StatCtr

Monday, June 17, 2013

Libro I - Capítulo VI: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY - Anastasia y Christian

SAVOR VAINILLA

CAPITULO VI

Traducido y editado por:  Stephanie Gutierrez


Camino por el estudio corriendo mis manos en mi pelo doblemente exasperado.

Me detengo y pregunto: "¿Por qué Anastasia?" Camino de ida y vuelta de nuevo. " ¡Deberías haberme dicho que eras virgen!" Digo que viene antes de ella.

"Bueno, lo siento señor Grey!", Me regaña. "No tengo la costumbre de mencionar a todos los que conozco el estado de mi virginidad. El tema de alguna manera nunca se acercó. ¿Por qué habría de hacerlo en primer lugar? ¿O cómo debí decirlo? Apenas te conozco. ¿Qué quieres que diga? Hola Sr. Grey. Gusto en conocerlo. Mi nombre es Anastasia Steele, la virgen ", dice exasperada, decepcionada y molesta a la vez bajando la mirada. Ella me pregunta en voz baja llena de culpabilidad," ¿Por qué estás enojado conmigo de todos modos? "

Suspiro. "Porque sabes tanto de mí ahora. Y estoy enojado conmigo mismo, no contigo. Sabía que eras inexperta, pero ¡una virgen! " ¡Oh Dios! Me siento avergonzado. Abro la boca y la cierro. Abro de nuevo y un sentimiento de pérdida de palabras me embarga. Me sucede mucho con ella.

"Te acabo de mostrar..." señalando arriba. " ¡Oh Dios mío! ¡Que Dios me perdone! Dime, ¿algún chico te dio alguna vez un beso antes de mí? " ¿Soy su primer beso también?

Ella se ve ofendida, " ¡por supuesto que había besado antes!", Me regaña.

"Pero, ¡eres una joven muy hermosa! ¿Nadie tiene nunca te barrió a sus pies y te reclamo? "Pregunto exasperado.

"Nunca había conocido a uno que me gustara  lo suficiente... Nunca he tenido mi cuento de hadas.murmura mirando sus pequeñas manos. "¿Por qué sigues gritándome Christian?" Pregunta con sus inocentes ojos azules bien abiertos, herida.

Love Story de Taylor Swift

"No lo hago", le digo en voz baja, "supuse más de lo que debería ..." De repente tengo la sensación de aplastamiento. Ella puede deslizarse a través de mis dedos. Yo no quiero aprovecharme de ella. Es más inocente de lo que pensaba. "¿Quieres irte?", Le susurro.
Su cabeza se mueve bruscamente hacia arriba, "en realidad no. Por supuesto, si quieres que me marche, no quiero abusar de tu hospitalidad... "ella se ve herida. Yo suspiro. No quiero que se vaya. Nunca.

"No", subrayo, "quiero que te vayas. Me gusta que estés aquí. Y estás mordiéndote el labio, "digo al darme cuenta, con voz ronca.

"Mis disculpas", murmura con timidez.

"No tienes que pedir disculpas Anastasia. Quiero morder ese labio ... fuerte ... Desde la primera vez que me di cuenta. "Digo con nostalgia. Ella corta su respiración audible por el deseo. Soy masilla en sus manos. Le extiendo mi mano y ella distraídamente la toma, "ven conmigo", le digo. "Vamos a corregir la situación." Ella me mira asombrada.

"¿Qué situación?"

"Tu virginidad. Voy a hacerte el amor ahora Anastasia ", le digo con el deseo en los ojos y la voz a ella.

" ¿Soy una situación ahora?", Dice conteniendo el aliento.

"Hay una situación, pero no quiero empujar mi suerte. Quiero decir, si no quieres, nosotros no tenemos que, "la miro con deseo, suplicante. Se detiene en sus pistas con curiosidad, ambos cuestionamiento y deseo en sus ojos.

"Pensé que habías dicho que no hacías el amor. Solo coges, y coges duro "traga. Sus observaciones directas me desarman y aumentar mi deseo por ella. Mi sonrisa es obscena y llena de deseo.

"Tengo la intención de hacer una excepción a la regla, o tal vez combinar los dos. Pero en este momento, quiero hacer el amor contigo, mucho. ¡Quiero que esto funcione Ana! "Digo suplicando," No tienes idea de lo mucho que te he deseado y querido desde la primera vez que te vi tumbada en mi oficina. "Pero yo no quiero que ella tenga una idea equivocada de que yo soy un tipo romántico. Ella tiene que tener la información completa, y lo que puede esperar de mi. "No tengo todos los corazones y las flores, y esto no es romance, pero un buen comienzo para su formación. Es un medio para un fin. Pero es un acuerdo que quiero que funcione demasiado. ¡Espero que también lo desees así! ", Le digo con fervor.

Ella se sonroja al nacimiento del pelo con intenso color carmesí.

"Pero Christian. No he hecho nada en de lo que está en tu lista, y no sé nada, o no se cómo cumplir con los requisitos en todo caso. No sé si estoy ... "se sonroja más", equipada con lo que quieres. Lo que necesitas ... "ella mira hacia abajo.

"Oh, estas más que equipada para lo que quiero. En cuanto a las reglas. ¡Que se jodan! En este momento no me importan una mierda. Joder, te deseo y sé que me deseas o me deseabas. Dado que todavía estás aquí, supongo que todavía lo  haces”,  Oigo un suspiro audible deseoso de ella que confirma mi suposición.

Tonight I'm fucking you - Enrique Iglesias


"Por favor, Anastasia! ¡Permíteme hacer el amor contigo! ¡Quédate conmigo esta noche!" Digo con fervor, extendiendo mi mano a la absoluta esperanza de que ella diga " sí ". Ella me mira estupefacta. Conmocionada. Deseosa. Pero, incapaz de moverse. Para convencer a ella y recordarle lo mucho que la deseo, yo la rodeo con mis brazos, fuertemente, y la presiono contra mí en una acción rápida. Estoy sin aliento con su proximidad, es intoxicante, embriagadora. El deseo se derrama sobre mí mientras corro mis dedos por su cabello deslumbrante, pasando a su largo cuello. Ella baja la mirada completamente tímida, escondiendo sus hermosos ojos. Quiero verlos. De repente le halo el pelo suelto con fuerza con la mano moviendo su mirada hacia mí. Encuentro su mirada en mis ojos sin dejar que su mirada se aparte de mí. Yo quiero que ella vea el fondo de mi deseo por ella. Su expresión facial dice que me quiere. Me desea. Estamos encerrados, sin poder escapar uno del otro.

Se muerde el labio con aire ausente, y me quejo bajando la cabeza hacia abajo. Con mi mano derecha libero su labio de la cautividad de sus dientes, y lo tomo con mi boca y lo chupo con fuerza pellizcandolo con los dientes. Ella gime con fuerza en mi boca, y esa es mi perdición. Empiezo a besarla con fuerza, mi lengua invadiendo su boca. Su lengua y su boca siguiendo el ritmo que yo mismo marco, y ​​estamos perdidos  en nuestro beso por un largo tiempo. Presiono mi erección contra ella de manera exigente.

"Por favor, Anastasia" Le suplico. "Quiero tenerte. Te necesito. Permíteme hacer el amor contigo ".

"Sí", susurra. Su sola palabra de aprobación me quita el aliento cerrando los ojos con alivio. Cuando los abro de nuevo, solo hay deseo, necesidad, lascivia, en todo mi ser para ella.

Con su aprobación, le tomo la mano sin dejar de mirarla para, llevarla a mi dormitorio. Es bastante grande, con ventanas de piso a techo con vista a la ciudad de Seattle. Mi habitación es muy moderna, con paredes blancas y muebles de color azul pálido. Tengo una cama de cuatro postes de madera gris . Las paredes lucen como un océano. Ella apenas da una mirada alrededor, temblando como una hoja. Su respiración es superficial como un conejo asustado. Yo quiero que se sienta a gusto. Suelto su mano para sacarme  mi reloj. El cual coloco en el tocador. Luego tomo mi chaqueta, y lo pongo en la silla con cuidado y lentamente. Ella no deja de mirarme. Voy a hacer una demostración de esto, sabiendo muy bien cómo la afectará a ella. Mira a mi camisa de lino blanco y sus ojos se deleiten en mis pantalones vaqueros. Sus ojos se desplazan a mi torso y finalmente llegan a mi cabello. Dejo que mi camisa suelta sobre mis jeans, mi mirada y la suya se reunen. Doy un paso hacia abajo y me saco los zaptos. A continuación, retiro lentamente mis calcetines. Una vez que tomo mis calcetines, me levanto y la miro. Acabo de recordar una cosa importante. Yo no quiero embarazarla en su primera experiencia.

" ¿Tu no estás tomando ningún tipo de anticonceptivo verdad Anastasia?" Le pregunto dudoso.

Ella se sonroja, "No", responde ella. Ya lo creo. Asiento con la cabeza. Le pregunto si ella prefiere las persianas cerradas, ella dice que no le importa. Ella esta muy nerviosa, no creo que respondería de manera diferente si  le preguntara si deseaba hacer el amor conmigo en el balcón. Luego exclama: "Yo pensaba que no dejabas que nadie durmiera en tu cama."

“Oh, tengo otras cosas en mente, y ninguna implica dormir. " No creo que vamos a dormir", le digo dándole un guiño  perverso.

Ella inhala fuertemente diciendo: "Oh."

Ahora o nunca. La expectativa y anticipación está en el borde, y estoy a punto de explotar. Me  paseo hacia ella, con los ojos en llamas. Puedo ver su expectativa y el deseo ardiente. Ella me mira a mí como me presento ante ella mirándola a los ojos. Ella es increíblemente hermosa en su inocencia.

Quiero pelar su ropa como  a una fruta de partida con la chaqueta. Yo suavemente indico mi intención, y lentamente deslizo fuera la chaqueta. Poco a poco dejándola a un lado. Mi mirada se encuentra con la suya, presas en el deseo. Estamos encerrados.
"¿Tienes idea de lo mucho que te deseo Anastasia?" Le pregunto, y puedo verla derretirse frente a mi. Soy una bola de fuego deseoso de esta hermosa chica. Ella me engañó, me hipnotizó, y me fascinó. Me quedo mirando sus hermosos ojos azules con fervor me inclino y la beso firme y lentamente al principio. Mi beso se vuelve expectante y exigente. Cuando la suelto su deseo ha incrementado furiosamente, y yo soy suyo. Estoy completamente, totalmente, y desesperadamente enganchado a ella.

I’m yours by Jason Mraz

Quiero sentirla, acaricio su mejilla, sus labios y cuello completamente haciéndome burbujear dentro de mí. Me encuentro susurrando, "¿Tienes alguna idea de lo mucho que quiero hacer el amor contigo?" Incluso sorprendiéndome a mí mismo. Me inclino hacia abajo y lleno de besos su mandíbula, sus labios, el cuello mientras ella cierra los ojos en éxtasis. Me dedico entonces a sacarle la camiseta. Y ahí está ella de pie delante de mí en un sujetador de encaje de color azul claro y sus vaqueros negros como la imagen de Nacimiento de Venus de Botticelli, pero aún más hermosa, inocente y seductora. Quiero beber en ella.  Su piel es tan pálida y tan impecable, quiero besar y tocar cada centímetro de ella. Cuando hago mis intenciones claras para ella, ella me mira tímido abriendo mucho los ojos, la respiración aguda.

La tomo por su pelo castaño oscuro, y murmuro: "Me gusta morenas". Paso los dedos por el pelo, al acariciar sus mejillas con la punta de los dedos siento la sacudida entre nosotros una vez más. Su atracción es inevitable. No puedo evitarlo y tomo su cabeza firme en mis manos y empiezo a besarla apasionadamente, exigentemente. Con mis labios la obligo a que mantenga los labios separados, invadiendo su boca con mi lengua. Su lengua tímida finalmente conoce y coincide con la mía en su danza. Doy un gemido con pasión. Aprieto con fuerza. Mi mano se desplaza hacia abajo a la parte baja de la espalda empujándola cerca de mi cuerpo dispuesto a fusionarse con el suyo, y explorar su exquisito trasero apretándolo, a lo que ella da un sonido de sorpresa y de gusto. Mi erección es completa, y forcejea su salida de mis jeans.

Me inclino para besarla de nuevo, ella gime en mi boca, agarra mis brazos apretándolos. A pesar de que  tocar es un límite fuerte para mí,  apenas tengo tiempo para pensar. Sus manos se mueven a mi pelo rápidamente y ella tira con fuerza, esto es increíble ella es  sorprendentemente cautivadora, y luego están en mi cara listas para explorar las colinas y los valles de mi rostro. La espera me está matando y yo hago mi decisión de seguir adelante. La empujo hacia la cama. Ella se queda de pie contra la cama, yo  miro a su hermoso cuerpo, muevo los dedos sobre su torso, sus costados y simplemente me dejo caer de rodillas agarrando sus caderas sosteniéndola y empiezo por deslizar la lengua y los labios sobre su  ombligo y en ese momento ella da un muy audible gemido. Mis labios se mueven hacia arriba y hacia abajo y hacia los lados viajando de manera experta mordisqueando, haciéndola estremecerse.

Sus manos se mueven en mi cabello, halándolo con fuerza, y es inevitablemente erótico sentir sus respuestas hacia mí de esa manera. Mi mirada no la puedo apartar de ella, a pesar de que ella cierra sus ojos ocasionalmente mientras ella se encorva echando su cabeza hacia atrás, producto de la  sobrecarga de placer que sentía, elevando mi placer aun mas. Su respiración y la mía llevan el mismo ritmo y nuestros ojos, comiéndonos mutuamente. Repito el proceso.

Su respiración y la mía llevan un igual ritmo, nuestros ojos ardiendo en llamas. Me inclino y tomo su pierna para desatar su agujeta y sacarle el zapato. Repito el proceso con su otro pie. Entonces remuevo sus calcetines lentamente, aun mirándola directamente a los ojos. Mis manos viajan vagamente por sus piernas deteniéndome estratégicamente en muslos acariciándola suavemente. Alcanzo su cierre, y luego de soltar el botón, deslizo el cierre hacia abajo. Mis manos invaden suavemente el interior de su pantalón, y con mis manos expertas, lentamente deslizo su pantalón hacia abajo. Su respiración se acelera, sus ojos azules se vuelven llamaradas. Remuevo sus pantalones, y muevo sus manos sobre sus,  ahora desnudas, piernas.

Mis manos la sostienen por la cintura y sin darme cuenta me encontraba inhalando su esencia en su entrepierna, mientras su cara lucia bastante sorprendida y excitada al mismo tiempo. No puedo evitar decirle lo delicioso que me resulta su aroma. Su sexo excitado posee un olor intoxicante. La veo casi convulsionar ante el más leve de mis toques. La empujo de regreso al colchón. La tomo del pie, obligándola a observarme mientras corro la uña de mi dedo pulgar en la planta de su pie, sabiendo el efecto que tendría en su cuerpo. Le doy una sonrisa maliciosa sin romper la fuerte e intensa mirada que sostengo a sus ojos, paso mi lengua por la planta de sus pies siguiendo el camino que había marcado antes, tomando finalmente su dedo grande entre mis labios y chupándolo con fuerza. Veo  ojos rodar hacia atrás, con un gemido fuerte. Puedo hacerla correrse de esta manera. Su respuesta me hace reír. Ella esta tan lista para mí.

Muevo mis manos lentamente por sus gloriosas piernas. Ahora solo lleva puesto su ropa interior. Este sin dudas es un tímido, e inocente espécimen de una hermosísima mujer frente a mi.

 Las palabras se escapan a mis labios. “Anastasia, eres hermosa. No puedo esperar para estar dentro de ti,” suspiro. Ella se encuentra totalmente bajo mi influencia, y yo bajo la suya. Le pido que me muestre como se masturba. Para mi sorpresa, nunca lo ha hecho. Oh las posibilidades. Supongo que debemos de corregir ese problema. Desabrocho mi pantalón y bajo el cierre. La sostengo de los tobillos separando sus piernas rápidamente y subo a la cama entre sus gloriosas piernas, sobre ella. Le sostengo las piernas en su lugar para advertirla que se mantenga quieta y que respire,  “Cálmate, Ana” Y la miro con pasión. Empiezo a besar el interior de sus muslos, alcanzando su interior. Ella enloquece debajo de mí.

“Oh, bebe tenemos que enseñarte como mantener quieta” le digo, mientras voy cubriéndola de besos hasta su abdomen, torso y hasta sus pechos. Ella arde de deseo por mí, mientras agarra con fuerza las sabanas y yo aprovecho el momento para bajar las copas de su sostén de encaje. 

Sus pechos liberados, con sus pezones erectos antes mis ojos se endurecieron aun mas al tomarlos con las palmas de mis manos. Libero su otro pecho al momento e instantáneamente su otro pezón se asoma como una hermosa montana de suave y tersa piel. Mis manos masajean sus senos y ambos nos perdemos en éxtasis. Sus pezones alongándose y endureciéndose bajo mis dedos. Me inclino para lamer sus pechos, jugueteando con mi lengua y luego soplándolos suavemente. Sus pezones responden endureciéndome y con los pulgares los acaricio para luego tirar de ellos. Recordar que ella nunca ha tenido un orgasmo me da una idea.  Ahora simplemente quiero hacerla correrse de esta manera, bajo mi control, bajo mi mirada, hacerla tener su primer orgasmo bajo mis dedos. “Quiero hacerte correr de esta forma” le susurro. Luce estar sin palabras y sin respiración. Su reacción me deshace. Mis dedos y lengua trabajan de manera experta en sus pezones, chupando, masajeando y rodándolos.

Su espalda se arquea de placer, y me suplica “Por favor, Christian…” dice gimiendo.

“ ¡Vamos bebe, córrete para mí! “ le murmuro justo antes de cerrar mis dientes suavemente alrededor de su pezón , para chuparlo con fuerza, mientras con mi pulgar e índice, sujeto su otro pezón, masajeándolo y rodándolo mientras su orgasmo finalmente estalla a través de todo su cuerpo. Su reacción me excita tanto, que me muevo rápidamente hacia su boca, besando sus labios con intensidad y fuerza, mientras sus gemidos se perdían en mi boca. Mis manos viajan por sus costados y torso, y por sus pechos. Ella responde tan bien a mi toque, y eso me complace, pero tenemos que trabajar en controlar eso y la verdad es que se que enseñarle me traerá muchos ratos divertidos.

Mis manos se deslizan alrededor de su interior de encaje. Mis dedos irrumpen a través del delicado encaje destruyéndolo en un simple y ágil movimiento. Con mi dedos medio e índice encuentro la forma de llegar a ella, tocando su clítoris mientras con la palma de mi mano cubro el resto de su sexo. Esta tan mojada y lista que la verdad no puedo esperar a estar finalmente dentro de ella. Le saco los remanentes de su interior de la cintura, me saco mis pantalones junto a mis bóxers, dejando libre mi erección. Al verla sus ojos se abren ampliamente.

Mis dedos se mueven dentro de ella, sintiéndola mojada, haciéndome desear entrar en ella de inmediato. “ ¡Estas increíblemente mojada Ana! ¡Oh Dios! !Quiero estar dentro de ti, ahora!” sus ojos se notan deseosos pero asustados al mismo tiempo al ver el tamaño de mi erección.  La calmo un poco al decirle que ella se expandirá también. Pero deseo que ella me desee también, quiero hacer esto, y estar seguro de ello. Aun quiero su permiso. La deseo, quiero que ella me desee a mi. Es aquí donde ella cruzara la línea. Hacia mi lado. ¡La deseo tanto, que duele! 

ET by Kathy Perry ft Kanye West

“ ¿Estás segura Ana? ¿Quieres hacer esto?”

“Si Christian. ¡ Por favor! No me hagas rogarte…” me dice deshaciendo mi compostura.

La tomo de la pierna alzándola para tener mejor acceso a ella. Destapo un condón y tomándolo de la punta lo desenrollo sobre mi sexo. Mis ojos arden en los de ella, “Voy a cogerte fuerte ahora bebe…” le digo al momento en que entro de un tiro en ella. Ella grita un involuntario “ ¡Ahhh!” un dolor placentero. Mi erección rompe su virginidad y esta también es una primera vez para mi. Y de repente me siento lleno con una sensación desconocida hasta ahora, me siento completo y con un sentimiento de propiedad sobre ella y no puedo, no la dejare ir jamás. Ella es mía, y de nadie más. La he reclamado, mi esencia, mi hombría esta en ella, reclamándola, amándola, haciendo el amor con ella, cogiéndola. Disminuyo la velocidad, esperando a que ella se ajuste a la sensación extraña que debe estar sintiendo al tener a alguien por primera vez dentro de ella. Muevo mi cadera hacia atrás lentamente, y luego de buscar sus ojos ella asiente, lista para recibirme nuevamente. Entro en ella una vez más, con fuerza. Ella gime expandiéndose lentamente. Nuevamente disminuyo la velocidad, mirándola a los ojos buscando su aprobación una vez más. Ella luce deseosa, y lista, quiere más. Quiero su confirmación verbal. “ ¿De nuevo?” le pregunto.

“ ¡Si por favor!” ella suplica, y vuelvo a alejarme, giro mis caderas y entro en ella una y otra vez, reclamándola para mi, una vez mas. De cada forma, en todas las formas, Toda Mía. Creamos nuestro propio ritmo y pronto ella aprende a mover sus caderas para igualar mis embestidas. Me pierdo en ella, acercándome hacia su cara, la tomo por su rostro y mi boca invade la suya, besándola, sin tomar prisioneros. ¡La deseo en todas las formas posibles! Sin descanso. Nuestros cuerpos encajan perfectamente, recibiendo y dando, adorando en deseo y sexo, cubiertos en capas de sudor y calor. El Placer y la tensión llegando a nuevas alturas. Estoy al punto de acabarme y ella esta rigidizándose con la tensión del placer construyéndose dentro de ella. “ ¡Córrete para mi bebe!” le gruño, y con eso ambos nos acabamos sonoramente.

“ ¡Yo… te… deseo! ¡Oh Ana!” le grito, su nombre una letanía en mis labios, y colapso sobre ella, adorando su cuerpo. A pesar de que las corrientes de placer empiezan a disminuir, tanto mi respiración como la suya siguen siendo toscas y rápidas. La beso una vez más justo en el momento en el que salgo de su interior. Ella arruga la cara e inmediatamente le pregunto si la lastime. Ella se sonroja. Mordiendo su labio inferior.
“Respóndeme Ana”, la coacciono. Entonces paso mi dedo encima del labio que ahora muerde, recordándole.

“Yo nunca… jamás… me había sentido tan bien, tan extasiada, antes” ella murmura tímidamente. “ ¿LO harías una vez más?” le pregunto deseoso.

“Definitivamente…” ella responde.

“ ¿En serio?” estoy complacido. “Que pequeña chica mas demandante eres Ana” bromeo con ella. La hago girar y desabrocho su sostén. Muevo mis dedos sobre su piel perfecta. Ella nota que aun llevo mi camiseta puesta.

“ ¿Por qué tienes tu camiseta puesta aun?” ella indaga. No quiero que me toquen, pero no quiero sacar ese lado jodido de mi para ella a la luz. Me quito la camiseta dejándola descansar detrás de ella. Entonces le susurro al oído con deseo. “Entonces Srta. Steele, ¿Te gustaría que te coja otra vez?” mis dedos corren por ambos lados de sus senos, mientras mi otra mano cubre su sexo y mis labios hacen una hilera de besos desde su cuello, hasta sus oídos y cuello.

No me acerco si quiera terminar por esta noche con ella. La sostengo en su lugar y le susurro que me la cogeré desde atrás ahora. Sostengo su pierna hacia arriba, a medida que me deslizo suavemente dentro de ella y sosteniéndola en su lugar con mi mano mi cuerpo empieza a moverse, reclamándola una vez mas. “Tu. Eres. Mía…” le digo arremetiendo  dentro de ella. Con cada embestida reafirmo mi reclamo, la hago mía, y la marco con mi aroma, con mi cuerpo y mi sexo.

Muevo mis dedos sobre su clítoris mientras mi sexo trabaja su magia dentro de ella. “ ¿Te gusta esto?” le pregunto suavemente. Mi pulgar y mis dedos moviéndose sobre ella y su única respuesta es un gemido de placer. Una vez retiro mis dedos, la hago abrir la boca y probarse a si misma. Al mirarla chupar sus propios jugos, un deseo se forma dentro de mí, de cogerme su boca. Le hago saber mi deseo entre embestidas. Ella esta desgastada, deseosa y sin paciencia, y yo decido hacer de esto algo lento. Me entierro en ella una y otra vez muy despacio, deliberadamente, abrumándola, volviéndola loca, dejándola deseosa de mas. ¡Ella se siente tan bien! Esta lista para correrse, pero no quiero que lo haga aun. Necesito más. Aun no me saciado de ella.

“Despacio bebe…” le susurro, “Aun no…”

“ ¡Por favor Christian!” ella me suplica.

“ ¡No bebe!, te quiero hinchada, ¡tan hinchada que recordaras que yo estaba dentro de ti, cada vez que des un paso!” le digo.

“ ¡Oh Por favor, me estoy deshaciendo a la deriba!” ella ruega.

“ ¡Que quieres bebe! ¡Dime Ana!” le digo mientras me muevo dentro de ella.

 “ ¡Te deseo a ti!” ella gime.

Eso es lo que me deshace. Acelero la velocidad, describiendo círculos con mis caderas y arremeto contra ella con mas fuerza, y mas y mas rapidez hasta que ambos nos corremos sonoramente. “ ¡Tu…Eres…Mía!” gruño al momento de llegar al clímax y con mis palabras ella se estremece de placer y nos mantenemos conectados con las sensaciones que siguen pulsando a través de nosotros luego de corrernos.

“ ¡Diablos Ana!” digo completamente calmado por el placer. Mi primer vainilla, y fue mucho mejor que cualquier cosa que hubiese imaginado o esperado. Ella me deshace, esta cautivadora e inocente chica quien ahora esta quedándose dormida en mis brazos, rendida por mi sexo y mi conquista de su cuerpo y alma. Ella esta rendida. Ella ha cruzado la línea, y ahora me siento posesivo con ella. Observo su pacifico y cansado rostro al dormir. Algunas emociones desconocidas escalan dentro de mi surgiendo. ¡Ella es mía! En todos los sentidos. No puedo dejarla ir ahora. Sus manos me buscan en su sueño. Yo las capturo y las sostengo con las mías.

No se por cuanto tiempo la observo dormir, pero la tristeza finalmente llega mi pecho. Ella es tan inocente. ¿Estará lista para mi mundo? Tengo una rara mezcla de sensaciones todas dirigidas a ella, justo ahora. ¿En verdad quiero mancharla como alma oscura? No se de donde esta mezcla de emociones viene. Nunca antes me sentí de esta manera al respecto de nadie. Nunca. Lentamente coloco sus manos en la cama y suavemente me deslizo fuera cama. La cubro con la manta y finalmente me pongo mi pantalón de pijama, para luego ir lentamente hacia el gran salón

Me siento en el piano, y de manera ausente empiezo a tocar una pieza de Bach que refleja mi triste estado de ánimo. Toco la pieza una y otra vez, pero mis animo no se escuda en pensamientos felices. La puedo sentir parada en la puerta, aun antes de alzar mi mirada para verla. Cuando me detengo, ella dice “Lo lamento Christian…. Yo,” pausa por un momento  “No quise molestarte,” agrega.

Transcription by Bach

 “Yo debería ser quien se disculpe,” le digo, “Te desperté. Deberías estar durmiendo,” le digo reprochándola. Ella me pregunta que estaba tocando, y le digo que era una pieza de Bach. Ella desea saber por cuando tiempo he estado tocando, y le digo que empecé cuando tenía 6 años.

Giro mi cabeza hacia ella, “ ¿Cómo te sientes?”

“Estoy bien,” ella me responde.

“Ven” la tomo de la mano y la llevo de regreso a la habitación. Quito la manta de la cama y veo la sangre, la prueba de su virginidad perdida, como si fuese un gran testimonio en mis sabanas blancas. Ella se sonroja y baja su mirada. Yo sonrío, eso le dará algo en que pensar a mí ama de llaves la Sra. Jones mañana. La meto a la cama y me recuesto junto a ella. Una vez más me encuentro a mi mismo rompiendo las reglas por ella.

La abrazo en la cama y con dulzura, susurro en su oído, “Duerme, Bebe, duerme”, mientras ambos cerramos los ojos y quedamos dormidos profundamente, yo experimento un sueno calmado, por primera vez en mucho, mucho tiempo.

Lullaby by Dixie Chix

9 comments:

fanny rebellon said...

ME ENCANTO ME HE LEIDO LOS DOS CAPITULOS DE UN SOLO TIRON, CAMBIAS CON MUCHA SUTILEZA ALGUNAS FRASES, Y ME GUSTO DEBERIA CAMBIAR MAS COSAS INVENTARLAS NO SE PARA QUE SEA IGUAL DE EMOCIANANTE QUE LOS LIBROS, ES FACINANTE UN HOMBRE COMO CRISTIAN EXISTIRA? SI ASI ES QUE ENVIDIA NO CREES? AMIGA PARA CUNADO LOS PROXIMOS? Y DEBERIAS PROMOCINARLOS EN FACEBOOK DE SIROCCO O EN LOS COMENTARIOS QUE HACEN DE CADA Capitulo, porque como yo hay muchas que mueren por seguir leyendo de nuestro 50 sombras de grey gracias un beso.

fanny rebellon said...

puse un comentario y no lo veo me gustraron mucho los 2 cap haces unos cambios muy sutiles puedes cambiar mas inventar el cielo es el limite no crees? promocinalos en facebook de 50 sombras porque como yo hay muchas que quieren seguir leyendo a nuestro 50 sombras de grey geracias un beso,y para cuando los proximos plis?

Eminé Fougner @ Cowboyland said...

Hi Fanny,

That's a fine line. Because most of the readers didn't want diversion from the main idea. I have taken that liberty later in this book, Book 2, 3 and I am writing book 4. These first few chapters were still trying to decipher the mind of Christian. Give it time, and you will see the changes as the chapters evolve.

Thank you for your input, and looking forward to hearing from you again!

<3

Emine

Mileth Grey said...

hermosos capitulos estuve escribiendo comentarios pero veo que no aparecen no se porque :) pero me fascina esta lectura

Cecilia Morales said...

me estoy obdecionando con lo que estoy leyendo me pasa lo mismo que con el libro, gracias muy bueno

Anonymous said...

fantásticos!!!!!!!!!!!!!!! gracias por esa visión de Christian, enamorándose sin darse cuenta!!!!!!!!!!!!!!!!

Anonymous said...

fantásticos!!!!!!!!!!!!!!! gracias por esa visión de Christian, enamorándose sin darse cuenta!!!!!!!!!!!!!!!!

fanny rebellon said...

Nancy Fica Soto me encanta grey
22 h · Me gusta

Pao Flores Mmmmm solo Grey dice eso...gracias por el excelente capitulo
21 h · Me gusta

Victoria Campins Me encanta es hermoso
18 h · Me gusta

Silvana Daniela Vera muy bueno y que bien que esta la foto bien hecho
18 h · Me gusta

Vita Garcia Rangel Es hermosoooooo
17 h · Me gusta

Diana De Nuñez Excelente
17 h · Me gusta

Yuri Teresa Grey Luque mas Plis!!!
16 h · Me gusta

Encarna Hernández Guauh...bravo
15 h · Me gusta

Noelia Palma Fuentes Muy bueno
11 h · Me gusta

Isaura Saldaña Excelente
7 h · Me gusta

Dalila Ovelar Hermoso
1 h · Me gusta
Fanny Rebellon


La abuela said...

estoy de acuerdo con Fanny los capítulos son maravillosos gracias a la autora y a los o las traductores!!!!!!!!!!!!