StatCtr

Sunday, January 12, 2014

Libro I - Capítulo XXIX: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY - CHRISTIAN Y ANASTASIA

CAPITULO XXIX
DE VUELTA A CASA
 Traducido y editado por: Patricia Pinto


Temprano en la mañana no siento ningún alivio.  
Sorrow - Gladiator soundtrack

Estoy funcionando en piloto automático. Me levanto, hago ejercicios, me ducho, me visto, como y atiendo los problemas que pude haber causado o que llegan a la puerta de mi casa. Leila y yo tenemos una historia en común. Ella fue una de mis relaciones a largo plazo. No puedo pensar abandonarla en un momento de necesidad. Yo fui su Dominante y una de mis responsabilidades es atenderla. Tengo una fuerte sensación de que soy la causa de su crisis, o al menos una gran parte de ella. ¿Por qué si no iba a venir aquí? Recordando cómo la Sra. Jones me describió su aspecto desaliñado, mi corazón se contrae de nuevo. ¿Cómo llegó a ese estado siendo una mujer vibrante, animada y traviesa? Cuando terminamos no había ningún indicio de que estuviera mal, ambos estuvimos de acuerdo en terminar la relación y ella encontró a alguien con quien se casó. Ella quería más. ¿Será que no encontró más con su marido?

Entonces, ¿qué pasó? ¿Sabrá él que ella estuvo aquí tratando de suicidarse? Por supuesto que no. Si supiera, estaría asistiendo sus necesidades como un marido que es.

Llego a mi estudio después de aceptar una taza de café negro con leche descremada de la señora Jones.

Presiono dos números en mi teléfono sobre el escritorio, Taylor responde.

_ Sí, señor.

_ Te necesito para una reunión informativa Taylor, le digo.

_ Voy señor, responde.

_ Taylor, quiero que te pongas en contacto con Welch. Averigua donde está el marido de Leila y habla con él personalmente. Averigua si él todavía está con Leila y si no, averigua la razón de su separación. Si Welch habla con sus padres, yo quiero saber todos los detalles, por escrito. ¿Entiendes?

_ Por supuesto, señor, responde con firmeza.

Mi Blackberry zumba, compruebo el teléfono y es Welch. Taylor da vuelta para irse, pero yo levanto mi dedo indicándole que permanezca durante otro minuto. Esto puede ser algo que él también tenga que escuchar.

_ Welch, voy a ponerte en altavoz quiero que Taylor escuche lo que tienes que decir. Quiero que se pongan en contacto ustedes si yo no estoy disponible. Llámalo en cualquier momento para cualquier información.

_ Sí, señor, responde Welch. La razón por la que lo llamo es por esto. Hace un poco más de dos meses, Leila dejó a su marido después de encontrar otro amante. Por lo que dijo su marido, ella parecía enamorada de él y no ha tenido contacto con ella desde entonces y él dijo específicamente que no le importa saber de ella. Sus palabras textuales fueron: Esa maldita hija de puta se fue con otro aún estando conmigo.  Así que resulta que ella ha estado con este nuevo novio durante los últimos dos meses. No sabemos quién es este novio. Eso es lo que estoy tratando de averiguar. He tratado de llegar a la familia, pero no han respondido sus teléfonos todavía. Voy a continuar localizándolos o al nuevo novio, para saber si tienen el paradero de ella.

_ ¿Está escuchando todo esto? Pregunto a Taylor.  

Hearing the Damage - Tom Yorke

_ Sí, señor, responde con frialdad.

_ Mientras tanto, mantén los ojos y  oídos bien abiertos por si  ha ingresado en otro hospital, o si tiene algún registro en la policía. Estás obligado a conseguirla en alguna parte. No tiene sentido que ella venga a mi casa tratando de suicidarse y luego desaparezca. Ella tiene que estar en algún lugar en la ciudad. 

_ ¿Hay amigos cercanos o conocidos que tenga en la ciudad señor, o en las ciudades aledañas que usted conozca?

_ No que yo sepa. Eso lo tienes que investigar. ¿Algo más?

_ Nada más señor, dice, no se te olvide mantener a Taylor al tanto de todo y cuelgo.

_ Taylor, esto es ahora tu prioridad. Hazme saber al segundo que descubras algo.

_ Por supuesto, señor, responde.

Mi Blackberry zumba dejándome saber que tengo un mensaje entrante. Taylor se vuelve para salir, pero tengo mi dedo en él una vez más. El mensaje es de Anastasia.
______________________________________

De: Anastasia Steele 
Asunto: De vuelta a casa 
Fecha: 03 de junio 2011 12:52 EST 
Para: Christian Grey

Querido señor Grey

Estoy de nuevo en la primera clase lo cual le agradezco. Estoy contando los minutos para verte esta noche, y tal vez torturarte para sacarte la verdad de mis admisiones nocturnas.

Tu Ana x
______________________________________

Le escribo una respuesta rápida.
______________________________________

De: Christian Grey 
Asunto: De vuelta a casa 
Fecha: 03 de junio 2011 09:57 
Para: Anastasia Steele
No puedo esperar a verte.

Christian Grey 
CEO Grey Enterprises Holdings Inc.
______________________________________

A continuación, miro a Taylor y le digo que me lleve a la GEH en los próximos treinta minutos. Tengo mucho trabajo que hacer. Eso está por encima de los problemas inesperados surgidos debido a Leila.
______________________________________

De: Anastasia Steele 
Asunto: De vuelta a casa 
Fecha: 03 de junio 2011 13:00 EST 
Para: Christian Grey

Querido señor Grey

Espero que todo esté bien con respecto a la situación. El tono de su correo electrónico es preocupante.

Tu Ana x
______________________________________

Oh, no quiero molestarla, o preocuparla con mis problemas. No es algo que no pueda resolver, pero actualmente ocupan mi mente. ¿Ella me está escribiendo desde el interior del avión? Si es así, ¿Ella se está poniendo en peligro? ¿No entendió la vez pasada? Actualmente, sólo puedo tratar con una mujer que se está poniendo a sí misma en peligro y yo especialmente no quiero Anastasia sea la  otra.
______________________________________

De: Christian Grey 
Asunto: De vuelta a casa 
Fecha: 03 de junio 2011 10:03 
Para: Anastasia Steele

La situación podría estar mejor. ¿No has despegado ya? Si es así, no deberías enviarme correos. Te estás poniendo a ti misma en una situación de riesgo, en directa contravención a la norma de             resguardar tu seguridad personal. Dije en serio lo de los castigos.        

Christian Grey 
CEO Grey Enterprises Holdings Inc.
______________________________________

Pulso enviar. Yo no tengo la paciencia para tratar con violaciones de las reglas hoy. Su respuesta es casi inmediata.
______________________________________

De: Anastasia Steele 
Asunto: Reacción exagerada
Fecha: 03 de junio 2011 13:05 EST 
Para: Christian Grey

Estimado Sr. Gruñón,

Las puertas del avión siguen abiertas. Mi bienestar y el de los otros pasajeros están asegurados. Estamos retrasados cerca de diez minutos. Usted puede guardar su palma nerviosa por ahora.

Señorita Steele
______________________________________

Esta "situación" me está poniendo nervioso y estoy incluso brusco con mi novia. Escribo rápidamente para disculparme.
______________________________________

De: Christian Grey 
Asunto: Mis Disculpas, palma ansiosa guardada.  
Fecha: 03 de junio 2011 10:07 
Para: Anastasia Steele
 
Te extraño a ti y a tu boca inteligente señorita Steele. Quiero que llegues a salvo a casa.

Christian Grey 
CEO Grey Enterprises Holdings Inc.
______________________________________

No podría soportar si algo le sucediera, por un descuido enviándome mensajes.
______________________________________

De: Anastasia Steele 
Asunto: Disculpa aceptada 
Fecha: 03 de junio 2011 13:09 EST 
Para: Christian Grey

Están cerrando las puertas ahora. No oirás ni pío de mi parte, especialmente dada tu sordera. 

Hasta luego.

Ana x
______________________________________

Después de recibir su último mensaje, me dirijo a la sala, donde Taylor está esperando para llevarme.

_ Taylor, ¿tienes información de la llegada de la señorita Steele?

_ Por supuesto señor, responde.

_ Está bien. Parece que tengo más trabajo del que yo pudiera terminar hoy, así que necesito que la recojas y la traigas a Escala.

_ Por supuesto señor.

Llegamos a GEH y Andrea cierra la puerta detrás de mí en mi oficina para repasar mis próximas reuniones del día.
Mi puto día está lleno de un incidente tras otro, que estresante. Justo después de que sale Andrea, Ros entra y me va a hablar con su voz ronca, por la cantidad de cigarrillos que fuma a diario. Le corto antes de que hable del desastre por la adquisición de la empresa que estamos tratando de liquidar ahora.

_ Costo, Ros, ¿cuál es el costo real?

Ella se mueve en su asiento, incómoda.

_ El número  final es de sesenta y siete millones de dólares... su voz comienza firme, pero poco a poco la baja.

_ ¿Sesenta y siete putos millones de dólares? ¿Cómo caímos en esa trampa de mierda? ¡Quiero todos los detalles, donde está hasta el último centavo y mándame un extenso informe sobre el análisis de costos, de inmediato!

_ Sí señor Grey, dice ella sabiendo que estoy molesto y rápidamente sale de mi oficina.

Presiono el intercomunicador.

_ Sí señor Grey, responde Andrea.

Ponme a Welch en  línea, ordeno.

_ Ahora mismo, señor.

Dos minutos más tarde, suena el teléfono.

_ Sí, señor Grey, responde.

_ ¿Tienes  alguna actualización?

_ Señor Grey, su marido no está siendo cooperativo. No le importa lo que le suceda a ella, me dijo que no le importa si  se suicida, si se ahorca, si se tira de un puente, estamos buscando más información, dice Welch.

_ ¡Hijo de puta de mierda! ¿No le importa nada de ella? Despotrico. 

_ Señor Grey,  es vengativo y no ha pasado por alto el hecho de que ella lo engañó, y salió corriendo con otro hombre del que se enamoró. Esa es la historia que pudimos recoger de los conocidos.

_ ¿Qué hay de la familia?

_ Todavía ese trabajo está en progreso señor. La familia vive en el otro lado del país. Sabían que ella huyó de su marido y que ella estaba feliz con el nuevo tipo con el que estaba. Sin embargo, los padres dijeron que la hermana podría tener más información y no hemos podido entrar en contacto con ella.

_ ¿Saben de su paradero?

_ No señor. El último contacto con ella fue después de que abandonó al marido. Nada desde entonces.

_ Sigue la búsqueda. ¡Quiero que la encuentres Welch!

_ Sí, señor, dice con firmeza.

Cuelgo.

La jornada de trabajo está arrastrando un tema tras otro y estoy frustrado con todas las emergencias en mi puerta. Tengo una reunión tarde y  llamo a Taylor para recoger a Anastasia en el aeropuerto.

_ Llévala de vuelta a Escala, reitero mi pedido anterior.

_ Voy señor. Él se va. Tan pronto como mi reunión ha terminado, conduzco de nuevo a Escala. Llego a mi ático alrededor de las 6:00pm y mi Blackberry no para de sonar.

_ Señor Grey  es Welch.

_ ¿Qué me tienes?  Pregunto.
_ Señor Grey, hemos estado buscando en su antigua dirección, antiguos vecinos y antiguos amigos y conocidos.   Hasta ahora nadie la ha visto desde hace de tres meses.

_ ¿Ni rastro entonces?

_ Ninguno señor hasta ahora. Pero vamos a seguir buscando.

_ Está bien.

_ Lo llamaré para informarle así tenga una información parcial

_ Bien. Entonces lo siento. Esa mirada en mi espalda... mirándome.


I Just In Your Arms Tonight by Cutting Crew

Ni siquiera me doy cuenta de que todo mi cuerpo estaba tenso, pero de inmediato mi cuerpo cambia de alguna manera y la tensión pasa. Inundaciones de paz me llegan cuando centro mis ojos en mi novia. MI NOVIA. Mi más.  Siento que el deseo intenso florece dentro de mí cuando mi cuerpo ve el de ella. La miro a ella con una intensidad sensual, mis ojos están ardiendo. Ella está muda y estática. Ella siente la misma atracción. El mismo deseo. Doy gracias a Dios todos los días por haberla enviado para mí.

_ Quiero toda la información, le digo a Welch y cuelgo el teléfono sin romper la mirada con Ana. Ella está paralizada en la entrada de la sala de estar. Cierro la distancia entre nosotros dando pasos largos, mis ojos devorando su belleza como si yo no la he visto en mucho tiempo y apenas la vi ayer. Con toda la mierda que ha estado saliendo  desde ayer, ella es como un ángel con su inocencia y aura seductora. Mi mandíbula se tensa con el estrés y estoy más allá que ansioso. Finalmente me quito mi chaqueta, la corbata y las dejo en el sofá mientras me dirijo a mi mujer. Cuando llego a ella, envuelvo mis brazos a su alrededor, atrayéndola hacia mí con fuerza y rapidez, agarro su cola de caballo e inclino su cabeza para llegar a sus labios como si mi vida dependiera de ello. Ella es mi línea de vida. Ella es mi roca y la que me estabiliza en medio de mi pasado jodido, trae la luz a mí.

Ella se sorprendió por mi desesperación y por la intensidad de mi beso. Generalmente me encierro en mí mismo, pero hoy en día es diferente y mi necesidad por ella es primordial. Mi beso le dice todo: te quiero, te necesito, sálvame, ámame, quiero estar contigo. ¡Déjame tomar el control, para no sentirme perdido ya! 

I Want You to Take Over Control - Afrojack

En este momento estoy muy entusiasmado de que ella está de vuelta, que todavía me quiere, me desea. Vierto toda la ansiedad que se ha estado gestando desde el momento en que me enteré que se iba de la ciudad. Por fin está aquí. Ella empieza a besarme con igual fervor mientras tuerce sus dedos en mi cabello. Ella me chupa como si quisiera devorarme, me encanta y me gusta su manera sexy y caliente. Arrastro mi boca y la despego de la de ella por un momento y la miro. El relieve de su rostro es hermoso. Mi corazón se contrae con una emoción sin nombre. ¿Deseo,  lujuria, querer, amor?

_ ¿Qué pasa? Ella respira.

_ Estoy tan contento de que hayas vuelto. Dúchate conmigo... ahora, le ordeno eludiendo su pregunta.

_ Sí, es su respuesta. Agarro su mano y la llevo directamente a mi habitación a mi baño principal.

Una vez que estamos en el baño libero su mano y abro la ducha. Poco a poco me vuelvo hacia ella y miro a esta hermosa criatura delante de mí.

_ Me gusta tu falda, es muy corta. Tienes excelentes piernas.  

Salgo de mis zapatos y me quito los calcetines sin dejar de mirarla.  El hambre, el deseo que siento por ella es tangible. Ella refleja mis acciones y también se quita sus zapatos. Esto es todo lo que puedo esperar para tomarla ahora mismo en mi cuarto de baño. Después de toda la mierda que ha surgido  en estos días no quiero más nada sino que enterrarme en ella, olvidarme incluso de mi nombre y unirnos de una vez. De repente, pierdo mi paciencia y la alcanzo apoyándola contra la pared. Empiezo besándola con toda la emoción que sale de mí, sus labios, su rostro, su cuello, corro mis manos por su pelo. Su espalda está contra la pared de baldosa fría. Me empujo contra ella en un intento de convertirnos en uno, de fusionarnos, consumirnos y calmar mi alma dolorida, necesito salir de la miseria que he estado experimentando. Es como si estoy perdido en el medio del Pacífico durante un tifón y ella es la única cosa que me promete la supervivencia y la vida. Ella es mi línea de vida. Ella coloca sus brazos en los míos apoyándose y yo gimo en voz alta y la aprieto con más fuerza.

_ Te quiero ahora. Aquí... rápido y duro, apenas y puedo decirle y mi mano se desliza hasta sus muslos llevando hacia arriba su falda. Es mi propio universo. Es mi mecanismo para encontrar el alivio con la única mujer de la que todo el mundo dice que estoy enamorado. Pero ahora mismo, no me importa lo que digan. Tengo emociones que nunca he experimentado antes, cuando se trata de Anastasia.

Lets Make it a Night to Remember - Bryan Adams

 _ ¿Todavía estás sangrando? Pregunto, jadeando.

_ No, responde ella mientras ella se sonroja.

_ Bien, le digo.

Caigo de rodillas ante ella y con mis pulgares bajo sus bragas de algodón blanco retirándolas. Su falda está hacia arriba y ella está desnuda de la cintura para abajo. Ella comienza a jadear deseándome. Agarro sus caderas, empujándola contra la pared de nuevo cuando beso el vértice de sus muslos. Los agarro y la obligo a abrir las piernas. Ella gime en voz alta mientras hago círculos con mi lengua sobre su clítoris. Arquea su cuerpo y gime más fuerte mientras aumento el placer, sus dedos van directamente a mi pelo jalando duro.

Vierto todo mi deseo, toda mi frustración reprimida, toda la ansiedad por nuestra separación y los problemas incesantes en hacer el amor con la única mujer que desea mi corazón. Hago círculos con mi lengua sin descanso, fuerte e insistente, porque esto va a ser muy rápido una vez que la penetre y la necesito lista. Conozco la sensación de éxtasis que mi boca en su sexo le está proporcionando, sé que es intensa. Siento su cuerpo acelerarse y ahí es cuando la libero. ¡Buen trabajo Grey! Yo no quiero que se venga bajo mi lengua, necesito llenarla de mí. Su respiración es irregular, está jadeando y me mira casi protestando porque no la dejé ir. Quiero una liberación rápida, pero dentro de ella. Me pongo de pie rápidamente y le agarro la cara con ambas manos, sujetando firmemente a mi chica y la beso duro metiendo mi lengua en su boca invadiéndola, en un intento por hacerle probar el sabor de su excitación.

Luego descomprimo la bragueta liberando mi hombría y la agarro fuerte por la parte de atrás de sus muslos y la levanto.

_ Envuelve tus piernas alrededor de mí nena, yo le hablo en forma urgente, y con mi voz de te-quiero-follar-ahora. Ella inmediatamente lo hace y sube los brazos alrededor de mi cuello. Me muevo rápidamente y entro en ella con rapidez, hasta la empuñadura.  Toma todo lo que tengo cariño. Cuando se establece nuestra conexión más deseada gemimos, mis dedos están clavándose en su carne suave y empiezo a moverme lentamente al principio, sintiendo la suave caricia que su vagina me proporciona. Dejo que mi cerebro disfrute cada ondulación. Dentro y fuera. Caricias de terciopelo para mi polla. Pero me pierdo dentro de ella y comienzo un ritmo constante, acelerando rápido y más rápido. Ella aferra más sus piernas a mi alrededor y siento cuando comienza a acelerarse, los dos estamos bailando un tango rápido y entusiasta que nos empuja a un placer celestial.  Subimos más y más alto tratando de llegar a nuestro máximo, nos movemos en un espiral  intenso, un orgasmo que todo lo consume. Suelto un gruñido profundo y entierro mi cabeza en su cuello mientras dejo toda mi longitud en su sexo profundo,  gimo en voz alta y de forma incoherente luego de que consigo mi liberación. ¡Joder necesitaba esto y ella también!

Mi propia respiración es irregular, pero yo la beso con ternura sin romper nuestra conexión. Si fuera posible fusionarme con mi chica, me gustaría hacer eso en este momento. También parpadea perdida en la sensación y el deseo. Finalmente me las arreglo para salir de ella y abrazarla fuerte cuando coloco suavemente sus pies en el suelo.  La ducha ha estado abierta y el agua caliente ha creado un vapor, cubriendo los espejos y creando una nube en el cuarto de baño.

_ Pareces contento de verme, murmura con su sonrisa tímida que tanto amo. Mis labios se arquean en una pequeña sonrisa.  

_ Sí, señorita Steele, le digo. Creo que mi placer es bastante evidente. Ven, déjame llevarte a la ducha.

Desabrocho mi camisa y me quito los gemelos lanzándolos por encima de mi cabeza. Me quito los pantalones y los boxer y los aparto con una patada a un lado. Yo nunca rompo mi mirada con Anastasia. Empiezo deshaciendo los botones de su blusa mientras ella me está mirando fijamente con un deseo sin nombre en su mirada profunda.

_ ¿Cómo estuvo tu viaje de regreso? Pregunto ligeramente una vez calmado por el sexo.  Ella es mi panacea universal para la mayoría de todos los problemas que tengo.

_ Muy bien, gracias, ella aún murmura tratando de recuperar el aliento.

_ Gracias una vez más por ponerme en la primera clase. Realmente es una forma mucho más agradable de viajar, dice sonriendo tímidamente. Tengo algunas noticias, añade con nerviosismo.

Oh, oh... ¿Qué podría ser? ¿Es tan malo que se siente nerviosa de contarme?

_ ¿Ah, sí? Es mi respuesta contenida. Miro con curiosidad cuando deshago el último botón de la blusa y la deslizo por sus brazos y lo tiro encima de mi ropa.

_ Tengo un trabajo, dice ella.

Bien, no es tan malo como lo esperaba, así que me relajo y sonrío con ojos suaves.

_ Felicitaciones, señorita Steele. ¿Ahora vas a decirme dónde? Le tomo el pelo.

_ ¿No sabes?  Ella pregunta. Sacudo la cabeza y frunzo el ceño. ¿Por qué iba a pensar que sé dónde va a trabajar?

_ ¿Por qué iba yo a saber? Sondeo.
_ Con tus capacidades de acecho, pensé que podrías tener... su voz se desvanece al ver la expresión en mi cara de decepción inesperada.

_ Anastasia, no se me ocurriría interferir en tu carrera, a no ser que me lo pidas por supuesto, le digo, en verdad herido por pensar tan poco de mí.

_ ¿Así que no tienes idea de cual compañía? Pregunta.

_ No. Sé que hay cuatro empresas editoriales en Seattle, le digo. Eso ya lo he investigado cuando ella me dijo que se iba a entrevistar con dos editoriales. Así que estoy asumiendo que es una de ellas.

_ SIP, ella exclama con entusiasmo.

_ Oh, la pequeña, bueno. Bien hecho, le digo y me inclino hacia adelante, besando su frente. Chica lista. ¿Cuándo empiezas? Le pregunto.

_ El lunes, ella responde.

_ Eso es pronto, ¿eh? Será mejor que te aproveche mientras pueda. Date la vuelta, le mando.  

All I Want is You by U2

Deshago su sujetador y descomprimo su falda. Empujo la falda y me deleito con su increíblemente y redondo trasero, mientras le doy un beso en el hombro. Me apoyo en ella pasando mi nariz contra su pelo. Aspiro su aroma profundamente, es embriagador, me lleva a un plano diferente.  Aprieto sus nalgas redondas y suaves.

_ Usted me intoxica señorita Steele y me calma. Esta combinación es embriagadora, murmuro entre los besos que coloco en su cabello. La agarro de su mano y entramos a la ducha.

_ ¡Ay! ella chilla cuando el agua caliente cae en su piel. Sonrío hacia ella cuando las cascadas de agua llegan a mi cuerpo.

_ Es sólo un poco de agua caliente Anastasia, le tomo el pelo.

_ Date la vuelta, le ordeno, te quiero lavar, le digo con un intenso deseo de tocarla por todas partes.  Alcanzo el gel de baño y chorreo un poco en mi mano  para comenzar a  deslizarlo por sus curvas. 

_ Tengo algo que decirte, murmura, mientras mis manos comienzan por los hombros. Siento que todo su cuerpo se tensa por esta frase. ¿Qué podría preocuparla? ¿Es algo malo? ¿Ha llegado a una decisión en Georgia en contra de nosotros? Con su reacción, me pongo tenso, pero quiero escucharla.

Con la ansiedad apenas contenida, digo, ¿Oh, sí? Pregunto en un tono suave.

_ La exposición fotográfica de mi amigo José, se abre el jueves en Portland, ella comienza a condenarse llamándolo “amigo”. Mi mente se va a la mierda del fotógrafo que ha tenido sus ojos y su lengua en mi mujer un segundo después que la conocí. Me pongo rígido automáticamente mientras mis manos están sobre sus pechos.  Contesto molesto.

_ Sí, ¿y qué? Le pregunto con firmeza. No me gusta la idea de que este hijo de puta entre en la ducha con nosotros cuando estamos desnudos y tan íntimos.  

_ Yo le dije que iba a ir. ¿Quieres venir conmigo? Pregunta. La última cosa que quiero hacer es poner a mi chica al alcance de la mano de ese desgraciado. Pero parece que ella ha tomado la decisión de ir. Si digo que no, va a ir sola, así se lo prohíba, ya conozco lo desobediente que puede ser y eso sería peor, me estaría comiendo a mí mismo. Sin embargo, si estoy allí, puedo controlar la situación.  A regañadientes me digo mentalmente “compromiso Grey, compromiso Eso es lo que necesita. Ella ni siquiera sabe de qué soy capaz de hacer para mantenerla a salvo. Ella es solo mía...

Empiezo a lavarla de nuevo, finalmente después de decidirme a aceptar.

_ ¿A qué hora? Pregunto.

_ La apertura es a las 7:30pm, responde.

Le beso la oreja.

_ Está bien, le digo en voz baja. Con esta simple respuesta de una palabra, toda la tensión abandona su cuerpo mientras ella casi se hunde en mis manos.

_ ¿Estabas nerviosa por preguntarme?

_ Sí. ¿Cómo lo sabes?

_ Anastasia se te acaba de relajar el cuerpo completamente, le digo secamente.

_ Bueno, es que pareces ser, uhmm... un poco celoso, ella dice suavemente. ¡No tienes idea  cariño!

_ Sí, lo soy, le digo sombríamente. Y harás bien en recordarlo. Pero gracias por preguntar. Llevaremos a Charlie Tango, digo para tener el control de nuevo.

_ ¿Puedo lavarte? Pregunta.  Aunque quiero que me toque, no puedo soportar la idea de tener sus manos sobre mí... todavía no.

_ No lo creo, murmuro, y su cara se cae de decepción. La beso suavemente en el cuello tratando de aliviar la negativa, haciéndole saber que todavía la quiero. Le acaricio la espalda con el jabón.

_ ¿Alguna vez dejarás que te toque? Pregunta con nostalgia. Yo no estoy dispuesto a responder esa pregunta todavía.  Aún no. Así que desvío la pregunta mientras tengo las manos en su trasero.

_ Pon tus manos en la pared Anastasia. Te voy a tomar de nuevo, le murmuro al oído mientras agarro sus caderas y la discusión termina mientras comenzamos de nuevo a perdernos en nuestro éxtasis.

Pronto estamos vestidos en batas de baño sentados en la cocina en la barra de desayuno. La señora Jones nos ha preparado una excelente pasta alle vongole.

_ ¿Más vino? Le pregunto mientras tengo en mi mano la botella de Sancerre y  mis ojos brillando con tantas emociones diferentes.

_ Una copa pequeña  por favor, responde ella.

Ella finalmente reúne el coraje para hacerme la pregunta que la ha estado molestando desde hace algún tiempo.

_ ¿Cómo está el, umm... la situación que te trajo a Seattle? Frunzo el ceño. No quiero recordar el intento de suicidio de Leila, especialmente cuando ella todavía está desaparecida, y tratando de hacerse peligro o hacércelo a otros.

_ Fuera de control, murmuro sin poder evitar la amargura en mi tono. Pero no es nada de que preocuparte Anastasia. Tengo planes para esta noche, le digo para distraerla.

_ ¿Ah, sí? Es su respuesta interrogatorio.

_ Sí. Quiero que estés lista y esperando en mi cuarto de juegos en quince minutos, dije poniéndome de pie y mirándola.

_ Puedes prepararte en tu habitación. Por cierto, tu vestidor está ahora lleno de ropa para ti. No quiero ningún argumento al respecto, dije entrecerrando los ojos desafiándola a negarse. Si ella quiere discutir conmigo mis manos están crispadas por calmarse. Ella no dice nada, y mira hacia atrás, impasible. ¡Mejor! Camino de vuelta a mi estudio.

Agarro mi iPod con el transmisor de radio  y el control remoto para ello. Me voy a mi habitación y en mi armario localizo mis suaves y desgarrados jeans que sólo uso en mi cuarto de juego. Me desligo de toda la ropa y me pongo mis jeans. Dejo el botón abierto en la parte superior. Le di quince minutos para que se arregle y estar esperándome, yo ya estoy listo, pero espero un poco más para dar mayor anticipación. Poco a poco me dirijo al cuarto. Cuando llego a la pesada puerta, rápidamente la abro y la cierro, ignorando por completo a Anastasia que está sentada en su ropa interior en  posición sumisa. Me dirijo hacia el cofre grande junto a la puerta y coloco el iPod y el transmisor en él. Luego me paseo hacia la cama. La escena que he planeado para hoy con Anastasia me obliga a esposarla de manos y pies. Reviso los puños en los postes de la cama. Luego me paseo de vuelta a la cómoda. Abro una de ellas y saco un guante de piel, un flogger con hilos de cuero y perlas en sus extremos y los coloco en la parte superior.

Finalmente me paro frente a Anastasia. Tiene la cabeza inclinada, sentada sobre sus talones, con las manos extendidas colocadas en su regazo su cabello cayendo en cascadas, sólo en bragas. Ella es un espectáculo para la vista y más allá de hermoso y excitante.

_ Te ves hermosa, le digo. Ella mantiene su cabeza baja mientras me quedo mirándola fijamente. ¿Con qué frecuencia le digo que ella es hermosa? Ella no debería estar avergonzada de su propia belleza. Tengo que trabajar en su autoestima. Me agacho y levanto su barbilla obligándola a subir la cara para encontrarse con mi mirada intensa, dispuesto a que me crea.

_ Eres una mujer hermosa, Anastasia. Y tú eres toda mía, le digo con el conocimiento de que ella es mi mujer y que ella está de vuelta aquí, conmigo, tratando de complacerme.

_ Levántate, le ordeno en voz baja. 

Ella temblorosa se levanta y se pone de pie.

_ Mírame  y ella finalmente eleva sus ojos azules en mi ardiente mirada gris. La miro como su Dominante, como su amo que soy en esta sala, y yo sé que mi mirada es fría y dura, pero en este cuarto se hace lo que yo deseo y aunque mi mirada es pecaminosa la respuesta de la de ella es sexy. Ella está aquí por su propia voluntad, porque quiere que yo la controle tanto como yo deseo controlarla. Su boca se abre ligeramente cuando toma una respiración entrecortada y saca su lengua en un intento por humedecer sus labios. Una casi cruel sonrisa juega en mis labios, pero sé que está asustada. Voy a ser un Dominante complaciente hoy. Porque tengo que introducirla en la escena poco a poco para luego llegar a la mierda dura, a lo que me gusta.

_ No tenemos un contrato firmado Anastasia. Pero hemos discutido límites. Y quiero reiterar que tenemos palabras de seguridad, ¿de acuerdo?

Su mirada  cambia a una de emoción y miedo.

_ ¿Cuáles son? Le pregunto con autoridad.

Ella frunce el ceño ligeramente ante mi pregunta y su vacilación hace que mi cara se endurezca. Ella tiene que saber y ser capaz de utilizar las palabras de seguridad si habría de necesitarlas.

_ ¿Cuáles son las palabras de seguridad Anastasia? Pregunto lenta y deliberadamente.

_ Amarillo, murmura primero.

_ ¿Y? le pregunto aún con la boca apretada.

_ Rojo, dice después de mi solicitud.

_ Recuérdalas. Le advierto. Luego levanta las cejas para desafiarme, pero eso no está permitido aquí. Así que la miro fríamente como un dominante a su sumisa. Y la detengo en seco.

_ No empieces con tu boca inteligente aquí, señorita Steele. O te voy a follar mientras estés de rodillas. ¿Entiendes? Le hablo con firmeza.

Ella traga saliva y parpadea rápidamente, después de ser regañada con eficacia. El tono de mi voz y la amenaza que ella implica cambia su actitud a una mirada obediente.
Here I am Baby by UB40
  
_ ¿Y bien? Quiero que entienda que yo soy su dueño, amo y señor en esta habitación. Y lo mejor de todo, con su consentimiento.

_ Sí, señor, murmura a toda prisa.

_ Buena chica, le digo, haciendo una pausa.

_ Mi intención no es que vayas a utilizarla porque estarás adolorida. Pero lo que me propongo a hacer será intenso. Muy intenso y tú tienes que guiarme. ¿Me entiendes?

Sus ojos se abren desconcertados.

_ Se trata del tacto Anastasia. No serás capaz se verme ni oírme. Pero podrás sentirme. Ella frunce el ceño. Realmente no tiene idea del regalo que tengo para ella. Me vuelvo hacia el centro de la música. Agito mi mano al frente y la caja que contiene el equipo de música se abre. Cuando las dos puertas se abren, aparece el reproductor de CD y un sistema estéreo. Preparo la música. Anastasia sin embargo, sólo la podrá escuchar a través de los auriculares que voy a poner en sus oídos para que sea más intensa la escena. Veo su mirada perpleja en mi visión periférica.  Yo tengo mi sonrisa secreta en mi cara. Nunca jamás he sido tan suave con una sumisa en mi cuarto de juegos. Pero eso es lo que tengo planeado para Ana hoy.

_ Voy a atarte a la cama, Anastasia. Voy a vendarte los ojos, no serás capaz de escucharme. Todo lo que oirás será la música, levanto mi mano y le muestro el iPod.

Ella se sorprende como siempre y eso es una expresión que me encanta de ella.

_ Vamos, dije y tomando su mano la llevo a la cama con dosel. Ella se ve excitada y emocionada. ¡Esa es la idea!

_ Párate aquí, digo dejándola frente a la cama. Me inclino y le susurro al oído. Mantén tus ojos en la cama. Imagínate yaciendo ahí atada y totalmente a mi merced.  Voy a buscar el flogger que opté por usar y el guante ruso de piel de marta cibelina, el pelo más caro del mundo debido a su suavidad y lujo. Rápidamente me dirijo de nuevo a ella y estoy justo detrás de ella para trenzar su cabello precioso.

_ Aunque me gustan tus coletas Anastasia, estoy demasiado impaciente por estar contigo. Así que una tendrá que ser suficiente, le digo en voz baja.

Cuando trenzo su cabello, a propósito toco con los dedos su espalda. Necesito que cada toque establezca nuestra conexión. Termino de trenzarlo y la atraigo hacia mí para que me dé más acceso a su cuello. Me inclino y la  acaricio, pasando mis dientes y mi lengua desde la base de la oreja hasta el hombro. Joder es tan dulce. Estoy muy contento y emocionado así que sin darme cuenta tarareo en voz baja mientras la acaricio y ella cierra los ojos y gime en silencio.

_ Calma, le susurro contra su piel. Levanto mis manos delante de ella para mostrarle el flogger que está en mi mano derecha.

_ Tócalo, le digo. Extiende la mano tentativamente y la cepilla a lo largo de los mechones con sus dedos. Ella siente las frondas suaves con pequeñas perlas al final. Cursos de calor pasan a través de nuestros cuerpos cuando estamos conectados.

_ Voy a usar esto. No te dolerá, sino traerá la sangre a la superficie de tu piel y te hará más sensible.

_ ¿Cuáles son las palabras de seguridad Anastasia?

_ Uhm... Amarillo y rojo señor, susurra.

_ Buena chica. Recuerda, la mayor parte de tu miedo está en tu mente.

Dejo caer el flogger en la cama y mis manos se mueven hasta su cintura.

_ No vas a necesitar estas, murmuro cuando conecto mis dedos en sus bragas y se las quito. Ella vacilante sale de ellas mientras se mantiene a sí misma en el poste de la cama.

_ Espera, le ordeno, porque no puedo resistirme a su culo delicioso, así que me agacho y le doy un beso en ambas nalgas y son tan tentadoras que no puedo dejar de morderlas.  

_ Ahora acuéstate boca arriba, le digo golpeando con fuerza el trasero y haciéndola saltar.
Ella se arrastra rápidamente sobre el colchón de la cama y se acuesta mirándome. Mis ojos brillan de emoción apenas contenida.

_ Manos sobre la cabeza,  le ordeno.

Me vuelvo a la cómoda y traigo el iPod y la máscara para los ojos. Ella tiene una mirada de anticipación en su cara. Me siento en el borde de la cama y le muestro el iPod. El iPod tiene una antena, que junto con los auriculares transmite lo que está sonando en el equipo de música. Ella se ve confundida, tratando de descifrar su función.

_ Esto transmite lo que está sonando en el iPod al sistema en la habitación, le respondo.

_ Puedo escuchar lo que estás escuchando y tengo un control remoto para ello, le digo sonriendo. De hecho tengo un mando a distancia para su libido, y ella tiene uno para el mío. Me inclino y le coloco los audífonos.

_ Levanta la cabeza. Poco a poco le deslizo la máscara y ella  ahora está carente del sentido de la vista. Ya que no he puesto la música, ella todavía me puede oír, aunque mi voz amortiguada porque los auriculares actúan como tapones para los oídos. Me levanto de la cama. Tomo su brazo izquierdo y suavemente lo estiro a la esquina izquierda de la cama y amarro su muñeca al brazalete de cuero. Ella se ve simplemente deliciosa, así que acaricio toda la longitud de su brazo una vez que termino de esposar su muñeca. Me muevo hacia el otro lado y hago lo mismo con su brazo derecho. Ella está llena de excitación erótica.

Luego me traslado a la parte inferior de la cama y agarro sus dos tobillos.

_ Levanta la cabeza otra vez, ordeno.

Ella cumple de inmediato y la arrastro hacia abajo para tensar sus puños. De esta manera, no va a ser capaz de mover sus brazos. La expectativa  rebosante de alegría hace que Anastasia emita un gemido. Separo sus piernas; primero esposo su tobillo derecho y luego el izquierdo, completamente despatarrada y sexy como el infierno, para hacer lo que yo quiera con ella. El hecho de que ella me está dando la autoridad para hacer esto, y que ella confía en mí es muy excitante. Me paro y admiro mi obra. Mi mujer sexy e impresionantemente deliciosa a mi merced.  

Siempre he tenido ganas de follar con Spem En Alium, o el Motete de cuarenta partes de Thomas Tallis.  

Spem In Alium by Thomas Tallis

Un coro celestial está cantando esta pieza y es muy relajante. La canción en sí significa  Esperanza con cualquier otro  y es extrañamente adecuada para mí y Anastasia, porque ella me da esperanza. Es una canción que de manera ocupa la mente y el oyente no va a ser capaz de pensar en otra cosa, esto le dará a Anastasia una sobrecarga sensorial. Y para lo que tengo en mente para ella, quiero experimentar con todos sus sentidos y sobrecargarla.

Me pongo el guante de piel en la mano derecha y poco a poco y sin prisa empiezo suaves roses contra su cuello, pasando lánguidamente por la garganta, a través de su pecho a un ritmo lento, acariciándola. Empiezo tirando de sus pezones, alargándolos sensualmente, suavemente, rozando por debajo de ellos.

Arrastro mi mano hasta su vientre, rodeando su ombligo, luego con cuidado de cadera a cadera, a través de su vello púbico, entre las piernas y a lo largo de sus muslos. La sensación hará que su cuerpo cobre vida, porque no es más que un cosquilleo suave. Mantengo mis movimientos acordes con las voces de la música.

Sigo moviéndome hacia sus brazos, alrededor de su cintura y finalmente completo mi circuito. Sus pezones se endurecen bajo mi toque, casi florecen. Ella comienza a jadear. Cuando veo que su cuerpo despierta, tomo el flogger y lo paso por su cuerpo haciendo el mismo camino que el guante de piel. La gamuza suave del flogger sigue viajando, y en el momento oportuno, cuando las voces se elevan, lo levanto y agudamente dejo caer un golpe en su vientre. El movimiento inesperado la hace gritar.

_ Aaagghh, ella grita, el sonido es por la sorpresa y no de dolor. La golpeo de nuevo, esta vez más fuerte.

_ ¡Aah! Ella grita de nuevo.

Puedo ver que ella quiere moverse bajo la picadura del flogger, retorciéndose. Los brazos y las piernas se mantienen firmemente en su lugar dentro de las limitaciones de las esposas y los grilletes.  Esta vez el flogger caer en su pecho y el movimiento brusco la hace gritar de nuevo. Cada golpe hace que la sangre suba a la superficie, haciendo su cuerpo híper sensible. Pongo cada golpe en el contrapunto perfecto a la música, que combina algo celestial con algo oscuro y llamando a los sentimientos y deseos más oscuros en su interior. Es como una unión perfecta entre Anastasia y yo, la luz y los ángeles oscuros. La sensación que siento es completamente erótica y aborda algo insatisfecho en mí, haciéndome subir alto y más alto para  llegar a un lugar de éxtasis. La golpeo a través de su cadera y luego doy golpes rápidos sobre su vello púbico y entre sus muslos a través de sus caderas. Sigo golpeando en tono con la música hasta que se detiene, una vez que la música comienza de nuevo, empiezo a llover las picaduras del flogger sobre su cuerpo y gime y se retuerce bajo mis golpes. Su respiración se vuelve salvaje y su cuerpo está anhelando más, completamente alerta, con ganas, y deseosa. La emoción en mí es grande y puedo ver que apenas puede contener las suyas. Un gemido muy carnal se escapa de sus labios.

Dejo caer el flogger y comienzo a trepar sobre ella. Una vez que la canción comienza de nuevo, mi nariz y los labios toman el lugar del flogger. Corriendo por el cuello y la garganta, beso, chupo y hago camino hasta sus pechos, provocando a cada pezón a su vez, mi lengua arremolinándose alrededor de uno mientras mis dedos se burlan despiadadamente y alargan el otro... Ella gime en voz alta por la sensación de mis toques.

Me muevo hacia su vientre. Mi lengua está dando vueltas a su ombligo siguiendo la trayectoria anterior de la piel y el flogger. Estoy besando, chupando y mordisqueando mientras hago mi camino hacia el sur de su cuerpo. Mi lengua finalmente llega al gran premio, en la unión de sus muslos. Su perla de placer. Echa la cabeza hacia atrás y grita porque está muy cerca de su orgasmo. Sé que está en el borde, pero yo no quiero que se venga bajo mi lengua. Paro para disminuir las ganas sólo un poco. Ella está lista para ser follada a fondo. Rápidamente me quito los pantalones vaqueros.

Me arrodillo entre sus piernas y le quito la esposa de su tobillo izquierdo. Ella sube la pierna a la mitad de la cama, descansando en mi contra. Me acerco al tobillo opuesto y también lo libero. Mis manos viajan rápidamente por las dos piernas apretando y amasando para dejar que el flujo de sangre llegue a ellas. Entonces la agarro de las caderas y la levanto de la cama, dejándola descansar sobre su espalda, completamente apoyada en sus hombros.

Me arrodillo entre sus piernas, y con un movimiento rápido y suave estoy dentro de ella haciéndola gritar de nuevo. Yo sé que ella más que lista para volar, pero debe esperar mi orden.  

_ ¡Por favor! Suplica.

La agarro con más fuerza en señal de advertencia. Mis dedos se clavaban en la carne de su trasero mientras se encuentra jadeando. Ella no puede interferir en lo que va a suceder.  Ella se aquieta después de mi advertencia. Muy lentamente, comienzo a moverme de nuevo, sintiendo su sedosidad en toda mi longitud. El coro canta en aumento y cuando la canción toma ritmo, tomo el control por completo de mis movimientos.

_ Por favor, Christian, me pide. Pero justo cuando lo pide, es el momento perfecto. Yo bajo su espalda sobre la cama en un movimiento rápido y dejo caer todo mi peso en ella. Ahora entro duro, muy duro y profundo mis manos apoyadas en la cama junto a sus pechos. A medida que la música llega a su clímax creamos nuestro orgasmo intenso, siento como ella aprieta alrededor de mi polla como olas, chupando, llevándome con ella. Y con tres empujes más  caigo finalmente en un torrente de placer que sube por mis piernas y pasa por mi columna hasta llegar a mi cerebro, dejándome completamente saciado y hundido en ella.

¡Joder eso fue demasiado intenso!

Cuando el temblor desaparece de mi cuerpo, salgo de ella y detengo la música presionando el botón en el control remoto. Libero rápidamente sus muñecas y quito suavemente la máscara de sus ojos al igual que los audífonos.

_ Hola, murmuro.

_ Hola,  ella respira tímidamente hacia mí. Sonrío y me inclino para besarla suavemente.

_ Bien hecho le susurro. Date la vuelta.

Pone los ojos como platos, como si me estuviera preguntado  ¿todavía quieres más? 

_ Sólo voy a frotar tus hombros.

_ Oh... está bien.

Me siento a horcajadas sobre ella y empiezo a masajear sus hombros. Ella gime en voz alta bajo mis manos expertas. Me inclino y le beso la cabeza.

_ ¿Cuál era esa música? Murmura cansada, con sueño y casi desarticulada.

_ Se llama Spem En Alium, o el Motete  parte cuarenta  de Thomas Tallis.

_ Fue… Dijo haciendo una pausa en busca de la palabra adecuada, abrumador.

_ Siempre he querido follar con esa canción.

_ ¿No es otra primicia Sr. Grey?

_ Lo es señorita Steele.

Ella gime cuando sigo a masajeando sus hombros.

_ Bueno, es la primera vez que he follado con ella también, murmura adormilada.

_ Hmm... usted y yo estamos teniendo muchas primicias, le declaro.

_ ¿Qué te dije en mi sueño, Chris... uhm, señor? Se corrige a sí misma.

Mis manos se detienen en medio de su cuerpo por un momento.

_ Has dicho un montón de cosas, Anastasia. Hablaste de  jaulas y fresas... que quería más... y que me extrañabas. Digo dejando de lado el detalle más importante.

_ ¿Eso es todo? Ella pregunta con alivio en su voz.

Me detengo de darle el masaje y me pongo a un lado con el ceño fruncido. Quiero que lo diga cuando esté despierta.  

_ ¿Qué piensas que dijiste? Pregunto

_ Que pensaba que eras feo, engreído e insoportable en la cama.

Yo frunzo el ceño aún más.

_ Bueno, por supuesto que soy todas esas cosas, y ahora me tienes realmente intrigado. ¿Qué escondes de mí, señorita Steele?

Ella parpadea inocentemente. ¡Dilo, señorita Steele! Por favor, di que no me vas a dejar nunca, ahora en este momento.  

_ No estoy escondiendo nada.

_ Anastasia, eres una mentirosa sin esperanza, le digo. ¿O será que me estoy haciendo ilusiones?

_ Pensé que me ibas a hacer reír después del sexo, esto no lo está logrando.

_ No puedo hacer bromas.

_ ¡Señor Grey!  ¿Algo que no puede hacer?   Me dice sonriendo.

_ No, soy un bromista sin esperanzas, le digo con orgullo de mí mismo y ella comienza a reír.

_ Soy una bromista sin esperanzas también y comienzo a reír.

_ Ese es un sonido tan hermoso, murmuro  y entonces me inclino y la beso. Y estás ocultando algo, Anastasia. Puede que te torture hasta que me lo digas.

La miro, y me encanta la forma en que ella se ríe, pero yo tengo el deseo de que ella me diga que no me dejará.

Finalmente nos quedamos dormidos, mirándonos el uno al otro. Estoy completamente ajeno al mundo y a los problemas que me está dando. Sólo mi Anastasia y yo. Estoy en estado de completa paz, en la cima del mundo y las tormentas de mis cincuenta sombras de mierda apaciguadas por el momento. Solo mi chica y yo, juntos en la cama. Los problemas están a la espera en la puerta, pero en este momento nadie me preocupa, excepto Anastasia.


I'm on Top of the World by The Carpenters


3 comments:

fanny rebellon said...

Increible capitulo Emine empieza la pequeña separación pero tenia que ser así,pues es la manera que ambos se dan cuenta el amor del uno por el otro,traducción perfecta patricia, es admirable que hagas esto,el manejar los 2 idiomas, puse a mi nieta con una profesora para que le enseñe el ingles tu t kereny la traductora de monique laim me hicieron decidir esto gracias madre un beso.

L. FARLEY said...

Que emoción encontrar otro capitulo. Fanny gracias por recomendarlo, y Patricia gracias por traducirlo.
Un abrazo

aries said...

Muchas gracias, ya se acerca el punto de inflexion de la historia.