StatCtr

Saturday, November 16, 2013

Libro I - LA REDENCION DE CHRISTIAN: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY - CHRISTIAN Y ANASTASIA


LA REDENCION DE CHRISTIAN.

Traducido y editado por: Patricia Pinto



Este capítulo es más oscuro. Yo quiero que se den cuenta, cuando el amor no existe en una relación, como fue el caso de Christian y Elena. Una relación puramente física. Quiero que comparen las emociones por las que Christian está pasando por Ana. Dense cuenta que la atracción no es puramente física entre ellos, esto es una diferencia muy grande entre las relaciones que él tuvo. Con Ana hay más. Necesitarán este capítulo para comprender por qué el amor sigue siendo en esta historia lo fundamental.

****


_ ¡Siéntate! Me ordena apenas moviendo su pelo rubio impecablemente recortado. Ella me mira. Siempre podía sentir su mirada en mí. Mi cabeza está inclinada, estoy sentado en mis rodillas, mis dedos se separan en mis piernas, mi rostro es inexpresivo, mi cabeza suave, esperando a que ella me dé una orden para cumplir.  No me atrevería a mirarla, sobre todo aquí, en este lugar. Se sienta en el diván extendiendo su pie izquierdo para mí. Tengo que obedecer.

_ ¡Chupa! Ladra otra orden. Tomo su pie con reverencia, sin pensar. Tomo su dedo gordo del pie y empiezo expertamente a chuparlo, a hacerle una felación de la manera que le gusta. El dedo gordo del pie primero, luego el segundo, a continuación, el medio. Ese es el que la despierta  más y luego continúo en línea. A ella le gusta que lama su empeine  y la mordisquee. Los efectos bajan hasta su ingle. Ella arquea su pie y muevo mis labios en su empeine de buena gana, sin duda. Ella se inclina hacia atrás en la silla, yo sé que no puedo atreverme a mirar hacia ella. He estado acostumbrado a la rutina. Pero sé que sus pechos están encendidos por ahora.

_ Me gustaría prestarte a mi sumiso, si puedo pedir prestado el tuyo después de estar completamente satisfecha, dice otra voz femenina. Ella no dice nada, pero ella debe haber consentido con un gesto, porque veo los pies descalzos de  otro sumiso que se  inclina y empieza a chupar su pezón. Hago una pausa por un momento, la ira comienza a crecer en mí. ¡No quiero compartirla con otro sumiso! Pero, ¿qué puedo hacer? Me decía a mí mismo, lo mejor es no pensar, me recuerdo. Esto lo hago para aprender a dominar y controlar mis emociones.  Cuando mi pausa se hace más larga, se da cuenta de ello. Su tono no es demasiado agradable.

_ ¿Qué pasa aquí? Dice con su voz de terciopelo; ¿preocupado por un poco de competencia? Ella suena complacida.  Pero yo no confío en su tono de voz. Ya sabes lo que dicen “la piel es peor que la mordida” Así es Elena, mientras más tranquila parece, más duro me castiga. Al igual que aquella vez que vertía cera caliente sobre mi pecho, sabiendo cómo detesto ser tocado, ¡ella vierte la cera caliente para castigarme! Ella nunca tomaría ninguna mierda de mí. ¡Nunca! Dar y recibir placer y dolor es lo mismo para ella.  Podía llegar a un orgasmo y gemir mientras ella me azotaba con una vara como castigo o como placer.

En ese momento no me muevo. Yo no levanto la mirada. Puedo mantener mi mente en blanco. Yo soy un sumiso, y tengo que hacer lo que me dicen sin pensar. Ella quita el pie lejos de mi mano helada, se acomoda en su asiento, acaricia a otro sumiso en la cabeza y me pone más celoso. No, no estoy celoso. No se supone que deba estarlo. Se supone que no debo pensar. Ella  pone un pie sobre mí. La cadena en mi cuello suena.

_ Bueno… bueno… ¿Cómo he de castigar este delito Christian?  Dice con su voz aterciopelada. Trago. Podría ser cualquier cosa. Me podría colgar sobre las cuerdas, atarme en la cruz y azotarme, amordazarme y pegarme con el bastón, colgarme pesas, utilizar pinzas genitales... Sus opciones eran interminables. Yo no digo nada. Puedo mantener mi mente en blanco. Mi mente ya jodida espera que decrete su castigo con mitad de miedo y mitad de anticipación. Ella puede hacerme daño y todavía puede ser placentero. Soy su esclavo. He tenido cinco años de experiencia, y yo he sido su sumiso todo este tiempo. Sacó la mierda de mí cada vez que pensaba que me salía de la línea y lo hizo muy a menudo. Ella me enseñó toda esta mierda, de manera posible y algunas imposibles.

_ Señora Stark, puede que tenga que compartir mi sumiso para una sesión de castigo, le dice a la dueña del sumiso que está ahora sentado sobre sus rodillas en el piso, desnudo y mirando hacia sus dedos con el rostro sereno.   

_ Estoy de acuerdo, tengo ganas de usar la suspensión hoy, dice ella con decisión.

_ ¿Qué dices a eso? Elena me pregunta con serenidad pero con una amenaza encubierta. Me quedo inmóvil y sereno. Ella da un tirón de la cadena en mi cuello y me obliga a levantar la cara para mirar sus ojos.

_ ¡Tú me respondes cuanto te haga una pregunta directa!  Sisea con la amenaza ya implícita en su tono.

_ Sí señora, le respondo con una mirada de nostalgia.  

_ Buen chico, responde. Yo sigo siendo su chico aquí, aunque llevo cinco años de sumiso y ya soy un hombre de 20 años

_ ¡Ahora ponte de pie! Me ordena tirando de la cadena obligándome a levantarme en mis pies. Las cuerdas de fibras entrecruzadas en mi torso, se prensan como un blakava turco.   El último lazo va alrededor de mi garganta cómodamente. Los aprendices de sumisos y dominantes que están en la otra habitación apenas levantan la vista, mientras están ocupados en sus propios placeres. Me acuesto en una cama. Pero el extraño ángulo de la cuerda se enrolla alrededor de mi cuello y me obliga a tener la cabeza despegada de la cama. Si tuviera que bajar mi cabeza, la tráquea estaría restringida. Me expongo, pero esto es algo a lo que estoy acostumbrado. Han pasado cinco años desde que he sido un sumiso. Bajan una polea por encima de la cama girando sobre mí. Tengo las manos atadas en la espalda, y todo mi cuerpo está cubierto con cuerdas que cruzan entre sí. Cuando me doy la vuelta, tengo que forzar mi cabeza a un movimiento porque restringe la respiración. La polea está atada con la cuerda detrás de mí y me eleva unos tres metros por encima de la cama. Estoy abierto, expuesto y completamente indefenso, a merced de las dos amantes. De vez en cuando me comparte con otras amantes y pide prestado sus sumisos como ella lo está haciendo hoy.

La señora Elena jala mi pelo hacia atrás sacudiendo la cabeza en alto.  ¿Estás bien?  Me pregunta con una cara pasiva.

_ Sí señora, le respondo que mi ronca voz.

_ ¿Cuál es la palabra de seguridad? Ella pregunta con autoridad.

_ Diamante, respondo tratando de mantener mi cabeza en alto.

_ Bueno la señora Stark va primero, dice ella con naturalidad, le das placer y satisfacción, me ordena. Me quedo en silencio.

Ella sacude la cabeza en alto tirando de mi pelo aún más fuerte. ¿Qué debes responder?  

_ Sí señora, me las arreglo para decir y controlar el dolor, el sumiso de la señora Stark va a estar a cargo de las cuerdas, así que te bajará a su nivel, ¿entiendes?

_ Sí señora, le respondí con voz ronca de nuevo.

_ La señora Stark se encuentra en la cama, con las piernas muy separadas. Quiere que la complazca y mi ama me ordena darle placer. El sumiso de la señora Stark baja la cuerda lo suficientemente como para que yo pueda llegar a su punto de placer mientras la señora Elena se encuentra en la dirección opuesta y me empieza a dar placer en mi polla para meterme en ánimo. A medida que mi cabeza va hacia arriba y hacia abajo, mi respiración está restringida y me esta causando dolor, pero por otro lado la señora Elena me está dando placer y ella está haciendo que me den ganas de seguir adelante. Estoy en un dilema.

Quiero parar, porque yo no quiero ser compartido con otra señora. Pero yo quiero seguir, porque la señora Elena me da placer. La señora Stark está levantando su cadera y tratando de conseguir el punto adeudado, pero la cuerda que se enrolla alrededor de mi cuello es la restricción de mi capacidad para complacerla, porque además hiere mi cuello, constantemente tirando de él en un ángulo que me deja sin aliento.

_ ¡Más rápido! Ordena la señora Stark no totalmente satisfecha. Estoy a punto de desmayarme, pero yo no quiero avergonzar a mi Ama como un sumiso incompetente. Pero mi respiración se acelera ya que tengo que enterrar mi cabeza en su punto de placer y la última cosa que recuerdo es que mis ojos se van hacia atrás de mi cabeza y las luces se apagan.

**

_ Christian serás castigado, dice con calma. No utilizaste la palabra de seguridad, y lo peor es que esto habla mal de mí, tu sabes que debes reflejar todas mis reglas, más aun cuando estamos con otros compañeros. Ella me da una de sus miradas punzantes.  Yo no sé exactamente lo que está pasando por su cabeza, pero la calma de su voz no me convence ni un poco de que no me castigará severamente. Porque ella puede venir con una manera creativa de conseguir su venganza, privarme de alivio y hacerse con el control total y absoluto sobre mí.

Me arrodillé en el suelo. Ojalá que tuviera un poco de amor para mí, más que el castigo  de mierda. Pero ella dice que “el amor es para los tontos” “Es una emoción inútil, un elemento de disuasión, es un fracaso humano. Es necesario controlar para dominar su destino y el amor hace que se distancien las personas”  Siempre me he preguntado cómo sería ser besado con amor por Elena. Ya sabes, un beso con emociones, con la tripa torcerse por deseos, un beso que querría que hicieras todo por esa persona, no es que yo no lo haría de todos modos, pero, ella... ¡Ella nunca me mostró una emoción! Ella nunca la tiene para mí...

_ Ahora debes tomar tu castigo.

_ Sí señora, le respondo serenamente.

_ ¿Sabes por qué estás siendo castigado Christian?

_ Sí señora. No dije la palabra de seguridad y la hice quedar mal delante de otra señora por no satisfacerla a cabalidad.
Ella me pone desplegado como un águila en la cruz. No me puedo mover y no me gusta esta posición. Ella mueve su floguer a mi alrededor lentamente, pero no me engaño. La siguiente cosa que siento son las tiras del floguer pegarme en mis bolas. Doloroso y placentero. Yo estoy amordazado así que sólo puedo hacer un sonido gimiendo. Ella se mueve alrededor y me pega en las nalgas y hace su camino en torno a mis bolas de nuevo una y otra vez. Luego saca un pedazo de papel, que parece   un papel de lija muy fino. No me gusta eso, porque hace que tu piel casi se despegue pero no lo suficiente. La sangre fluye a la superficie, y se siente placer, pero el dolor está en el extremo. Envuelve el papel alrededor de mi virilidad y comienza a frotar con un brillo suave en sus ojos.

_ Este es tu castigo Christian, no me vas a desobedecer de nuevo, ¿lo entiendes?

Asiento con la cabeza, pero los tiros de dolor a través de mí van más allá de la cantidad de placer al que puedo renunciar. Apenas puedo dar una señal con la mano cuando el dolor es increíble y como estoy amordazado ella está completamente extasiada con su fase de castigo, obligo a mi cuerpo a temblar para que ella se dé cuenta de la señal de mi mano. Se da cuenta y finalmente detiene el castigo. Desabrocha rápidamente todas las limitaciones, cuando me derrumbo en el suelo en posición supina para aguantar mejor el dolor. Ella camina a mi alrededor, me frota los brazos donde ella sabe que ella puede tocar. A pesar de que en realidad le importa una mierda donde toca... ¿Me atreveré a decirle por primera vez que no? Ella sacó toda la mierda de mí.

_ Bueno, eso concluye su castigo Christian por unos delitos, todavía no he terminado contigo, dice ella sin ninguna emoción, sin ningún consuelo en su voz, pero es suave y melódicamente hipnotizante.   

Me doy la vuelta bruscamente y aunque estoy adolorido, es el menor de mis dolores. Fijo la mirada en ella y le digo con una voz apenas audible a través del dolor:

_ Ya no quiero ser más tu sumiso.

Una mirada de asombro llena sus ojos.

_ Christian, es el dolor el que habla por ti, ya sabes como es esto. Esto te da disciplina, te da un propósito, te da control y usted algún día estará a cargo, tienes que aprender a ser responsable, dice con fervor en los ojos. Niego con la cabeza. Conozco mis límites y mis gustos. ¡Esto es todo! Yo no quiero compartir, ni es lo que quiero compartir. Me gusta el control; no para ser controlado. A partir de ahora, yo voy a ser el dominante. No estaré sustituyendo a nadie; ¡ni siquiera por Elena! Ella no ve nada de lo que siento por ella. Ni siquiera me sostiene después de que me ha infligido mucho dolor.

_ Cuando te sientas mejor, hablaremos, te dejo solo. Y lo último que veo son sus botas saliendo de la habitación.


Me encuentro solo y acunando mis partes íntimas, subiendo las piernas lo más alto para reprimir un poco de dolor, ruedo en el suelo una y otra vez. Mis ojos están que lagrimean por su propia voluntad. El dolor es grande y no hay un coño de placer aquí. Sigo rodando en el suelo como un hijo sin rumbo.

***

¡Ouch  aterrizo mi espalda fuera de la cama en Hotel Heathman! Mi corazón está a punto de saltar fuera de mi pecho a causa de la pesadilla que he tenido. La pesadilla es acerca del último día en que fui un sumiso para Elena y para cualquier otra  persona.

Me siento en el suelo con mi dolor ahora a tope, en la oscuridad, tirando de mis rodillas, apoyando mis codos, mis manos cubren la cara y las paso a través de mi cabello. ¿Saldré algún día de esta mierda? ¡Ni siquiera en mis sueños soy libre! Es por eso que tengo reglas escritas. Es por eso que soy cauteloso con las necesidades de mis sumisas, gustos y disgustos, así no daño a nadie.

Anastasia dijo que tenía miedo de que yo le hiciera daño. ¡Yo nunca le haría eso a ella! Y ahora ella quiere corazones y flores. ¡Ni sé cómo coño hacerlo! ¡Dios sabe lo mucho que la deseo, y lo que ella me desea! ¿Qué hago? ¿Cómo me comprometo? ¿Cómo puedo hacer que funcione fuera de toda esta mierda que me nubla día y noche? Quiero hacer que funcione. Nunca quise algo tanto, algo tan bueno, tan fervientemente, con tanta fuerza, y rotundamente. Pero cuando se trata de Anastasia, todas las apuestas están apagadas. En la esquina de mi alma oscura, yo sé lo que significa “más” para mí. Nunca he tenido nada más que sumisas desde el último año de mi relación con Elena, y después acabamos siendo amigos porque compartimos un pasado. Pero, Anastasia es diferente. No se parece a nadie. Creo que ella le daría una patada en el trasero a Elena a la otra acera si se entera de nuestro pasado.  Ella puede ser una niña tímida, pero hay un tigre dentro de ella que podría  saltar.

El mismo año después de ese incidente, dejé la escuela y comencé mi propio negocio para la decepción total de mi familia. Sabía que nunca podría trabajar para otra persona y que yo no quería seguir siendo un sumiso.  Me gustaría ser un Maestro.  He hecho una promesa desde ese día: estar a cargo por completo de mi vida. No acepto que nadie me diga lo que debo hacer. Ya tuve años de experiencia, ahora los tengo que poner en práctica.

Metas a corto plazo a largo plazo y, como un jugador de ajedrez, he calculado mis futuros movimientos cinco y seis pasos por delante. Juré nunca estar bajo las órdenes de otra persona, amigo o enemigo. Soy realista. Yo quería tener éxito. Quiero ser digno del afecto de mi familia, aunque no sé si alguna vez podría sentirme a la par de ellos, estando lo jodido que estoy desde mi nacimiento. Me aborrezco a mí mismo, tal vez es mi instinto de redimir mi alma irredimible. Nada más la música del piano me da consuelo.


Duettino Sull'aria Le nozze di Figaro de Mozart

He oído a gente en numerosas ocasiones de su deseo de ganar la lotería, o iniciar un negocio, o heredar algo de dinero, o  algún intento de llegar a ser rico, pero ninguna de esas personas tenían metas realistas.

Yo quería que mis metas fueran calculadas, pero firmes. Aprendí a tomar control mediante la observación, me refiero a mi Ama y a quienquiera que ella considerara que me prestara. No tengo ninguna mala voluntad hacia Elena. Yo estoy agradecido por lo que ella me ha dado y por ser su amigo. Pero yo nunca voy a volver a ese lugar de nuevo.   

He aprendido a controlar mis emociones, mis sueños y mi negocio para llegar a la meta final y buscar  el siguiente paso  para mí. Pero con todo lo que estoy sintiendo en este momento, tengo esta sensación de que no hay siguiente paso que no se refiera a Ana. ¡Ella está siempre en mi mente!


Always on My Mind by Michael Buble

En mi negocio, así como en mi vida personal y de formación, he trazado mis metas a largo plazo, que deben cumplirse en los próximos cinco años, algunos objetivos los tengo como para diez años o más. Y mis metas a corto plazo son las que me gustaría lograr o alcanzar dentro de un lapso de doce meses. Son medibles, por escrito, y flexibles. Si me las arreglo para cumplir mi meta antes del tiempo previsto, entonces, yo acomodo mi calendario y mis expectativas. Sin embargo, si se hace más lento de lo que he estimado, cambio la estrategia y alargo la fecha un poco más. Mis planes son buenos, arreglo bien mi tiempo y todos son parte de mi manera de ser. Yo no tengo que darle un segundo pensamiento en cuanto a lo que debería estar haciendo ahora, porque yo ya sé cuales son mis movimientos futuros.

¿Por qué no puedo emplear cualquiera de estas habilidades en lo que respecta a Anastasia? Cuando ella está cerca de mí, todas las apuestas están apagadas. Cuando está lejos de mí, como ahora mismo, mi mente está constantemente ocupada con ella como si mi cerebro no tiene otro trabajo que hacer. Elena ha arraigado en mí que el amor es una emoción inútil. ¡Lo que siento por Anastasia no puede ser amor! Porque cuando estoy cerca de ella, creo que es mi propósito. Si el amor es una emoción inútil, entonces yo no estaría sintiendo un propósito. Yo me pierdo a menudo con ella... No sé lo que va a decir o hacer, o cómo va a responder a algo simple o complejo. Pero me encanta tratar de descifrarla. ¡Me siento vivo! Respiro fácil, encuentro mi centro y no me siento perdido.   

El día que vino a mi oficina y cayó en el piso delante de mí, el cielo de Seattle era sombrío y gris y reflejaba perfectamente mi estado de ánimo. Después de que me las arreglé para conseguir mis objetivos, no había nada que realmente me satisficiera y no tenía nada que esperar. Ninguna adquisición me llenó. No tengo conversaciones con Elena, ni visitas a mi familia, no los quiero conectados al agujero dentro de mi alma oscura. Mis aficiones de vuelo y  navegación sólo lograron poner una curita sobre ella. Hay una pieza que falta en el centro de mi ser. Mi alma se había perdido, y la encontré en ella. ¿Cómo iba a dejarla ir? Ella es mi ajuste de cuentas. 


Can not Help Falling In Love by UB40 

Ella es mi nuevo propósito. Ella es la libertad de mi propia esclavitud. Su tornado me hace libre, aún si no me da dolor en el proceso. ¿Cómo iba a dejar ir su alma cuando está constantemente llamándome?

Ella es mi alma. Ella es mi propósito en la vida. Ella es lo que llena el abismo, este agujero negro dentro de mí. Ella es parte de mí. ¿Cómo voy a dejarla ir cuando ella es parte de mi alma, parte de mí? Pienso en el poema de William Ernest Henley que habla perfectamente de mis sentimientos:


Invictus 


Read by Morgan Freeman

Fuera de la noche que me cubre, 
Negro como el abismo de polo a polo, 
agradezco a los dioses si existen 
por mi alma invicta. Caído en las garras de las circunstancias no he podido llorar ni pestañear. Bajo los golpes del destino mi cabeza ensangrentada sigue erguida. Más allá de este lugar de cólera y lágrimas donde yace el Horror de la sombra, pero la amenaza de los años me encuentra, y me encontrará, sin miedo. No importa cuán estrecha sea la puerta.  Cuán cargada de castigos la sentencia, Yo soy el amo de mi destino: soy el capitán de mi alma.

3 comments:

fanny rebellon said...

Esas palabras de mandela son impactantes, tremendo capitulo y muy fuerte Elena es una malnacida una bruja una abusiva como trato a cristian dios a los 15 añotos aun era un niño. a mi me agarran a mi hijo asi y no lo cuenta y si al menos le hubiera mostrado amor, pero no lo maltrato lo humillo, y aveces me choca cuando la defiende y si nos ponemos a ver el era virgen en el amor en una relacion en todo con tantas mujeres que tuvo y nunca sentir nada? es triste con razon esa adoracion por Ana, gracias patricia fue conmovedor leer este cap. y de nuevo felicitaciones eres fabulosa y Emine doble fabulosa me encanta como explica todo como analizo todo para escribirlo es genial un beso.

fanny rebellon said...

Nancy Fica Soto muy bueno como siempre Emine
Ayer a las 11:36 · Me gusta

Cindy Zamudio Saber los sentimientos de christia es muy interesante y personalmente todo lo que paso con helena puff super fuerte ,,,,una bruja total....gracias Emine, me encanto¡...
22 h · Editado · Me gusta

Vita Garcia Rangel Definitivamente odio desde el primer instante a Helena.... Gracias Emine
22 h · Me gusta

Lucrecia Rivero Emine... sos una geniaa!!!!
22 h · Me gusta

Claudia Henao Waooo!!!
22 h · Me gusta

Alejandra Esther Diaz De una mujer sin alma a otra que si tiene alma y corazón...
21 h · Me gusta

Pao Flores Gracias emine
21 h · Me gusta

Kathyus Jara Hermoso..m encanta
21 h · Me gusta

Sofia Rueda Bravo Emine
21 h · Me gusta

Leidy Diana Bedoya odio a Elena... brujaaaa... es un largo camino por el que ha pasado Christian para encontrar el amor... siempre me haces amara a Christian... Gracias Emine y Patricia....
21 h · Me gusta

Nicole Yañez Chriiiistian
21 h · Me gusta

Esthela Caballero Muy buena emine!!! Me ha encantado
20 h · Me gusta

Dulce Cielo Excelente Emine...
20 h · Me gusta

Liliana Rodriguez Woww gracias emine.
16 h · Me gusta

Carla V Salazar Excelente t felicito
14 h · Me gusta

Rosa Isela Navarro Gallardo Buenisimo emine
13 h · Me gusta

Rosa Isela Navarro Gallardo
13 h · Me gusta

Laura Cantu Muy buen capítulo,complementa muy bien la historia de 50 sombras!!
10 h · Me gusta

fanny rebellon said...

Nancy Fica Soto muy bueno como siempre Emine
5 de noviembre a la(s) 11:36 · Me gusta

Cindy Zamudio Saber los sentimientos de christia es muy interesante y personalmente todo lo que paso con helena puff super fuerte ,,,,una bruja total....gracias Emine, me encanto¡...
5 de noviembre a la(s) 13:02 · Editado · Me gusta

Vita Garcia Rangel Definitivamente odio desde el primer instante a Helena.... Gracias Emine
5 de noviembre a la(s) 12:41 · Me gusta

Lucrecia Rivero Emine... sos una geniaa!!!!
5 de noviembre a la(s) 13:26 · Me gusta

Claudia Henao Waooo!!!
5 de noviembre a la(s) 13:32 · Me gusta

Alejandra Esther Diaz De una mujer sin alma a otra que si tiene alma y corazón...
5 de noviembre a la(s) 13:40 · Me gusta

Pao Flores Gracias emine
5 de noviembre a la(s) 13:41 · Me gusta

Kathyus Jara Hermoso..m encanta
5 de noviembre a la(s) 13:43 · Me gusta

Sofia Rueda Bravo Emine
5 de noviembre a la(s) 14:00 · Me gusta

Leidy Diana Bedoya odio a Elena... brujaaaa... es un largo camino por el que ha pasado Christian para encontrar el amor... siempre me haces amara a Christian... Gracias Emine y Patricia....
5 de noviembre a la(s) 14:02 · Me gusta

Nicole Yañez Chriiiistian
5 de noviembre a la(s) 14:23 · Me gusta

Esthela Caballero Muy buena emine!!! Me ha encantado
5 de noviembre a la(s) 15:10 · Me gusta

Dulce Cielo Excelente Emine...
5 de noviembre a la(s) 15:24 · Me gusta

Liliana Rodriguez Woww gracias emine.
5 de noviembre a la(s) 19:13 · Me gusta

Carla V Salazar Excelente t felicito
5 de noviembre a la(s) 21:10 · Me gusta

Rosa Isela Navarro Gallardo Buenisimo emine
5 de noviembre a la(s) 22:00 · Me gusta

Rosa Isela Navarro Gallardo
5 de noviembre a la(s) 22:01 · Me gusta

Laura Cantu Muy buen capítulo,complementa muy bien la historia de 50 sombras!!
Ayer a las 1:04 · Me gusta