StatCtr

Sunday, January 12, 2014

Libro I - Capítulo XXV: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY - CHRISTIAN Y ANASTASIA

CAPITULO XXV
CENA CON LA PERRA

Traducido y editado por: Patricia Pinto


Suena mi Black Berry. Es mi asistente Andrea.

_ Grey,  contesto secamente.

_ Señor, hay algunos problemas con el envío a Darfur, quería informarle acerca de esto, dice ella sabiendo de mi impaciencia por este tema.

_ ¿Cómo qué? Pregunto.

_ Señor, forajidos  interceptan los envíos, incluso cuando caen del aire, dice yendo directamente al grano.

_ Y la entrega por tierra no es segura, tanto para el equipo local, así como para los americanos. ¡Mierda! No es suficiente conque hagan sufrir a sus propios habitantes, sino que también tienen que quitarle la comida de la boca. Despotrico airadamente.

_ Está bien, tenemos un equipo de seguridad que está pendiente y  a Welch que está comprobando las opciones más viables para las entregas seguras. Una vez que él tenga otra opción, dile que me llame para finiquitar, le digo con firmeza.

_ Sí, señor, responde ella.

_ Eso es todo Andrea, le digo, y cuelgo. De todos los problemas... siempre va a haber uno más.  Esto va a ser un proyecto costoso, pero muy cercano y querido por mi corazón. Me molesta que los niños se mueran de hambre en todo el mundo mientras que  otras personas celebran que le robaron la comida.

Trabajo dos horas más antes de estar listo para irme a la cena con Elena. Mi Blackberry zumba y el remitente pone una gran sonrisa en mi cara. ¿Cómo hace eso? 

You're in My Heart by Rod Stewart

_____________________________________________
De: Anastasia Steele 
Asunto: ¿Quién eres para gritar robo?
Fecha: 31 de mayo 2011 22:17 EST 
Para: Christian Grey

Muy señor mío:
Creo que esa fue la línea de Elliot originalmente. ¿Colgando cómo?
Tu Ana
_____________________________________________
Ese mensaje corto es como la luz en la oscuridad que me lleva lejos de todas las demás distracciones mundanas.
_____________________________________________
De: Christian Grey 
Asunto: Asuntos pendientes 
Fecha: 31 de mayo 2011 19:21 
Para: Anastasia Steele

Querida señorita Steele:

Estoy contento de que hayas vuelto. Justo cuando las cosas se estaban poniendo muy interesantes, te fuiste tan de repente y me dejaste colgando.
Elliot no es muy original. Él  debe haber robado esa línea a otra persona.
¿Cómo estuvo la cena?

Christian Grey 
CEO Grey Enterprises Holdings Inc.
_____________________________________________
Golpeé enviar esperando su respuesta con impaciencia. ¿Puedo ser más inmaduro?
_____________________________________________
De: Anastasia Steele 
Asunto: ¿Asuntos inconclusos?
Fecha: 31 de mayo 2011 22:25 EST 
Para: Christian Grey

Muy señor mío:

La cena estuvo bien. Te complacerá oír que comí bastante.
¿Poniéndose interesante? ¿Cómo?

_____________________________________________
¿Por qué está jugando conmigo, incluso ahora? Cariño, ¿simplemente se te olvida que me pediste bajar tu cremallera?
 _____________________________________________
De: Christian Grey 
Asunto: Definitivamente asuntos inconclusos
Fecha: 31 de mayo 2011 19:29 
Para: Anastasia Steele
 
¿Estás siendo deliberadamente obtusa? Me pareció que me pediste que te desabrochara el vestido.        
Y yo estaba buscando la manera de hacer justamente eso. Y me alegra oír que estás comiendo.            
Christian Grey
CEO Grey Enterprises Holdings Inc      
_____________________________________________
Soy un hombre de muchos talentos señorita Steele. Dos pueden jugar el mismo juego.
_____________________________________________
De: Anastasia Steele 
Asunto: Bueno... siempre hay el fin de semana 
Fecha: 31 de mayo 2011 22:35 EST 
Para: Christian Grey

Por supuesto que como. Es la incertidumbre que siento a tu alrededor lo que hace alejarme de la comida. Y yo nunca sería obtusa sin saberlo señor Grey.
Estoy segura de que te has dado cuenta de eso.
_____________________________________________
Así que, eso es lo que es... Ella está jugando con mis afectos. Hmmm.
_____________________________________________
De: Christian Grey 
Asunto: No puedo esperar para el fin de semana 
Fecha: 31 de mayo 2011 19:39 
Para: Anastasia Steele
Recuerdo eso, señorita Steele y sin duda uso mis conocimientos en ventaja propia.  Lamento oír que te alejo de la comida. Yo creía que tenía un efecto más concupiscente  en ti. Esa ha sido mi experiencia… y la más placentera también.   
Espero con interés la próxima vez.      
Christian Grey 
CEO Grey Enterprises Holdings Inc.
_____________________________________________
Ella me responde enseguida.
_____________________________________________

De: Anastasia Steele 
Asunto:  Lingüística descriptiva
Fecha: 31 de mayo 2011 22:35 EST 
Para: Christian Grey

Sr. Grey

¿Has estado jugando con el diccionario  de nuevo?
_____________________________________________
Reviso la hora y apenas tengo tiempo para llegar sin retraso a la cena con Elena.
_____________________________________________
De: Christian Grey 
Asunto: Me suenan las tripas 
Fecha: 31 de mayo 2011 19:39 Para: Anastasia Steele
  
Me conoces bien Srta. Steele.
Voy a cenar con un viejo amigo ahora, así que voy a manejar.
Nos vemos bebé.

Christian Grey 
CEO de Grey Enterprises Holdings Inc.
_____________________________________________


Llego a nuestro restaurante de lujo exclusivo y le entrego mi llave al  aparcacoches. Saludo y me llevan hasta mi asiento habitual en el que Elena está esperando. Ella se levanta sonriéndome cálidamente.

_ ¡Hola Christian! Me saluda con una sonrisa en su rostro.

_ Hola Elena, le respondo y le doy un beso en ambas mejillas, mientras sus manos se conectan con mis brazos. Ella me libera y los dos nos sentamos al mismo tiempo. El camarero se apresura a la mesa y nos pregunta lo que me queremos beber. Ordeno Châteauneuf-du-Pape White 2009 sin siquiera mirar la carta de vinos.

Después de que el camarero se escabulle, Elena me escruta con la mirada  evaluándome.

_ Pareces un poco nervioso hoy Christian. ¿Está todo bien?

_ Sí, le digo un poco bruscamente.

_ Muy bien, dice con una sonrisa experta formada por sus labios. Supuse que te gustaría hablar de ella, dice de manera significativa. Nunca te he visto en el borde, dice, y luego se retracta. Bueno, no en tantos años. ¿Qué está pasando? ¿Es por tu nueva sumisa?

_ Sí, le digo a sabiendas que no me voy a escapar de su escrutinio. Anastasia se fue de la ciudad. Así que estoy un poco preocupado por eso.

_ ¿Para siempre? Pensé que ustedes dos se acababan de conocer, dice sorprendida y mi reacción incluso me choca.

_ ¡Cielos, no! ¡No puedo soportar su ausencia ni siquiera por un día! Ha pasado menos de veinticuatro horas, digo mirando mi reloj y ando como  un ogro con todo el mundo que me rodea. Ella fue a Georgia para ver a su madre, le digo. Ella levanta las cejas y me mira de nuevo como si acabara de conocerme.

_ Bueno... ¿Y cómo te va con el sexo? Me imagino que está más allá de tus expectativas si la extrañas tanto, dice sonriendo.

_ Es espectacular para una mujer tan joven, tan inocente, tan dispuesta a aprender teniendo en cuenta que era virgen, le digo mirando a Elena tratando de medir su reacción.

Para mi sorpresa, ella se ahoga con su vino. Su reacción me hace sonreír.

_ ¿Ella era virgen? Me pregunta bruscamente haciéndome estrechar mis ojos hacia ella.

_ Sí. ¿Es eso un problema? Le pido a la defensiva.

_ ¿Y tú le creíste? Por favor Christian tú… y no dejo que termine la oración.

_ Si te digo que era virgen, es porque lo era Elena. Le digo apretando mis manos en la mesa.

_ Esta bien… está bien… no te pongas así, es sólo que… nunca pensé que te gustarán las vírgenes. ¿Cuándo se presentó el cambio en tus gustos? Todas las mujeres que has tenido eran experimentadas y establecidas sumisas. Dada su edad, yo había asumido que tenía menos experiencia que los demás, ¿Pero una virgen? Christian, ¿estás seguro de que puede cumplir con todas tus necesidades querido? ella pregunta en voz baja. Demasiado suave.

_ ¡Nadie ha cumplido tanto mis necesidades como ella lo hace!, le digo a la defensiva. Ya me hizo cabrear, porque aunque se lo he dicho no me creerá.

_ ¡Vamos! Teniendo en cuenta lo que acabas de revelarme, ella era completamente inexperta en el sexo, hasta que… ¿Cuánto? ¿Tres semanas? dice alzando las cejas interrogante. Te va a tardar unos años en dominarla para la sumisión, dice con una sonrisa de complicidad. ¿Cómo sabes que va a satisfacer todas tus necesidades? Dice en voz baja y firme apoyándose sobre la mesa. Hay necesidades que incluso una sumisa muy experimentada no puede cumplir. Necesidades oscuras...  dice mientras se inclina hacia atrás dejando que el resto de sus pensamientos permanezcan en el aire.

_ No me gusta hablar en esos términos sobre Anastasia. Ella me gusta.   Mi mirada se oscurece con la creciente indignación.  Entonces mi voz se suaviza con los pensamientos de Anastasia. Mucho en realidad... Nunca sé lo que va a hacer, o qué decir es como un soplo de aire fresco. Ella es inteligente, ingeniosa, un gran negociadora, le digo con una sonrisa idiota en la cara. ¡Nunca me he sentido tan bien en mi vida! Ella me hace sentir completo. Pierdo la razón a su alrededor, pero entonces es un enigma. Ella me da un nuevo propósito, una nueva razón de ser. Continúo hablando como un idiota cuado Elena me interrumpe.
_ Me intrigas Christian. Pero inteligente, ingeniosa, una gran negociadora son habilidades que debes estar buscando en un empleado, no en una compañera sexual. Tal vez podría ser de más uso en tu empresa que en tu sala de juegos. Pero, si te gusta mucho, me gustaría conocerla, dice ella con frialdad, como si me quisiera hacer un favor. 

_ ¡No estoy buscando a un empleado! Digo con dureza. Aunque si así lo quisiera, ella sería una empleada muy valiosa. He tenido un gran número de mujeres que no han tenido esas habilidades, un poco de potencia sexual sí,  pero es evidente que las dos no. Estas son habilidades que valoro en ella porque ella sabe cómo aplicarlas en la relación que tenemos. Y claro, al ver sus reservas, con respecto a ti, que ustedes se junten sería una muy mala idea, le digo de plano.

_ ¿Por qué? No me digas que no quieres presentarle a tu maestro, dice ella y me da su mirada mordaz.

_ Ella no quiere conocerte. Creo que ella te odia por haberme introducido en el estilo de vida BDSM cuando tenía 15 años. Ella te ve como una abusadora de niños, le digo sin expresión.   

Toxic by Britney Spears

Elena realidad palidece, desconcertada.

_ ¡Christian, tú sabes que no fue así!, dice a la defensiva. En ese tiempo eras una persona autodestructiva, y con franqueza ni siquiera tus padres sabían como lidiar con tus peleas y problemas escolares, ¿o se te olvida que te expulsaron de tres escuelas el mismo año? Ya ellos se estaban quedando sin opciones escolares, ninguna escuela te quería recibir, dice enfáticamente, ¿detesta que te he enseñado a estar a cargo de tu propio destino? ¿Tener el control de tu vida? Desvié tus tendencias destructivas a un nivel diferente, te enseñé a concentrarte y a orientar tus objetivos. Yo no tenía la intención de hacerte daño de ninguna manera. Esa era la única manera que sabía que podías canalizar tus tendencias a la rabia. Quiero decir, ¡mírate! Las mujeres te desean y los hombres quieren ser como tú. Eres joven y más rico que muchísima gente. Tienes toda la vida por delante y es sólo porque has aprendido a controlar tus tendencias destructivas, aprendiste a dejar salir el vapor sin hacer daño. Por supuesto, fue un largo camino y nos divertimos.

_ Lo sé. Ella no entiende nuestra relación y ella es aprensiva al respecto. Es un país libre, y claramente el mundo tiene derecho a su opinión, digo.

_ Pero, eso no es lo que sientes, ¿verdad? Pregunta preocupada apoyándose en la mesa. Sabes cuánto significa tu amistad para mí. Me preocupo por ti inmensamente. Tú eres la única persona que me importa mucho acerca de...  dice haciendo una pausa. Más que cualquier otra persona. No puedo enfatizar lo mucho que significa tu amistad, lo importante que es para mí Christian, y no quiero perderla. ¡Ciertamente no a causa de una de tus sumisas! Reitera enérgicamente, haciendo hincapié.

_ Por favor, no te refieras a Anastasia como una de mis sumisas. Me preocupo por ti y tu amistad significa mucho para mí también. También somos socios de negocios y ambos nos beneficiamos inmensamente. Anastasia no entiende nuestra relación porque ella no tiene un pasado jodido como el de nosotros y estoy agradecido. Yo no creo que podría manejarlo si tuviera un pasado, dije sacudiendo la cabeza.

Elena posa sus ojos cuidadosamente, como si estuviera evaluando a  nueva persona que está conociendo. Sigo hablando de mis sentimientos por Anastasia. Su ausencia, le digo y hago una pausa, tratando de recuperar el aliento, constriñe mi corazón, como quien está a punto de rasgarlo. Y el hecho de que ella es clara con todo el mundo, el pensamiento de que pudiera tener otro pretendiente me hace sentir más allá de los celos. No puedo nombrar esa emoción. ¡Es completamente ajena a mí Elena!    Digo sin aliento.

_ Ya veo... Bueno, si tienes tan fuertes sentimientos por ella, dice poniendo su mano sobre la mía y la echas de menos  tanto, ¿por qué no vas  por ella? Esa lo lógico... ¿No crees?

_ Ella fue a Georgia, porque no puede pensar con claridad a mi alrededor, suspiro. Yo tampoco, pero, creo que ella tiene que evaluar sus sentimientos hacia mí, y decidir si nuestra relación funcionaría como está. Digo.

_ ¡Christian, me sorprendes! ¡Ella es tu sumisa! ¡Un sumiso no piensa!  Ella simplemente debe hacer lo que se le dice. Ella debe hacer lo que se le pide hacer, de lo contrario, dale una patada en el culo y busca a una que obedezca adecuadamente en la forma en que una sumisa debería, dice con firmeza, como la persona que es. Estrecho mis ojos en ella.

_ ¡Elena, no me des clases de dominio! ¡No necesito esa mierda y  sé mejor que tú cómo debería ser una sumisa! Digo entre dientes, y me doy cuenta de que ella se estremece y se echa hacia atrás, pero recupera su control. Pero, yo quiero darle el espacio que ella pidió, deseos y necesidades. Pero hoy  estábamos hablando por correo electrónico y ella dijo que deseaba que yo estuviera allí. Creo que ella me echa de menos tanto como yo la echo de menos. Quiero que esto funcione entre nosotros... Bien. Ella no es cualquier sumisa. Ella es importante para mí...

Elena me mira por un largo minuto y dice: Ahí tienes tu respuesta, entonces, si ella dijo que desea verte allí, ella quiere que vayas. Dada su inexperiencia, bueno, dada la falta de sexo que ella ha tenido en toda su vida, y el poco tiempo que ustedes han estado juntos, ¿no crees que sea aconsejable trabajar en…? hace una pausa para encontrar una palabra adecuada, y añade, esta… ¿relación? O debería decir ¿arreglo?, dice feliz consigo misma por encontrar la palabra correcta que esté por debajo de una relación.


_ Creo que es conveniente que inviertas tiempo en ese arreglo, te lo estoy diciendo porque estoy realmente preocupada por ti Christian, porque veo que te estás involucrando emocionalmente y en tan poco tiempo, dice mientras le hago una mueca, y continúa, ¡No me digas que no Christian!, puedo ver tu lenguaje corporal, sabes que puedo leerte como un libro. Conozco muy bien tu cuerpo por dentro y por fuera, dice ella con una expresión de cariño en su rostro.  

_ Así que, sé que estás más involucrado con ella, aunque me digas que no.  Eso me preocupa... Mucho en realidad. Porque, te estás moviendo en un territorio desconocido. Estás fuera de tus normas. Es un territorio peligroso, porque te estás exponiendo a todo tipo de daño emocional. Y las emociones nos hacen perder el control. Lo sabes mejor que nadie. Especialmente teniendo en cuenta que ella es alguien que acabas de conocer. Tal vez deberías ir a Georgia, dice y mi boca se abre. Debes demostrarle como eres, lo que quieres, lo que necesitas y si ella esta dispuesta, pues bien, entonces me alegraría mucho por ti.

_ ¿Qué demonios Elena? Digo exasperado, ella es una mujer, que quiere tener algo más que una relación Dom/Sum.  Ella me da esperanzas. Ella me hace ver posibilidades de más. Ella no es un número más en mis sumisas, con ellas lo único que tuve en común fue el sexo, pero con Ana quiero una relación estable. ¡No quiero arruinar esto Elena! No quiero asustarla. Yo no creo que pueda manejar el no estar con ella, declaro con pena en mi voz.

La boca de Elena cae abierta, con los ojos como platos.

_ ¡Christian Grey! ¡No puedo creerlo! ¿Estás enamorado de ella? Ella deja escapar la palabra.

La miro sorprendido y yo siento que mis ojos se vuelven locos de miedo. ¡No! ¡No! ¡Definitivamente no! ¡Yo no me enamoro! Yo no merezco su amor... Yo... No puedo amar. Me lo has dicho antes. Es una emoción inútil. Niego con la cabeza. No, no puedo... Quiero decir, no creo que estoy enamorado, digo sin saber si quiero convencer a Elena, o a mi mismo.

_ Hmm... dice Elena sin sacar su mirada de mí, permíteme reiterar esa frase Christian. Estás enamorado de ella, dice con una voz inequívocamente convencida, el tipo de voz que convence y da cierta verdad, poniendo mi nombre y reputación fuera de línea. Pero, ¿estás seguro de que esto es bueno para ti? ¿Seguro que ella es buena para ti? dice con preocupación genuina entrelazando su voz.

You Know I'm No Good by Amy Winehouse

La miro desconcertado. ¡No puedo estar enamorado Elena! ¡Yo soy el que no soy bueno para ella! Ella es tan inocente, tan pura. Ella tiene un corazón que no conoce la oscuridad, nada desagradable que le pueda ofrecer al mundo. Tengo miedo de mancharla. ¡Ella no es como nosotros! Ella está por encima de nosotros, mejor que nosotros. Ella es como un ángel que se fijó en mí, se preocupa por mí, y yo no quiero ser su caída, le digo con el miedo en mi voz.

_ ¡Christian! Siempre eres tan duro contigo mismo con tanto auto desprecio  ¡Claro que tienes que saber si es lo suficientemente buena para ti! Eres un buen partido Christian...  me regaña. Eres guapo, rico y con talento, único en tu clase. Y eso de un ángel de mierda es un poco exagerado. Quiero decir, hay un gran abismo entre los chicos buenos y nosotros. ¿Por qué no todos los chicos buenos proporcionan felicidad a las mujeres que están a  su alrededor? ¿Hmmm? ¡Porque, eso no es lo que quieren las mujeres! Las mujeres quieren a alguien que entienda lo que ellas no entienden de sí mismas. Todos tenemos algo oscuro en nosotros. Algo por debajo de la superficie. Cuando alguien viene a remover ese lado oscuro, despierta sentimientos que no sabían que existían, todo el mundo quiere probar el lado oscuro, pero nadie quiere admitirlo. Y hace una pausa, pero continúa.


Tú sabes que "light" como dices, es exagerado. ¿Quién en su sano juicio no quiere sexo alucinante? ¿Quién en su sano juicio dejaría a un dios del sexo, un hombre que es más guapo que Adonis, más rico que países pequeños en el mundo? ¿Dónde va a encontrar a alguien como tú? ¡Usted es uno de los pocos solteros que poseen estas cualidades, no sólo en este país sino en el mundo entero! Ella dice exasperada. Mientras que tú con solo agitar la mano, puedes encontrar a cientos, a miles de Anastasias, puedes tener una selección de mujeres a la carta… Es ella quien tiene la suerte de tenerte querido, dice muy convencida de sus palabras acerca de mí, poniéndome furioso y mi enojo sale de mis poros.

_ ¡Elena, yo no quiero volver a hablar de Anastasia como si ella no vale un centavo! ¡Ella no es ninguna de esas cosas! Tengo un gran respeto por ella, y ella es una entre millones. ¡A lo largo de toda mi vida, no he conocido a nadie como ella! ¡Ni una sola persona! ¡Y lo digo con propiedad, porque a ella no le importa mi dinero! Ni siquiera puedo conseguir que acepte un simple presente sin una lucha, o darle un largo argumento. Ella se ve alterada por mi aspecto, pero ella me ve más allá de eso. Ella lava toda esa mierda que me rodea y mi alta está completamente desuna delante de ella. En cuanto al sexo, es más que increíble, porque nosotros, nuestros cuerpos se conectan, y nos deseamos de tal manera que estamos hechos el uno para el otro. La electricidad, la atracción entre nosotros es palpable, muy tangente. Es cierto que pierdo mi razón a su alrededor, y ella conmigo, pero luego... Hago una pausa y añado: entonces, yo también encuentro un propósito renovado con su presencia. Ella es tan preciada para mí. Tengo este inmenso deseo de protegerla y cuidarla. Tengo sentimientos que no puedo nombrar y me asusta. Pero, la idea de perderla es el peor miedo que he tenido en mi vida. Ni siquiera puedo manejarlo hipotéticamente.   Es demasiado miedo... Mi afecto por ella es desde el alma, desde lo más profundo, digo confesando.

_ ¡Estás realmente enamorado de ella Christian! Es lo que se puede decir después de esta confesión, no me puedes convencer de lo contrario. Te conozco mejor que nadie...  dice ella cortante.

_ Ella no es nadie.  ¡Anastasia me conoce mejor! Le corrijo. Ella entrecierra sus ojos hacia mí, se arregla el cabello cortado por expertos, metiendo un mechón detrás de la oreja con un dedo bien cuidado.

_ ¿Mejor que yo? Me pregunta incrédula.

_ Tú sabes que yo soy muy privado, le digo a ella con una expresión impasible.

_ ¡Y yo te he conocido íntimamente desde que tenías quince, Christian! enuncia, tratando de corregirme.

_ ¡No Elena! Tú y yo somos tan íntimos como un choque de autos, le corrijo. Tú y yo comenzamos la mierda cuando yo tenía quince años y duró hasta que cumplí los veintiuno. Pero esa fue la medida. Te cogí de todas las formas imaginables e inimaginables que me enseñaste, y yo me sometí a ti. Bueno, también intercambiamos los papeles por un corto tiempo, pero, ese fue el alcance del acuerdo. Tú y yo podemos hablar de casi cualquier cosa, pero ella es la única persona que le he permitido que me conozca íntimamente. Hace el amor conmigo. Tú y yo nunca hicimos el amor. ¡Acabamos follando siempre! ¡Ni siquiera nos hemos besado! Me quedo mirándola.

_ Era mejor follar…  se limita a establecer. ¿Puede Anastasia haber llegado a la altura de nuestras folladas? Me pregunta sin rodeos. Le sonrío con orgullo.

_ Ella es mejor que todas las mujeres que me cogí juntas y más, le digo sonriendo.

_ ¡Ay!, Dice sonriendo. Eso es duro.

_ Tú querías oírlo, le digo.

_ Bueno, ya que tienes un gran respeto por ella y como Christian, seamos sinceros, estás enamorado de ella, dice y yo abro la boca para protestar de nuevo. Ella levanta su mano para pedir paz.

_ Mira, tú serás el último en enterarte, pero puedo ver que estás enamorado de ella. ¡Nunca, nunca, te había visto de esta manera! Si tienes la intensión de trabajar en esta relación como es debido, ve por ella. ¡Vuela hasta allí! Consulta a tu mujer si te hace tanta falta. Si ella siente lo mismo, aunque ella no se molestó al poner distancia entre ustedes. A menos que, por su puesto, ella tenga algún otro motivo. Ve con ella. Busca a tu mujer Christian. Y no sé si lo dice de verdad o con sarcasmo.
 
De repente siento el deseo ardiente y profundo por ver a Anastasia. La he echado de menos, y no sé si puedo permanecer lejos tres días sin este deseo ardiente que me consume todo.

_ Quiero darle el espacio que necesita, para que pueda pensar con claridad. Pero, no quiero dejar de verla, digo anhelo.

_ Oh, nene, puedo ver el deseo en tus ojos por ella. Ella podría, de hecho, asustarse, pero ¿cómo vas a saber lo que está haciendo? dice ella, y juro que la oigo murmurar, o quien está encima de ella, pero es una voz tan pequeña que no estoy seguro si lo he oído o imaginado. Entrecierro mi mirada, pero ella no da nada y bebe de golpe todo su vino.
 
_ Supongo que estás trabajando para que sea tu sumisa todavía, ¿verdad? ¿No me digas, que después de todos estos años, vas a cambiar tu manera de ser con una virgen que no sabe prácticamente nada sobre el sexo? Si ese es el caso, no me gusta decírtelo, pero que decepción, y no me gusta verte de esa manera Christian. Sabes lo que funciona para ti. Sabes lo que te benefició, y siempre tuviste lo que ansiabas. Tú necesitas saber si esas son las cosas que ella puede proporcionarte.


_ Todavía la quiero como mi sumisa, pero estoy dispuesto a dar “más”. Eso es lo que ella quiere. Estamos aprendiendo a poner los deseos y necesidades de cada uno, le digo. Si es importante para ella,  es importante para mí, le digo con tranquilidad y Elena me mira boquiabierta como si le dijera que decidí convertirme en un monje célibe caminando hacia el Tíbet en reclusión en los Himalayas. Por primera vez en el transcurso de la cena, ella se queda muda.

Cuando me inunda la determinación de ir a Georgia para estar con mi mujer, mi Blackberry zumba, y es Anastasia. Abro rápidamente y con entusiasmo compruebo su mensaje.
_____________________________________________
De: Anastasia Steele 
Asunto: Compañeros adecuados para la cena 
Fecha: 31 de mayo 2011 23:57 EST 
Para: Christian Grey

Espero que usted y su amigo tengan una cena muy agradable.
Ana
PS: ¿Fue la señora Robinson?
_____________________________________________
Sabiendo que Anastasia sólo ve rojo cuando Elena es el tema, me decido a responder  cuando me vaya, o tal vez no le conteste hasta que llegue a Georgia. No quiero alertar a Elena de nuestras conversaciones privadas, ni es lo que quiero para encender el fuego de Anastasia.   Me meto con seguridad mi Blackberry en el bolsillo de mi chaqueta.

_ ¿Quien es? Me pregunta Elena.

_ Nadie, le digo sonriente. ¿Sabes como te llama Anastasia?

_ No, dice un poco de aprensión. Espero que no sea nada malo o indigno, responde ella.

_ No,  tu apodo es “señora Robinson”, le digo.

Ella sonríe a eso. Sra. Robinson. Ella debe ser muy especial para ti Christian. Porque ella es la única sumisa con la que has hablado de mí, o lo que hemos tenido. Aunque, obviamente, tus sumisas van y vienen… dice dejando la frase en el aire.

_ Sí, las sumisas pueden ir y venir, pero Anastasia se queda. Digo con firmeza. Elena tiene una sonrisa triste en su cara que es reemplazada rápidamente por una mirada compasiva.

_ Ve con ella, dice ella tomando un gran trago de  vino.

_ Tengo la intención de hacerlo, le digo. ¡Ella es mía! Ella me mira impasible durante un minuto.

_ En efecto. Si ella está tratando de volver a evaluar sus sentimientos como tú dices que está haciendo, podría asustarse y huir. Pero, si ella te quiere tanto como ella desea, ella podría estar feliz de verte. Nunca sabes hasta que lo intentas, Christian.

_ ¿Vienes a la recaudación de fondos de mis padres la semana que viene? Le pregunto para cambiar el tema. Si ella va, me gustaría convencerla de que se quedara en casa, porque no quiero que Anastasia se molestarse si ella está allí.

_ Estoy haciendo una donación en el Spa para dos personas. ¿Acaso quieres que no vaya? Yo tenía la intensión de ir, dice especulativamente. 

_ Yo preferiría que no. No quiero incomodar a Anastasia, le digo. 

_ Oh, dice ella tomando otro largo trago de su vino. En ese caso, no voy a ir, dice asintiendo con la cabeza, lo cual me alivia. Estoy un poco herida Christian, dice sonriendo. Hemos sido más que amigos desde hace años, y estás dando preferencia a un sumisa que has conocido hace sólo tres semanas. Tenía la esperanza de que valoraras más nuestra relación, afirma. 

_ Elena, voy a rehuir a todo lo que pueda dañar lo que tengo con ella. Tengo que averiguar, y trabajar en eso. En este momento, no voy a cruzar la línea. Tú tienes un lugar diferente conmigo. Eres mi amiga. La única parece. Pero ella es mi “más” y yo quiero tener “más” con ella. Por favor dame la cortesía de hacer bien esto.

_ ¡Christian, por supuesto! Quiero que seas feliz. De hecho, el verte feliz me place. Espero que ella sepa lo que tiene entre las manos. ¡Mi única preocupación es por ti querido! Tú eres un buen hombre y mi mejor amigo también. Te valoro, y aprecio  nuestra relación tanto, que no me gustaría que nada ni nadie se interponga.

Yo la miro fijamente. 

_ Eres mi amiga Elena y valoro nuestra amistad, siempre que no haga daño a lo que tengo con Anastasia. Espero que respetes eso. Tenemos una historia compartida, un pasado. Me preocupo por ti, a mi manera. Pero quiero que le des el espacio, porque a ella claramente no le gustas. Y no quiero que interfieras en mi relación con ella. Siempre que entiendas eso, no hay problema, afirmo. 


Ella asiente.

  **** ♡ *****

Dejo  el restaurante, al alrededor de las 9:30 y he tomado mi decisión de ir a Georgia. Después de que el valet trae mi coche, me quedo en él durante unos minutos y mando un texto a Anastasia. Pero, con ganas de darle una sorpresa vence mi impulso, y me detengo.

Quiero que sepa que no tengo ningún interés sexual en Elena, y que mi mente sólo se centra en ella. ¡Yo sólo quiero con ella con nadie más! La echo de menos. Realmente la extraño... Pero, quiero que mi visita sea una sorpresa para ella... espero que sea una sorpresa y no vaya a asustarla.

Pongo mi teléfono en la base para activar el Bluetooth y marco a Taylor.

_ Sí, señor, contesta.

_ Taylor, quiero que llames al piloto del jet. Que él y su co-piloto vayan al hangar. Has una reserva en un hotel en Savannah. Vamos a Georgia esta noche, le ordeno. Juro que oí un suspiro.

_ ¡Sí, señor! Dice con un poco de entusiasmo. Colgamos.

Bebé, si lo  deseas, estoy listo, dispuesto y capaz de darte más, le digo a Anastasia como si estuviera en mi presencia. Sólo espero que lo que ofrezco sea suficiente para ella.

  **** ♡ *****

Cuando llego a Escala, Taylor ya tiene mi maleta para mí, y él habló con la tripulación.

_ Más o menos en cuatro horas podemos despegar señor, dice.

_ ¿Cuatro horas? ¡No debería tomar cuatro putas horas despegar! ¡El avión no está programado para volar hasta dentro de dos días! Digo exasperado.

_ Lo siento, señor. Esa es la razón por la que va a tomar cuatro horas. Debido a que el piloto está fuera de la ciudad, y está conduciendo de vuelta. Creo que sería mejor para la seguridad de todos que nuestro piloto y el copiloto descansen antes de despegar para volar tantas horas. Doy mi mirada mordaz a él y suspiro.

_ ¡Muy bien! Cuatro horas y ni un minuto más. Extraño a mi mujer con una intensidad tal que todo me vuelve loco. Incluso con los empleados leales. 

All  I  Want  is You - U2

_ Sí, señor. Permítame algo de tiempo para hacer la reserva del hotel, dice. Asiento con la cabeza.

  **** ♡ *****

Yo soy incapaz de dormir en el vuelo, pero trato de ocuparme de leer el email largo que Anastasia me envió. He memorizado la mayor parte de él, pero me encuentro leyéndolo una y otra vez. Trato de mantenerme ocupado leyendo algunos informes de negocio, pero todavía estoy nervioso. Veo a Taylor mirándome, pero no dice nada, con el rostro impasible.

En el momento en que aterrizamos en Savannah, son las 3:00 pm hora local. Tenemos un SUV esperando en el aeropuerto, que nos conduce a nuestro hotel. Taylor ha reservado una suite para mí, como de costumbre, y es uno de los mejores hoteles en Savannah. Estoy emocionado con la sorpresa de ver a Anastasia, y mi entusiasmo es palpable por estar en la misma ciudad que mi mujer. La idea de la posibilidad de verla cambia mi estado de ánimo, y estoy mucho más feliz, y menos ogro. Ya sé donde la madre de Anastasia vive. La Sra. Carla Adams casada con Robert, alias Bob Adams. De hecho, sé todo sobre Anastasia, hasta sé de su maestra de kindergarten.  Tengo la intención de descansar hoy, y tal vez echar un vistazo a algunos terrenos con fines de inversión. Como Anastasia va a venir más aquí, yo podría tener una razón legítima para volver con ella cuando ella esté visitando a su madre.

Después de registrarnos en el hotel, me voy a mi habitación, y tomo una larga ducha. El clima es cálido, húmedo y hasta pegajoso.   Tengo el deseo de agarrar a mi mujer y subirla hasta aquí, pero no quiero asustarla. Voy a dejarla en paz hoy, y la llamaré mañana para sorprenderla. Necesito dormir y descansar un poco, ya que no he conseguido dormir durante el vuelo. Aunque tengo un pequeño dormitorio en mi jet pude haber dormido allí cómodamente, pero los pensamientos de Anastasia y la emoción que la iba a ver  me impidió dormir. Estoy completamente agotado. Pero,  quiero hacer algo especial para Anastasia y demostrarle que estoy dispuesto a hacer "más" para ella. Quiero que ella participe en mi segundo pasatiempo favorito, segundo porque bajó de peldaño al conocer a Anastasia. Volar. Le dejé la tarea a Taylor para los arreglos. Él me va a informar una vez que está programado.

Finalmente me voy a dormir y tomar una pequeña siesta después de tener un almuerzo tardío. Cuando me despierto de nuevo, son casi la siete de la tarde. Todavía tengo trabajo que hacer, y tengo tres horas de retraso con respecto a la hora local. No quiero interrumpir mi horario regular. Hago unas llamadas a Andrea y a Ros. Las empresas no pueden esperar, por lo que tienden a trabajar.

Me doy una ducha y me pongo mis jeans y mi camisa de lino blanco.  Hago mi camino escaleras abajo para el restaurante del hotel. El camarero me lleva a un rincón tranquilo, y he pedido un poco de vino en primer lugar. Reviso el menú, y pido  lubina, arroz salvaje y espárragos con salsa holandesa y ensalada de rúcula.

Mi mente sigue a la deriva de nuevo a Anastasia, y estoy emocionado pero también preocupado sin saber cómo reaccionaría con mi presencia en Savannah. Ella vino aquí para escapar de mí después de todo, pero ella dijo que deseaba que estuviera aquí.   Así que, aquí estoy. Cuando estoy comiendo mi cena, me decido a enviarle  un correo a Anastasia. Sé cómo se siente acerca de Elena, pero lo que quiero es calmar su aprensión acerca de ella.
_____________________________________________
  De: Christian Grey 
Asunto: Compañeros de cena
Fecha: 01 de junio 2011 21:41 EST 
Para: Anastasia Steele
 
Sí, tuve una cena con la señora Robinson. No es más que una vieja amiga Anastasia.
Espero volver a verte. Te echo de menos.
Christian Grey 
CEO Grey Enterprises Holdings Inc.
_____________________________________________
Justo cuando pulso enviar en mi Blackberry, levanto la mirada y veo a Anastasia sentada en el bar con su madre bebiendo un Cosmo. Ella nunca deja de sorprenderme. Fui yo quien quiso sorprenderla y me sorprende por estar aquí con su madre tomando una copa o dos. Su madre se para cuando ella recibe mi mensaje. Cuando lee el mensaje, su rostro se pone rojo con ira. Ella escribe rápidamente su respuesta y la contemplo desde mi mesa.
_____________________________________________
De: Anastasia Steele
 Asunto: viejos amigos de Cena 
Fecha: 31 de mayo 2011 23:43 EST 
Para: Christian Grey
Christian, no puedes hacerme creer que ella es sólo un viejo amigo. 
¿Ha encontrado otro adolescente a quien hundir sus colmillos? 
¿Te has vuelto demasiado viejo para ella? 
¿Esta fue la razón por la que su relación terminó?
_____________________________________________
¡Carajo! Ella está más loca de lo que su cara roja ha demostrado, y su rabia me toma por sorpresa. Nunca he tenido que dar explicaciones a nadie en el pasado durante casi siete años. Es a la vez caliente y desconcertante.  Parte de ello se debe a que sé que está celosa. Pero, también estoy nervioso porque me gusta mi autonomía. Y de alguna manera me encanta eso de ella. Está siendo posesiva conmigo. Cuando estoy mirando a Anastasia para escribir mi respuesta, su madre vuelve a la barra, y ve a Anastasia molesta. Una conversación va entre ellas, y Anastasia niega con la cabeza. Los veo pedir otra ronda de bebidas. Es hora de hacerle saber que estoy aquí.
_____________________________________________
De: Christian Grey 
Asunto: cuidado... 
Fecha: 01 de junio 2011 21:46 EST 
Para: Anastasia Steele
 
No quiero discutir esto a través de e-mails. 
¿Cuántos Cosmopolitas te vas a beber esta noche?
Christian Grey 
CEO de Grey Enterprises Holdings Inc.
_____________________________________________
Cuando ella recibe mi correo electrónico en su BlackBerry, su cara cambia. Su cabeza se mueve bruscamente y ella mira a su alrededor para localizarme. No pasó mucho tiempo para que ella me encuentre. Nuestros ojos se bloquean. ¿Ella está sin aliento? Me muevo lentamente a través de la multitud sin apartar los ojos de ella. Estoy nervioso, enojado, emocionado, feliz, y tenso. Vamos allá. Estoy buscando a mi mujer que me miraba completamente sorprendida. Nuestra energía habitual tirando de nosotros otra vez, palpable. No he puesto los ojos en ella durante unos días, y estoy nervioso, y listo para tomarla en mis brazos. Pero yo estoy más allá que nervioso por su reacción. Llego a su mesa en el bar con mi mirada aún fija en mi mujer.

_ Hola, ella chilla apenas audible.

_ Hola, le respondo, inclinándome y besando su mejilla castamente aunque quiero hacer mucho más que eso. La he echado de menos, y aunque el alivio me inunda, también estoy nervioso por cómo va a recibirme. La miro como mirando a un animal salvaje cuya reacción podría ir en cualquier dirección.  Siento la ira saliendo de sus poros, pero su encanto sureño me domina. Siento un alivio momentáneo. ¡Dios, la quiero!

Baby, I Need Your Loving by The Four Tops




3 comments:

aries said...

Muchisimas gracias, cada dia esta mejor.

fanny rebellon said...

Hola patricia este capitulo es muy especial porque lo veo como el comienzo de la caída de la estima de cristian a elena,el con los días capta eso, que lo mando porque ella adivinaba la reacción de ana a los golpes, y me gusta porque se va dando cuenta su amor por ana, gracias EMINE y gracias patricia por la bella traducción un beso.

fanny rebellon said...

Carla V Salazar me encanto, me estrese con esa brujaaaaa... ggggrrrrrr odiosa..... fellicitaciones un muy buen capitulo
22 h · Me gusta

Gricelda Arona Mieres Dios santo amo a este hombre la manera en como sus sentimientos lo abruman la manera en que no tiene ni un control sobre Anna ! Gracie Emine y Patricia !
22 h · Me gusta

Patricia Aurora Ayyyyyy, muero por leer el capitulo de mañana!!! Gracias Emine, sos una genia!!!
22 h · Me gusta

Noelia Palma Fuentes Pero esos son otros actores :-?
21 h · Me gusta

Paola Baez Muy buen capítulo ya quiero otro
21 h · Me gusta

Leidy Diana Bedoya Jum.... definitivamente se conoce al demonio desde el principio Elena queriendo siempre controlar y manipular a Christian... pero para su desdicha pone siempre a Anastasia en primer lugar... Gracias a Emine excelente y a Patricia por su trabajo...
21 h · Me gusta · 1

Nancy Fica Soto ah que rabia que me da la elena tan bruja que puede ser...christian mas enamorado que nunca de ana gracias Emine y Patricia x estos lindos capitulos
21 h · Me gusta

Kathyus Jara Odio a elenaa.!! Bruja ...
Perooo me encantan los capitulos ..!!
20 h · Me gusta

Giselle Sanchez Rodriguez Muy completo este capitulo en espera del próximo!
20 h · Me gusta

Alexandra Decker Vera ahhhhhhhhhhhhhh que buenooooooo el capitulo
20 h · Me gusta

Vita Garcia Rangel Estaaaa genial.... pero sigo odiando a Helena como el primer dia.... gracias Emine y Patricia
19 h · Me gusta

Analia Cesar Emine I am your fan! You definitely keep me captivated ! I love Christian's vision. Thank you for giving us this presents.
Patricia gracias como siempre por tomarte las molestias de traducirlo.
18 h · Me gusta

Andrea Valenzuela Ulloa esa helena se nota que estaba mas que celosa...bruja.mira que poner nervioso al muñeco....me encanto el capitulo
17 h · Me gusta

Jeannifer Pino Arce Aaah esta tan bueno gracias chicas, excelente labor
17 h · Me gusta

Naty Leyva COMO SIEMPRE ME DEJAN CON EL OJO CUADRADO EXCELENTE CAPITULO CHICAS
13 h · Me gusta

Ricsely Albornoz
4 h · Me gusta

Ricsely Albornoz Mueroooo emine si que sabe como dejarnos con ganas de mas! Buenísimo..
4 h · Me gusta

Daniela Avellaneda Muy buen capítulo....Felicitaciones!