StatCtr

Sunday, May 26, 2013

Libro I - Capítulo I - Fan Fiction: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY - CHRISTIAN Y ANASTASIA


Capítulo I


La primera Vista

Traducido y editado por:  Stephanie Gutierrez



Acabo de despedirme de Claude Bastille, cuando este se vuelve sobre sus talones en la puerta y sonríe "Golf, esta semana, Grey," dice él, estrujándome en el rostro el hecho de que puede patearme el trasero en el campo de golf también. Es uno de los mejores instructores de artes marciales mixtas que hay, y me entrena muy bien, claro que es de esperar, puesto que le pago bastante bien para que lo haga. A menudo me patea el trasero como es de esperarse, aunque eso signifique que aplace el darle su dinero. En su época Bastille era un competidor olímpico. He estado entrenando arduamente con él, todos los días en los últimos dos meses, puesto que de alguna manera tengo que canalizar mi siempre latente exceso de energía. Aunque un tiempo atrás el solía patearme el trasero solo cinco días a la semana ya que yo tenía mi propia forma de ejercitarme en el fin de semana. Pero en estos días si solo  pudiera patearle el trasero al suelo un par de veces a la semana, podría decir que tuve un día interesante.

Aunque no me gusta el ritmo de golf, es el juego por excelencia de los hombres de negocios, asa que me esfuerzo por hacerlo bien, gracias a esto muy a menudo ciertos negocios son logrados en los campos de golf. En aquel momento y con el ceño fruncido miro fuera del piso de mi oficina en el vigésimo piso a través de los ventanales. El cielo es gris como mi estado de ánimo, desagradable. Tengo todo bajo control, pero ha sido una existencia ordinaria para mí últimamente. No he tenido una distracción en los últimos dos meses. No hay retos emocionantes y nada ha capturado mi interés. Todo está ordenado y todas mis cosas bajo control.

En aquel momento suena el teléfono. “¿Sí, Andrea?

“Sr.  Grey, La Srta. Anastasia Steele de parte de la Srta. Katherine Kavanagh está aquí”. Odio las sorpresas, no debí de haber accedido a darle esa entrevista a la Revista de WSU**, pero por supuesto la Srta. Kavanagh fue bastante insistente, y claro ella viene de una familia importante en el mundo de los negocios, de hecho espero hacer unos que otros con su padre, a cambio de este favor. Pero entonces, ¿alguien mas se presenta en lugar de ella? En ese momento mi tono se vuelve petulante hacia Andrea.

“No estaba esperando a la srta. Steele, ¡estaba esperando la Srta. Kavanagh!”

“Es la Srta. Steele quien está aquí señor”, ella responde.

“Muy bien, pásala” digo con un gruñido.


Antes de que pasara un minuto, la puerta se abre y una maraña de pelo castaño, brazos pálidos,  una bolsa de mensajero, piernas pálidas vestidas con botas marrones ruedan en el piso de mi oficina de cabeza. Aunque no me gusta la torpeza, la cortesía exige que vaya a ayudarla, así que voy y le extiendo la mano y ayudándola a volver a una p posición vertical que sostenido sus delgados hombros. A medida que se pone de pie, me encuentro con los más brillantes y tímidos ojos azules, capturando mi mirada con una descarga de electricidad que me detiene en seco. Ella me mira, mira a través de mí, como llegando a lo mas profundo en mi alma, es desconcertante, como una luz llegando a lo profundo de mi ser y tirando de él hacia la superficie.

Ella parpadea, sonrojándose al notar mi cara. Hago una mueca, pero sonrío rápidamente. Siempre es lo mismo. Las mujeres reaccionan ante mi cara de esa manera, lo que yo llamo ‘la lengua atada’.

Extiendo mi mano, al mismo tiempo que decido divertirme con esta situación. “Srta. Kavanagh, Soy Christian Grey. Espero que este bien, ¿le gustaría tomar asiento?”

Ella se sonroja una vez más, su piel pálida cambia a un color rosado hasta línea de su cabello, al tiempo que sus ojos se clavan en el piso, su coleta esta casi desecha luego de su caída mientras que su voz responde en murmullos y rápidamente mientras yo recibo su pequeña mano en la mía. En aquel momento siento una nueva descarga de electricidad cruzando entre nuestros dedos al tocarnos, ¡Caramba! Ella debe sentirlo también, puesto que su apariencia revela la impresión en su rostro, además de la manera en la que rápidamente retiro su mano con un leve jadeo.

“La Srta. Kavanagh se encuentra indispuesta. Así que me envió a mí en su lugar, a decir verdad ella se encuentra bastante mal, mis disculpas por el cambio de último minuto Sr. Grey” Su voz es musical y melodiosa, sus largas pestañas marcan una leve sombra sobre sus ojos azules que una vez mas están clavados en el piso, de esa manera tan tímida.

“ ¿Y usted es?” pregunto sacando las palabras de ella.

“Oh, soy Anastasia Steele. Estudio con Kate… umm… Katherine, um… La Srta. Kavanagh en WSU”. Ella tartamudea y se tropieza con sus palabras. Me divierte. Hay algo en ella. Además también es morena.  Nuevamente desvía su mirada de mi , y puedo ver que ella está nerviosa y extremadamente tímida en este momento. Ni siquiera puede mirarme a los ojos, mira a su alrededor, en cualquier dirección excepto hacia mí.

Fijo mi mirada en ella, sintiendo disgusto por su indistinta vestimenta, desde su falta en forma de A, su blusa sin forma, y botas baratas. Y de repente la imagino vestida en seda y satín; no se de donde vino ese pensamiento siendo sinceros. De hecho no puedo imaginarla como periodista con este comportamiento tímido. Es notable que no tiene ni un solo hueso de decisión en su cuerpo. Además es bastante tímida también, muy dócil, muy asustadiza… muy sumisa.

Tomo una inhalación brusca. Mi mente se pregunta, y antes de que le pueda señalarle un asiento noto como mira las pinturas colgadas en mi oficina con admiración. Me siento atraído a explicarle. "Es un artista local", le digo, "Trouton." NI siquiera sé lo que me hizo explicarle puesto que, no lo haría normalmente, ni me hubiera importado.

“Adorable” dice ella suavemente, “Llevando lo ordinario a Extraordinario”. Me sorprendió escuchar esas palabras salir de ella con tanta simpleza y elocuencia, ya que fue el mismo pensamiento que yo tuve al comprarlas- de alguna manera, ella también era algo extraordinario salido de lo ordinario.

“si” me encuentro a mi mismo respondiendo mientras mi mirada se fija en ella con intensidad. Ella vuelve a sonrojarse mientras en mi mente me pregunto cómo cambiaria el color su derriere*** ante las embestidas de mis entusiastas manos. Tampoco sé de donde vino ese pensamiento; Suavemente muevo mi cabeza de un lado al otro, y la miro haciendo un intento de colocar su desactualizada grabadora compacta sobre mi lujosa mesa de café exportada, dejándola caer repetidas veces. A pesar de que considero que la torpeza es irritante, pero la de ella me parece entrañable, así que trato de ocultar mi sonrisa tras mi dedo central.

¡Qué carajo!, ¿Cómo es posible que no notara esos labios? Y ahora ella esta mordiendo su labio inferior, un claro reflejo de la frustración que siente al no conseguir colocar correctamente esa antigüedad de máquina. ¡Qué no le haría a esos labios!, no puedo apartar mi mirada de ellos, y mi mente se pregunta mil cosas haciéndome enloquecer. Solo quisiera acercarme y hacerla soltar ese labio para capturarlo con mi propia boca. Cierro mis ojos, y tomo un suave suspiro, cuando finalmente ella logra colocar la grabadora, y me reprimo a mi mismo en mi mente, por pensar como un adolescente mientras ella  murmura una disculpa por no estar acostumbrada a la grabadora, lo que me importa un bledo; Estoy demasiado absorto viendo su labio inferior.

Le digo que se tome su tiempo, dándome tiempo a mi mismo para colectar mis pensamientos errantes.

Una vez que la maquina empieza a gravar, la verdad me siento decepcionado con las preguntas que me hace. Son mundanas y ordinarias. ¿Por qué estoy desperdiciando mi tiempo respondiendo estas preguntas?

Noto como una vez mas ella se pone nerviosa, al darse cuenta de mi disgusto y decepción. Luego de escuchar mi respuesta murmuro, “Suenas como un maniaco controlador”

¡Qué C%^&*! Que tan en lo cierto estas bebe, si tan solo supieras. La mire con intensidad al responderle, “Oh, ejerzo control en todas las cosas Srta. Steele”. Me encantaría controlar esa boca sarcástica e inteligente ahora mismo. Y nuevamente muerde su labio inferior.

Su próxima pregunta es sobre poder; por su tono puedo darme cuenta de que me encuentra arrogante. La respuesta que le di abrió su boca por la impresión. Luego me pregunta sobre mis intereses fuera del lugar de trabajo, para “relajarme”. Le digo una gran parte de mis intereses excepto mis dos pasatiempos favoritos, los cuales la incluyen a ella justo ahora. De hecho en aquel momento ambiciono atarla a mi cama de dosel de mi cuarto de juegos. ¡Qué demonios! ¿De dónde vino aquella imagen? Las siguientes preguntas son simples y de dominio público. Es como si no hubiese hecho su tarea antes de entrevistarme. Simplemente ¡Ridículo!

Y entonces sus labios se parten para preguntar lo que ni mi familia jamás se había atrevido a preguntar; lo que está en la mente de todo el mundo, pero nadie se atrevió a pronunciar antes. “ ¿Es usted homosexual señor Grey?” ¿Qué diablos? ¿Cómo se atreve?

Ahora me gustaría cruzarte sobre mis rodillas y golpearte hasta la mierda si fueras mía por esa pregunta. Cambie ligeramente de color, pero me compuse a mi mismo. Respondí firmemente: “No Anastasia, no lo soy”

Al menos tiene la decencia de de lucir bastante avergonzada. Una vez más nerviosa.

“Lo siento tanto señor Grey. Yo… ehh, la pregunta estaba escrita…” apuntando a sus notas, “justo aquí”

“ ¿No escribiste tus propias preguntas?”, ella luce bastante disgustada.

“No señor Grey, Kate, emm la Srta. Kavanagh lo hizo”, respondió sonrojándose.

“Eso explica las preguntas. Dime, ¿cómo fue que tu terminaste entrevistándome si esas son las preguntas de la Srta. Kavanagh?”

“Bueno, técnicamente fui obligada, ella es mi compañera de piso , y esta bastante enferma”

De repente me siento mucho mejor. “Bueno en ese caso, déjame hacerte a ti unas preguntas. Es decir es lo justo después de tus preguntas especialmente personales”. El sonrojo aparece junto al nerviosismo mientras ella permanece ahí sentada. La miro directamente, sí, ¡me gusta hacerte retorcer, y someterte  bebé! Ahí va otra vez mordiéndose el labio inferior. Sólo quiero acercarme más y tirar de su barbilla para que deje de hacerlo, o también cogérmela a  ella sobre mi mesa de café... Cálmate Grey, me digo a mi mismo.

Me recuesto suavemente en mi silla, tocando nuevamente mi labio inferior con mi dedo mayor. Ella se ve más nerviosa aun. Ok, definitivamente no es lesbiana, y ciertamente no es inmune a mis encantos.

Andrea entra rápidamente luego de tocar la puerta. “Señor Grey, su próxima cita es en dos minutos”

“Cancela mi próxima cita Andrea” le digo mientras ella se congela en su lugar evidentemente tomada por sorpresa. “¿Señor?”

“Te he dicho que la canceles,” dije volviendo la cabeza a ella quien mantenía la boca abierta y su cara empezaba a ponerse roja. Anastasia mientras se arreglaba para marcharse empacando sus cosas. “No quisiera alterar su horario Sr. Grey”. Al menos Andrea finalmente tiene la decencia de entender mi comando y responde, “si señor”.

“No tiene porque marcharse de inmediato Srta. Steele, puedo ofrecerle un recorrido por las instalaciones si así lo desea”, ella ya está lista para largarse.

“Oh, no tiene que hacer eso por mí, Sr. Grey” ella balbucea.

“Srta. Steele, ¿Cuáles son sus planes para después de la graduación?

“Aun no he pensado en esa parte de mi futuro Sr. Grey, solo estoy tratando de pasar mis finales por ahora”

Me encuentro a mi mismo ofreciéndole un trabajo en mi compañía, yo nunca hago eso, “Puedes aplicar a una pasantía aquí”. ¿Qué demonios está mal conmigo? Ella es demasiado joven, y claro yo tengo esa regla de nunca cogerme a mi equipo de trabajo. Pero ella no es parte de mi equipo de trabajo aun.

Curiosamente ella rechaza mi oferta, ¿Qué tiene de malo mi compañía?

“¿Por qué no?” le pregunto.

“Es obvio no?” pregunta ella como si se tratara de sentido común, tomando su bolsa y poniéndose de pie. ¡No para mí!, me levanto y camino hacia la puerta sinuosamente, abriéndola para ella. No quiero que se tropiece sobre sus propios pies al salir, indicando mi intención, ella me agradece a regañadientes mientras yo sonrió.

Ambas, Andrea y la interna abren la boca como idiotas mientras yo acompaño a la Srta. Steele hacia afuera. Le pregunto si tenía una chaqueta y la interna se apresura para buscarla. Al tomarla de su mano, ayudo a la Srta. Steele a ponérsela. MI mano esta sobre su hombro quizás un segundo más de lo que debería  y siento una vez más ese choque eléctrico, asi como se que ella también lo siente.

“Adiós Anastasia,” me despido. “Adiós Christian,” ella responde mientras las puertas se cierran.

Girando sobre mis talones, ordeno a Andrea:
“Pon a Welch en la línea telefónica”, un minuto después estoy en contacto con él.

“ ¡Welch! Quiero que hagas una revision de antecedentes para mí.”

“Si Señor, ¿Nombre?” 

“Anastasia Steele. Lo necesito lo antes posible.”

“Si Señor.” Y cuelgo. Ahora a esperar. Yo no soy de esos que espera. La verdad es que creo que debería darme a mí mismo unos días, y asi ver si aun la deseo entonces. Ella es tan joven, luce demasiado inexperta. Pero sería tan divertido poder enseñarla. Odio esperar.

Un par de días después recibo un detallado pero nada descriptivo record de antecedentes. Tiene 21 años , trabaja medio tiempo en una ferretería, posee un índice académico de 4.0****. Pero no dice nada sobre sus relaciones en el  pasado, o presente. A pesar de que hace ya unos días desde la entrevista, no puedo sacármela de la cabeza. Tengo que descubrir de qué se trata esto. Llamo a mi asistente.

“Andrea, resérvame en algún lugar en Portland, para mañana”
“Si señor”

De verdad odio esperar, yo no soy del tipo que espera. Estoy enloqueciendo justo ahora, pero tengo que verla. Nunca antes había seguido a una mujer. Es mi primera vez. Ni si quiera se cual es su orientación sexual. Al menos su respuesta a mis encantos parecía positiva.  ¿Y qué tal si no es soltera? Mierda, el pensamiento acaba de ocurrírseme. Solo hay una manera de averiguarlo. Si no lo esta, entonces volveré y me olvidare de esta idiota aventura. Pero justo ahora, estoy volviéndome loco e impaciente por saber de ella. No puedo sacarme ese mordisqueo de su labio inferior de mi mente como si fuera un adolecente sobre excitado.

 Mañana, la veré nuevamente mañana.


*****

**WSU: Washington State University: Universidad del Estado de Washington.

***derriere: palabra francesa que alude a las nalgas de una mujer.


****4.0: siendo este el nivel mas alto que se puede alcanzar en términos académicos, esto representa, según el tipo de sistema calificativo, obtener solo A, o puros 10, 7, o 100. 

13 comments:

Steph said...

Aww , thanks for letting me help... is so nice to see it here... ill keep the good work i promise....

Pao said...

Genial Steph que estés traduciendo en español ya que no hay nada de la versión de Grey. Muchas gracias por tu trabajo a pesar que seguiré leyendo en portugués con Neusa en la traducción porque ella ya está terminando el segundo libro y la estoy acompañando fielmente pero te aseguro que estarán muchas personas interesadas en este libro. Gracias por tu dedicación

Mileth Grey said...

hermoso capitulo :) siiiii

Mileth Grey said...

hermosos capitulos ;)

Sandalo MLM said...

Felicidades por esta iniciativa tan maravillosa....Oh Mr Grey.

cesil quintero said...

hola, estoy comenzando a leer los capitulos y me parecen geniales, gracias por darnos la oportunidad de ver el punto de vista de Grey, la traduccion super.

Saludos

geraldine said...

Gracias de verdad magnífico estoy encantada con. Este blogs.

Piedra de Angel said...

me encanta, gracias por escribirlo y por traducirlo!!!!!!!!!!!!! estoy releyendo cincuenta sombras y acompañándolo con la versión de Cristhian.... es fabuloso!!!!!!!!!!!!!

Anonymous said...

Gracias por la versión y ademas la traducción..... estoy fascinada releyendo cincuenta sombras y simultáneamente la de Christian!!!!!!!!!! gracias de verdad

fanny rebellon said...

Anna Wann Yooooooooooooooooooooooo!!!! NO ME HAGAS SUFRIRRRRR.

BUAHHHHHH
23 de octubre a la(s) 12:17 · Me gusta

Nancy Fica Soto me encanto fanny
23 de octubre a la(s) 12:39 · Me gusta

Patty Ojeda guapo
23 de octubre a la(s) 13:00 · Me gusta

Victoria Campins Muy buena
23 de octubre a la(s) 13:18 · Me gusta

Naty Leyva muy buenos los episodios ....felicidades
23 de octubre a la(s) 13:32 · Me gusta

Noelia Palma Fuentes Buenisimos
23 de octubre a la(s) 13:39 · Me gusta

Nayaret Fierro
23 de octubre a la(s) 16:15 · Me gusta

Alejandra Armenteros Amo esto definitivamente fabulosa muchas felicitaciones a EMINE por esto y a mi querida Fanny Rebellon por consentirnos tanto y presentarnos esto para disfrutar mas de Grey.
23 de octubre a la(s) 16:57 · Me gusta

Ana Silvia Rosales Esta muy bien escrita, me faltaron leer algunos capitulos, ahora lo podre hacer, gracias EMINE, gracias por recordar que habemos muchas fanaticas de este se;or maniatico del control.
23 de octubre a la(s) 17:24 · Me gusta

Marisol Blancas Wow me encanto
23 de octubre a la(s) 23:07 · Me gusta

Dulce Cielo el libro lo lei 3 vecea y me emociona cada vez mas....
Ayer a las 11:37 · Me gusta

Ricsely Albornoz me dieron ganas de releer 50s .
2 h · Me gusta

Anonymous said...

Hermoso

PAQUI CRUZ said...

perfecto.gracias

juanis said...

esta hermoso chica muchas gracias

Sigue asi