StatCtr

Monday, April 14, 2014

Libro II - Capítulo XII: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY - CHRISTIAN Y ANASTASIA

CAPITULO XII
CRIMEN Y CASTIGO

  Traducido y editado por: Patricia Pinto



La victoria nunca ha sido más dulce y se me nota en la cara como si he ganado la medalla de oro olímpica. Me paro y pongo mi señal de voy-por-tu-propio-culo-Steele.  Me paseo hacia Anastasia con intención de reclamar mi premio, ansioso, deseoso, entusiasmado y victorioso. Su mirada sigue todos mis movimientos y la suya parece que me quiere para desayuno, almuerzo y cena. Respira Grey… Respira…

_ No eres mala perdedora ¿verdad? Murmuro con un júbilo incontenible.

_ Depende de lo fuerte que me pegues, susurra y  se aferra al taco como si necesitara una ayuda divina. Simplemente le quito su apoyo y lo coloco a un lado.  Mis dedos viajan hacia la parte superior de su camisa sin prisa y engancho mis dedos y la atraigo hacia mí. Me ha jodido la mente desde que llegamos aquí y se puso mano a mano conmigo. No es que no me excite cuando hace eso, sino que también me pone nervioso y me asusta hasta la médula. Porque ella me ha quitado todas las herramientas para corregir su comportamiento. ¡Oh yo voy a disfrutar de esto más de lo que te imaginas nena! Y este plato será servido bien caliente.

_ Hmm, bien, enumeremos las faltas que has cometido señorita Steele, le digo listo para hacerle un recuento de los crímenes que ha cometido y entregar su veredicto. Uno, darme celos con mi propio personal. Dos, discutir conmigo sobre el trabajo y tres, contonear tu delicioso trasero delante de mí estos últimos veinte minutos. Estoy más que emocionado. Me inclino y froto mi nariz contra la de ella sin tocarla en ningún otro lugar. Yo quiero que te quites tus pantalones y esta camisa tan provocativa ahora, le susurro y la beso en los labios muy suavemente, mientras me paseo hacia la puerta para bloquearla. Siento mi corazón a punto de estallar y salir de mi pecho por la emoción. La electricidad corre por mis venas y yo soy uno hombre enfocado y decidido a conseguir mi ganancia.

All Tied Up - Robin Thicke 

Cierro la puerta con toda mi calma y cuando me volteo, veo que Anastasia todavía está con la ropa puesta, con una mirada vidriosa en su cara, sorprendida, deseosa, tal vez incluso con miedo. Voy a hacer que sea una experiencia memorable para los dos. Nada que temer nena… simplemente disfrutarás del viaje, pero voy a obtener mi premio a mi entera satisfacción.  

_ La ropa, Anastasia. Parece ser que aun la tienes puesta. Quítatela o te la quitaré yo, le digo con mi mirada impasible y lujuriosa, mientras corro mis dedos por sus mejillas.  

Puedo ver su pecho subiendo hacia arriba y abajo. Sus labios se separan para dar cabida al aire a sus pulmones, sus ojos llenos de una emoción sin nombre y ansiosa. Yo soy un lector de cuerpos de mierda, así que a mí no me puede engañar, sé que quiere esto igual que yo, aunque esté asustada.
_ Hazlo tú…  dice con una voz apenas audible. ¡Ella quiere que esto! Sonrío.

_ Mi querida señorita Steele. Es un trabajo sucio, pero creo que puedo estar a la altura del desafío.

_ Normalmente está a la altura de todos los desafíos Sr. Grey, ella contesta con aire de suficiencia. Qué tan bien me conoce. Sonrío en respuesta.

_ Vaya señorita Steele ¿Qué quiere decir? Pregunto al mismo tiempo que pienso qué armas tengo en esta biblioteca. Nada útil, pero yo tengo una gran imaginación. No puedo usar el taco, es demasiado largo y no se podrá distribuir bien el dolor. ¡Ah! Tengo una regla aquí en un cajón. Va a servir muy bien. Recuerdo haber leído en algunos libros que éste era el arma elegida por algunos profesores en el pasado, para castigar a sus alumnos, así que si unos niños la pueden soportar, Ana también. Solo pienso en lo loco que me puso al insistir firmemente en ir a trabajar cuando ella sabe lo ansioso que soy y lo difícil que ella me hace querer protegerla. ¡Sí, la regla de doce pulgadas estará muy bien! Cabe en la mano y tiene una superficie plana agradable para distribuir uniformemente el dolor. Saco la regla y la doblo en el extremo delante de sus ojos para que ella sepa lo que le viene. Ella fija los ojos sobre la regla y traga saliva con la boca ligeramente abierta, lo que significa que su corazón simplemente está acelerado. Ella está emocionada, también.

Tranquilamente me pongo la regla en el bolsillo trasero de mis pantalones y camino hacia ella. ¡Estoy listo para reclamar lo mío! Llego hasta ella y caigo de rodillas frente a ella para deshacer los cordones de sus zapatos y los quito junto con los calcetines mirándola a los ojos todo el tiempo. Ella también me mira directamente como una gacela que está a punto de ser devorada por un león: hipnotizada, ansiosa, deseosa.

La agarro por las caderas he introduzco mis dedos en su cintura trayéndola hacia adelante y deshago el botón y bajo la cremallera. Miro mi premio lujurioso y le sonrío con malicia. Poco a poco y sin prisa, como si de abrir un regalo se tratara, bajo sus pantalones y ella da un paso para salir de ellos. Y ahí está, con sus bragas de encaje, completamente deliciosa. Me agarro de la parte posterior de sus piernas y siento como un escalofrío pasa a través de ella que me hace sonreír. Mis manos finalmente están aferradas a sus piernas y paso mi nariz a lo largo del vértice de sus muslos. Es el olor de la feminidad, el de una mujer que necesita que la follen… y para eso estoy yo aquí.

_ Me apetece ser duro contigo Ana. Vas a tener que decirme cuando debo parar si es demasiado para ti. Le hablo mientras estoy enterrado entre sus piernas, oliendo ese rico aroma que solo ella desprende. Estoy embelezado y no puedo dejar de besar su sexo encima del encaje de sus braguitas diminutas. Ella suelta un pequeño gemido.

_ ¿Palabra de seguridad? Pregunta en un murmullo. Pero no. Yo no quiero hacer eso. Eso es demasiado dom/sub y ella no lo es. No quiero ir ahí. Inmediatamente la corrijo.

_ No. No hay palabra de seguridad, solo me dirás que paré y me detendré ¿Entiendes?

¡Oh, Dios mío! Veo de nuevo su sexo y yo no puedo resistirme, así que sumerjo mi cabeza de nuevo y paso mi lengua a través de esa pequeña tela que nos separa, beso suavemente y chupo, acariciándola. Me encanta hacerle esto. Entonces me pongo de pie, yo no quiero que se corra así. Pero ella aún no ha respondido si entendió lo que le dije.

_ Respóndeme, Ana, le ordeno en un tono suave que acaricia. Tengo muchas ganas de hacer esto, pero no lo haré si ella no quiere, si no me da las pautas. Eso es lo que me asusta. Yo sé que ella me dejó azotarla después de su oferta escandalosa anoche, pero solo utilicé mi mano y ella estaba muy abrumada por el deseo que las bolas de plata le provocaron. Y aunque esta regla no es un cinturón, dolerá más que si lo hago con la mano. No quiero que esto sea un punto de quiebre para nosotros. Es importante que recuerde comunicarse y decirme cuando debo parar si es demasiado.  

_ Sí, sí, lo entiendo Christian, ella contesta finalmente.

_ Has estado enviándome mensajes y emitiendo señales contradictorias durante todo el día Anastasia, le digo. ¿Cómo puede un hombre mantenerse al día con eso? Ella es confusa. Salió corriendo de mí porque yo la golpeé, pero ayer por la noche insistió en que le pegue. Y durante todo el día de hoy ella me ha dado a entender que quiere ser azotada. Pero entonces tiene un miedo constante si quiero pegarle en el momento. Tiene que aprender a comunicarse conmigo si queremos hacer esto bien.

_ Me dijiste que te preocupaba que hubiera perdido nervio. No estoy seguro de qué querías decir con eso, pero ahora lo averiguaremos. No quiero volver al cuarto de juegos todavía, así que podemos probar con esto. Pero si no te gusta, tienes que prometerme que me lo dirás.

_ Te lo diré. Sin palabra de seguridad, ella asiente con la cabeza y me tranquiliza.

Necesito que sepa que ella no es mi sub. Ella nunca lo fue a pesar del hecho de que esa era mi única intensión. Así que yo ya no pienso en ella de esa manera.


_ Somos amantes, Anastasia, le digo dispuesto a que entienda lo que tiene conmigo. Y los amantes no necesitan palabras de seguridad. Mis relaciones sexuales antes eran un negocio, simple transacciones sexuales. Yo cuido de ti y tú me das lo que necesito. No había emociones involucradas. Al final del trabajo, cada una se fue por donde vino y no quedó ningún pago pendiente. Pero Anastasia es otra cosa.
_ ¿Verdad Ana? Le pregunto para su tranquilidad. Nunca necesité la aprobación de una compañera sexual. Ellas estaban ahí para eso. Yo tomaba todas las decisiones. Ellas simplemente se presentaban ante mí. Pero Anastasia es mi novia, mi amante, mi más… mucho más. Tengo que hacerle entender esto.

You’re In My Heart - Rod Stewart

_ Supongo que no. Te lo prometo, dice ella murmurando mientras continúo  mirándola fijamente. Asiento con la cabeza tratando de buscar cualquier señal que me muestre que ella se cree lo que estoy oyendo. Ella se ve feliz… Sonrío lentamente cuando veo que se relaja. Mis manos van hacia su camisa la cual me dispongo a desabrochar. Una vez que desabrocho todos los botones, agarro el taco. Ella se ve como una diosa sexy parcialmente vestida, caliente, lista para ser follada, irresistible. Una gama de emociones deben estar pasando a través de su cabeza. ¿Será miedo? Pero yo voy a hacer de esta escena, algo divertido.

_ Juegas bien, Anastasia. Debo decir que estoy sorprendido. ¿Por qué no metes la bola negra?

Ella me mira haciendo pucheros y por la forma en que me mira, yo sé que ella está tratando de descifrar por qué le pregunto si quiere jugar cuando ella está esperando ser azotada y follada. Finalmente se ríe y toma el taco de mi mano. Mientras que ella posiciona la bola blanca, camino casualmente alrededor de la mesa y me pongo detrás de ella. Ella se inclina para dar su mejor tiro y la visión es celestial. Paso mi mano por su muslo derecho de abajo hacia arriba hasta llegar a su hermoso trasero que ahora solo está cubierto por sus pequeñas bragas.

_ Si sigues haciendo eso fallaré, susurra quejándose.

_ Realmente no me importa si fallas o no nena, solo quería verte así, parcialmente vestida recostada sobre mi mesa de billar. ¿Tienes idea de lo erótica que te ves en este momento?

Ella no responde, pero la forma en que inhala una respiración profunda, me dice que ella también está excitada. Ella trata de ignorarme, se alinea y yo sigo frotando su trasero sin parar.  

_ Arriba a la izquierda, murmura con voz apenas audible y cuando ella golpea la bola blanca, levanto mi mano y le doy una nalgada dura en su culo. Ella no esperaba para nada esta distracción y por supuesto falla. Mi mano distraídamente acaricia de nuevo su trasero y ya me estoy poniendo cada vez más duro.

_ Oh, creo que tendrás que volver a intentarlo, le susurro. Tienes que concentrarte Anastasia.  La veo perder la concentración por supuesto, porque está jadeando y completamente emocionada con el juego. Camino alrededor de la mesa para buscar las bolas, coloco la negra y le ruedo la blanca a ella. Su mirada no se quita de la mía mientras agarra la bola blanca, se alinea lista para tirar. Pero no la voy a dejar, tengo que distraerla en este juego.

_ Eh, eh, espera, le digo sonriendo. Camino y me pongo de nuevo detrás de ella, esta vez le toco el muslo izquierdo, acariciando de abajo hacia arriba y de nuevo hasta su culo, pasando parcialmente sobre su sexo. Su respiración va en aumento.

_ Apunta nena, le digo excitado. Un suave gemido escapa de sus labios y su mano tiembla. Acomoda la bola blanca, se inclina sobre la mesa y cuando está a punto de golpearla, le suelto otra nalgada de nuevo.

_ ¡Oh, no! Se lamenta.

_ Una vez más nena. Y si fallas otra vez, haré que recibas de verdad. Camino lentamente y regojo la bola negra para colocarla en su sitio.  

_ Vamos, tú puedes hacerlo, le aseguro cuando  pongo mi mano sobre su trasero, y ella lo empuja impacientemente contra la palma de mi mano. Así que esta vez le doy una nalgada suave.

Come On Take Me, Here I Am Baby -  UB40

_ ¿Impaciente señorita Steele? Le pregunto encantado. Estoy anhelando tomar mi premio.

_ Sí te deseo.

_ Bueno, acabemos con esto, le digo y deslizo lentamente sus bragas por sus muslos. Una vez que se las quito, beso las mejillas expuestas de su trasero.

_ Tira nena, le susurro. Esta temblando del deseo, complemente distraída cuando alinea la bola blanca y por supuesto falla miserablemente. ¡Oh victoria! Aun inclinada sobre la mesa me recuesto sobre ella y la atrapo con mis brazos. ¡Perdiste! Le digo en su oído, mientras aparto el taco de sus manos. Pon tus manos sobre la mesa, le ordeno en voz baja y ella obedece inmediatamente.

_ Bien. Ahora voy a pegarte así la próxima vez no fallas. Mi erección está a punto de salir y me recuesto sobre su cadera para que la sienta. Ella gime y empieza a jadear. Acaricio su culo con una mano y con la otra llego hasta su nuca y su cabello que comienzo a acariciar también. Oh, ¡qué vista tan gloriosa!

_ Abre las piernas, le ordeno en un suave murmullo y ella vacila. ¡No puedes desobedecerme nena! Levanto la regla y la aterrizo en sus nalgas dos veces seguidas. ¡Piernas! Le repito mi pedido. Ella finalmente se rinde y las abre. Golpeó nuevamente y ella gime excitada y mi respiración se vuelve intensa en respuesta. La golpeo una y otra vez y otra vez con un patrón: izquierda, derecha, arriba y abajo. No sé cuántas veces solté la regla en sus nalgas. Estoy demasiado excitado, también por su respuesta porque ella está jadeando debajo de mí. Su sexo está abierto como una flor reluciente y sus gemidos y quejidos van en aumento. Continúo golpeando una y otra vez y su cuerpo finalmente se estremece.

_ Para… dice ella y de inmediato dejo caer la regla y la libero.  

_ ¿Suficiente? Apenas puedo susurrarle demasiado deseoso por ella.

_ Sí, murmura.

_ Ahora quiero follarte duro...  le digo con voz tensa.

Tonight - Enrique Iglesias

_ Sí, ella susurra con ganas de que empiece ya. Me bajo la bragueta y ella está tumbada jadeando en la mesa de billar. La quiero y su sexo abierto en una invitación para mí.  Introduzco cuidadosamente mis dedos índice y medio y la froto con movimientos circulares sintiendo su humedad, siempre lista. Saco un paquete de aluminio del bolsillo de mis jeans y lo rasgo hasta abrirlo.  Pellizco la punta y ruedo el condón sobre mi polla que está completamente dura, lista para reclamarla. Me hundo en Anastasia centímetro a centímetro, hasta la empuñadura, ella me atrapa como un guante perfecto haciéndome gemir en éxtasis puro. Me agarro de sus  caderas y la aprieto fuerte, salgo lentamente con facilidad y entro con fuerza y ella gime. Me quedo un rato dentro sin moverme, esto es el cielo puro.

_ ¿Otra vez? Le pregunto en voz baja.

_ Sí… estoy bien… Déjate llevar… llévame contigo, murmura completamente deseosa. Sus palabras son mi perdición. Y yo hago lo que me dice, me pierdo en ella, salgo con suavidad y entro con fuerza, una y otra vez. Mi mente está en un marco diferente cuando me la estoy tirando de esta manera. Salir lento y entrando con fuerza, manteniendo el ritmo. Dentro y fuera, mil caricias para mi polla. Es carnal, el placer es puro. Estoy completamente inmerso en mi mujer y la siento más jugosa que nunca. Siento en la empuñadura cuando sus entrañas aprietan, así que incremento el ritmo, empujo con más fuerza y más rápido, es una carrera por alcanzar mi premio, su orgasmo es inminente. Sus músculos internos se contraen y me jalan tratando de ordeñarme, llevándome más lejos, hasta que explotamos en un orgasmo que nos deja exhaustos. Yo lo llamo por su nombre con mis dedos aferrados fuertemente en sus caderas mientras me quedo quieto sintiendo los temblores que recorren mi cuerpo y finalmente colapso sobre ella. La levanto atrayéndola hacia mi pecho y nos hundimos en el suelo y la mantengo abrazada fuerte.

_ Gracias nena… es todo lo que puedo decir y cubro su rostro con besos,  completamente eufórico por ayudarme a calmar la bestia que hay en mí. Me acompañó a la meseta oscura llevándome a sentir la agonía de un placer intenso. Envuelvo mis brazos alrededor de ella con más fuerza sin querer dejarla ir. Noto que su mejilla tiene marcas dejadas por el tapete.

_ Tienes una rozadura en la mejilla por culpa del tapete, susurro mientras le froto la cara. ¿Qué tal te ha parecido? Pregunto porque necesito saber su respuesta honesta. Espero que esto no la haga reaccionar negativamente hacia mí. Su respuesta me sorprende y alivia.  

_ Intenso… delicioso. Me gusta brutal Christian y también me gusta tierno. Me gusta que sea contigo. Su declaración me hace increíblemente feliz. ¡Dios me encanta esta mujer! Cierro los ojos con alivio y me aferro con más fuerza a ella.

_ Tú nunca fallas Anas. Eres preciosa, inteligente, divertida, audaz, sexy y agradezco a la Divina Providencia que fueras tú y no Katherine Kavanagh la que viniera a entrevistarme, le confieso y le doy un beso en su cabello. Pero ahora estás muy cansada. Vamos, un baño y a la cama.

Preparo el baño con jabón líquido de jazmín. A medida que las pompas de jabón liberan su aroma embriagador, tomo a Anastasia de la mano y nos sumergimos en la bañera. La hago sentarse frente de  mí y tomo su pie para empezar a masajear. Ella se inclina hacia atrás de placer, gimiendo.

_ ¿Puedo preguntarte algo? Dice.

_ Por supuesto bebé. Cualquier cosa, ya lo sabes  Ana. Ella se sienta y se estremece.

_ Mañana... cuando vaya a trabajar, ¿Puede Sawyer limitarse a dejarme en la puerta de la oficina y después recogerme al final del día? Por favor, Christian. Por favor, me pide. ¡Nena, vamos! ¡No me hagas esto! Su seguridad es muy importante ¿Es qué ella no entiende eso? Mi mano se congela en su pie, y aprieto los dientes. En eso quedamos, no entiendo ahora a qué viene eso. Este fue nuestro compromiso, en lugar de que se quedara en casa.  ¿Por qué está siempre tratando de salirse con la suya el 100% de las veces? ¿Es demasiado pedir?

_ Pensé que ya lo habíamos acordado, le digo no muy contento.

_ Por favor… me ruega de nuevo.

_ ¿Y a la hora de comer qué? Tiene que salir a buscar su almuerzo.

_ Yo me prepararé algo aquí y no tendré que salir, por favor… Ella me ruega de nuevo.   Mi mente está trabajando rápidamente. Yo no quiero presionarla, así que la haré creer que las cosas saldrán a su manera, pero realmente se harán a la mía. Simplemente mando a Sawyer de incógnito.
_ Me resulta muy difícil decirte que no y le beso el empeine.  ¿De verdad no saldrás?

_ No, responde. Bueno yo tengo mi manera de saber si ella va a seguir las reglas.

_ Está bien, le digo. Si ella cumple la parte de su trato, después de prometerlo, entonces, solo me queda aceptar.

Ella me da una sonrisa de cien mil megavatios.

_ ¡Gracias! Y se acerca hacia mí chapoteando agua por todo alrededor de la tina y me besa.

_ De nada Señorita Steele ¿Cómo está tu trasero?

_ Dolorido pero no mucho, el agua me calma.

_ Me alegro de que me dijeras que parara, le confieso sintiendo el alivio de que puedo confiar en ella un paso más allá.

_ Mi trasero también, dice en broma y me hace sonreír.

*****

Nos vamos a la cama y Anastasia se pone de pijamas una de mis camisetas. Frunzo el ceño. Ella merece algo mejor. Seda y satén para su cuerpo.

_ ¿La señorita Acton no incluyó ningún camisón?

_ No tengo ni idea. Me gusta usar tus camisetas, murmura medio dormida. Eso me encanta de ella. No va por el lujo, sino con lo que se sienta cómoda. Además me encanta que le gusté llevar mis cosas. Sonrío para mis adentros y le doy un beso.

_ Tengo trabajo pero no quiero dejarte sola, le digo. La idea de que a Leila se le ocurra volver por aquí me mata y no estoy dispuesto a dejarla fuera de mi vista. ¿Puedo usar tu Laptop para conectarme con la oficina? ¿Te molesta si me quedo a trabajar aquí? Le pregunto.

_ No es mi Laptop contesta con los ojos ya cerrados.  

Yo trabajo cerca de tres horas cuando duerme Anastasia. Es un estado tan pacífico, tan normal. Ella está aquí a mi lado, durmiendo. Estoy trabajando en la computadora portátil, cumplido, saciado, y completamente feliz.   Son más de la una y media de la mañana en el momento en que puse mi cabeza en mi almohada junto a Anastasia. Envuelvo mis brazos alrededor de ella después de apagar la lámpara de la mesa de noche y me voy a la deriva de un sueño.
*****

¡Buenos días Seattle! Aquellos que están ya despiertos únanse a nosotros durante su trayecto al trabajo. Es un día lluvioso en Seattle. Los pronósticos indican que abra lluvia toda la tarde. La temperatura local es de 58 grados y la máxima será de 67. Jenny Hughes y John Clark están en el helicóptero 7 que cubre el tráfico desde Seattle hasta el área de Puget Sound. Vamos a conectar con ellos. Jenny ¿Nos puedes oír? 

Gracias Robert. ¡Buenos días Seattle! Estamos en el helicóptero 7 ahora mismo pasamos sobre la I-90...

Escucho la radio local de noticias. Parpadeo y al abrir los ojos veo la sonrisa de Anastasia. La luz de afuera es medio gris, lo cual diferencia mi estado de ánimo. Estoy feliz.

_ Buenos días, dice Anastasia mientras se inclina, me besa y me acaricia con los dedos.

_ Buenos días nena. Normalmente me despierto antes de que suene la alarma, murmuro. He tenido un sueño ininterrumpido, sin pesadillas que hacen de mi vida una mierda.

_ Está muy temprano.

_Así es  señorita Steele, pero tengo que levantarme, le digo sonriendo y besándola. Ella murmura algo acerca de estar cansada y cierra los ojos y se vuelve a dormir. Voy a dejarla que duerma un poco más. Estoy duchado, afeitado y vestido con mi traje de trabajo cuando regreso a la habitación y Anastasia sigue durmiendo.

_ Vamos dormilona. Hora de levantarse, le digo mientras me  inclino sobre ella. Ella inhala profundo y en sus ojos se entorna una mirada lasciva.

_ ¿Qué? Pregunto.

_ Me gustaría que volvieras a la cama, me suplica. ¿Qué he creado aquí? Una diosa codiciosa. Mis labios se abren para respirar. Umm esto es tentador…  

_ Es usted insaciable señorita Steele. Por seductora que resulte la idea, tengo una reunión a las ocho y media así que tengo que irme enseguida.

_ ¿Qué? Exclama y salta de la cama como un murciélago salido del infierno y entra a toda velocidad al baño haciéndome reír. Lo siguiente que oigo es la ducha del agua corriendo y Anastasia chillando ¡ay caliente, caliente! Protestando por el agua.

Entro en la oficina de Taylor y todo el equipo de seguridad  está con él.
_ Taylor, después de que me dejes en la oficina, quiero que vuelvas, y lleves a la señorita Steele a su trabajo. Sawyer irá contigo. La Señorita Steele no quiere un guardia de seguridad con ella, pero vamos mantenerla vigilada sin su conocimiento. Taylor asiente.

_ Sawyer, después de que Taylor deje a la señorita Steele en su trabajo, deja que él te deje a una distancia conveniente. Quiero que seas capas de ver el edificio de SIP como un halcón y al segundo que ella salga del edificio, o si hay alguien que no se supone que debe entrar en el edificio, me llamas. ¿Entiendes?

_ Sí, señor, dice con firmeza. Asiento con la cabeza.

_ Taylor, necesito hablar con usted, le digo, y él me sigue hacia fuera.

_ Sí, señor, dígame.

_ Yo necesito que le subrayes a Sawyer la importancia de seguir a Anastasia, y que no quiero que ella lo vea, pero que no puede despegar un ojo del edificio. Que no me joda este día. Ella da un paso fuera del edificio y él me llama de inmediato, y deberá seguirla para garantizar su seguridad. ¿Entiendes? 

_ Perfectamente, señor, contesta Taylor con voz firme.

_ Genial, salimos a trabajar en unos 10 minutos.

_ Sí, señor.

Me dirijo a la cocina y la señora Jones está preparando el desayuno. ¿Qué le gustaría esta mañana señor Grey?

_ Tortilla y frutas señora Jones y una taza de café.  

_ En minutos señor, responde.

_ Por favor prepare panqueques y tocino para la señorita Steele y ella se llevará el almuerzo para su trabajo hoy,  agrego.

_ Sí, señor.

Me sirve el desayuno y dejo mi plato casi pulido por haberme comido todo. Yo jamás dejo comida. La señora Jones me pone una segunda taza de café y Anastasia aparece vestida con una falda lápiz gris, con camisa de seda gris pálida y completa su atuendo con unos zapatos negros de tacón alto. Su cabello está amarrado en una cola de caballo. Es una alegría para mis ojos, toma todo mi aliento. Me levanto a medida que se acerca a la barra de desayuno.

_ Te ves hermosa, apenas puedo murmurar. Envuelvo mis brazos alrededor de ella y la beso justo debajo de la oreja en el hueco de su cuello.

_ Buenos días señorita Steele, dice la Sra. Jones cortésmente y coloca su desayuno en frente de ella.

_Oh, gracias. ¡Buenos días! responde a la señora Jones.

_ El señor Grey me dijo que se llevará su almuerzo. ¿Qué le gustaría llevar? Anastasia se vuelve hacia mí y por la forma en que me ve, me es difícil no sonreír. Solo estoy ayudando nena…

_ Un sándwich... ensalada. La verdad no me importa.

_ Yo improvisaré una bolsa con su almuerzo, señora.

_ Por favor, llámame Ana,  señora Jones.

_ Ana, dice sonriendo y empieza a hacer el té de Anastasia.

Veo a Taylor de pie junto a la entrada. Me dirijo a Anastasia para despedirme.

_ Tengo que irme cariño. Taylor vendrá a recogerte y te dejará en el trabajo con Sawyer.   

_ Sólo hasta la puerta, dice ella.

_ Sí. Sólo hasta la puerta, le digo volteando los ojos. Pero ve con cuidado.

Agarro la barbilla de Anastasia y la beso.

_ Hasta luego nena, le digo.

_ Que tengas un buen día en la oficina querido, me responde y me detiene completamente en seco. ¿Querido? Me puedo acostumbrar a esas expresiones de cariño. Me volteo hacia ella y le doy una gran sonrisa. Parece que estuviéramos casados.

Taylor y yo bajamos hacia el garaje. Él abre la puerta de la camioneta y salimos hacia el tráfico de Seattle.

_ Una vez que dejes a la señorita Steele en SIP y a Sawyer merodeando, vuelve a GEH.

 _ Sí, señor.

_ Si por alguna razón Sawyer no me localiza, él debe ponerse en contacto contigo si a la  señorita Steele se le ocurre salir del edificio. Ese es el protocolo.
_ Entendido señor, responde.

Saco mi Blackberry y le escribo a Anastasia un e-mail.
____________________________________________
De: Christian Grey
Asunto: Jefe
Fecha: 13 de junio 2011 08:23
Para: Anastasia Steele

Buenos días señorita Steele,

Sólo quería darle las gracias por un fin de semana maravilloso a pesar de todo el drama.
Sólo espero que no se marche nunca. 
Y sólo quiero recordarle que la noticia de SIP no puede comunicarse hasta dentro de cuatro semanas. Borre este email en cuanto lo haya leído.

Tuyo,

Christian Grey,
CEO, Grey Enterprises Holdings, Inc. y jefe del jefe de su jefe. 
____________________________________________

¿Entenderá mi mensaje? Yo quiero que se quede conmigo... indefinidamente. Pero no quiero pedírselo de plano y asustarla. ¿Podrá imaginar lo que estoy tratando de preguntarle? Espero que sí. Taylor me deja en GEH y rápidamente me dirijo a mi oficina.

Andrea me saluda en la puerta.

_ ¡Buenos días Sr. Grey! Las personas de la reunión ya están aquí. Los he llevado a la sala de conferencia y Ros está con ellos.

_ Gracias. Tráeme mi laptop, le digo mientras me dirijo a la sala de conferencias. Cuando entro todo mundo se pone de pie y un saludo colectivo sale de forma automática, "buenos días señor Grey". Me siento como un director entrando en un salón de clases para una inspección.

_ ¡Buenos días a todos! Respondo. Unos minutos más tarde Andrea toca la puerta y trae mi laptop.

_ Gracias. Me puedes traer el café Andrea, le digo después de ver que todos están tomando café y agua.

Después de saludar y hacer las presentaciones de algunos de los nuevos miembros del equipo de finanzas, nos sumergimos en nuestro encuentro.
Siento el zumbido de mi Blackberry en el bolsillo y pongo los ojos en el e-mail de la pantalla. Hay un mensaje de Anastasia que me alegra el día aun más.
____________________________________________
De: Anastasia Steele
Asunto: Mandón
Fecha: 13 de junio 2011 09:02
Para: Christian Grey  

Mi querido señor Grey,

¿Me estás pidiendo que me vaya a vivir contigo? Yo, por supuesto, recordaré que la evidencia de tus épicas capacidades de acoso deben permanecer en secreto durante cuatro semanas. ¿Extiendo un cheque de afrontarlo juntos y se lo mando a tu padre? Por favor no borres este email. Por favor contéstalo.  

TQ xxx

Anastasia Steele
Asistente de Jack Hyde Editor de SIP
____________________________________________

¿Cómo hace un hombre para concentrarse cuando está así?  ¡Sí, sí, sí! ¡Vive conmigo! ¡Quédate conmigo, siempre! Escribo rápidamente su respuesta.
____________________________________________
De: Christian Grey
Asunto: ¿Yo mandón?
Fecha: 13 de junio 2011 09:06
Para: Anastasia Steele

Sí. Por favor.

Christian Grey,
CEO, Grey Enterprises Holdings, Inc. 
____________________________________________

Cuando le doy enviar, la reunión está en pleno apogeo.

_ Señor Grey, como ha pedido, hemos completado el análisis de los mercados y los resultados que nos muestran es que hay opciones viables para GEH. Si las cosas se ponen mal en España por ejemplo, vendemos activos rusos. De hecho ese es el caso para cualquier país que esté en zona euro. Siempre que hay malas noticias en unos de los países de la zona euro, las liquidaciones se disparan en los mercados de Europa Central y del Este, Asia, África, o incluso América Latina.

_ ¿Cómo puede ser eso una buena noticia para GEH?

_ El precio es la razón por la conducción Sr. Grey. Nuestra predicción es que los inversionistas globales tendrán mayor aversión al riesgo en los próximos seis meses, y esto puede provocar más la venta de los activos rusos, porque están preocupados por el déficit presupuestario de EE.UU., que se puedan vender a Rusia, ya que están preocupados por España. La forma en que funciona señor, es que con el fin de proteger su capital, comprarán bonos del norte de Europa, que prometen quitar su capital en lugar de sus stocks rusos o asiáticos, por ejemplo. Esto significa que los activos de los mercados emergentes están infravalorados por el miedo al riesgo, dice Ipkins, un hombre delgado de unos cincuenta años, con un ojo sagaz en el mercado de negocios.  

_ Señor Ipkins, sé que en el norte del continente europeo, los últimos rendimientos fueron negativos por el resultando de comprar la deuda a inversores. Lo considero como parte de un privilegio, pero bueno… estoy divagando. Ellos ahora tienen títulos públicos con vencimientos en menos de dos años en Austria, Dinamarca, Finlandia, Suiza, Alemania y Países Bajos.

Sus ojos brillan de emoción y eso es lo más feliz que he visto en este hombre mayor.

_ ¡Sí, señor! Este es el principal atractivo de los mercados emergentes para nosotros, ya que sigue siendo una fuerte perspectiva de crecimiento. Yo sugiero que nos quedemos comprometidos con nuestra preferencia por los mercados emergentes que por los mercados desarrollados, dice.

_ Admito que hay un mayor potencial en el crecimiento en los mercados emergentes que en los mercados desarrollados. Por lo tanto, a lo que se reduce todo finalmente es a la elección de mis mercados cuidadosamente. Quiero ver un crecimiento constante en los últimos 3 años, aunque sea infinitesimal. ¿Han realizado investigaciones en ese campo?

_ Me alegra que lo pregunte señor, dice el Ipkins haciéndole un gesto rápido a su asistente, quien pasa unos informes. 

Mi Blackberry zumba de nuevo. Abro mi correo en mi portátil.
____________________________________________
De: Anastasia Steele
Asunto: Flynnismos
Fecha: 13 de junio 2011 09:19
Para: Christian Grey  

Christian, ¿qué  pasó con eso de caminar antes de correr? ¿Podríamos hablar de eso esta noche por favor?
Me han pedido ir a una conferencia en Nueva York el jueves. Significa pasar la noche del miércoles allá Sólo pensé que deberías saber.

A x
Asistente de Jack Hyde, Editor de SIP 
____________________________________________

¡Qué mierda! ¿Qué viaje? ¿Qué viaje? ¿Con quién? ¿Dejo a esta mujer por menos de media hora y ya se va para Nueva York? ¿Me dice que va? ¿sin pedirme permiso? ¿Por qué hace eso?
____________________________________________
De: Christian Grey
Asunto: ¿QUÉ?
Fecha: 13 de junio 2011 09:20
Para: Anastasia Steele

Sí. Vamos a hablar esta noche. ¿Irás sola?

Christian Grey,
CEO, Grey Enterprises Holdings, Inc. 
____________________________________________

Será mejor  que me diga que sí y no que va con el idiota de su jefe.

_ Y esto es lo que concluimos. ¿Qué le parece señor Grey?

_ ¿Qué?

Los ojos de Ros me miran cuidadosamente por el cambio de mi comportamiento.

_ Lo que el Sr. Grey está tratando de decir es que él tiene que evaluar todos los informes. Estas grandes inversiones no pueden decidirse en una reunión sin pasarse por todos los aspectos del negocio. Después de todo, la inversión es una cantidad sustancial de dinero.

_ Es por eso que es un gran mercado para usted señor, añade Ipkins. El efectivo es el rey y se puede comprar con ello cualquier cosa que quiera.

El Sr. O'Connell, otro socio de negocios de Ipkins interrumpe.

_  Señor Grey, otros analistas, incluyéndome a mí, estamos de acuerdo en que los países en vías de desarrollo son el lugar ideal para invertir a largo plazo, sobre todo porque en algunos de ellos las valoraciones son muy económicas.

_ Me doy cuenta de eso, pero creo que hay mejores lugares para invertir, ya que yo también he hecho mi investigación. Entre los mejores situados, tengo un grupo independiente de analistas en China, donde los préstamos bancarios han aumentado, y por supuesto, Rusia sigue siendo "muy económico" en términos de valoración, e incluso algunos países del centro y este de Europa y Turquía, están bien situadas para resistir la tormenta económica. Por lo tanto, quiero que todo se tenga en cuenta, hay que emplear a unos analistas independientes para verificar todo lo que me están mostrando y esperar la mejor lista financieramente viable y me la presentan. Dicho esto, quiero que todo vaya sobre la lista de países en los que usted piensa que la inversión es una buena idea, y por qué. Impresióname, le digo reclinándome en la silla con mis brazos cruzados con una cara impasible.

Mi creciente ira hacia Anastasia ha cambiado mi estado de ánimo en esta reunión. Mi Blackberry zumba de nuevo, y mi mano se mueve el ratón para abrir el mensaje que me envió.
____________________________________________
De: Anastasia Steele
Asunto: ¡Nada de mayúsculas chillonas ni gritos un lunes por la mañana!
Fecha: 13 de junio 2011 09:29
Para: Christian Grey  

¿Podemos hablar de esto esta noche?

A x

Asistente de Jack Hyde, Editor de SIP
____________________________________________

¡Me está evadiendo! ¡Vete a la mierda! ¡Vete a la mierda! ¡Tengo que golpear algo y estoy en una maldita reunión! Sólo una oración de mierda puede hacer hervir mi sangre a niveles peligrosos. ¡Va con el imbécil de su jefe!
____________________________________________

De: Christian Grey
Asunto: No sabes lo que son gritos todavía.
Fecha: 13 de junio 2011 09:34
Para: Anastasia Steele

Dime. Si vas con ese canalla con el que trabajas, entonces mi respuesta es no. Sobre mi cadáver.
Christian Grey,
CEO, Grey Enterprises Holdings, Inc. 
____________________________________________

¿Qué demonios está tratando de hacerme? Ese hombre va a utilizar cualquier medio para entrar en sus bragas. Lo he visto en sus ojos. Conozco a ese tipo de gente. 

Mis manos comienzan a temblar subiendo más mi ira. Las escondo debajo de la mesa para tratar de calmarme. Por suerte el ayudante de Ipkins está haciendo  una presentación de PowerPoint de varios mercados emergentes, por lo que todo lo que tengo que hacer es escucharlo para distraerme. Anastasia responde en unos diez agotadores minutos.
____________________________________________
De: Anastasia Steele
Asunto: ¡No, tú no sabes lo que son gritos todavía!
Fecha: 13 de junio 2011 09:45
Para: Christian Grey  

Sí. Es con Jack.
Quiero ir. Lo considero una oportunidad emocionante. Y yo nunca he estado en Nueva York. No hagas una montaña de un grano de arena.

A x

Asistente de Jack Hyde, Editor  SIP
____________________________________________

!Mierda Ana! ¿Ella no se da cuenta de que el jefe que tiene es un mujeriego? Lo puedo decir con solo haberlo visto una vez. Ese tipo no tiene fronteras y se aseguró de hacérmelo saber en el concurso de meadas ¡El quiero lo que es mío!

____________________________________________
De: Christian Grey
Asunto: No, TÚ no haz visto gritos todavía.
Fecha: 13 de junio 2011 09:34
Para: Anastasia Steele

Anastasia, no estoy haciendo una montaña de un jodido grano de arena. Mi respuesta es NO.

Christian Grey,
CEO, Grey Enterprises Holdings, Inc. 

____________________________________________

La maldita reunión está pasando y yo estoy hirviendo como un loco. Estoy a punto de estallar e ir a SIP y traérmela encima del hombro con una buena palmada en el culo y llevarla a casa para mantenerla a salvo.
El asistente Ipkins balbucea sobre China, ahora. Ros está prestando atención para los dos. ¡Dios sabe que no puedo cuando mi mente está dando vueltas sobre Anastasia para darle la paliza de su vida! Su mensaje zumba una vez más.
____________________________________________

De: Anastasia Steele
Asunto: ¡No, TÚ no has visto gritos todavía!
Fecha: 13 de junio 2011 09:54
Para: Christian Grey 

Christian
Necesitas controlarte. No voy a acostarme con Jack ni por todo el té de China. TE QUIERO. Eso es lo que pasa cuando dos personas se aman. Confían entre sí.
Yo no pienso que tú vayas a ACOSTARTE, AZOTAR, FOLLAR o DAR LATIGAZOS a nadie más. Yo tengo FE y  CONFIANZA en ti.
Por favor, ten la AMABILIDAD de hacer lo mismo conmigo.

A x

Asistente de Jack Hyde,  Editor de SIP
___________________________________________

Le doy un codazo Ros.

_ Continúen sin mí, le digo. Ella se ve sorprendida, pero  rápidamente entiende con una mirada complaciente.  

_ Disculpen señores. Tengo que atender una emergencia, le digo con una cara impasible sosteniendo mi Blackberry. Ros verá el resto de su presentación y vamos a reanudar nuestra reunión la próxima semana después de haber repasado todas sus sugerencias, les digo mientras salgo de la sala de conferencias.

Marco el número de trabajo de Anastasia tan pronto como mis piernas me llevan a mi oficina.

_ Oficina de Jack Hyde, habla Ana Steele, ella contesta.

_ ¿Podrías por favor, borrar el último e-mail que me enviaste y tratar de ser un poco más prudente con el lenguaje que utilizas en los correos electrónicos del trabajo? Te he dicho que los e-mails en SIP son monitoreados. Yo haré lo posible por minimizar los daños desde aquí. Le digo y cuelgo.

_ Andrea, digo a través del intercomunicador.

_ ¿Sí, señor?

_ Ponme a Barney en línea y cuando termine con él llámame a Roach de SIP.

_ Inmediatamente señor, ella dice al escuchar la urgencia en mi tono.

Suena mi Blackberry cuando estoy moviendo mis dedos sobre el escritorio como los cuatro jinetes del Apocalipsis. Es Anastasia.

_ ¿Qué? Le contesto.

_ Me voy a Nueva York, te guste o no, está que hierve de ira.

_ Ni se te ocurra… y no me deja terminar la frase sino que cuelga.

¡Al diablo con esto!   Presiono el intercomunicador.

_ Tengo a Barney en la línea ahora señor, dice Andrea.

_ Dígale que espere en la línea  Andrea. ¡Llama  Roach primero, pronto!

_ Sí, señor, dice y puedo sentir el temblor en su voz por el intercomunicador.

_ Señor  Grey, el Sr. Roach está en la línea señor.

_ Pásalo.

_ Roach, es Grey.

_ Sí, señor Grey, ¿en qué puedo ayudarle? Me pregunta con cautela.

_ A partir de ahora, todos los gastos de viaje y hotel para el personal tienen que ser aprobados por la alta dirección. Eso significa que todos los vuelos o reservas de hotel deben ser cancelados.

_ Pero señor, tenemos una conferencia en Nueva York muy pronto y algunos de los viajes ya están reservados para nuestros editores y sus asistentes.

_ ¡Cancela los malditos viajes! ¿No entiendes las sencillas instrucciones que te estoy dando? Nadie viaja sin la autorización de la dirección y eso va especialmente para la señorita Anastasia Steele. Quiero ver quién viaja y en qué se están haciendo los gastos y nadie sale hasta que la dirección no lo apruebe. Asegúrate de que Anastasia Steele no vaya a ningún viaje.  

_ Como usted desee, señor, dice desconcertado. Voy a informar de inmediato.
_ Bueno, todos los viajes y hoteles aprobados deben ser cancelados.

_ Sí entendido señor.

_ Los gastos de viaje para Anastasia Steele no deben ser aprobados en ningún caso, ni a cualquier personal de su nivel.

_ Oh, está bien, dice confundido, sí, por supuesto, señor.

_ Y llama a mi asistente para informarle que todo está listo.

_ Sí señor.

_ Bien, digo y cuelgo.

Aprieto la otra línea de Barney.

_ ¿Barney?

_ Todavía aquí, señor.

_ Tengo una tarea para que la hagas de inmediato.

_ Sí, señor.

_ Entra a los servidores de SIP y elimina todos los correos electrónicos que la señorita Steele me haya enviado y también borra todos los mensajes que le he enviado yo. Hazme saber cuando hayas completado la tarea.

_ ¡De inmediato señor!  Dice con fervor y cuelgo.

Odio proporcionarle una interesante mañana a la gente que trabaja para mí, especialmente por culpa de los mensajes privados que van entre Anastasia y yo ¿Por qué no presta atención a mis advertencias a pesar de haberle dicho en repetidas ocasiones? ¿Por qué siempre desobedece? Estoy tan jodidamente enojado.

¡Qué puta mañana, y tengo que darle las gracias a Anastasia por ello! ¡Mierda! ¡Y ni siquiera puedo castigarla! ¡Doble mierda! ¡No me jodas Ana! ¡Estás en un juego totalmente diferente! Cuando estoy echando humo en mi oficina, mi intercomunicador zumba.

_ ¿Señor Grey? El Señor Roach acaba de llamar para informar que ha completado la tarea que le dio. Y Barney está en la línea señor.  

_ ¡Bien! Ponlo.  Doy un suspiro de alivio por fin desde que todo esto comenzó esta mañana. 

_ Señor Grey,  he borrado todos sus e-mails enviados a la señorita Anastasia Steele desde el servidor SIP, y los mensajes que ella también envió ha sido eliminados del servidor. ¿Hay algo más que pueda hacer por usted, señor?

Siento el sonido de un correo electrónico mientras estoy en el teléfono con Barney. Es de Anastasia, mi novia rebelde.

_ No, eso es todo, le digo y cuelgo.  

____________________________________________

De: Anastasia Steele
Tema: ¿Qué has hecho?
Fecha: 13 de junio 2011 10:42
Para: Christian Grey 

Por favor, no interfieras en mi trabajo. Tenía muchas ganas de ir a esa conferencia. Yo no debería tener que pedir permiso para ir. He borrado el e-mail problemático.
A x

Asistente de Jack Hyde, Editor de SIP
_________________________________________

¡Ay cariño tienes que pedir permiso para viajar con un tipo que está tratando de entrar en tus bragas! Anastasia es tan inocente, que no puede darse cuenta de todos los hombres que están a su alrededor para buscar un trozo de ella. Y si es tan insistente y va a desafiarme con o sin permiso, sí que tengo que interceder ¡incluso si es a la fuerza!
____________________________________________
De: Christian Grey
Tema: ¿Qué has hecho?
Fecha: 13 de junio 2011 10:45
Para: Anastasia Steele

Sólo estoy protegiendo lo que es mío. El e-mail que tan descuidadamente me enviaste ha sido borrado del servidor de SIP, al igual que todos los que te mandé. Por cierto, en ti confío totalmente. En él no.

Christian Grey,
CEO, Grey Enterprises Holdings, Inc. 

____________________________________________

Su mensaje de respuesta no toma mucho tiempo para llegar a mi bandeja de entrada. 
____________________________________________

De: Anastasia Steele
Asunto: Madura
Fecha: 13 de junio 2011 10:47
Para: Christian Grey 

Christian, yo no necesito que me protejas de mi propio jefe. 
Quizá él intente algo, pero yo me negaré. Tú no puedes interferir, no está bien y supone ejercer un control a demasiados niveles.

A x

Asistente de Jack Hyde, Editor de SIP
____________________________________________

¿Cómo cree que está bien que él pueda dar un paso hacia ella y que ella está dispuesta a viajar con él? ¿Acaso piensa que él va a parar su comportamiento porque ella diga que no?
____________________________________________
De: Christian Grey
Asunto: La respuesta es NO
Fecha: 13 de junio 2011 10:49
Para: Anastasia Steele

Ana, he presenciado lo eficaz que eres para librarte de una atención que no deseas. Recuerdo que fue así como tuve la oportunidad de pasar mi primera noche contigo. Ese fotógrafo, como mínimo, siente algo por ti. Ese canalla en cambio no. Es un conquistador profesional he intentará seducirte. Pregúntale que pasó con la última asistente y con la anterior. No quiero discutir por eso. Si quieres ir a Nueva York, yo te llevaré. Podemos ir este fin de semana. Yo tengo un apartamento allí.

Christian Grey,
CEO, Grey Enterprises Holdings, Inc.
____________________________________________

No hay suspiro de alivio cuando se trata de Anastasia, seguro va a llegar a una pelea esta noche, pero tomaré lo que venga. No puedo evitarlo ¡Tengo que protegerla! Yo soy posesivo con ella, y estoy enamorado de ella. Simplemente me mata saber que hay otros hombres haciéndosele agua la boca por ella, listos para saltar a sus huesos y ella muy inocente e ingenua piensa que puede evitar a todos los chicos malos que pasen por su camino. ¡Ni siquiera pudo evitar a un inocente que está enamorado de ella! ¿Qué le hace pensar que puede protegerse de un libertino con experiencia que ha tenido asistentes como ella para el almuerzo y las escupe cuando llega la merienda?

Mi único consuelo es que me quiere y que nosotros solos podemos resolverlo. Voy a tener que esforzarme para desviar su atención a otra cosa. Al contemplar todos los escenarios de lo que puedo decir a sus argumentos, llega un correo electrónico de ella.

____________________________________________
De: Anastasia Steele
Asunto: FW: Cita para almorzar o carga irritante.
Fecha: 13 de junio 2011 11:14
Para: Christian Grey

Christian, mientras estabas ocupado interfiriendo en mi carrera, y salvándote el culo por mis imprudentes misivas, recibí el siguiente correo electrónico de la señora Lincoln. Yo realmente no quiero encontrarme con ella, e incluso si lo hiciera, no tengo permiso para salir de este edificio.  ¿Cómo ha conseguido mi dirección de correo electrónico? No lo sé. ¿Qué sugieres que haga? A continuación el mensaje:

Querida Anastasia,
Me gustaría mucho poder almorzar contigo. Creo que empezamos con mal pie y me gustaría arreglarlo. ¿Estás libre algún día de esta semana?
Elena Lincoln

Anastasia Steele
Asistente de Jack Hyde, Editor de SIP 
____________________________________________

Este día se está poniendo peor y peor, como si todo el mundo se puso de acuerdo para hacer de este día un infierno. Me estoy preparando para tener una pelea con Anastasia esta noche. Y ahora Elena me echa sal en la herida abierta. ¿Por qué coño sigue interfiriendo si ya le he dicho que se aparte? Es como si todo el mundo está decidido a que yo la pierda. Primero Leila, luego su mujeriego jefe y ahora Elena y por supuesto no puedo olvidar que Anastasia tiene sus propias mañas. ¿Qué más puede salir mal? No puedo soportar perderte Anastasia. Ni siquiera es mediodía y he tenido una mañana de mierda. Respira Grey… respira…
____________________________________________

De: Christian Grey
Asunto: La respuesta es NO
Fecha: 13 de junio 2011 11:22
Para: Anastasia Steele

No te enfades conmigo. Lo único que me preocupa es tu bienestar. Si te pasara algo no me lo perdonaría nunca. Yo me ocuparé de la señora Lincoln.
Christian Grey,
CEO, Grey Enterprises Holdings, Inc. 
____________________________________________

Anastasia no responde de inmediato. ¿Estará molesta? Elena logró molestarla tanto que ahora la balanza se inclina hacia mí. ¡Qué mierda!

Marco el número de Elena.

_ ¡Christian qué sorpresa! Ella contesta my alegre.

_ Elena, voy a ir al grano de inmediato. A pesar de mis repetidas advertencias, sigues tratando de acercarte a Anastasia. ¡Córtalo-ya-en-este-momento!

_ Pero Christian, no tenía mala voluntad. Ella sólo...

_ ¿No me escuchas, o te hablo en francés, Elena? Te pedí que la dejaras en paz en numerosas ocasiones. ¡Mierda déjala tranquila! No te comuniques con ella por teléfono, ni por correo, ni por notas. ¡Ni siquiera la sueñes! ¿Me entiendes Elena?

_ Christian, yo sólo estaba tratando de hacer un favor para que ella me conozca.

_ Es evidente que no me entiendes. Te lo voy a explicar en términos muy claros y simples: ¿Sabes la clase de problemas que tu pequeña interrupción me ha causado? No quiero que estés en contacto con ella bajo ninguna circunstancia.

_ Pero Christian, estoy solo... la interrumpo

_ Sigues diciendo, pero. Permíteme reiterar esto, siseo completamente exasperado. Digamos has sido elegida como la primera Presidente Dominatrix de los Estados Unidos y estás muy emocionada y quieres compartir tu inmensa victoria y tu alegría con Anastasia y la invitas a la Casa Blanca. Inclusive si eso sucediera ¡Aléjate! ¡Ella no está interesada en conocerte! ¿De qué coño le vas a hablar? ¿De la mejor manera de tener sexo anal? ¡No te comuniques con ella por ningún motivo! ¡Ella te repele! ¡Le da asco lo que eres! ¿Así o con dibujitos?

De hecho, puedo sentir su estremecimiento en el teléfono.

_ Bueno, por supuesto. No es un punto sutil. Sólo esperaba...

_ ¡Bueno, muy bien, adiós! Le digo y cuelgo ya impaciente.

Tengo un inmenso dolor de cabeza.

Me inclino sobre mi escritorio con la cabeza entre las manos, y oigo la entrada de un mensaje.
____________________________________________
De: Anastasia Steele
Asunto: Hasta luego
Fecha: 13 de junio 2011 11:31
Para: Christian Grey  

¿Podemos hablar  esta noche por favor? Realmente estoy tratando de trabajar  y tu continua interferencia no me deja.

Anastasia Steele 
Asistente de Jack Hyde, Editor de SIP 
____________________________________________
!
Oh, mierda! ¡Está molesta! Me toca tratar con una tormenta esta noche. Me voy a entrenar con Claude, necesito drenar esta rabia.

Golpeo el intercomunicador.

_ ¿Sí, señor Grey?

_ Andrea, ve a ver si Claude Bastille está libre dentro de una hora, si no después de la comida.

_ Lo llamaré de inmediato señor. ¿Dónde le gustaría encontrarse?

_ En el gimnasio del GEH.

_ Lo voy a llamar ahora mismo, ¿Algo más en que lo pueda ayudar?

_ Sí, envíame a Taylor.

_ Sí, señor, responde ella y yo cuelgo.

Taylor entra dentro en los próximos minutos.

_ Necesito que me busques algo para almorzar.

_ ¿Qué le gustaría señor?

_ Ensalada mediterránea con filete de pescado. Prefiero lubina chilena. Si no tienen, entonces mero. Pan tostado y espárragos con judías francesas.

_ ¿Eso es todo, señor?

_ Sí, eso es todo.

Mi intercomunicador zumba de nuevo.

_ Señor Grey, Ros está en el teléfono.

_ Pásala.

_ Señor Grey espero que haya resuelto la situación de emergencia.

_ Lo hice, gracias. ¿Es por eso que estás llamando?

_ No, en realidad. Ya te he enviado por correo electrónico todos los informes de análisis de mercado. Pero para lo que te estoy llamando es diferente y es una buena noticia, dice emocionada. Dios sabe que necesito algunas buenas noticias ahora mismo. Tenemos mejoras significativas en el prototipo de teléfono celular de energía solar, dice ella y esta es la primera buena noticia de hoy.

_ Coordina con Andrea y programa una reunión con el equipo de ingeniería. Quiero ver los planos y el prototipo la próxima semana.

_ Lo haré, dice ella y  cuelgo.

Reviso mi correo electrónico y está el email de Ros sobre el Análisis de los Mercados Emergentes. Me pongo a leer los informes para distraerme. Cuando estoy casi por la mitad de la lectura del informe sobre China, mi Blackberry zumba.

_ Señor  Grey,  es Sawyer, dice, y de inmediato me tenso. Si Sawyer me está llamando, es porque Anastasia ha roto su promesa.

_ Sí, le digo con los dientes apretados.

_ La señorita Steele está en movimiento, señor.

_ ¿En movimiento hacia dónde?

_ Se dirige a un lunch señor, dice humildemente.

_ Síguela. Asegúrate de que nadie la está siguiendo y que ella vuelva a SIP segura. Llámame en cuanto esté de vuelta al edificio.

_ Sí señor, dice y cuelgo echando humo. ¡Siempre desobediente! ¿No pudo llamarme por teléfono y decirme que tenía que ir a la tienda de delicatessen? ¿Dios con qué mujer estoy tratando? ¿Podré terminar el día sin que me dé un ataque al corazón?

Taylor llega con mi comida y aunque he perdido el apetito, me la como por el hábito que tengo de comer. Taylor me mira con preocupación y se queda en la esquina de mi oficina sin decir nada.  A mitad de mi almuerzo, suena el intercomunicador.

_ ¡Sí, Andrea! Le digo con voz severa.

_ Señor  Grey, el señor Bastille llegará en una hora al gimnasio de GEH.

_ Bien le digo y cuelgo.

Suena mi Blackberry y es Sawyer.

_ Sí, Sawyer y Taylor voltea su mirada en pura atención.

_ Señor Grey, la señorita Steele acaba de entrar de nuevo en SIP con un sándwich de pastrami, y Coca-Cola señor, informa.

_ Está bien. ¿Alguien la siguió?

_ No señor. Nadie sospechoso ha estado a su alrededor y ella no se dio cuenta de mí.

_ Está bien, le digo, y cuelgo. Taylor me mira con curiosidad.

_ Anastasia salió del edificio para ir a una tienda de delicatessen y ahora está de vuelta, le explico y él asiente con la cabeza.

Tomo un sorbo de agua y marco el número de teléfono del trabajo de Anastasia.

_ Oficina de Jack Hyde, dice ella y la cortó.

_ ¡Me aseguraste que no ibas a salir! Le regaño con una voz fuerte.

_ Christian, mi jefe me pidió que le comprara el almuerzo. ¿Me tienes vigilada?  Dice en un apuro. ¿El puto jefe no podía comprar el mismo su maldito sándwich? Entonces miro hacia Taylor, que viene a retirar mi almuerzo.

_ Es por eso que no quería que fueras a trabajar.

_Por favor, Christian. Estás siendo... se detiene. Sofocante, ella finalmente termina su frase.

_ ¿Sofocante? Le respondo sorprendido.  Todo lo que hice esta mañana fue tratar de protegerla de sí misma, porque ella es incapaz de manejarse por su cuenta. Toma decisiones basadas en cómo ella piensa que puede manejar algo y los dos sabemos que no puede. Pero yo no quiero sofocarla. No quiero que me repela de esa manera.
_ Sí. Y tienes que dejar de hacer eso. Hablaré contigo esta noche. Desgraciadamente tengo que quedarme a trabajar hasta tarde porque no podré ir a Nueva York.  

¿Qué? ¿Trabajar hasta tarde? ¿Ese hijo de puta de jefe la está  castigando por no ir a Nueva York? ¡Y ella piensa que la sofoco!

_ Anastasia, no quiero sofocarte, le digo en un susurro, asombrado.

That’s All - Michael Buble 

 _ Bueno, realmente lo estás haciendo. Tengo trabajo que hacer. Ya hablaremos luego, dice con una voz completamente tensa, y agotada. ¡Vete a la mierda! ¡Vete a la mierda! Necesito descargarme. Por primera vez en mucho tiempo, no termino de comer.





Taylor se ve tan sorprendido cuando ve mi rostro.  

_ ¿A dónde señor?

_ Para el gimnasio, le digo. 

_ Andrea, despeja mi agenda por las próximas dos horas, le digo y Andrea pone una mirada de asombro en su rostro. Taylor y yo vamos directo al gimnasio en el edificio de GEH, y yo trabajo duro durante las próximas dos horas.

Anastasia no llama ni manda correo electrónico durante toda la tarde. Trato de concentrarme en mi trabajo y revisar los informes. Alrededor de las siete de la noche la llamo.

_ Hola, murmura en voz baja, pero sigo siendo cauteloso y estoy nervioso.

_ Hola, ¿cuándo más vas a tardar?

_ Hasta las siete y media creo, responde ella.

_ Está bien, te esperaré afuera.

_ Está bien, responde ella. Los dos nos quedamos en la línea, sin colgar.

_ Sigo enfadada contigo, pero nada más. Tenemos mucho que hablar, dice. Estoy preocupado por eso y los números están acumulados en mi contra.

_ Lo sé. Nos vemos a las siete y media. Un poco de tranquilidad por fin me llega. La preocupación de perderla viene a mi mente espontáneamente. ¡No puedo vivir sin ella!

_ Me tengo que ir. Hasta luego, dice y cuelga.

Me dirijo a Taylor. 

_ Estará lista a las siete y media. En unos minutos nos podemos marchar.

_ Sí, señor, responde con una mirada de preocupación. Anastasia nos está haciendo saltar a todos a través de los aros, e incluso mi equipo de seguridad está orando para que ella esté en un buen estado de ánimo.

*****

En el momento en que estamos en SIP, son las casi 7:30. Taylor parquea contra la acera. Después de esperar unos minutos, Anastasia emerge. Taylor inmediatamente sale y le abre la puerta del coche. Estoy preocupado. Preocupado por cómo va a reaccionar, asustado de que pueda correr y me diga esto es todo. Toda clase de pensamientos temerosos se cruzan por mi mente y nada de esto es agradable. En el momento en que ella se mete en el coche, estoy completamente tenso, mi corazón está en mi boca y encadenado.

This Love - Maroon 5

_ Hola, murmura saludándome.

_ Hola, le contesto todavía cauteloso aunque optimista por su tono. No puedo soportar el hecho de que ella pudiera irse. De inmediato le agarro la mano y la aprieto fuerte.

_ ¿Sigues enfadada?

_ No lo sé, responde ella. Sostengo su mano y le beso en los nudillos con el más ligero de los besos.

_ Ha sido un día espantoso, Anastasia, dije suplicando con la mirada para que me dé una oportunidad.

_ Sí, es verdad, ella responde. Pero ahora que está aquí conmigo, todo está bien en el universo, como tiene que ser.

_ Ahora que estás aquí ha mejorado, le susurro. Cuando Taylor nos lleva a Escala, por fin tengo la oportunidad de relajarme. Le beso suavemente su mano y paso mi pulgar por sus nudillos para que se relaje ella también. A medida que nos acercamos a Escala, la aprensión se levanta en mí. Taylor nos deja fuera del edificio de apartamentos y estoy pendiente de Leila. Sostengo a Anastasia a mi lado mientras corremos para guarecernos de una lluvia torrencial. El pronóstico del tiempo era malo. La lluvia durará toda la noche y mi estado de ánimo desagradable junto con ella. Miro alrededor para ver si Leila está por algún lado.

Anastasia se da cuenta de mi cautela. 
_ Supongo que no han encontrado a Leila todavía, concluye.

_ No, Welch la sigue buscando, murmuro estrepitosamente.

Cuando llega el ascensor, pasamos con nuestras manos entrelazadas. Miro a Ana y yo la quiero muchísimo. No me gusta pelear con ella. ¡Y temo mucho perderla! ¡Temo no estar haciendo esto bien! Y ahora mismo, en este espacio cerrado, tengo este inmenso anhelo de lujuria y atracción ineludible hacia ella y puedo ver que ella siente lo mismo que yo. El deseo que tengo por ella se eleva exponencialmente.

_ ¿Lo sientes? Le digo cuando mis labios se separan para dar cabida al aire en mis pulmones.

_ Sí, ella responde bombeando su corazón tan duro, que puedo sentirlo a través de su mano.

_ Oh, Ana, gimo y me apodero de ella, envolviéndola con mis brazos, envolviéndola con la intensidad de mi deseo. Pongo mi mano en su nuca y le inclino la cabeza para buscar y sellar sus labios con los míos. Los dedos de Anastasia encuentran mi cabello y ella comienza a acariciar mi mejilla, y esa es mi perdición. La empujo contra la pared del ascensor.

Love In An Elevator - Aerosmith

_ No me gusta discutir contigo, le digo desesperadamente. Con el deseo de explotar, nuestros cuerpos están tensos con toda la mierda que había sucedido durante todo el día y estamos en la búsqueda de la liberación. Mi lengua entra en su boca buscando la suya, entrelazándose en un ritmo frenético. Y esa dulce sensación comienza a construirse en nosotros. Necesito tenerla ahora mismo y saber que estamos bien. Mi mano baja hacia su cadera y subo su falda para acariciar sus muslos y está usando medias con ligero ¡Mierda! Mi polla da un brinco de alegría.

_ Santo Dios estás usando medias le digo mientras acaricio su muslo por encima del borde de las medias. Quiero ver esto,  y le levanto completamente la falda. Sus muslos están expuestos a mis ojos hambrientos. Doy un paso atrás y aprieto el botón de parada del ascensor que de inmediato se detiene entre los pisos 22 ª y 23 ª.  Mi polla está dura y palpitante, buscando liberarse. Mi cuerpo está ardiendo de necesidad de ella, y aquí está ella, una diosa del sexo en medias con liguero.

_ Suéltate el pelo, le ordeno con voz ronca y ella inmediatamente obedece. ¿Por qué no puede obedecer igual que ahora? Su cabello se cae por sobre sus hombros y bajo sus pecho. Ahora, desabrocha los dos primeros botones de tu camisa, susurro.

Ella llega y desabrocha los dos botones dolorosamente lento, dejando al descubierto la parte superior de sus grandes senos con la cantidad justa del encaje de su sujetador.

Trago saliva. 

_ ¿Tienes alguna idea de lo increíblemente seductora que te ves ahora? Pregunto.

Se muerde el labio con delicia y sacude la cabeza en negación inocentemente. Doy un paso hacia adelante y pongo mis manos sobre la pared del ascensor cerca de su cara, sin tocarla. Me inclino hacia abajo y rozo mi nariz contra la de ella. Este único punto de contacto incendia mi sangre, nuestros cuerpos están calientes dispuestos a quemarnos en este fuego.


_ Yo creo que sí, señorita Steele, digo. Creo que te gusta volverme loco, le digo.

She’s Always a Woman -  Billy Joel

_ ¿Te vuelvo loco? Susurra ella inocentemente.

_ En todos los sentidos Anastasia. Eres una sirena, una diosa. Me pego de ella y le agarro una pierna para pasarla alrededor de mi cintura, por lo que está directamente contra mi durísima erección, tiene que sentir como mi polla demanda el contracto con ella. Dirijo mis labios hacia sus labios haciendo camino hasta la garganta. Ella gime de placer y envuelve sus brazos alrededor de mi cuello.

_ Te voy a tomar ahora, Anastasia, susurro y ella arquea la espalda en respuesta automática apretándose contra mí, su sexo está ansioso. Me quejo con un sonido gutural profundo y descomprimo la bragueta.

_ Abrázame fuerte nena, me quejo. Saco un paquete de condones y se lo muestro, ella inmediatamente lo muerde y juntos lo abrimos.

_ Buena chica, le digo cuando ruedo el condón sobre mi longitud. Dios, estos próximos seis días se me van a hacer eternos. Espero que no estés muy pegada a estas braguitas, le digo y procedo a romperlas. Ella jadea de deseo como yo. Sin apartar los ojos de ella, me meto en ella lentamente. Su cuerpo se arquea y su cabeza va hacia atrás mientras cierra los ojos. Ah si… Estamos siempre tan bien juntos. Poco a poco me retiro y me deslizo de nuevo lentamente. Los dos gemimos de placer. Es sensacional esta conexión nuestra. Ambos nos pertenecemos.

_ ¡Eres mía, Anastasia! Murmuro contra su garganta.

_ Sí. Tuya. ¿Cuándo va a aceptar eso? me responde.  Me quejo y empiezo a golpear deseoso de estar dentro de ella. Empujo más rápido y duro, es exquisita su suavidad y su agarre. Una y otra vez me deslizo dentro y fuera de ella, diciendo en mi mente que ella es mía con cada embestida. ¡Mía y solo mía! ¡Y yo soy solo suyo! Me pierdo en ella, tocándola, abrazándola, amándola. Mis manos están en todas partes, todo al mismo tiempo. Ella responde buscando mis envestidas, coincidiendo conmigo, me empuja, me reclama que entre más profundo, que llegue hasta el centro de su universo.
_ Oh, cariño, le digo mientras mis dientes rozan su mandíbula. Siento su espasmo cuando ella se viene a mi alrededor, así es que me pierdo en ella, diciendo en voz alta su nombre cuando me libero.

Ahora ambos estamos tranquilos y aliviados y me doy cuenta que todo está bien. La sostengo erguida contra la pared del ascensor y pongo mi frente contra la de ella.

_ Oh, Ana, murmuro contra sus labios, te necesito tanto y le beso la frente. Yo deseo que ella sepa lo mucho que significa para mí. ¡Lo mucho que la necesito! Ella es el aire que respiro.

Truly Deeply Madly - Savage Garden  

_ Y yo a ti, Christian, responde ella.

La libero y acomodo su falda y abrocho los botones de su camisa y cuando por fin estamos listos, marco el código del ascensor que se mueve otra vez con una sacudida y Anastasia termina junto a mis brazos.

_ Taylor se estará preguntando dónde estamos, sonrío con complicidad hacia Anastasia.

Anastasia se pone más roja que la bandera china y comienza a tratar de arreglar su cabello.

_ Estás lista, le sonrío y me subo la cremallera del pantalón y guardo el condón en el bolsillo.  Una vez que llegamos a mi ático, Taylor está esperando en el hall de entrada con las puertas abiertas.

_ Un problema con el ascensor, murmuro y Anastasia completamente tímida sólo se escabulle como un perrito acorralado por un puercoespín.

_ ¿Ningún problema en el edificio?

_ Ninguna señal señor.

_ Bien le digo y me voy hacia la cocina. Pongo mi chaqueta y me siento en el desayunador y comienzo una conversación con la señora Jones.  

_ ¿Cómo estuvo su día señora Jones?

_ Muy bien señor. Gracias por preguntar. Espero que hayan tenido un buen día también.

_ Más o menos, le respondo. Anastasia aparece en la entrada, un regalo para la vista. Ella se sienta a mi lado y la señora Jones coloca dos platos delante de nosotros.  ¡Coq au vin! ¡Ella es una gran cocinera!

_ Espero que le guste señor Grey. Ana, dice y sale de la cocina.
Tomo una botella de vino blanco de la nevera y vierto dos copas para nosotros. Cuando estamos cenando, me encuentro hablando con ella de mi prototipo de teléfono celular de energía solar, recordando que Ros me dio la noticia hoy. Y mi entusiasmo es contagioso.

_ Christian ¿puedo hacerte una pregunta?

_ Sí, por supuesto, le respondo.

_ ¿Dónde más tienes propiedades?

_ Sólo tengo un apartamento en Nueva York, Escala, y la propiedad de Aspen. Nada más.

_ Oh, dice ella, mientras recoge nuestros platos de la barra de desayuno.

_ Deja eso. Gail lo hará, le digo, y ella se da vuelta y me encuentra mirándola fijamente después de dejar los platos en el fregadero.

_ Bueno, ahora que usted está más dócil, señorita Steele, ¿Hablamos de lo hoy?

_ Yo opino que el que está más dócil eres tú. Creo que se me da bastante bien eso de domarte. Ella dice sorprendiéndome.

_ ¿Domarme? Resoplo, totalmente divertido. Ella no me vio hoy. Ella sólo asiente con la cabeza. Yo frunzo el ceño. Yo no hubiese consentido a sus demandas su fiera otra persona. Hubiera azotado y sacado toda la mierda de cualquier sumisa ante una desobediencia. Sin embargo me preocupó que Anastasia me dejara y me doy cuenta de que estaba muerto de miedo. Y la verdad es que no has sido un verdadero dominante en estos días ¿no Grey?

_ Sí. Anastasia quizás se te dé bien, me encuentro diciendo. 

_ Tenías razón sobre Jack, murmura y mi sangre hierve bajo mi piel. Mi cara se cae y mis ojos se endurecen.  ¿Qué ha hecho el hijo de puta?

_ ¿Ha intentado algo? Le pregunto con voz sepulcral. ¿Y por qué no me llamó por teléfono cuando intentó algo?

Ella niega con la cabeza. 

_ No, y no lo hará, Christian. Le dije hoy que soy tu novia, y él retrocedió de inmediato.

_ ¿Estás segura? Podría despedir a ese cabrón.

Next Contestant - Nickelback

Anastasia suspira.
_ Christian, realmente tienes que dejarme pelear mis propias batallas.  No puedes prever todas las contingencias para intentar protegerme. Resulta asfixiante Christian. Si no dejas de interferir a toda hora, no voy a progresar nunca. Necesito un poco de libertad. A mí jamás se me ocurriría meterme en tus asuntos, dice ella.

Sé que no me gusta que nadie interfiera en mis asuntos. Pero, la necesidad de protegerla reemplaza todo. 

_ Yo solo quiero que estés segura y a salvo Anastasia. Si te pasara algo, yo… no puedo terminar el resto de mi oración. Es mi mayor temor y mi peor pesadilla.

_ Lo sé, y entiendo ese impulso que sientes de protegerme. Y en parte me encanta. Sé que si te necesito estarás allí para mí igual que yo para ti. Pero si albergamos alguna esperanza de futuro para los dos, tienes que confiar en mí y en mi criterio. Claro que a veces me equivocaré y cometeré errores, pero tengo que aprender.

Esto está en contra de todo lo que siento, y quiero hacer. No puedo simplemente no interferir cuando ella es tan inocente y tan atractiva y todo el mundo quiere meter su polla en sus bragas. ¡Y ella es mía! Ella se mueve delante de mí y se mueve entre mis piernas.  Todavía estoy completamente estupefacto.

_ No puedes interferir en mi trabajo. Eso está mal. No necesito que aparezcas como un caballero andante para salvarme. Yo sé que quieres controlarlo todo y entiendo el por qué, pero no puedes hacerlo siempre. Es una meta imposible, tienes que dejar que las cosas pasen. Sus dedos llegan hasta mi cara y me acarician con el más mínimo de los detalles. Mi mirada se ensancha.

 _ Y si  puedes hacer eso, si puedes concederme eso, dice en voz baja, vendré a vivir contigo. Estoy en atención pura. Ella dijo que va a vivir conmigo. ¿He oído bien o estoy equivocado? ¿Fue eso lo que dijo? Inhalo bruscamente, completamente sorprendido.

_ ¿Lo harías? le susurro.

_ Sí. Ella contesta.

_ Pero si no me conoces… digo completamente horrorizado. Fue como cuando me dijo que me amaba. Trato de no enloquecer.

_ Te conozco lo suficiente, Christian. Nada de lo que me digas acerca de ti me va a espantar, ella pasa sus nudillos por mi mejilla. ¡Dios! si se enterara de mi verdadera depravación yo sé que me dejaría de inmediato.

_ Pero si pudieras dejar de presionarme.

_ Estoy tratando, Anastasia. Yo no podía mantenerme al margen y dejar que te fueras a Nueva York con ese canalla. Tiene una reputación espantosa. Ninguna de sus ayudantes ha durado más de tres meses y no se han quedado en la empresa. Yo no quiero eso para ti, cariño, le digo suspirando. Yo no quiero que nada te pase. Me aterra la idea de que te hagan daño. No puedo prometer que no interferiré, no, si creo que puedes salir mal parada, le digo con sinceridad. ¿No se da cuenta de lo enamorado que estoy de ella? Nadie puede amarla tanto como yo.  La quiero con cariño y devoción. Como Shakespeare dijo: ¿Es el amor una cosa blanda? Es demasiado áspero, demasiado grosero, demasiado bullicioso; y pincha como la espina. Estoy tratando de ser digno de su amor. Luchando todos los días. Tratando de ser valiente, pero no puedo ser débil en cuanto a ella se refiere. Te amo, Anastasia. Haré todo lo que esté a mi alcance para protegerte. No puedo imaginar mi vida sin ti. 

Fallin’ - Alicia Keys  

La boca de Anastasia se abre. Ella tiene esa mirada en su rostro, como si acabara de salir de su cuerpo.

_ ¿Eh? Apenas puede susurrar. Le beso la mano.

 _ Yo también te amo Christian, dice inclinándose y besándome. Un beso celestial que se intensifica con pasión y amor.

Pero nuestro romántico momento se interrumpe por Taylor aclarándose la garganta. Y de mala gana me paro y paso mi mano como una serpiente por la cintura de Ana.

_ ¿Sí? Le grito a Taylor por interrumpir.

_ La Señora Lincoln está en camino, señor.

_ ¿Qué? Chasqueo hacia Taylor. Se encoge de hombros como disculpándose. Suspiro y niego con la cabeza. Yo le hablé claro hoy y ella se está apareciendo aquí ¿Qué coño es lo que quiere?

_ Bueno, esto debe ser interesante, le digo, y sonrío resignado. He tenido un infierno de  día hoy, y esto sólo añadirá algo más por decir lo menos. El rostro de Anastasia está sin expresión, y su cuerpo se pone rígido en mis brazos. ¡Vete a la mierda! Está molesta otra vez.




5 comments:

aries said...

Muchisimas gracias por los nuevos capitulos. Cada dia esta mejor.

fanny rebellon said...

La hiena esa aun no acepta que ya es historia, sorpresa.... amo este capitulo nada mas por leer el desespero de grey por yack ,se vuelve loco que algo le suceda a Ana, es maniático la vigila pero el es zorro , y hombre y sabe lo que puede pasar, casi en todos los problemas que tuvieron ya grey los había previsto, y Ana se desespera y a uno le da rabia por como actúa ella, pero en parte le doy la razón, quiere independencia pero no tiene malicia y desgraciadamente en la vida hay que tenerla y por cantidades, bello capitulo ame lo del ascensor wawww gracias Emine y patricia solo esto te amooooooo .

fanny rebellon said...

Sandy Santana YO pierdo encantada jiji excelente Emine...
Ayer a las 16:11 · Me gusta

Patricia Aurora Gracias excelente capitulo!!
Ayer a las 16:19 · Me gusta

Daniela Avellaneda Hermosos los capítulos!
Ayer a las 16:26 · Me gusta

Nancy Fica Soto jajjaja tan malulo que ea criatian me encanta gracias emine y patracia x estos capitulos
Ayer a las 16:29 · Me gusta

Claudia Henao Gracias buenísimo
Ayer a las 16:32 · Me gusta

Analia Cesar Wow!!! Hot hot hot , Emine!!!
Ayer a las 16:33 · Me gusta

Andrea Valenzuela Ulloa hay ya yay......quien no querria jugar asi.....pasion pura del muñeco..por eso lo amamos
Ayer a las 16:35 · Me gusta

Andrea Valenzuela Ulloa excelente primera parte
Ayer a las 16:35 · Me gusta

Sandriita Sarmiiento Uffff Por Dios !!!!
Ayer a las 16:50 · Me gusta

Ana Vanesaa De la Cruz Ufff que bello !!!
Ayer a las 17:04 · Me gusta

Yudii Moràn Gracias Emine nos transportas a la historia junto con Grey ..
23 h · Me gusta

Leidy Diana Bedoya Cada momento con ellos dos es sublime... y la parte del juego que preliminar para el momento final... me encanta sus juegos calientes donde se prodigan amor... aunque en otros momentos también ha sido fabuloso el capitulo Gracias Emine y a Patricia por traducir los capítulos....
23 h · Me gusta

Dyanyta Martinez me gusta muchisimo esta version de la manera de pensar de christian, es la mejor que he leido... definitivamente emine hace un excelente trabajo y claro la traductora patricia no se queda atras...
23 h · Me gusta

Tai Tafur chicas disculpe mi ignorancia pero llevo tiempo buscando ese fanfic y no lo encuentro puede alguien pasarme un link para leerlo desde el principio gracias
21 h · Me gusta

Wendy Blandon Me encantoooo!!!
21 h · Me gusta

Liliana Rodriguez Gracias fanny y emine por otro capitulo fabuloso.
19 h · Me gusta

Nuris Fuentes Peñaranda gracias emine por la historia y patricia por traducirla

fanny rebellon said...

Alejandra Moyano A leerlo !!!!
Ayer a las 16:04 · Me gusta

Alejandra Moyano Esa bruja elena y el hyde cartonn !!! Excelente el capitulo.
Ayer a las 16:56 · Me gusta

Nancy Fica Soto a por dios con una discusion asi y despues la reconciliacion en el ascensor uf por dios to tb quiero...maldita bruja de la elena no la soporto....gracias enime y patricia
Ayer a las 17:08 · Me gusta

Andrea Valenzuela Ulloa
Ayer a las 17:25 · Me gusta

Andrea Valenzuela Ulloa maravilloso capitulo..recuerdo cuando lei esta parte de la novela como comenze a mirar losa asensores de diferente forma...describio maravillosamente lo del viaje que queria hace anastasia....me encanto
Ayer a las 17:27 · Me gusta

Analia Cesar Oh possessive , obsessive and loving Christian! Great chapter Emine! Patricia simplemente Gracias! !
Ayer a las 17:40 · Me gusta

Ana Vanesaa De la Cruz oww maravilloso !!!! me encanto
Ayer a las 17:42 · Me gusta

Claudia Henao Buenísimo
23 h · Me gusta

Paola Baez Ay dios quiero un Christian Grey
23 h · Me gusta

Mitzaida Perez buenisimooooooo
23 h · Me gusta

Yudii Moràn Emine!! Patricia!!! Gracias... Maravilloso.
23 h · Me gusta

Noelia Palma Fuentes Genial enime como siempre
23 h · Me gusta

Leidy Diana Bedoya ahhh un comienzo un tanto desastroso para el pobre de Christian que en su afán de proteger a Ana ejerce todo ese gran poder... la escena en el ascensor magistral que intensidad por dios derriten lo que sean...y para rematar el día la aparición de la elena desgraciada mujer q no entiende ni pintándole las cosas lo va aceptar... Gracias Emine y Gracias Patricia por dedicar parte de tu tiempo al traducir los capítulos....
22 h · Me gusta

Francisca Rodriguez Fernandez Buenisimo esprando el proximo mersi
22 h · Me gusta

Sandriita Sarmiiento Locamente enamorad de Grey gracias a ti Emine gracias !!!!
21 h · Me gusta

Patricia Aurora mmmm, muero por ver que piensa mañana...... Gracias chicas!!
21 h · Me gusta

Wendy Blandon Dioooooosss, me encantó!!
Amo a Christian con todas sus facetas
20 h · Me gusta

Sandy Santana Esa bruja de Elena siempre daña todo....impaciente por el siguiente capitulo
19 h · Me gusta

Ery Valencia
19 h · Me gusta

Ery Valencia Lo ameeee, grax!
18 h · Me gusta

Faby Rodriguez Calderon Wuauu.. Cada vez. Q leo un capitulo me asombro de lo bien q están escritos y redactados. Muchas grax emine y pathy x excelente fan fic nunca dejen de escribir
18 h · Editado · Me gusta

Titi Jerez me encanta leer estos capitulos me divierten gracias.los espero bs
17 h · Me gusta

Naty Leyva OMG fascinante capítulo las felicito y no me canso de leer a 50 sombras
16 h · Me gusta

Nuris Fuentes Peñaranda Fascinante emine gracias
15 h · Me gusta

Anny Mariaa Gonzalez Cabrera muuy buenooo
14 h · Me gusta

Margarita Leon Esta super

Andrea Valenzuela said...

la escena del elevador es memorable...capitulo intenso