StatCtr

Monday, June 17, 2013

Libro I - Capítulo V: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY - Anastasia y Christian

Capítulo V 

Situación para Rectificar

Traducido y editado por:  Stephanie Gutierrez



Ella entra, y su mirada no me dice nada. La siento inhalar el cuero, madera y pulidor de cítricos como si fuera un brebaje embriagador. Ella mira alrededor de la habitación amplia con profundo color burdeos oscuro, mirando los viejos pisos de madera barnizada. Luego mira a la cruz de madera con forma de X y los puños de retención que cuelgan de él. Sus ojos capturan el techo y las rejillas de suspensión que cuelgan del mismo. Ella camina más allá y toca las cuerdas, cadenas y grilletes. Camina hacia el conjunto de fustas, paletas, y látigos. Mira los cajones donde guardo varios juguetes. Abre uno  mira a los contenidos y de inmediato lo cierra. Su rostro aún no da ninguna información. Examina, busca, pero sin decir nada, y no hay emoción en su cara para que yo la lea.

Ella camina hacia la cama con dosel de estilo rococó tamaño King* cubierta de cuero rojo. Sus ojos observan los puños, y las cadenas que cuelgan de las copas. Su mirada recorre la mesa de madera pulida larga con taburetes debajo de ella. Aún sin revelar nada y la curiosidad de lo que está pensando me está volviendo loco. Ella mira a los mosquetones en el techo.

Se localiza el azote de ante plumas y un mango con cuentas de plástico en. Sus dedos lo acarician suavemente examinándolo. Luce curiosidad en sus ojos por primera vez. "Se llama Azote", le digo en voz baja y suave.

"Hmmm ...", dice mirando en estado de shock. Su mirada se desplaza a mí, y luego otra vez a mis juguetes por toda la habitación. Su rostro se ve pasivo, pero parece que hay un trasfondo de miedo, shock, y entumecimiento.

“Di algo,”  le ordeno suavemente, rogando por alguna respusta verbal de su parte.

Fireworks - Katy Perry

"¿Existe alguien que te haga esto, o es que le haces esto a la gente?" Pregunta. Siento alivio y sonrio.

"Hago esto a las mujeres que desean que lo haga con ellas", le respondo con la esperanza de que me dará, algún tipo de respuesta.

"Ya veo. Parece que tienes voluntarias. No entiendo por qué estoy aquí, ni mi propósito aquí ", murmura.

"Porque, realmente, realmente, realmente quiero hacer esto contigo", le digo casi suplicante.

Ella da un gemido audible, "¡oh!" Con una mirada cuestionamiento. Para este momento espero que corra fuera de la habitación, pero ella camina acercándose a las paletas, y me da la mirada más triste deprimida al preguntar: "¿Eres un sádico Christian?" Con la voz quebrada al final.

"Soy un dominante Ana ", le digo con la mirada intensa.

¨No tengo ni idea de lo que eso significa Christian, o que ni siquiera sé si es diferente a ser un sádico. Suena mal," ella susurra en un tono visiblemente deprimido y decepcionado.

"Sólo significa que tu como una sumisa, voluntariamente te entregas a mí", le digo en voz baja, casi me encuentro suplicando a que me entienda "en todas las cosas."

Ella frunce el ceño, y me mira con firmeza diciendo: "y ¿por qué diablos iba a hacer eso?" Tomándome por sorpresa. Me gusta mucho ella. A veces, cuando me mira, mira a través de mí, dentro de mí. En el alma que hace mucho tiempo creo que he perdido. Esta oposición no es algo que me he encontrado antes, y se siente tan refrescante, tan admirable, tan desafiante. La quiero más de lo que jamás que querido nada en esta vida. ¡Jamás!

"Para complacerme", le susurro con una pequeña sonrisa inclinando la cabeza hacia un lado.

Su boca se abre. Parpadeo en reacción a las emociones que pasan por su cara, pero estoy contento de ver que el deseo es aun una de ellas.

" ¿Complacerte?" pregunta con interés genuino.

"¿Cómo haría eso?" Respira ella. Cierro mis ojos para oír con deleite que posee una mente abierta y aquel deseo sale de sus hermosos labios. Cuando abro los ojos la miro fijamente. Es posible que aún desee unirse a mi mundo, estoy ansioso por enseñarle.

"Tengo un conjunto de reglas por escrito que quiero que sigas y cumplas".

" ¿Reglas? ¿Para qué? "Pregunta confusa.

"Las reglas son para tu beneficio y mi placer. Cuando sigues mis reglas para mi satisfacción, te recompensaré. Pero cuando las rompas, te castigaré y aprenderás ", le susurro en voz baja.

Ella todavía está aquí, y no se ha escapado por lo menos. Todavía escucha.

Ella mueve su mano alrededor y pregunta: " ¿Estas cosas? ¿Qué haces con ellas? ¿Dónde encajan en tu fantasía? "Susurra.

"Estas cosas son tanto recompensa y castigo como parte del paquete de incentivos."

" ¿La recompensa y el castigo?" Pregunta escéptica. "Te excitas al tener el control, ¿ejerciendo tu voluntad de dominarme?" Ella esta tranquila, pero con un trasfondo de miedo.

"En esencia, lo que hago es ir ganando tu confianza y respeto, tu querrás que te domine. A cambio, de tu sumisión yo consigo sentir una gran cantidad de alegría y placer. Es muy simple: cuanto más sumisa seas para mi, siento mayor placer ".

Ella es todo negocios, lista para explorar la oferta y tal vez contraoferta.

"Y de todo tu placer que veo recibirás de mi sumisión" cita," ¿Qué hay para mí? ¿Qué gano yo? " ¡Me gusta! Ella es una negociadora dura.

Sé que no es mucho, y la mayoría de las veces me veo como la cáscara de un hombre, un hombre sin alma ,  así que no es mucho lo que recibirá, aparte de su propia alegría. Pero yo soy lo que ella va a conseguir. La miro con ojos que piden disculpas al decir: "Me ganas a mí", le digo encogiéndome de hombros.

Ella me mira, evaluándome. Casi pesando si lo que está dando vale la pena por lo que ha de obtener, pero no me deja ver nada simplemente luce , pasiva. Me pongo nervioso. No quiero que se deslice entre los dedos. Quiero desesperadamente estar ella. La necesito. Ahora mismo.

"Anastasia por favor. Eres tan difícil de leer. No sé lo que estás pensando, no me das nada. Me estás volviendo loco," Me paso la mano por el pelo en un gesto nervioso y le sugiero," tal vez deberíamos ir abajo. Tú, aquí, es tan molesto para mí. No puedo pensar con claridad".

Crazy de Gnarls Barkey

Ella me mira como si fuera peligroso, un peligro para su salud. ¡No, no! Un destello de emoción corre detrás de sus ojos, y como si fuese a saltar y salir huyendo. No  quiero que me tenga miedo. Me gusta demasiado. Tal vez más de lo que es bueno para mí. Le extiendo mi mano hacia ella, pero ella luce reacia a tomarla, cuestionando, incluso asustada.

"No voy a hacerte daño Anastasia, por favor" Ruego con suavidad. Ella recibe mi mano e inmediatamente siento esa sacudida familiar de electricidad que pasa a través de nosotros. La guio al próximo cuarto, quiero distraerla. La llevo por el pasillo a un dormitorio. La habitación es toda blanca, junto con los muebles. Abro la puerta y le muestro la habitación, "si decides hacer esto, esta será su habitación. Sé que es todo blanco y liso en este momento, pero se puede decorar con cualquier cosa y de cualquier manera ¡si así lo quieres! "Ella se ve sorprendida.

"¿Qué quieres decir con 'mi habitación? ¿Esperas que me mude a vivir aquí? ", Dice horrorizada. En realidad me encantaría si fuera a aceptar, pero opto por modificar mi solicitud.

"Tal vez no tiempo completo, pero por lo menos de viernes a domingo," le pido con cara de intermediación.

"¿Quieres que  duerma aquí, en esta habitación?" Ella pregunta.

"Por supuesto." Contesto.

“ Es decir, no contigo, juntos” dice ella dándose cuenta del significado de esto.

“ No, no conmigo. Ya te lo dije, nunca duermo con nadie. Excepto claro esa vez en la que estabas totalmente fuera de ti, y completamente borracha” le digo reprochándole.

Sus ojos se vuelven líneas, apretadas por una lógica ira, se le podría privar de la visión con hilo dental, y si boca con labios reprochando se vuelven una línea delgada. Ella continua probándome.

“ ¿Dónde dormirás tu?”

“Yo duermo en el primer piso, en mi propia habitación. Bajemos, estoy seguro de que tienes hambre”

“En realidad no. He perdido el apetito” dice ella con un suspiro.

No puedo tenerla hambrienta. “Debes comer Ana,” le vuelvo a decir tomando su mano y guiándola escaleras abajo.

Cuando entramos a la sala, ella se gira hacia a mi pero sin decir nada. La mirada que me da luce alarmada. No quiero que tenga miedo.

“Mira Anastasia, sé que es diferente. Quizás inclusive un camino oscuro para ti. Así que por favor, solo piénsalo. Muy, muy bien. Ya que firmaste el DNA, pregúntame lo que quieras. Estoy deseoso de responder cualquier pregunta que tengas” le imploro.

La guio al desayunador, y la hago sentar en una banqueta. “Sientate” comando. Ella rueda sus ojos, dándome su mirada de ‘eres mandón’ pero se sienta.

“ ¿Qué otro papeleo tienes?” ella dice yendo directo al grano del asunto.

“Es un contrato que marca los límites Anastasia. Yo tengo mis limites, y necesito saber cuáles son los tuyos, después de todo este acuerdo es de mutuo consentimiento”

Ella luce perdida. “ ¿Y que si…” ella empieza a decir, tratando de colectar sus pensamientos y la sobre carga de información, “ ¿Y que si, no estoy dispuesta  hacer esto?”

“Está bien si no quieres” digo sin dejarla ver nada de lo que siento. Y lo    que siento no es muy agradable.

“ ¿Tendríamos algún otro tipo de relación si no acepto esto? “ ella pregunta suavemente.

“No” respondo.

“ ¿Por qué?”

“Porque no estoy interesado en ningún otro tipo de relación”

“ ¿En serio, por qué?

“Esto es lo único que me interesa”

“ Ya veo, ¿Cómo es que escogiste este camino?”

"¿Existe realmente una razón por la qué alguien sea como es? Es difícil de responder para mí, porque todo el mundo gusta de cosas diferentes. Algunos le gusta esto, a algunos les gusta lo otro. Esto es lo que me gusta a mi, lo que deseo. ¿Quieres comer? "

Ella se ve sorprendida. Pero decidida a permanecer en su curso de acción, y no es distraída por ningún desvío.

"¿Qué tipo de reglas quieres que siga?"

"Después de la cena, vamos a repasar el documento," le digo.

"He perdido el apetito", dice en voz baja, perdida.

"Tienes que comer", le digo con fuerza.

Pero modifico mi rudeza preguntándole suavemente si le gustaría una copa de vino. Ella acepta el vino. Empujo la comida más cerca de ella y ella toma algunas frutas.

"¿Cuánto tiempo has estado en esta ..", dice haciendo una pausa buscando la palabra apropiada para sus pensamientos, "siguiendo este estilo de vida?" Termina su discurso. Le doy una pequeña sonrisa.

"Un buen tiempo".

"¿Hay un montón de mujeres que desean participar en este estilo de vida?" Ella indaga más.

"Sorprendentemente un gran número", contesto secamente.

Se encoge de hombros, y me desarma de nuevo. "Si hay tantas de ellas, y dado que nunca he hecho, nada relacionado con este estilo de vida, ¿por qué yo Christian? Es evidente que puedes tener una amplia selección de voluntarias. " Le doy un suspiro audible para ella llegue al  punto y corte a través de toda la basura.

"Hay algo en ti de lo que no puedo escapar Anastasia. Eres diferente a cualquiera que haya conocido antes. Como una polilla a la llama, no puedo escapar de ti. Te deseo tanto, ¡no puedo evitarlo! Sobre todo ahora cuando se está mordiendo ese labio tuyo, "dije con un suspiro tembloroso, tragando saliva.

Esta es la primera vez desde mi revelación, en que he visto la luz y el brillo de sus ojos.

"Yo creo, que yo soy la polilla, y tú eres la llama Christian", susurra. "Seré yo la que se queme", dice por lo bajo, tanto que no sé si yo la escuché, o lo he imaginado.

“ ¡Come!” le ordeno.

Ella levanta la mirada determinada, "No señor Grey. No he firmado nada con usted, y me aferrare a mi libre albedrío, por el momento. "Realmente me gusta. Ella va cara a cara conmigo en negociación.

"Como quieras Anastasia." Digo. Ella mira hacia abajo a sus los dedos, dándole vueltas a una pregunta en su cabeza, decidiendo que enfoque sería el mejor curso de acción. Entonces me mira a los ojos y pregunta: "¿Cuántas mujeres?"

"Quince", dejo escapar.

" ¿A largo plazo, o corto plazo?"

"Algún tiempo largo algunos, algunos otros cortos."

"¿Heriste a alguna de estas mujeres?" Pregunta.

"Sí," dije lentamente. El miedo se arrastra de nuevo a sus ojos.

"¿Qué tanto?"

"No mucho."

" ¿Tienes la intención de hacerme daño?", Dice cerrando los ojos. Estoy sorprendido por la pregunta. No quiero hacerle daño.

"¿Qué quieres decir?"

"Quiero saber si tienes la intención de hacerme daño físicamente. Pregunta simple ".

"Cuando lo necesite, te voy a castigar físicamente y habrá dolor." Ella traga saliva, sus ojos como platos. Se toma de un tiro el restante en su copa de vino.

Ella me pregunta si alguna vez he sido golpeado, y  eso me hace recordar el tiempo con la señora Lincoln, le respondo que sí. Muchas, pero no le digo eso. Ella se ve sorprendida. Le digo que podemos discutir esto en mi estudio, y tomo su mano. Es como la negociación de un acuerdo de negocios. Ella es una negociadora dura.

Cuando nos metemos en mi estudio, le entrego el contrato con las normas sobre el mismo. Se trata de varias páginas. Sus ojos se agrandan al entender el alcance del mismo.

Hay reglas de obediencia donde quiero someter control total de parte de mí su dominante de forma rápida y expedita. Ella participará en cualquier actividad sexual que estime conveniente yo, su dominante… asi que me dirijo a los límites fuertes sin dudarlo. Se espera que ella duerma al menos siete horas al día. Ella mantendrá su salud comiendo de una lista prescrita de los alimentos sin comer bocadillos en el medio. Ella tendrá que usar la ropa que considere conveniente para ella, y se le asignará un presupuesto para comprar los tipos de ropa que me parezcan deseables. Se debe ejercitar cuatro veces a la semana en sesiones de una hora y el entrenador personal me reportará a mí con su progreso. Para la higiene personal y de la belleza, la sumisa deberá mantenerse afeitada y prolija en todo momento en un salón elegido por mi y someterse a cualquier tratamiento que estime conveniente. La sumisa no beberá en exceso, o fumar, o tomar medicamentos, o ponerse bajo peligro innecesario. Asimismo, no entrará en  relación sexual con nadie más. Ella será respetuosa y modesta en todo momento. Si ella deja de cumplir las reglas, habrá un castigo inmediato en una naturaleza determinada por el dominante.
Ella lee el contrato con atención, mis ojos no vacilan fijos en ella. Finalmente, ella levanta su mirada hacia mí preguntando: "¿Qué quieres decir con límites fuertes?" Pregunta. Bueno, ella todavía está explorando la posibilidad.

"Esos son los límites en el contrato que especifican lo que puedo hacer y lo que no lo haré." Ella asiente con la cabeza.

"No creo que quiera aceptar dinero para la ropa. La palabra 'Pu..' viene a la mente ", dice casi inaudible. Yo suspiro.

" ¡No, no puedes pensar así Anastasia! Quiero que estés rodeada de lujo, comprarte cosas. Y cuando me acompañes para ciertas funciones necesitará ropa adecuada y cuestan mucho dinero y aunque consigas un trabajo,  no serás capaz de pagar los tipos de ropa que me gustaría que uses. Por favor, deja que compre para ropa para ti ".

Ella reflexiona un poco más, y responde. "Si no tengo que usarlos cuando no estoy contigo, supongo que puedo pensar en ellos como los uniformes. Está bien ", asiente.

"Yo no voy a hacer ejercicio cuatro veces a la semana", dice ella determinada.

"No Anastasia, es necesario. Tienes que ser fuerte por lo que tengo en mente para ti. Créeme cuando te digo que lo necesitaras”.

"No cuatro veces a la semana. Mi contraoferta es de tres horas ", dice todo seria.

"Prefiero cuatro," yo digo pasivo y determinado.

"No lo creo. Dijiste que esto es una negociación, pero no me dejas negociar. "Ella tiene razón.

"Buen punto bien hecho Anastasia. ¿Qué tal una contraoferta. Tres días durante una hora, y un día durante media hora ... "digo.

"No hay trato. Tres días, tres horas. Tengo entendido que me mantendrás ejercitada lo suficiente." Ella me desarma de nuevo llenándome de deseo por ella al instante. Sonrío maliciosamente con alivio. "Sí, claro. Ok. Estoy de acuerdo. Creo que realmente deberías trabajar para mí. Eres una dura negociadora ", le digo completamente asombrado con esta joven mujer que está negociando fuertemente conmigo, Christian Grey el clavo fuerte.

"Gracias, pero no es una buena idea", sigue hacia adelante.

"En cuanto a los límites", le digo entregando mis límites estrictos a ella, "éstos son los míos."

Mis límites son, no se puede jugar con fuego, cero incendios, no orinar o defecar, sin agujas, cuchillos, perforación o algo que deje salir la sangre, sin instrumentos médicos, sin niños o animales, sin marcas permanentes en la piel, no hay acto que implique control de la respiración, nada de corriente eléctrica, fuego.

Entonces doy vuelta y le pregunto si le gustaría añadir algo a esa lista. Ella se ve perdida y confundida.

"No tengo la menor idea", murmura.

"¿Qué quieres decir?" Le pregunto.

"En realidad nunca he hecho nada de eso, así que realmente no lo sé."

"Ok", me corrijo, "¿hay algo que no te gusta hacer durante el sexo? Estoy seguro de que tienes tus gustos y disgustos. " Ella se sonroja y se retuerce en su asiento. Tengo que hacer que se abra a mí. Ella es muy tímida.

"Anastasia, debes comunicarte conmigo y ser abiertos uno con otro si por amor al cielo, queremos que esto funcione," me declaro con ella.

"No es eso", se sonroja tímidamente mirando hacia abajo a sus dedos y retorciéndolos con fuerza.
"Por favor, dime", le digo, el suspenso me está matando. ¿Hay algo malo en su pasado?

"Nunca he tenido relaciones sexuales, por lo que, no tengo ni idea de lo que me gustaría, y lo que no" ella finalmente murmura total y absolutamente impactante.

Cierro los ojos. No, esto no está sucediendo. " ¿Nunca?" Respiro apenas para controlar mi ira. No, ella niega con la cabeza.

"¿Eres virgen?", Le susurro. Ella asiente con la cabeza en sentido afirmativo enrojeciendo.

Una ... dos ... tres ... cuatro ... cinco ... seis ... siete ... ocho ... nueve ... diez ... Respira Grey. Respiración profunda. ¡Mierda! ¡Todavía estoy enojado!

"¿Por qué diablos no me habias dicho antes?" Le grito. Ella se estremece.
*
*
*
---
*King: Mayor tamaño estándar de cama.





1 comment:

fanny rebellon said...

Fanny Rebellon FABULOSO COMO SIEMPRE EMINE, ME ENCANTA, GRACIAS AMIGA.
17 h · Me gusta

Nancy Fica Soto a me encanto ya espero el proximo
17 h · Me gusta

Nayaret Fierro Me falta el 4... donde lo encuentro??
17 h · Me gusta

Ana Silvia Rosales Fabulosa, gracias. Emine.
17 h · Me gusta

Leidy Diana Bedoya Gracias Emine.... simplemente geniao...
17 h · Me gusta

Cindy Zamudio Gracias ..muy interesante......
16 h · Me gusta

Martha Liliana Galvis Martinez NECESITO EMPEZAR DESDE EL PRIMER CAPITULO....ESTA DE INFARTO!!!! remitanme el enlace porfis porfis.....
10 h · Me gusta