánto hace que se conocen? Mientras mira impasible y taciturno pero sé que de buen agrado. Habrá una montaña de preguntas pero en este momento lo que quiere es saber que su hija esté a salvo.

Anastasia está segura en mis brazos, mis dedos rozan su espalda desnuda en su vestido. Se deshizo de su toga y apruebo lo que hay debajo de mi mano, una piel extremadamente suave y yo respondo con calma la pregunta.

_ Hace un par de semanas más o menos señor. Nos conocimos cuando Anastasia vino a entrevistarme para la revista estudiantil, le digo muy tranquilo.

_ No sabía que trabajabas en la revista Ana. Le dice casi en tono acusador.

_ Kate estaba enferma, así que fui en su lugar, dice ella y su padre asiente con la cabeza.

_ Fue un gran discurso señor Grey, él dice, finalmente, con un tono de aquiescencia.

_ Gracias, señor, le respondo y entro a matar, entiendo que es un pescador entusiasta y él está enganchado.

_ ¡Sí, me encanta la pesca! dice con entusiasmo. ¿Usted pesca?

_ Hace mucho tiempo que no he podido hacerlo, pero mi padre mi hermano y yo, lo hacíamos con frecuencia, cuando éramos niños y el sonríe sabiendo que este tema nos une. Hablamos de ganchos, de cebos y de buenos sitios para pescar. Veo en mi visión periférica que Anastasia está sorprendida de lo rápido que conectamos y ella se hace la aburrida con la conversación. Se excusa para irse a encontrar con su compañera de cuarto. Su ausencia me da la oportunidad para hablar con su padrastro de ella con más franqueza.   

_ Por favor, señor Steele. Soy el novio de su hija. Llámeme Christian, le digo y su sonrisa se ensancha.
_ Christian, me dice, lo intenta y se mueve alternativamente, ¡un hombre que sabe de pesca está en la misma página de mi libro! ¡Llámame Ray!, dice con sinceridad. Y eso es todo, estamos en confianza.

_ Estoy muy contento de haber llegado a conocerlo, señor, le digo con toda mi honestidad.

_ Si se me permite quiero hablarle de una preocupación que tengo sobre la seguridad de Anastasia, le digo llamando toda su atención.

_ ¿Su seguridad? ¿Está en algún tipo de peligro? Se pregunta con preocupación ferviente en su tono.

_ Creo que sí, aunque no es lo que piensa. Vi el vehículo que conduce el otro día, y no es apto para circular. A pesar de que parece que tiene un afecto en particular con el coche porque usted se lo regaló. Sé que puedo corregir esto fácilmente, porque nunca me perdonaría si algo le ocurriera. Así que le pregunto si me permite reemplazar su actual vehículo por uno más seguro. Eso me tranquilizará y estoy seguro que a usted también, le digo. Eso ya es un hecho, pero estoy creando la ilusión de que pido su permiso.

_ Bueno Christian, es una oferta muy generosa, pero no podría ser capaz de realizar los pagos...  dice, pero levanto mi mano para detenerlo.

_ Señor, no es un préstamo. Es un regalo de graduación para ella. ¿De qué sirve hacerle un regalo que no necesitará, cuando puedo regalarle algo para la tranquilidad de nosotros? Tener la tranquilidad de que estará en el tráfico de forma segura. Me preocupo mucho por ella y ella parece despreocupada y eleva mis niveles de ansiedad cuando conduce ese vehículo. Le digo sin titubeos.

Cuando Ray me oye hablar de lo despreocupada que es, me entiende, sabe de lo que estoy hablando, así que me dice sonriendo: En ese caso Christian, tienes mi bendición. La verdad es que me quitarías una preocupación de mi mente. 

_ ¡Gracias, señor! Y yo le agradecería que usted no le mencione esto a ella, porque quiero hacerlo como una sorpresa, le digo, y él se acerca y me da una palmadita en la espalda, que me aprueba. Cuando estamos llegando al final de nuestro tema, Anastasia   regresa de hablar con su compañera de cuarto. Su padrastro le pregunta dónde puede encontrar los baños, y Anastasia lo orienta. 

_ Nos vemos en un momento, ustedes diviértanse chicos y camina en dirección a los baños. Anastasia me echa un vistazo a mí y su mirada es de nervios. Un fotógrafo se acerca a nosotros y me pregunta si él podría tomarme una foto. Acepto. Yo interiormente sonrío. Tuve tres nuevas primicias. Conocí al padre de Anastasia, primer padre de una sumisa que he conocido, soy su novio y ahora nuestra primera fotografía tomada juntos. Yo nunca he aparecido en fotos con una mujer antes.

_ Gracias, señor Grey, dice el fotógrafo, y se escabulle a distancia.

_ Veo que también has cautivado mi padre, dice Anastasia, pero lo que me centro en lo que es ella dijo.

_ ¿También? Le pregunto alzando las cejas. Ella se sonroja tímida, pero eso no es todo, a menudo ella está haciendo muchas muecas y eso es porque siempre está pensando demasiado. Levanto la barbilla con la mano y paso mis dedos suavemente.  
_ Me encantaría saber lo que estás pensando Anastasia, le digo en voz baja. ¡Lo que yo daría por saber! Digo con fervor, tocando su cara, y levantando la cabeza para mirarnos a los ojos con atención.  Aunque estemos en este gran toldo lleno de gente, de repente, nos volvemos invisibles a todo el mundo. Es sólo ella y  yo.

_ En este momento, ella susurra, solo estoy pensando qué bonita corbata.


All I Want is You by U2

Me río con el recuerdo que esta corbata está trayendo a los dos.

_ Sí, es  agradable y últimamente se ha convertido en mi favorita.  

_ Te ves hermosa Anastasia, este vestido atado al cuello te sienta bien y puedo acariciar tu espalda, sentir tu hermosa piel.

Ella se sonroja más. ¡Es encantadora, ella está caliente para mí! Ella me quiere en este mismo momento y quiere hacer el amor conmigo. Todo está en su mirada y su lenguaje corporal y la forma en que está haciendo caso omiso de todo lo que nos rodea. La carga entre nosotros se pone sólida, palpable, tangible.

_ Sabes que va a ser bueno, ¿verdad cariño?, Le susurro. Ella cierra los ojos con la intensidad de su deseo para mí.

_ Pero quiero más, susurra. 

_ ¿Más? Yo sé que ella quiere más. Ha estado en mis pensamientos durante días. 

_ Más… quieres  corazones y  flores, afirmo, y ella simplemente asiente con la cabeza confirmando.  Es extraño para mí mencionar esta palabra, no la he utilizado antes, yo no concedo más, pero no puedo escapar de su tirón y tengo que ser honesto con ella.

_ Anastasia, apenas puedo susurrar, no es algo que conozca.

_ Yo tampoco, dice ella. Mi corazón se derrite. Esta es mi chica... Sonrío un poco.

_ No conoces mucho, le digo. Y lo poco que sabe, ella lo ha aprendido en los últimos días gracias a este servidor.

_ Y tú solo conoces las cosas malas susurra ¿Por qué iba a pensar eso?

_ ¿Malas? No para mí, le digo sacudiendo la cabeza. Por favor pruébalo, le susurro desafiante, desafiándola a dar el gran salto y yo le doy mi sonrisa reservada sólo para ella ladeando la cabeza hacia un lado.

Su respiración se engancha con un jadeo.
Ella me mira fijamente a los ojos. Tengo miedo de que ella vaya a decir ¡No! Y me sorprende. Me deja perplejo con su respuesta.

_ Está bien, susurra.

¡No puedo creer lo que oigo! Presto toda mi atención y la miro a los ojos fijamente, tratando de no malinterpretar lo que dijo.

_ ¿Qué? Ella traga.

_  Está bien...hace una pausa, lo intentaré.

Nunca he sido tan feliz en toda mi vida como yo lo estoy ahora. Pero yo no quiero estar contento si estoy malentendido algo y luego decepcionarme. Mi corazón no puede creerlo.

_ ¿Estás aceptando? Le pegunto con incredulidad en la voz.

_ Sometida a los límites suaves, sí, lo intentaré, dice en voz baja. Pero, a la tercera es la vencida y estoy tan entusiasmado que no lo puedo creer. Este es mi regalo  de cumpleaños, de  Navidad, inesperado y deseado todo  en uno. Automáticamente tiro de ella en mis brazos, cerrando los ojos.

_ ¡Jesús Ana! Eres tan inesperada, me dejas sin aliento, le digo con admiración y reverencia en mi voz. No sé si he de celebrar, besarla, o simplemente sacarla de aquí y follarla.  ¡Estoy más que feliz!


Take my Breath Away by Berlin

Su padrastro aparece cuando estoy enredado en mis pensamientos. Cuando veo a su padrastro, estoy tan encantado que no soy capaz de ocultar mis sentimientos y no me importa. Mis ojos brillan con una felicidad sin disfraz.

_ Annie, ¿podríamos ir a comer algo?  Me muero de hambre con toda esta espera.

_ Está bien, dice ella. Ray vuelve la cabeza hacia mí y me pregunta: ¿Te gustaría unirte a nosotros  Christian? Anastasia me mira con sus grandes ojos azules casi aterrorizados ante la perspectiva de estar bajo el escrutinio de los dos hombres de su vida. El pensamiento me hace increíblemente feliz. ¡Yo soy el hombre principal en su vida ahora! ¡Yo! Creo que un emperador que haya conquistado un país con sus deseos más profundos, no estaría tan alegre y eufórico como yo en este momento. Así que te voy a dejar sola con tu padre señorita Steele. Por fin puedo estar lejos de ti, sabiendo que te voy a tener en mis brazos, donde perteneces.

_ Muchas gracias, Sr. Steele, pero tengo otros planes. Ha sido un honor conocerlo señor, le digo.

_ Igualmente, cuida de mi niña, me dice con complicidad.

_ Oh, tengo la intención, Sr. Steele,  nos damos la mano. Vuelvo la mirada hacia  Anastasia. Ella sólo me quita el aliento. Tomo su mano en la mía y la levanto a mis labios para besar cada uno de los nudillos con ternura, mis ojos y la mirada son  una brasa.

_ Hasta más tarde señorita Steele, suspiro en su oído lleno de promesas.


Just Died in Your Arms by Cutting Crew

* *

Taylor como siempre me encuentra tan pronto como él se da cuenta que estoy por irme. Se da cuenta de la  mirada en mi cara y puedo ver que él da un lento suspiro de alivio, y murmura en voz baja sin expresión, “felicitaciones señor”  como si he completado una misión de rescate. Asiento con la cabeza, todavía aturdido casi con vértigo.

_ ¿A dónde señor? me pregunta.

_ Llévame de vuelta al Heathman, necesito almorzar y adelantar un poco de trabajo para mañana.

Quiero distraerme y trabajar. Taylor y yo corremos un poco en la tarde. El humor de Taylor está igual que el mío. ¡Dios! Esta mujer menea su dedo meñique y nos controla a todos. Será mi muerte. Mi antídoto y veneno. Cuando regresamos me doy una ducha y rápidamente me pongo mi camisa blanca y mis vaqueros negros. Tomo mi portátil para escribirle un mensaje a Ana.   

__________________________________________________

De: Christian Grey 
sunto: Límites Suaves 
Fecha: 26 de mayo 2011 17:23 
Para: Anastasia Steele

¿Qué puedo decir que no haya dicho ya?
Estaré encantado de hablar de ellos en cualquier momento.
Te veías hermosa hoy.

Christian Grey
Gerente General de Grey Enterprises Holding Inc.
__________________________________________________

Apenas y puedo contenerme.   Su respuesta es instantánea. Tan pronto llega su correo electrónico, hago clic en él y me tiemblan las manos.

__________________________________________________

De: Anastasia Steele 
Asunto: Límites Suaves 
Fecha: 26 de mayo 2011 17:24 
Para: Christian Grey


Puedo ir esta esta noche para discutir sobre ellos si lo deseas.

Ana
__________________________________________________

¿Si lo deseo? Nena, te he estado esperando tanto tiempo para que simplemente puedas decir que sí ahora. He estado hambriento de tu afecto. !Si ella no sabe cómo castigar con el sexo, o si no tiene una habilidad innata, me cambio el nombre! Ella tiene una maestría natural y me tiene a punto de explotar. Primero yo no quiero que venga en esa trampa mortal y segundo si ella viene, se podrá ir en cualquier momento. Quiero tenerla en mis condiciones. Le escribo una respuesta de inmediato.  

__________________________________________________

De: Christian Grey 
Asunto: Límites Suaves 
Fecha: 26 de mayo 2011 17:28 
Para: Anastasia Steele


Iré yo. Hablaba en serio cuando dije que no quería que condujeras ese coche. Llegaré dentro de poco.

Christian Grey 
Gerente General de Grey Enterprises Holdings Inc.
_________________________________________________

Yo ya estoy vestido.

_ !Taylor! lo llamó.

_ Sí señor, él aparece de inmediato.

_ Dos cosas. Uno de ellas, llama al bar y diles que me tengan listo una botella de 'Bollinger Grande Année Rosé 1999' y ten la camioneta lista para llevarme donde la señorita Steele en 10 minutos. Me vas a buscar a las nueve, le digo.

_ Sí señor, me dice y se va a hacer el pedido del vino.  

Imprimo una copia del e-mail de Anastasia y una copia del contrato. Los doblo y pongo los papeles en mi chaqueta. Cierro la puerta de mi habitación y me voy escaleras abajo, para darle tiempo a Taylor de estar listo. Lo que una mujer como Anastasia es capaz de hacer. Poner a los hombres de rodillas con tan solo una mirada y sin saberlo. 


She's Always a Woman by Billy Joel 

Me deja sin aliento.


3 comments:

aries said...

Muchas gracias por los capitulos.

aries said...
This comment has been removed by the author.
fanny rebellon said...

Waw capitulo genial, me encanta todo lo de 50 me encanta gracias Patricia por la traduccion eres increible, lo haces a la perfeccion desde ya tienes una admiradora y por supuesto Emine la amo un beso desde venezuela.