StatCtr

Saturday, June 21, 2014

Libro II - Capítulo XXI: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY - CHRISTIAN Y ANASTASIA

CAPITULO 21
Ordena que razone y encantaré tu oído, 
tal como hace un hada flotaré sobre el césped, 
o cual lleva una ninfa desmelenado el pelo, 
bailando en las arenas sin dejar huella alguna 
que el amor es espíritu todo compuesto en fuego, 
que no se hunde, ligero, capaz de evaporarse.

(Venus y Adonis de Shakespeare) 




Cuando decimos entrar al coche, Anastasia se sienta en el lado del acompañante y yo entro en el asiento del conductor. Su revelación de que no ha tenido sexo en el coche ocupa mi mente. Podría ser una buena experiencia. Me dirijo hacia ella mientras conduzco.

_ Entonces deseas tener sexo en el coche.

_ La verdad es que en el piso del vestíbulo también me habría parecido bien.

_ Créeme Ana, a mí también. Pero no me gusta que me detengan a estas horas de la noche y tampoco quería follarte en un lavabo. Bueno hoy no, le digo mientras hago una nota mental en los lugares que me la quiero follar.

_ ¿Quieres decir que existía esa posibilidad? Me dice casi lamentándose, caliente y frustrada.

_ Pues sí, le digo sonriendo. Anastasia se echa a reír también, en una liberación de tensión sexual acumulada.

_ Regresemos, dice sin más.

Me acerco hacia ella y pongo mi mano sobre su rodilla, primero apretándola posesivamente y luego acariciándola, ella deja de reírse y el fuego vuelve de nuevo. El deseo entre los dos siempre está ahí, una conexión invisible que nos enciende.

_ Paciencia, Anastasia. Y no estoy seguro si lo digo por ella o por mí.

El camino a casa, se hace largo y los minutos parecen estirarse. Para el momento que llego a Escala todavía estoy pensando si follamos en el coche o en mi apartamento. Me coloco en uno de mis puestos de estacionamiento y apago el coche. Me volteo hacia Ana con mi brazo en el volante y mi otra mano recorriendo mi labio inferior. Simplemente la estoy contemplando profundamente. Saco mi labio del cautiverio de mis dientes con mi pulgar y mi dedo índice para finalmente tomar una decisión. Por mucho que ella quiera hacerlo en el coche y el deseo en mí es inmenso, no la voy a satisfacer, porque quiero que esto sea largo. Por otro lado, hay muchas superficies en mi apartamento que todavía no hemos bautizado. La mirada de Anastasia es expectante, lasciva y licenciosa. Sus ojos se centran exclusivamente en mis labios y ella está lista para saltar sobre mis huesos. Mis ojos nunca dejan de mirarla.

_ Vamos a follar en el coche en otro momento y lugar que yo escoja, en un futuro cercano. Pero hoy no lo vamos a hacer porque no será suficiente para satisfacernos. Te voy a llevar arriba y te voy a follar en todas las superficies disponibles de mi apartamento.

_ ¡Sí! Responde ella con desesperación.

Me inclino para besarla y ella  cierra los ojos expectantes. Pero de inmediato el deseo se dispara entre nosotros, a través de nuestros cuerpos. Si la toco ahora, me voy a quemar y no quiero follar aquí en el estacionamiento.  Sólo mirarla inhalando su aroma y eso es suficiente para que me intoxique. Cuando abre los ojos de nuevo, me encuentra mirándola, tal vez cuestionándome de por qué no la beso.  

_ Si te beso ahora, no conseguiremos llegar al apartamento, le digo y con eso salgo del coche. Y además, la estoy castigando por no darme una respuesta, que ahora que lo pienso ella también me está castigando a mí, pero yo sé cómo llegar a lo que quiero mientras la torturo de esta manera.

Me acerco hacia ella y la tomo de la mano. Mientras caminamos hacia el ascensor mi pulgar acaricia sus nudillos, de atrás hacia delante rítmicamente. Un buen movimiento en ciertos puntos en el cuerpo puede tener una conexión directa con la libido de una persona. Puedes torturarlos, despertarlos o simplemente hacer que se corran, con solo tocar esos puntos correctamente.  El medio de la palma de la mano, los nudillos, entre los dedos, son algunos puntos de excitación. Solo hay que  presionar adecuadamente con cierto ritmo y liberar toda la tensión. La excitación de Anastasia está por las nubes y ella se retorcía en su asiento caliente y mojada. 

_ ¿Y que pasó con la gratificación instantánea? Murmura enfáticamente casi enojada porque todavía no he hecho el intento de follarla. La miro sonriendo.

_ No es apropiada en todas las situaciones Anastasia, simplemente le digo.

_ ¿Desde cuando? Me increpa.

_ Desde esta noche, le digo para ver si me entiende. Ella entrecierra sus ojos hacia mí, tratando de descifrarme.
_ ¿Por qué me torturas así? Me pregunta frustrada. Memoria corta cuando se trata de sus  transgresiones.

_ Ojo por ojo, Anastasia, le contesto.

_ ¿Cómo te torturo yo? Me pregunta casi incrédula y chillando.

_ Creo que ya lo sabes, le contesto con la mirada de fuego, con los ojos dilatados. Veo como un relámpago pasa a través de su mirada y ya se ha dado cuenta.  

_ Bien, señor Grey. Yo  también estoy de acuerdo en aplazar la gratificación, murmura, sonriendo. 

Su declaración al instante me hace perder el control. ¡La quiero, maldita sea! Agarro su mano con la ansiedad en aumento y la traigo hacia mis brazos, con su cara en mi pecho, pero no es lo suficientemente cerca para mí. Envuelvo un mechón de su cabello en mi mano y tiro suavemente hacia atrás, pero con firmeza, para levantar su cabeza.  ¿No puede ver estoy hecho un manojo de nervios? ¿Por qué me tortura así? ¿Ella no me quiere tanto? Estoy tan jodidamente inquieto, nervioso, especialmente a la luz de todo lo que pasó en esta semana. Me preocupa perderla. Me preocupa que mi jodida mierda pudiera volver a atormentarme. Me preocupa que me quiera menos. 

Así que con la punta de la lengua me sometes,
Todos los tipos de argumentos y preguntas profundas,
Toda pronta réplica, y razón de peso,
Por su ventaja aún no despierta y duerme.
Para hacer reír al llorón, y llorar al risueño,
Tiene un dialecto y habilidad diferente,
La captura de toda la pasión es su oficio de voluntad 

Eso lo dijo Shakespeare en "El lamento de los Enamorados" Aunque en el soneto, la que se quejaba era una mujer cuyo amante primero la persiguió, luego la sedujo y finalmente la abandonó dejándola desconsolada.  Mi dolor es porque Anastasia romperá mi corazón si me deja. Sé que soy indigno de su amor, pero ¿No puedo llegar a ser un buen hombre para ella?

_ Me estoy volviendo loco aquí Anastasia... ¿Qué puedo hacer para que me digas que sí? Le pregunto casi desesperado, rogándole. Soy un hombre enamorado  ¡por amor Dios! Estoy listo para poner delante de ella todo lo que tengo, mi cuerpo, mi alma. Quiero decirle que lo que he hecho es para ella, lo que tenga que hacer es de ella; soy de ella. ¿Qué más tengo que hacer para demostrarle mi amor? ¡Voy a terminar por convertirme en un maldito poeta! ¡Ella es en todo lo que pienso! 


 _ Dame un poco de tiempo… por favor…  dice murmurando. ¿Puedo aliviarme con esto porque de alguna manera no es un no? ¿Ella va a seguir torturándome? ¡Mierda! ¡Parece que voy a estar compitiendo con Shakespeare en la poesía como un amante despreciado! Me quejo en voz alta, exasperado con mi novia que parece disfrutar con su tortura. Marcando mi corazón como una vaquera no calificada en un día caluroso de verano. ¡Tomándose su buen tiempo! Con el anhelo y el deseo, tomo su cabeza en mis manos y la beso largo y duro, tratando de consumirla, tratando de medir sus sentimientos hacia mí. Ella se mueve alternativamente con igual fervor y pasión, y es como si fuéramos un solo cuerpo, estoy empujándola contra la pared del ascensor y sujetándola con mi cuerpo, con una de mis manos protejo su cabeza envolviendo su cabello alrededor de mi mano y con la otra tomo la barbilla y pongo su boca en la mía, besándola… besándome.   Soy suyo. ¡Me estoy consumiendo por ella! Lo que siento por Anastasia es un amor de otra especie, es algo eufórico, obsesivo, irreversible y no encuentro salida. Acabo de darme cuenta de que no tenía una vida hasta que me enamoré. Yo he vivido desde que ella entró en mi vida. Simplemente estaba medio muerto. 

(Vivir en un mundo sin ti)

_ Te pertenezco… le susurro en su boca apasionadamente. Mi vida está en tus manos Ana… Cuando se da cuenta de mis palabras, ella gime en voz alta, da un tirón a mi chaqueta para quitármela y comienza a tratar de arrancarme la ropa apresuradamente. Mis manos están por todas partes de su cuerpo, el control está más allá de mí, estoy a punto de follarla aquí en el ascensor y no me importa quien se interponga entre nosotros. El ascensor hace su parada en mi ático y las puertas se abren. Salimos tropezando hacia el vestíbulo y ella de un tirón termina por quitarme la chaqueta. Mis labios están sobre ella chupando su labio inferior, mordiendo. Mi lengua invade su boca y comenzamos nuestro dulce tango.  

(No puedo quitar mis ojos de ti)

Mi mano llega a su pierna hasta arriba subiendo su vestido a medida que continúo besándola.

_ Esta es la primera superficie, le digo mientras la levanto del suelo. Envuelve tus piernas a mi alrededor, le digo. Pongo el jarrón de flores debajo de la mesa del vestíbulo grande y la monto sobre ella. Las piernas de Anastasia se envuelven alrededor de mí y me meto en los confines de sus piernas, mi erección mirando hacia su sexo desnudo. Meto mi mano en mi bolsillo y saco un paquete de condones, se lo entrego mientras bajo mi bragueta. Mi pene sale de un brinco aliviado de tanta tensión, erguido solo para ella. ¡Una mirada, un toque, una palabra y tengo el primer descuento!

_ ¿Sabes cómo me existas?

Confundida, ella no sabe cómo responder. 
_ ¿Qué? Eh... No…


_ Pues sí… a todas horas, le digo. Ruedo el condón por mi longitud y nuestras miradas son solo placer, querer, amar, follar. A medida que nuestras miradas se profundizan, pongo mis manos debajo de sus muslos y le abro más las piernas listo para entrar en ella. Pero quiero ser el hombre que quiere el reconocimiento de su mujer de todas las formas posibles, quiero verla, sentirla venir debajo de mí.

_ No cierres los ojos, quiero verte, le murmuro con mis manos agarradas a las de ella, mientras me hundo centímetro a centímetro en su sexo caliente. Finalmente conseguimos lo que queremos. Ella cierra los ojos en éxtasis mientras gime de placer, lo que le hace curvar su espalda fuera de la mesa. Todos sus movimientos me excitan inmensamente pero quiero verla cuando se corre. ¡Quiero sentirla de todas las maneras, saber que ella es mía y reafirmar que solo yo puedo hacer esto con ella!

_ ¡Abiertos! Le ordeno y ahora entro con fuerza y profundo haciéndola gritar. Mis ojos se centran en los de ella. Ahora que tengo su atención, la miro sin pestañear y salgo de ella mientras me hundo poco a poco de nuevo en su sexo que me llama. La sensación es absolutamente abrumadora, me pierdo. Es  carnal, deseosa, salvaje, y no importa lo duro que pueda ser porque estoy haciendo el amor con ella. Mis ojos se clavan en su mirada y se alimentan de su voluntad de un desenfreno que está en cada uno de sus poros y todo lo que quiero es entrar con fuerza mientras la conquisto… y lo hago. Cojo mi ritmo, entro con un movimiento cada vez más fuerte, cavar en lo más profundo, es exquisito como la cabeza de mi polla llega hasta sus profundidades, sonando las campanas de su sexo y al final siento como sus músculos van apretando mi hombría, tratando de exprimirme y ambos alcanzamos nuestro pico, para llegar al orgasmo de una manera explosiva. Por un momento veo pasar las estrellas por delante de mis ojos y las ondas del orgasmo pasan a través de nosotros con pura delicia. Somos uno. Ella chilla y yo solo puedo tener su nombre en mis labios. ¡Sí… Ana!

Vierto todo lo que tengo y colapso sobre ella cuando libero sus manos y hundo mi cabeza entre sus pechos. Ella sigue son sus piernas envueltas en mi cintura y se acuna sobre mi cabeza frotando mi pelo mientras nuestras respiración se recupera.

_ Todavía no he terminado contigo, murmuro cuando me incorporo y la beso de nuevo.

_ ¿No? Ella pregunta burlona en mi boca. ¿Ahora a dónde? 


_ Por alguna razón quiero a mi mujer en la cocina. Te voy a follar allí, le digo escabrosamente. Entro en la cocina con Anastasia en mis brazos y mis labios en los suyos. La bajo al suelo y la despojo de toda la ropa que le queda. De uno de los cajones inferiores tomo un pequeño delantal de encaje y se lo pongo. Ella me mira sorprendida. Sonrío, encogiéndome de hombros. Ella no tiene más que un delantal en la cocina. ¡Perfecto! Me mira con una sonrisa tímida de amor y deseo. Me inclino para capturar sus labios y con una mano sostengo las suyas por su espalda y con la otra sostengo la parte posterior de su cabeza.  Ella tira de sus manos y al final la suelto. Envuelve sus manos alrededor de mi cuello y las sube hasta mi cabello tirando de mí hacia ella con fervor. Yo la levanto y la pongo sobre el mostrador y abro sus  piernas metiéndome entre ellas.

Meto mi mano bajo el delantal subiendo hasta sus pechos, para amasarlos, estirarlos y ella gime en mi boca. Me aprieta más fuerte en su abrazo rozando mi labio inferior con los dientes. ¡Ella me enciende a lo grande! La estoy sosteniendo con una mano en su espalda y con la otra voy bajando de sus pechos hasta su ombligo y llego a su hueso púbico. Mi mano va entre sus piernas y con la palma masajeo suavemente su sexo. A ella se le corta la respiración e involuntariamente arquea su cabeza hacia atrás haciendo que mis labios se deslicen por su barbilla llenándome de lujuria. Ella responde automáticamente a mis caricias.

_ Levanta tus pechos nena… le digo y ella arquea su espalda.  Sus hermosos picos rosados salen por los bordes del pequeño delantal y su sexo apenas está cubierto por el borde de los volantes de encaje de la falda. ¡Totalmente follable! Muevo el culo de Anastasia un poco hacia adelante. Mis labios se arrastran por su garganta, lamiendo, mordiendo y chupando su hombro. Finalmente llego hasta su pezón que capturo entre mis dientes y los chupo suavemente. Ella gime en voz alta. Mi mano refleja las acciones de mis labios con el otro pezón.  Bajo mi cabeza hasta su muslo y lo muerdo ligeramente, ella jadea haciéndome reír. Empujo la falda del delantal y paso mis labios saboreando su perla de placer. Cuando sumerjo mi lengua entre sus pliegues ella gime ruidosamente empujando su sexo hacia mi boca. ¡Ella está loca e insaciable por el sexo para mí en todo momento! 

Yo lo chupo y saboreo en mi boca, arremolino con mi lengua y con mi mano la atraigo hacia mí. Su espalda se arquea y ella se apoya con una mano en la mesa y la otra la anuda en mi pelo empujándome. Una de sus piernas la pasa alrededor de mi hombro. Yo continúo sin descanso lamiendo el centro de su universo hasta que ella grita una versión incoherente de mi nombre. ¡Música para mis oídos! Y se deshace en mis labios. Su pierna cuelga sin fuerzas mientras la bajo y subo para susurrarle al oído: “mi turno”

_ Esto va a ser rápido cariño. Estoy con mi arma martillada dispuesto a disparar. La levanto y la bajo al piso volteándola para que apoye sus manos sobre el mostrador. Ruedo rápidamente un condón por mi polla y sosteniéndola por las caderas me sumerjo lentamente. Es increíble lo que siento cuando estoy dentro de Ana. Está tan apretada como el primer día, resbaladiza y deliciosa. No voy a expandirla nunca con nada más grande que mi pene. La quiero mantener así bien cerrada abrazándome como un guante apretado. Repito el proceso una vez más deleitándome con la sensación de sus músculos  alrededor de mi virilidad, aceptando y dándome la bienvenida. Ella empuja su trasero hacia mí, dándome más fricción. La sensación es demasiado abrumadora y sus gemidos alimentan mis deseos mucho más.

_ ¡No te vengas todavía!  Le advierto. Vamos a disfrutar un poco más nena. Quiero que lleguemos juntos Ana.  Ella detiene su ritmo y yo también, paso mis manos por las curvas de su cintura, por su espalda, suave, tratando de relajarnos para durar unos pocos segundos más de gloria.

Comienzo de nuevo con mi ritmo y ella empuja su trasero combinando con mis embestidas. La oigo gemir incoherencias y finalmente grita ¡Christian no puedo aguantar más! Y sus palabras son mi perdición.

_ Vente conmigo nena… es lo que puedo decir mientras me dejo ir entre sus profundidades sedosas. ¡Ah… Ana… sí… sí…! Y ambos nos corremos en voz alta.  

Cuando bajamos de nuestras alturas, cargo a mi mujer y la llevo hasta nuestra cama, en el camino tomo su ropa del piso. Sus brazos se envuelven alrededor de mi cuello. La acuesto en la cama y le quito el delantal. Rápidamente me desligo de mi ropa y me acuesto a pocos centímetros de distancia de ella. Mi erección está domesticada, pero no caída. Siempre he sido un chico con un libido sexual muy alto, por eso  tengo que hacer ejercicios varias veces al día para calmar la tensión. Pero desde que Ana llegó a mi vida ya no tengo que esperar los fines de semana para liberarme y hasta ahora ella me corresponde, siempre está lista para mí, nunca se niega.

_ ¿Otra vez? Me pregunta incrédula cuando se da cuenta de mis intensiones.

_ Oh sí, señorita Steele, otra vez, le digo. Ella solo sonríe y se aferra a mí, para combinarnos de nuevo… una vez más…   



*****
Nos tumbamos en la cama, completamente saciados, nuestros brazos y piernas enredadas alrededor de nosotros, la cabeza de Anastasia está en mi pecho, jadeando, tratando de recuperar el aliento, mis dedos recorren su espalda. Yo apenas estoy satisfecho... por el momento. Pero, Anastasia se ve gastada, aturdida y en el séptimo cielo. 

_ ¿Satisfecha señorita Steele? Le pregunto. Ella apenas puede responder con un murmullo, asintiendo la cabeza. Saber que puedo amarla de esta manera, me exalta, porque lo que ella hace por mí es mucho más. ¡Ella me hace sentir! Le da un sentido a mi existencia. No siento esa necesidad de buscar un ajuste de cuentas que nunca llega. Levanta su cabeza me mira con los ojos desenfocados y perezosos, y yo solo la veo con admiración y asombro. Sus labios forman una sonrisa y me mira buscando mi permiso para tocarme. Me tenso por un momento, pero asiento con aprobación. Tengo que acostumbrarme a esto, romper todas mis barreras con ella. La quiero de forma permanente en mi vida. No quiero nada entre nosotros. Ella planta un beso suave en mi pecho e inhala profundamente, perdiéndose en mi olor a sudor, sexo y perfume.  
Finalmente la ruedo a mi lado y me le quedo mirando complemente enamorado y asombrado por lo que puedo dejar que ella me haga.  Ella es nada menos que mi todo. Me sonríe con pereza. 

_ ¿El sexo es así para todo el mundo? Me sorprende que la gente no se quede en casa todo el tiempo, dice ella.

Bueno, no tengo manera de saber como se sienten los demás, pero con ella es especial para mí, lo que hace que no sea solo follar y lo convierte en un acto sexual amoroso. Llevar a los picos de placer a mí Ana es el mejor trabajo que hago en mi vida. Sonrío por su curiosidad. 

_ Bueno nena, no puedo hablar por los demás. Yo sólo puedo decir lo que siento y estar contigo, hacerte el amor, es extraordinariamente especial,  le declaro y la beso.

_ Eso es porque usted es extraordinariamente especial, señor Grey, añade sonriendo y gentilmente acaricia mi cara, sacando a la superficie emociones enterradas en mi corazón. Todavía me siento indigno de su cumplido. Ella es la que hace que todo esto sea especial. El síntoma más poderoso del amor es la ternura, que a veces se hace casi insoportable”  dijo Víctor Hugo y creo que en este momento esa frase en particular demuestra que es verdad. Mi corazón rebosa de amor por ella, y la ternura de sus caricias, simplemente queman mi alma. La amo. Estoy tranquilo con ella... me siento que estoy en casa, porque ella está aquí. No quiero volver jamás a mi antigua vida. Pero tampoco he olvidado lo que soy.

 _ Es bastante tarde, nena, le digo con ternura. Duérmete y con eso la beso suavemente. La atraigo hacia mí pegando mi pecho de su espalda y la abrazo con fuerza.

_ Me pregunto por qué no te gustan los halagos, murmura.

_ Duérmete Anastasia, la reprendo con ternura.

_ Christian, me encantó la casa, murmura a la deriva. Mi corazón se detiene por un segundo y se acelera. Aun tengo esperanzas por un futuro juntos. Sonrío ampliamente. Meto mi nariz en su nuca e inhalo su aroma a aire libre, su perfume, a sexo y mi olor en ella, es embriagador. – A mí me encantas tú. Duérmete – Y me voy a la deriva en un sueño feliz  con Anastasia en una casa mediterránea con vista al Sound. 

(Ámame Tender de Elvis Presley)  
******
¡Buenos días Seattle! ¡Otro hermoso día inesperado! En primer lugar el tráfico...  dice el locutor y rápidamente golpeó el botón de apagado de la alarma de radio para que Anastasia no se despierte. 

Me doy un baño y me visto con mi traje azul marino, camisa blanca y corbata a juego. Me sonrío en el espejo sabiendo que a Anastasia le gusta este traje en particular. Me doy cuenta que me he vestido para impresionarla. Suspiro. ¡La quiero tanto! Por último, me acuerdo de tomar la pequeña caja de regalo que Anastasia me dio antes de visitar a Flynn. La tomo en mi mano y vuelvo a sacudirla. ¡Me está matando no saber lo que es! ¿Qué puede caber en algo de este tamaño? ¿Será alguna joyería? La sacudo de nuevo para adivinar el sonido. El traqueteo que hace eleva más mi curiosidad. Trato de imaginarme qué podría ser, pero ni idea de lo que es. Me le quedo viendo ¿Qué hay dentro de ti cajita? ¿Qué secreto tienes ahí dentro?  Me le quedo mirando por otro momento. Suspiro sin poder adivinar y la coloco en el bolsillo de mi chaqueta al lado de mi corazón.

Ato mis zapatos y vuelvo a mi dormitorio. Veo a Ana en un sueño profundo, pero tengo que irme con el fin de llegar a una reunión de trabajo.

_ Me tengo que ir cariño le susurro en su oreja y luego la beso.

_ ¿Qué hora es? Pregunta pensando que es tarde porque ya estoy listo para salir.

_ No te asustes. Yo tengo un desayuno de trabajo, le digo empujándola hacia la cama y frotando mi nariz con la de ella.

Envuelve sus brazos alrededor de mi cuello e inhala mi olor.

_ Hueles muy bien Christian, me dice tratando de llevarme de nuevo a la cama. – No te vayas – me susurra. ¿Qué he creado? ¿Una mujer insaciable? 

_ Señorita Steele… ¿Acaso intenta hacer que un hombre honrado no cumpla con su jornada de trabajo? Ella asiente sin vergüenza, y estoy tentado. Me encuentro a mí mismo sonriendo tímidamente.

_ Eres muy tentadora, pero tengo que irme le digo y la beso. Ella gime en desaprobación.

_ Hasta luego nena, y dejo la habitación. Son exactamente las siete de la mañana y Taylor me está esperando en la sala listos para salir.

_ Buenos días Sr. Grey, Taylor me saluda.

_ Buenos días Taylor, lo saludo con una sonrisa idiota en mi cara. Sí, sí, Taylor sabe lo que he estado haciendo con esa tenue luz en sus ojos. Él no me puede engañar con su cara impasible. Escribí el libro de él. ¡Como si me importara un carajo! Creo que él me prefiere relajado y Anastasia me relaja como ninguna otra cosa, y ella me vuelve loco como nadie también. Me gusta cuando me desafía.
_ Desayuno en el Edgewater, señor ¿no?

_ Sí, le confirmo. 

_ Bien. Envié a Sawyer antes para un barrido de seguridad, dice, y yo asiento aprobando. Andrea me dio la lista ayer y tenemos una sección del restaurante reservada señor, dice mientras salimos del edificio. 

El Six Seven Restaurant del Hotel Edgewater, se encuentra a solo tres kilómetros de distancia de Escala. Taylor espera mientras la puerta del estacionamiento subterráneo de Escala se abre. Sale del edificio y se dirige hacia el norte por la 4 ª Avenida hacia Holgate Street. Miro el amanecer distraídamente mientras mi mente se va a la noche anterior. Me doy cuenta de que Taylor está tomando la rampa de la carretera interestatal 5.  Mi Blackberry zumba.

_ Grey, respondo.

_ Es Ros. Tenemos otra oportunidad. Ya hablé con el viejo ayer por la noche.

_ Eso es genial. ¿Ya llegaste?

_ No, casi. ¿Me haces un favor señor Grey?

_ ¿Qué clase de favor? Le pregunto y siento su sonrisa.

_ Sr. Grey no pediría nada que usted no pueda cumplir ¿verdad? Dice sonriendo con la voz ligeramente ronca. Ella realmente necesita dejar de fumar. Bueno en realidad es simple. He tenido un mal momento con el buitre del hijo del viejo. Pensó que podía hacer su movimiento conmigo para firmar el acuerdo de la venta de la empresa en su cama, dice ella y yo me remuevo en mi asiento.

_ ¿Te dijo eso? pregunto airado.

_ Oh no señor Grey, él no tuvo que decirlo. Pero cuando un hombre pone su mano sobre el hombro de una mujer y empieza a acariciarla susurrándole al oído dulcemente: “Estoy seguro de que podemos llegar a un acuerdo” no significa exactamente que le está ofreciendo un descuento de estudiante, dice exasperada.

_ ¿Quieres que Taylor tenga una charla con él?

_ ¡No! Dice molesta. Soy perfectamente capaz de manejarlo. Sólo quiero mantener el acuerdo durante el desayuno, y tener mis manos en las bolas del hijo de puta para servirlas en bandeja. Ya hablé con el viejo y él quiere darle a su hijo una lección que no olvide nunca. Déjame hablar a mí, por favor. Yo sé que no es tu manera entregar el control a otra persona, pero quiero controlarlo yo. Tengo que hacerle ver a este hijo de puta que no puede acosar a una mujer que no quiere. ¡Todo lo que quiero es que me dejes hacerle tragar sus bolas! Eso es todo. Estoy segura que puedes saltar cuando te apetezca, pero dame esto por favor.

_ Si significa tanto para ti, te lo dejo, le digo, y siento un suspiro de alivio en el otro extremo del teléfono.

_ Gracias, señor Grey.

_ Nos vemos allí, le digo, y cuelgo.

De hecho, entiendo perfectamente de lo que está hablando. ¿No trató el jefe de Anastasia hacer lo mismo? Las imágenes de Anastasia derrumbándose delante de SIP vienen a mi mente de forma espontánea, y yo sacudo la cabeza para sacarlas de mi memoria. Pensamientos felices... Pensamientos felices... ya tuvimos una gran noche, una noche espectacular, me recuerdo a mí mismo. ¡Incluso podemos tener un futuro!

Anastasia dijo que le gusta la casa. A ella le gusta la edificación y creo que no quiere derrumbarla y la manera en que estaba escuchando a la señorita Kelly me recuerda a mí cuando escucho acerca de un negocio que me interesa. A ella le gusta... No, ella la ama. Tengo que esperar hasta que Elliot regrese de vacaciones, así puedo pedirle su opinión y asegurarme de que nuestra oferta sea la correcta. Espero que Anastasia se incline por aceptarme, aunque no es fácil, porque ella es muy difícil de entender a veces. Ella no reacciona de la manera esperada en muchos casos. Mi mano se va al bolsillo interior y tomo la pequeña caja envuelta en un simple papel marrón atada con cuerdas.  Esta pequeña caja se convertirá en mi objeto favorito en el último par de días. La sostengo con curiosidad. Taylor me mira brevemente por el espejo retrovisor, luego mira hacia delante. Guardo de nuevo la caja en la seguridad de mi bolsillo. Taylor toma la salida hacia la 1 ª Avenida. Poco después, hace un giro a la izquierda por el Wall Street. Se queda en la carretera durante unos kilómetros y luego gira a la derecha en Alaskan Way. Él llama a Sawyer que está esperando a que Taylor me deje.

_ Buenos días, señor.

_ Buenos días Sawyer. ¿Llegó Ros?  

_ Sí, señor, llegó con el Gerente de Finanzas de GEH.

_ ¿Walter?

_ El Sr. Tightwater. No sé su nombre, señor, me dice.

_ Ese es  Walter, le contesto. A medida que entramos al edificio, él me acompaña hasta el Salón Olympic. Andrea ha reservado la mayor sala para el desayuno. Hoy es el día que oficialmente compramos la compañía del Sr. Carl Tait. Los papeles ya están firmados, el dinero se intercambia y el acuerdo ya está hecho. Es para el beneficio de la Junta y su inútil hijo, Jett Tait. Los documentos indican que su verdadero nombre es Jetthro Tait. Es un nombre con el que no puede atrapar demasiadas chicas, pero Jett suena como si fuera algo de hip hop, un hombre de mundo. Al entrar en la sala, Jetthro está con Ros como el blanco en el arroz, me doy cuenta. No sé cuántas mujeres tiene que conocer para darse cuenta de que Ros juega para el equipo local. ¡Polla ciega! ¡No creo que pueda diferenciar entre el culo y su codo! 

Tait mira a su hijo con desagrado y discretamente lo jala para posiblemente advertirle. Júnior parece sorprendido y vuelve a mirar a Ros que es bonita, bien vestida, pelo rojo e inteligente. Sacude la cabeza con incredulidad y Ros finalmente se da cuenta de que entré en la habitación y la veo dar un suspiro de alivio. 

_ Buenos días señor Grey, dice alegremente; aunque yo no creo que sea porque ella no pueda manejar hombres como junior. ¡Ella tendrá sus pelotas de desayuno! Ros es una mujer de negocios astuta. La gente por lo general asume que ella es una linda pelirroja, montada sobre unas plataformas de gamuza Jimmy Choo, con los tacones cubiertos de cristales Swarovski, pero lo que no se imaginan es que puede meterte esos tacones por tu culo. Ella tiene una amiga de toda la vida y prácticamente están casadas.

_ Buenos días Ros, le respondo con una cara impasible. Cuando entro en una habitación, siempre estoy en completo control. Todo el mundo, incluyendo el buitre del hijo del anciano Tait, Jetthro se levantan. 

Le doy la mano solo al anciano. 

_ Sr. Tait, yo asiento.

_ Sr. Grey, responde.

Con solo una mirada veo el cansancio en sus ojos, pero atisbo finalmente un alivio de su parte. Bueno, Ros ha hablado con él y él ya está de acuerdo con mis términos. Esta reunión es sólo para hacerlo público. Me dirijo al resto del grupo y saludo a todos a la vez, “Caballeros”. Me siento y siguen mi ejemplo. 

Veo que Taylor llega con el jefe de seguridad del hotel, pero una vez que entra en la sala le cierra la puerta y le niega con la cabeza. Nadie más puede entrar en esta sala a excepción de los camareros que servirán la comida.

_ Sr. Tait, ¿Ha revisado nuestra propuesta?

_ Sí, señor Grey, responde cuando coloca su taza de café sobre la mesa.  

_ ¿Y qué le parece?

_ Es razonable, responde.

_ ¡Espera un minuto! Protesta el hijo y hay una mirada desagradable en los rostros de toda la junta directiva, como si acabaran de oír algo desagradable.

_ ¿Qué quieres decir Júnior?  Pregunta Ros enfatizando la palabra junior. 

_ ¡Puesto que el 42% de las acciones no pertenecen a mi padre! Y… pero Ros no lo deja terminar.

_ Ese 42%  está distribuido en la Junta Directiva y nada le pertenece a usted señor.

_ Tait, él la corrige.

_ Ya que el Sr. Carl Tait es el propietario de la mayoría de las acciones, es decir el 58% tenemos derecho a hacerle nuestra propuesta directamente a él y él está en su derecho de vendernos a nosotros, le dice Ros.

_ Soy el dueño de 10 de ese 42%, dice el hijo con aire de suficiencia. Usted tendrá que hablar conmigo también. Puedo detener esta venta. Ros hace un espectáculo al revolver un poco de papeles como si estuviera tratando de encontrar un documento importante. Entonces lo consigue. 

_ Oh, sí, aquí, señor Tait, usted compró ese 10% con dinero en efectivo, dice Ros sonriendo ampliamente. 

_ ¿Qué? ¿Cómo?  Pregunta tratando de no atragantarse con la comida. Me siento y observo a Ros en acción. Hay una razón por la que es mi mano derecha. Bueno, mi mano derecha para los negocios. Ella puede masticar y escupir hombres en el desayuno, almuerzo y cena.  Los toma por las bolas y aunque la comparación puede parecer literal, ella les quiebra el espíritu.  

_ Esto es lo que sucede señor Tait Junior. Aquí La empresa sólo ha tenido un saldo de renta negativo durante los últimos tres años, sin perspectivas de recuperación a la vista. De hecho, si GEH no la compra finalmente la compañía se irá a la ruina. Nuestras estimaciones serían en un plazo no mayor de tres meses, cuatro si somos generosos. ¿No es así Sr. Tightwater? Ella le pregunta al CFO de GEH. 

_ Eso es correcto, dice Tightwater. Pero, es demasiada generosa la estimación de la señora Ros. Los acreedores están a punto de desmantelar la empresa porque se está desangrando. Esta es la mejor oferta que recibirá. Walter, mi gerente de finanzas, lleva puesto un traje negro, camisa blanca y una corbata con dibujos. Él está casi a finales de sus cincuenta años, con una mancha de calvicie en la parte posterior de la cabeza. Se parece a Eisenhower con lentes al estilo de Buddy Holly. Excepto que probablemente Eisenhower sonrió más y habría esbozado una broma o dos. Aunque es extremadamente eficiente en su trabajo, pocas veces utiliza sus músculos faciales para sonreír, posiblemente no lo hace desde que tenía cinco años de edad, lo que lo hace más intimidante para Tait Junior.  

_ El 10% de la compañía que te dio tu padre, han dado tan poco interés, que ocho acreedores importantes podrían acabar contigo tan fácilmente como un tiburón se come a la cría de una foca.   No tienes dinero, no hay activos, no hay manera de luchar contra ellos ni con fundamentos jurídicos. Porque, debes demasiado. Estuvo a cargo de la empresa desde hace cinco años y en todos esos años la empresa de su padre se fue en declive. Ni siquiera en la recesión de 1990, dice Tightwater barajando algunos papeles y mirando los comunicados de la empresa L & P, y añade, esta compañía generó pocos ingresos negativos y sacaron a la persona que se equivocó. Sin embargo, usted llega a dirigir la empresa en su punto máximo, en un año próspero y se las arregló para arruinarla. Así que estamos siendo muy generosos con nuestra oferta Sr. Tait, dice Tightwater. Júnior parece que está estreñido, rígido en su silla. 

Ros le sonríe a Tightwater, dándole las gracias, y se vuelve hacia el hijo y a la junta directiva, y les dice: a partir de esta mañana, GEH es dueña del 58% de las acciones de la empresa, vendida por su padre. Hemos escogido una nueva Junta Directiva y no estamos incorporando a Tait en GEH.

Júnior parpadea incrédulo, todos están sin habla.

_ ¿Cómo pudiste dejar que se apoderaran de nuestra empresa? Debe ser ilegal. De hecho, voy a hablar con mi abogado y comprobar todo. ¡No puedes hacer esto! le grita a su padre.

_ ¿Ilegal? Pregunta Ros. Sr. Tait, GEH nunca hace negocios fuera de la ley. Pusimos todo al día porque pagamos al momento a los acreedores, que por cierto tienen el derecho legal de cobrar millones de dólares de deudas pendientes que se encontraban a punto de vencer. Dese cuenta que nosotros solo lo salvamos de la desgracia pública de que los despojaran de todo, incluso de sus zapatos Stefano Bemer  de$ 2.000, dice ella mirando hacia sus pies, y de su traje Canali de  4,200 dólares. Sin hablar de los $1.400 de su anillo Cartier y de los $6750 de su reloj Bretling Windrider. En definitiva, somos dueños de su dulce culo, dice ella sin sonreír en absoluto. Usted está consciente y la junta directiva también, de que han arruinado la empresa que a su padre le tardó cuarenta años en levantar. Todos ustedes actuaron como buitres comiendo brouch todos los domingos. ¡Buenos señores, se les acabo la rebatiña! afirma con firmeza mirando la cara de cada uno.  
_ No es una adquisición hostil, dice el viejo Tait. Se trata de una venta. Vendí empresa, no la de ustedes, dice mirando a los miembros de la junta, que ahora parecen que han perdido todo su apetito, y se voltea a ver a su hijo “y definitivamente no es tuya” ¡Es mía!  Una empresa que establecí con mi propio sudor y sangre y estas dos manos. Ninguno de ustedes ha ayudado. Y ahora simplemente vendí algo que me pertenecía. Cada uno de ustedes obtendrá su cuota y eso es más de lo que se merecen. Señor Grey, gracias por salvar a mi esposa y a mí de estos chacales que estaban a punto de devorarnos, dice el viejo con la última pizca de dignidad.  

_ Usted está haciendo trampa Grey. ¡Manipuló a mi padre! ladra el hijo.

_ No es así. Le hice una oferta y él acepto. Esto es un negocio.

Y con estas palabras he comprado otra empresa. Me siento bien y he ayudado al viejo. A parte disfruté viendo a Ros patear a esas hienas. Al final del día terminé con una buena oferta y el viejo terminó haciendo el dinero para su jubilación. Ganar-Ganar. Y Junior salió con su valor neto de $15.000 incluyendo su ropa interior, pero no dejé que Ros fijara el precio de eso. Me río para mis adentros.

Volvemos a GEH y Andrea está lista para discutir la agenda. 

_ En un minuto te llamo Andrea, le digo.

Extraño a Anastasia. No puedo sacarla de mi mente con todo el exquisito sexo que tuvimos anoche. La manera de como se sentía bajo mis manos, en mis labios, en mi lengua, en mi polla. ¡Mierda! Me voy a encender.  Rápidamente le escribo un e-mail. 
_____________________________________________________
De: Christian Grey
Asunto: Superficies
Fecha: 17 de junio 2011, 08:58
Para: Anastasia Steele

He estado pensando en ti toda la mañana. Calculo que quedan como mínimo unas treinta superficies, me hacen mucha ilusión todas y cada una de ellas. Luego están los suelos… las paredes y no nos olvidemos del balcón.  Y después de eso… está mi despacho.

Te echo de menos. X

Christian Grey
CEO Priápico, de Grey Enterprises Holdings, Inc ____________________________________________________

De: Anastasia Steele
Asunto: ¿Romanticismo?
Fecha: 17 de junio 2011, 09:02
Para: Christian Grey

Señor Grey:
Tiene usted una mente unidireccional. Te eché de menos en el desayuno. Pero la señora Jones estuvo muy complaciente.
A x
_____________________________________________________

¿Qué? ¿Cómo? ¿Qué está diciendo? ¡Anastasia, me vuelves loco! He estado sin verla, ¿qué? ¿Dos horas? y ella ya está revolviendo la olla. ¿Qué está haciendo? ¿Cómo es eso de complaciente la señora Jones?
_____________________________________________________
De: Christian Grey
Asunto: Intrigado
Fecha: 17 de junio 2011, 09:06
Para: Anastasia Steele

¿En qué fue complaciente la señora Jones? ¿Qué está tramando señorita Steele?

Christian Grey
CEO Curioso, de Grey Enterprises Holdings Inc.
_____________________________________________________
De: Anastasia Steele
Asunto: Es un secreto
Fecha: 17 de junio 2011, 09:09
Para: Christian Grey

Espera y verás. Es una sorpresa. Tengo que trabajar… no me molestes.

Te quiero.
A x
_____________________________________________________
¡Mujer exasperante! Me vuelve loco como siempre. ¿Qué estará tramando? Cuando yo no sé lo que está haciendo me pongo ansioso,  nervioso y alterado. Me preocupa.
_____________________________________________________
De: Christian Grey
Asunto: Frustrado
Fecha: 17 de junio 2011, 09:13
Para: Anastasia Steele

Odio que me oculte cosas.
Christian Grey
CEO de Grey Enterprises Holdings Inc. _____________________________________________________
De: Anastasia Steele
Asunto: Mimos
Fecha: 17 de junio 2011, 09:15
Para: Christian Grey

Es por tu cumpleaños. Otra sorpresa. No seas tan arisco.
A x
_____________________________________________________

Andrea me llama y no respondo el email de inmediato.

_ Sí Andrea.

_ Señor Grey al parecer hay un problema con la financiación en WSU. El Dr. Harol Davis, Jefe de la División de Agricultura de la Universidad está al teléfono.

_ Pásalo.

_ Sr. Grey, muchas gracias por atender mi llamada.

_ ¿Parece que hay un problema Dr. Davis?

_ Siento mucho molestarlo señor Grey, sé que es un hombre ocupado…

_ Davis, llega al punto. ¿Cuál es el problema?

_ Señor Grey, la última vez que estuvo aquí, le pedí que firmara algunos documentos para la asignación de los fondos que nos ha concedido, y como no se ha hecho, ahora los fondos están congelados en el banco por falta de firma y nosotros no podemos retirarlos y el Decano amenaza con cerrar el programa, diciendo que tal vez usted vaya a utilizar los fondos para otro programa, dice.

_ ¿Qué?

_ Sí, señor. El Decano cree que es posible que haya cambiado de opinión, y tal vez desee asignar los fondos para otra división más digna que la división de agricultura, dice suspirando.

_ Bien. Permítame acomodar mi agenda para esta mañana. Voy a hablar con el Decano. El dinero donado es solo para la división de agricultura. Me gusta el trabajo que hacen y deseo que lo continúen. Volaré hasta allá ahora mismo y solucionaremos el problema. 

_ ¡Gracias señor Grey! ¿Debo informar al Decano de su visita, señor?

_ ¡No! Le digo y cuelgo. Lo voy a coger con la guardia baja.

_ Taylor, le digo.

_ ¡Ya estoy en eso señor! Ya le aviso a Stephen para que prepare el Charlie Tango. Sonrío. Me gusta la eficiencia y Taylor no es nada si no es eficiente. 

_ ¡Andrea!

_ Sí, señor, responde el intercomunicador.

_ Cancela mi agenda hasta esta tarde.  Voy a volar a Vancouver para resolver el problema de  financiación de la WSU.

_ Muy bien, señor.

_ Y, llámame a Ros.

_ Inmediatamente, señor.

Treinta segundos más tarde mi intercomunicador zumba. 

_ Ros está en la línea 2, señor, dice Andrea.

_ ¿Sí, señor Grey?

_ ¿Cómo está tu horario para esta mañana?  

_ Nada que no pudiera posponer. ¿Qué pasa?

_ Voy a volar a Vancouver para resolver un problema de financiación con la WSU. Al parecer, el Decano no cree que los fondos sean asignados para la División de Agricultura. Te voy a nombrar como la encargada de los fondos de este proyecto. No puedo ir y venir cada vez que tengan un problema. Sé que tú puedes manejarlo.

_ Gracias señor Grey, dice con sarcasmo. Que casualidad que puedo hacer eso. De hecho me encanta enderezar las cosas.

_ Sí, me he dado cuenta esta mañana. Buen trabajo, por cierto.

_ Bueno, gracias señor Grey, dice. En ese caso, es un honor aplastar cualquier bola que se deforme, estén en la universidad o en otro lugar, dice con su voz un poco ronca. 

_ Bien. Nos vamos en cinco minutos.

_ ¿Taylor nos lleva?

_ Nos lleva solo hasta el helipuerto. Vamos en el Charlie Tango.

_ ¡Oh! Nunca me he montado. De hecho, nunca he estado en un helicóptero. ¡Muy bien, nos vemos en cinco!  Dice con entusiasmo y me cuelga. 

Taylor nos conduce rápidamente al helipuerto y me dice que un coche nos estará esperando en Vancouver después de aterrizar. 

_ ¿A qué hora lo busco señor?

_ No estoy muy seguro de cuánto tiempo va a tomar, pero estoy suponiendo que deberíamos estar de vuelta por la tarde temprano, Taylor. Te llamo o te envío un mensaje antes de partir, así tendrás más o menos idea de buscarnos.

_ Muy bien, señor. Espero por su llamada. Dice con inquietud. A Taylor no le gusta que me vaya a sitios inesperados si él no ha podido hacer un barrido de seguridad primero.

Stephen nos saluda y me estrecha la mano.

_ Todas las comprobaciones previas al vuelo están completas, señor, dice. 

_ Gracias Stephen, le contesto. Pero nunca dejo de hacer mis chequeos antes del vuelo a otra persona. Repito el proceso y cuando Ros me oye se sonríe porque se da cuenta que lo hago de nuevo.

_ KBFI, este es Charlie Tango. Plan de vuelo para VUO. Solicitud para el despegue.

_ Helicóptero Charlie Tango, saliendo al aeropuerto VUO, la ruta del plan de vuelo es a través de Seattle, sale por la pista 15, vuele rumbo a la pista y mantenga 4.000 pies de vectores hasta llegar a 4042, dice la torre.

_ Entendido KBFI, listo cambio y fuera.

Es un día claro, los vientos están en calma, pero al parecer hay un viento racheado del noroeste hacia Vancouver por lo que debo tener cuidado.
El vuelo va bien y oigo incorporarse la voz ligeramente ronca de Ros tras los auriculares. Suena espeluznante.

_ ¡Sr. Grey! ¡Esto es increíble!   Nunca he visto un paisaje como este. He volado por aquí en avión, como es tan alto no se puede ver con detalles el paisaje. En helicóptero es otra cosa. ¡Me encanta la vista! Ella brota. Ella  ve  el Monte St. Helens a la distancia. 

_ He volado sobre esta región muchas veces. Es increíble lo que se puede ver en diferentes momentos del día. Incluso la hora del día hace que el paisaje cambie. Realmente es increíble, consiento con ella.

Ella ve en la dirección de San Helens.

_ ¡Señor Grey! St. Helens se ve increíble. ¿Cree que podríamos ver un poco más allá? Ella pregunta con entusiasmo. Eso me daría algo de que hablar esta noche con Gwen, dice sonriendo. 

_ Puede ser factible. He oído que la TGF fue levantada. Si nos da tiempo te puedo mostrar. Todo depende de nuestro programa, le digo.

_ Bueno, en ese caso, Sr. Grey, permítanme enderezar al Decano en su nombre. ¡Realmente me encantaría ver el St. Helens!

Entonces le pregunto algo que ha mantenido mi curiosidad toda la mañana.

_ Ros, ¿cómo sabías el precio de todo lo que llevaba puesto Tait Júnior?

_ Por favor, señor Grey, dice. Yo siempre hago mi tarea. Este sigue siendo un mundo de hombres y para poder competir con ellos, tengo que conocerlos como si yo fuera uno de ellos. Hago mis compras en  Neiman Marcus. Yo sé lo que venden, y por cuánto. Tengo una memoria fotográfica cuando se trata de  precios. Yo no me olvido. Además, estaban en oferta eran de la temporada pasada, dice ella haciéndome reír. 

_ Oh, yo te contaré un secreto. Mi novia y yo estamos muy metidas en el Project Runway. Se aprende mucho de moda. Y Tim Gunn es genial.

_ No sé quien es.

_ ¿En serio? No es más que el mejor asesor de moda de… ya sabes… gente como nosotros y nos señala con su mano.

_ ¿Cómo nosotros? ¿Compra y vende empresas? Le pregunto tratando de recordar si he escuchado ese nombre en mis negocios antes.

_ ¡No, Christian! ¡Quiero decir que es gay!  Dice exasperada.

Me río muy duro al escuchar eso.

_ Ros, no soy gay. Tengo una novia a quien amo, le digo de forma inesperada con cariño. 

_ ¿Qué? ¿Desde cuándo? Yo siempre pensé que eras... se le apaga la voz.

_ Bueno, yo no lo soy. Simplemente no había encontrado a nadie, digo con firmeza. 

_ ¡Que me maten! ¡Mi radar de gay debió romperse! Por lo general nunca se equivoca. Porque supongo que no te he visto nunca con ninguna mujer.  

_ Bueno, ¿Y me has visto con un hombre? Le pregunto.

_ Ahora que lo pienso bien… dice escarbando su cerebro, no, en realidad, no te he visto. ¡Huich, que me maten!

_ Es porque no estoy interesado en follar con un hombre, le digo rotundamente.

_ Yo tampoco, dice riendo.

_ De todos modos, me sorprende que no hayas oído que tengo una novia.

_ Nadie me ha dicho nada. Taylor tiene la boca de acero, no podría abrirla ni con una palanca, fracturaría su mandíbula primero. Y por supuesto cuando se trata de Frosty, bueno, prefiero no preguntarle nada. Ella es más fría que el aire ártico. No es de extrañar que sea tu asistente. ¿Cuándo voy a conocer a tu novia Christian?

_ Tal vez en mi cumpleaños este sábado, le digo riendo. Ahora que pienso Ros ¿Soy el único que no conozco el apodo de Andrea? Has estado trabajando para mí más tiempo que ella. De hecho mas tiempo que Taylor. ¿Te parece que soy de hielo? Es evidente que Andrea no es la única mujer que puede estar a mi alrededor.

_ No, pero yo te he conocido por más tiempo. Puedes ser un culo apretado, aunque justo. Puedo lidiar con eso. De todos modos no puedo esperar a conocer a la mujer que logró capturar tu corazón tan profundamente enterrado. ¡Tan enterrado que incluso un equipo de rescate no sería capaz de encontrarlo! Yo no digo nada, porque es una evaluación justa. Ros es contundente con su apreciación. De hecho, está tan entusiasmada como su pelo rojo, un contraste diferente a su pareja Gwen. Pero, ella es completamente leal y muy dura cuando se trata de negocios. 

Se da cuenta de mi silencio.
_ Jefe, tú sabes que no quise decir nada con eso. Es sólo que se necesita ser una persona muy especial para descubrir quién eres. Y ella realmente debe ser especial para llamar tu atención. Me refiero, mira todas las mujeres que están babeando a tu alrededor. Se vuelve repugnante. A pesar de que bateo para el equipo local, no puedo dejar de ver que eres un hombre guapo. No me afectas, pero puedo ver lo que otras mujeres ven en ti. Pero nunca te he visto hacerle caso a ninguna, supuse… bueno… me imagino que estabas buscando la más adecuada.

_ Nunca me mencionaste nada de esto antes. Eso es un punto justo: buscando la más adecuada. Aunque la verdad, no estaba buscando a nadie. Simplemente pasó. Será el destino, la casualidad. ¿Quién sabe? Le digo.

_ ¿Cómo se llama?

_ Anastasia, le digo con reverencia, y mi voz no pasa desapercibida por Ros, quien se ríe cuando la nombro.

_ Estoy ansiosa por conocerla.
*****

Una vez cerca del aeropuerto de Vancouver, llamo a la torre de control para solicitar permiso para aterrizar.

_ Charlie Tango, le hablo desde la torre VUO, altímetro 29.85, despejado hacia izquierda a favor del viento, tiene libre la pista 33, viento 010 a 8 aterrice a discreción.

Repito las instrucciones de vuelta a la torre y estamos de acuerdo para el aterrizaje. 

Afuera nos espera un coche. El chofer nos lleva hasta la Universidad y le informo al Dr. Harold David de nuestra llegada. Veinte minutos más tarde entramos en la Universidad.

Me gusta hacer visitas no anunciadas, así se mantiene al personal en alerta y esta será una buena visita para apretarle el culo al Decano. Le digo al chofer que nos lleve a la parte posterior de la División de Agricultura. No me gusta el tráfico pesado de los estudiantes. El Dr. Harold Davis nos está esperando con ansiedad.

_ ¡Oh señor Grey! Siento mucho que haya tenido que hacer este viaje. Créame que lo último que quería era ocasionar problemas. Asiento con la cabeza en respuesta.

_ Gracias Dr. Davis, le digo y le presento a Ros como la persona que se encargará de los problemas en el futuro.

_ Estoy muy contento de conocerla, señora. Ella asiente contenta.

_ Por favor, permítame presentarle al Dr. Aaron Hanlon, dice señalando a un joven con una bata de laboratorio que con gusto  extiende su mano.

_ Me disculpo por mi apariencia. Yo estaba en el laboratorio, dice quitándose las gafas y se las pone de collar.

_ Soy profesor de bioquímica y biología molecular aquí en la universidad, dice. Tiene más o menos unos seis pies de alto, medio fuerte, con ojos marrones y cabello castaño. 

_ ¿La biología molecular está en la división de agricultura? Pregunto.

_ Sí, dice sonriendo. Mi especialidad radica en la biosíntesis de los micronutrientes de la planta. Verá, he descubierto que las vitaminas, las vitaminas B en particular, están involucradas en todo esto, dice llevándonos a un laboratorio.

_ Sé que las vitaminas participan en el desarrollo de las plantas, pero no sabía de la vitamina B en concreto, le digo.

_ Permítanme explicarle entonces, señor. ¿Sabía usted no puede hacerse biocombustibles o los constituyentes de polímero sin la participación de los cofactores que viene de vitaminas del grupo B?

_ ¿Cómo ayudan?

_ He estado haciendo una investigación para entender las vías que conducen a la síntesis de la vitamina B en las plantas. Lo que estamos descubriendo aquí le dará una especie de mapa para equilibrar el contenido de vitamina B de los principales cultivos, que son cruciales para los países en desarrollo donde la gente depende de un solo cultivo para la mayoría de sus calorías.

_ Vamos a suponer que usted ha descubierto el mapa para equilibrar la vitamina B. Yo no veo cómo una sola vitamina pueda equilibrar una dieta para la gente que depende del consumo de un cultivo en particular. ¿Cómo es eso posible?  

_ Básicamente, señor, estoy tratando de crear un plan de reducción de las deficiencias de vitaminas en los seres humanos. Es un hecho conocido que las deficiencias de vitamina B son comunes en todo el mundo, incluso en nuestro país, aquí en Estados Unidos. La falta de vitaminas B en la dieta de una persona puede causar graves problemas de salud.

_ ¿Qué tipo de problemas de salud?

_ Defecto de nacimiento, enfermedades cardiovasculares, o algo tan simple como la fatiga, la depresión, irritabilidad, presión arterial baja, pérdida de apetito, hinchazón de las extremidades, corazón débil, piernas adoloridas, incluso parálisis nerviosas. La gente en muchas regiones del mundo utilizan los cultivos como suplemento dietético. Si la planta no tiene las vitaminas necesarias entonces se pueden tener problemas de salud. Pero las vitaminas del grupo B en particular contienen ácido fólico, Riboflavina, niacina, tiamina que son alimentos integrales no procesados, como verduras de hojas verdes, cereales integrales, legumbres. Desafortunadamente señor, algunos científicos también han desarrollado plantas genéticamente modificadas para resistir a algunos pesticidas o matar a los insectos que se alimentan de ellas.

_ ¿Por qué desafortunadamente, cuando están impidiendo que las plantas mueran y en consecuencia se conviertan en alimento?

_ El señor problema radica en la genética. Los genes de la planta están siendo modificados. El ejemplo más simple para esto sería el maíz y la soja. Hay investigaciones que se han hecho en Francia, que han demostrado que si bien algunas de estas variedades son seguras para comer, algunos sugieren posibles problemas en los riñones y el hígado por el consumo de las tres variedades de maíz modificadas, así como efectos negativos sobre el corazón, las glándulas suprarrenales y el bazo. 

_ Pero, estoy asumiendo que la FDA aprobó estos cultivos y por lo tanto deben ser seguros.

_ Sí, ellos lo han aprobado señor. Porque al igual que en el caso del maíz genéticamente modificado, la industria logró que la FDA descarte que sus cosechas son “sustancialmente equivalentes” a los cultivos tradicionales. Pero, con todo lo nuevo, se tarda horas para descubrir sus efectos en el cuerpo humano y estamos viendo más y más alergias alimentarias en los niños, jóvenes y adultos por igual, porque nuestros cuerpos no reconocen los genes alterados de esos alimentos. ¿De qué sirve un producto alimenticio si nuestros cuerpos no pueden consumirlo?

_ Pero usted es un biólogo molecular. ¿No va a hacer algunas modificaciones en los genes?

_ Lo que estoy haciendo en una forma de que nuestros cuerpos entiendan. Nuestros cuerpos saben y utilizan las vitaminas. Las vitaminas B son importantes. La gente toma suplementos. Imagine tenerla en su comida sin necesidad del suplemento. Nosotros sólo estamos ayudando a la planta para ayudar al cuerpo humano.

_ Bueno. Pero sé que la actual normativa de la FDA no requiere pruebas de más de 90 días, lo cual me parece insuficiente. Incluso en Europa esos estándares son más altos. Quiero que lo que se esté desarrollando aquí en esta división sea a largo plazo. Quiero que nuestros estándares sean altos y probados hasta la médula.

_ ¡Eso es exactamente lo que estamos haciendo, señor! Dice con pasión.
_ ¡Bien! Entonces, vamos a solucionar el problema de la financiación. ¿Dónde diablos está el Decano?

_ Será un placer llevarlo hasta su oficina señor, dice sonriendo.

_ Vamos entonces, tengo que llegar a Seattle.

El Dr. Hanlon y el Dr. Davis me llevan camino a la oficina del Decano. A su secretaria casi se le cae la boca al suelo cuando nos ve, pero la cierra inmediatamente. Oímos a través del intercomunicador justo cuando el Decano le dice que no acepta la visita de otras personas sin haber hecho una cita primero. Eso lo dice en referencia a otra persona que está ahí, antes que nosotros. El Dr. Davis que también está oyendo se pone verde de la rabia, creo que casi se enferma y el Dr. Hanlon parece divertido con sus gafas colgando del cuello como un collar y Ros me está mirando como si tuviera asientos delanteros en el juego final de la NBA y su equipo está a punto de anotar el tiro final ganando por tres puntos. No espero a que la secretaria nos  anuncie.

Entro a la oficina del Decano sin incluso golpear la puerta, lo oigo hablar con otro vejete de su juego de golf el fin de semana.

_ ¡Decano! Yo no tengo tiempo para hacer citas. Como se dará cuenta la gente que quiere verme, generalmente reservan con un año de antelación. Así que de hecho le estoy haciendo un favor al venir directamente.

Su boca se abre y se para lentamente de su silla con una mirada de asombro en su rostro.

_ ¡Sr. Grey! ¡Qué agradable sorpresa! se las arregla para murmurar extendiendo su mano para estrechar la mía que convenientemente no levanto. 

_ Estoy seguro de que sí, le digo rotundamente. Retrae lentamente su mano hacia atrás, y distraídamente se seca el sudor de ella en sus pantalones. Lo miro fijamente.

_ ¿Por qué no están los fondos que doné en la división de agricultura?

_ Bueno... hay unos papeles que faltan por firmar y no sabía exactamente en qué quería destinar esa donación. Pensamos que tal vez… lo interrumpo.

_ Pensó mal, le digo en tono lento y amenazante. 


_ Decano, yo no hago visitas a domicilio y las nimiedades alteran mis planes diarios. Ahora fíjese, mi ayudante tendrá que reorganizar toda mi agenda por su culpa, y mucha gente tendrá que esperar otro año para hacer negocios conmigo, así que usted ha alterado los planes de mucha gente.
_ Pido disculpas señor Grey, dice retorciéndose las manos sin saber qué decir.

_ No cometa errores, por lo que luego tenga que disculparse. Tengo a mi mano derecha aquí conmigo. Ella se ocupará de los problemas de financiación adicionales que puedan requerir mi presencia, que sinceramente espero que no sea necesaria. Sólo estoy asignando fondos para la división de agricultura nada más. Quiero que los doctores Davis y Hanlon sigan con su equipo de trabajo hasta ahora.  En los próximos diez años GEH va a financiar $2.5 millones al año por el trabajo que están haciendo aquí en la división de agricultura de la WSU, pero su trabajo va a ser evaluado, y quiero informes periódicos que deben enviarse a GEH. La primera evaluación será dentro de ocho meses. Tengo inspectores independientes. Me gusta que la gente mantenga los dedos de sus pies, le digo mirándolo amenazadoramente. Se mueve en su asiento, incómodo.

_ ¿Usted desea donar a la división de agricultura veinticinco millones de dólares en el transcurso de los próximos diez años? Finalmente pregunta sacando las matemáticas en su cabeza.

_ A la espera de sus opiniones. No pierdo el dinero y yo no invierto en cosas que no son retornables. Espero por  resultados, y los dos profesores hasta ahora parecen estar en el camino correcto. Al igual que evalúan las obras de sus alumnos, también ellos serán evaluados.

_ Ahora, muéstrame el papeleo que usted dice que falta, así no se gasta el dinero en algo que no quiero pagar, digo  entrecerrando los ojos.

_ Absolutamente señor Grey, dice arrastrando los pies y mirando a su amigo sorprendido –Harry te veré el fin de semana – le dice a su compañero de golf quien se para y sale de la oficina.

_ Creo que deberían entrar los doctores junto con mi colega le digo y él con una voz mucho más cortés le dice a la secretaria que los haga pasar.

_ Doctores, GEH donará la cantidad de $2.5 millones al año durante los próximos diez años para la División de Agricultura de esta Universidad. Necesito crear un equipo estudiantil más grande para su división de manera que el trabajo se pueda hacer correctamente. Me gusta lo que está haciendo Aaron, pero también quiero que esta división pueda centrarse en la rotación de cultivos, y el mantenimiento de los suelos, así como el crecimiento de plantas hidropónicas. Sé que este método no es nuevo. Los antiguos griegos trataron y lo utilizaron. La Universidad de California lo intentó, la NASA ha realizado una amplia investigación sobre el mismo, y la Universidad de Arizona lo está haciendo. Aprendan del trabajo de cada una. No hay necesidad de reinventar la rueda. Hay que perfeccionar las herramientas existentes disponibles, les digo.

_ Sr. Grey, dice Davis aclarándose la garganta. 
_ Pensé que sólo nos asignaban $2.5 millones de dólares por una sola vez. ¿Ha dicho diez años, señor?

_ Lo dije Dr. Davis y esta vez vamos a asegurarnos de que su división haga el trabajo. Sin embargo, va a ser sujeto a revisión cada año. Quiero informes sobre todas las rotaciones de cultivos, sobre todo el resultado de la investigación y quiero que las plantas sean viables, sostenibles y no tóxicas buenas para el consumo humano, le digo mirando fijamente al Dr. Hanlon. Él asiente con la cabeza solemnemente. 

_ Mi colega la Señora Ros la he  designado como ejecutivo de este fondo, si hay algún problema ella será la encargada de resolverlo, aunque sinceramente espero que no haya ningún otro problema.  

_ ¡Por supuesto que no señor! Dice el Decano y me da la documentación que supuestamente había perdido.

*****

En el momento en que dejamos la WSU son pasadas las doce. Le digo al conductor que se dirija al aeropuerto. Le envío un texto a Taylor y le digo que estamos camino al aeropuerto. 

_ Bueno Sr. Grey, ya has conseguido resolver el problema a tiempo ¿podríamos al menos volar por el St. Helens? así tengo algo que contarle a Gwen acerca de mi viaje hasta aquí.

_ Creo que tenemos tiempo. Claro, ¿por qué no? Estoy contento con la incorporación del Dr. Hanlon al equipo; fue una buena jugada de Davis, y yo en realidad he oído hablar de su trabajo, y algunas otras universidades están haciendo un trabajo similar, pero él es la máxima autoridad en el campo, le comento a Ros.

_ Pero tú no se lo dijiste... dice Ros con curiosidad.

_ Me gusta escuchar las propias expresiones de la gente para poder evaluarlas mejor. ¿Tienen pasión por lo que hacen? ¿Son capaces de resolver problemas o crearlos? ¿Son capaces de hacer el trabajo que están contratados para hacer? ¿Pueden enfrentarse al Decano y a otros como él? No podría saber eso si le hubiera dicho que conocía su trabajo. Ellos tienen que merecer la donación.  Ahora podemos volar. La RTV ha levantado la suspensión.   

_ ¿Qué es la RTV?

_ Restricción Temporal de Vuelo, le digo sacudiendo la cabeza.

_ No soy copiloto Sr. Grey. Solo soy su mano derecha. Creo que esa vacante la ocupa su novia Anastasia, dice con sarcasmo, haciéndome reír. 

Le envío un texto rápido a Taylor indicándole la hora de despegue. Me confirma con otro mensaje que estará allí para recogernos. El chofer se detiene en el Aeropuerto de Vancouver y subimos al Charlie Tango. 

Una vez que estamos listos, hago mis chequeos correspondientes. Ros ya está sentada con su cinturón abrochado y entonces la torre de control finalmente nos da permiso para el despegue y nos dirigimos  hacia St. Helens.

La voz ronca de Ros se incorpora, hasta llegar a mis auriculares de nuevo.

_ Sr. Grey espero no desviarte demasiado lejos de la trayectoria de vuelo.

_ No, sólo es un pequeño desvío. Es al noreste de aquí. Cerca de veinte minutos de vuelo.

_ ¡Gracias! Dice claramente muy emocionada.

_ ¡Yo no sé que te gusta del aire libre! Le digo.

_ ¡Oh, me encanta el aire libre! Esa es una razón por la que vivo en el estado de Washington; porque hay mucha naturaleza que se puede visitar aquí. Nos gusta el senderismo y el ciclismo, y explorar nuevos caminos. 

_ Estás de suerte, porque hay un montón de flores silvestres de verano que salpican las laderas.

_ ¿Cómo sabes eso?

_ A mi hermano y a mí nos gusta mucho ir de excursión.

_ ¡No puedo esperar para verlas! Dice.

_ No sé si en realidad se puedan ver. Voy a tratar de volar tan bajo como me esté permitido, pero no estoy seguro de si se puede ver las flores, tal vez una combinación de colores.

El Mount St. Helens muestra lentamente su pico en la distancia al noreste de nosotros. 

_ ¡Oh, señor Grey! ¡Qué vista tan espectacular! ¡Ahora veo porque te gusta volar! ¡Qué impresión!

_ Hay un lago cercano, que tiene una bonita vista desde el cielo. Es pintoresco verlo de cerca  también. Es bueno para pescar. 

_ No puedo esperar a verlo.

_ En realidad ya se puede ver. Mira hacia el oeste.

_ No puedo saber dónde está el oeste desde aquí.

_ A la derecha, a las tres.

_ ¡Ohhh! ¡Es hermoso! ¿Podemos llegarle un poco más de cerca?

_ Sí, deja hago un círculo alrededor, tengo un viento de cola, y no me gustan los vientos de cola. Yo desciendo un poco más para salir del viento de cola bordeando en círculo. Volamos por encima del lago, los bordes del lago están cubiertos por tierra pantanosa verde, y el agua refleja un azul maravilloso.

_ Voy a bajar a unos sesenta metros Ros. Puedes ver las islas en el lago mucho mejor.  Si nos fijamos el St. Helen está en esta dirección, mira a tu alrededor.

_ Mira a tu suroeste ahora.

_ No puedo entender las direcciones, dice ella.

_ ¿Y ahora? Digo girando al Charlie Tango y St. Helens puedo ser visto a unas quince millas en la distancia en línea recta.

_ ¡Guau! Simplemente ¡guau!

Entonces ella vuelve la cabeza hacia mí y me pregunta: ¿Hueles eso? Y como si fuera una señal todos los paneles de instrumentos se iluminan como un árbol de Navidad, con un zumbido de alarma.

_ ¡Mierda! ¡Tenemos fuego en la cola! Le grito.

_ ¡Oh Dios mío!, Dice Ros volviendo la cabeza hacia mí preocupada como el infierno.

Trato de estabilizar el helicóptero, pero es difícil de hacerlo con fuego en la cola y ahora uno de mis motores falla. ¡Mierda! Estoy demasiado bajo y cayendo directo al suelo. Luego otra alarma suena que retumba por todo el helicóptero. ¡El otro motor falló! ¡Oh no! ¡No podemos llegar a casa! ¡Anastasia! ¡No voy a ver a mi amor nunca más! ¡Por favor Dios! ¡Eso no! ¡Acabo de conocerla! De pronto no hay nada más que quiera hacer sino volver a casa con ella. Y podría morir en los próximos tres minutos… ¡Te amo Ana! Susurro y el humo inunda  toda la cabina.




I Don't Wanna Miss A Thing by Aerosmith

5 comments:

fanny rebellon said...

Divino capitulo, ne encanta la locura que siente los dos, me encantan ver como cristian hace negocios y como aplastan a los que actúan mal es genial, este cap es increíble y el que viene ni se diga, Emine te admiro muchísimo como preparas los capítulos, cuando se trata de los negocios de cristian, lo enseñas a uno gracias, pues no solo nos muestras el gran amor de ellos sino que nos das detalles de todo lo demás, eres digna de admiración, y tu mi amiga Patricia eres una verduga como decimos aquí con esas traducciones, pones la nota exacta en cada frase y ayudas a que uno no pierda las emociones de esta maravillosa historia gracias madre un besote.

Anonymous said...

Que puedo decir que ya no halla dicho, son fantásticas las sensaciones que trasmiten con su relato, es maravilloso y siguen siendo cavala para rendir mis exámenes, espero siempre por mas y cada vez se hace mas larga la espera de la traducción de cada capitulo, espero el siguiente con ansias, mis mas sinceros saludos y agradecimientos, me hacen muy feliz.

Anonymous said...

Es maravilloso como trasmiten emociones, se me pone la piel de pollo cuando leo, es mágico, es tan difícil describir cada sensación que trasmiten, las admiro muchísimo, Emine que decir, me dejas sin palabra y Patricia gracias por seguir traduciendo, tu trabajo me deja sin aliento dado que sin ti no podría disfrutar de esta maravillosa versión. Gracias nuevamente, por todo son magnificas. Andrea de Argentina

fanny rebellon said...

Daniela Avellaneda Ufff.muy bueno!
22 de diciembre a la(s) 18:49 · Me gusta

Nancy Fica Soto excelente emine y patricia
22 de diciembre a la(s) 19:11 · Me gusta

Wendy Blandon Excelente capítulo! Gracias Emine y Patricia
22 de diciembre a la(s) 20:05 · Me gusta

Damary Alejandra Aponte Suarez Me encanta ese, libro 50 sombras de grey.
22 de diciembre a la(s) 20:10 · Me gusta

Yudii Moràn Gran capitulo Emine y Patricia
22 de diciembre a la(s) 20:12 · Me gusta

Dori Crespo
22 de diciembre a la(s) 20:19 · Me gusta

Dori Crespo Gracias chicas fabuloso
22 de diciembre a la(s) 20:20 · Me gusta

Maritza Cordova wow que capítulo, son geniales, una escribiendo, otra traduciendo y ni que decir de Fanny que nos tiene con el alma en un hilo cuando nos tortura tardando en subir el capituló.
22 de diciembre a la(s) 20:57 · Editado · Mostrar

Claudia Henao
22 de diciembre a la(s) 21:21 · Me gusta

Isaura Saldaña
22 de diciembre a la(s) 21:43 · Me gusta

Leidy Diana Bedoya UFFF asombroso la manera que se desarrolla todo esto... aplaudo es que uno queda sin palabras por la forma en que detallas toooodo... Gracias Emine y Gracias Patricia...
22 de diciembre a la(s) 21:46 · Me gusta

Maria Gabriela Seco Avila diooos q capitulo me encanto!!!
22 de diciembre a la(s) 22:26 · Me gusta

Ana Silvia Rosales Gracias chicas, esta fabuloso, me gusta como desglosan cada capitulo.
23 de diciembre a la(s) 1:44 · Me gusta

Liliana Rodriguez
23 de diciembre a la(s) 3:57 · Me gusta

Paqui Cruz Marquez
23 de diciembre a la(s) 10:01 · Me gusta

Francisca Rodriguez Fernandez Ke emcionante
23 de diciembre a la(s) 11:44 · Me gusta

Analia Cesar What a man is Christian ! So sexual...!! And Ros!! Just love her!!
23 de diciembre a la(s) 12:29 · Me gusta

Lesly Jorquera Exelente capitulooo!!!!

fanny rebellon said...

Daniela Avellaneda
22 de diciembre a la(s) 19:02 · Me gusta

Paola Baez
22 de diciembre a la(s) 19:24 · Me gusta

Andrea Valenzuela Ulloa que capitulos...maravillosos impecables....vamos a rescatar al muñeco...me ofrezco
22 de diciembre a la(s) 19:29 · Me gusta

Nancy Fica Soto ah por dios no paro de suspirar me encanta como escribes emine cada linea nos hacea vibrar una vez con esta genial historia y patricia gracias por darte el tiempo de traducir son geniales
22 de diciembre a la(s) 19:30 · Me gusta

Dori Crespo Sin palabras me encanta gracias chicas
22 de diciembre a la(s) 20:19 · Me gusta

Patricia Aurora Impecable, gracias chicas por hacernos imaginar el tormento del accidente de Cristian, ansiosa por más!!
22 de diciembre a la(s) 21:01 · Me gusta

Wendy Blandon Me encantoooo! Gracias Emine y Patricia
22 de diciembre a la(s) 21:27 · Me gusta

Isaura Saldaña
22 de diciembre a la(s) 21:51 · Me gusta

Maria Velasquez Pravia increible buenisimo chica
22 de diciembre a la(s) 22:02 · Me gusta

Claudia Henao Waooo que trabajo de investigación. Felicitaciones Emine, Patricia.
22 de diciembre a la(s) 22:05 · Me gusta

Leidy Diana Bedoya Dioses dioses.... se me subió la tensión en el ultimo párrafo, es impresionante como me haces sentir, es que parece q estuviera en Charlie tango con ellos... Magistral... Gracias Emine y Gracias Patricia...
22 de diciembre a la(s) 22:08 · Me gusta

Magoja Garnet Que capítulo tan hermoso, tiene un significado especial para mi porque mi hijo vive en Canada y hace una maestría en bioquímica y biología molecular pero en la Universidad de Dalhausie. Gracias Emine, tu trabajo de investigación es estupendo, lo digo con conocimiento de causa. FELICITACIONES!!
22 de diciembre a la(s) 22:22 · Me gusta

Alejandra Moyano Excelente capitulo !!! Que equipo tiene grey de trabajo y que feo el charly tango le falla culpa de jack . Que imaginacio y buena redaccion tiene enime y patricia gracias por traducir !!!
22 de diciembre a la(s) 23:02 · Editado · Me gusta

Yudii Moràn Oh! Oh! Como siempre pensando en Ana hasta el ultimo minuto.. Gracias Emine
22 de diciembre a la(s) 22:44 · Me gusta

Maria Gabriela Seco Avila excelente capitulo!!! me dejo sin aliento
22 de diciembre a la(s) 22:48 · Me gusta

Vivip Pal Que fotooooooooooooooooooo
22 de diciembre a la(s) 23:04 · Me gusta

Noelia Palma Fuentes
22 de diciembre a la(s) 23:11 · Me gusta

Ana Silvia Rosales Wow!! que bien desglosado, gracias, por este capitulo.
23 de diciembre a la(s) 1:24 · Me gusta

Maritza Cordova quede impactada como siempre, y espero muy ansiosa el.proximo capítulo, por favor Fanny ya no nos hagas sufrir tanto jijijiji, no es verdad, gracias son grandes
23 de diciembre a la(s) 2:29 · Me gusta

Liliana Rodriguez Grsx. Chicas el cap fue wowww espero con ansias el prox.
23 de diciembre a la(s) 4:43 · Me gusta

Clo Arellano Mtz Que angustia! Me gustó mucho el capítulo! Gracias
23 de diciembre a la(s) 12:14 · Me gusta

Francisca Rodriguez Fernandez Oooooo ke fuerte
23 de diciembre a la(s) 12:38 · Me gusta

Yenny Valero hooooooooo y waaaaauuuuuu me encanto ya deseo el proximo
23 de diciembre a la(s) 21:52 · Me gusta

Naty Leyva Howw por dios no me dejen intrigada, buenísimo capítulo a esperar el siguiente
24 de diciembre a la(s) 1:06 · Me gusta

Giselle Sanchez Rodriguez buenisimio como siempre!