StatCtr

Thursday, May 15, 2014

Libro II - Capítulo XIV: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY - CHRISTIAN Y ANASTASIA

CAPITULO XIV
ME SOMETO A TI



Mi mirada es fija y penetrante, ni siquiera pestañeo. Mi personaje de dominante está en acción. Miro directamente a los ojos de Leila bloqueando su mirada. Ella se aferra más al arma. Es ahora o nunca. Leila parece ser sorprendida haciendo algo que se supone que no debe, al igual que un niño atrapado con las manos dentro del tarro de las galletas. Mi mirada es la de un dominante que busca la obediencia absoluta. Ella conoce esta mirada. Esta es mi mirada exigente. Su anterior dominante la había entrenado como a una esclava.  Ella conoce la “sumisión” de un esclavo, ella tiene que entregarme el control a mí. Es consciente de su “sumisión” cuando ve mi mirada que conoce, porque la ha visto muchas veces en el pasado y no tiene ningún poder para negarse al comportamiento que le estoy pidiendo en este instante.

Doy un paso dentro del apartamento. Mi lado dominante es como una extensión de mi cuerpo, mi segunda naturaleza. Mi mirada perfora la de Leila y ella requiere un castigo, ella me conoce. Su mirada es desafiante; ella está tratando de resistirse en contra de mi voluntad de dominarla y tratando de aferrarse a lo que ella quiere llevar a cabo y tiene la intención de hacerlo. ¡Eso no va a suceder!

Ella parpadea unas cuantas veces para tratar de romper el poder creciente de mi mirada, de mi voluntad sobre ella. La sumisión está arraigada en ella por todos sus entrenamientos previos y ese lazo crece entre nosotros en este momento y se hace más fuerte, como cuando fue mi sumisa.  Mantengo mi dominio constante en toda la habitación, es palpable, tangible y mi poder para dominar y vencer crece.  Mi mirada domina la de Leila e inmediatamente ella baja la cabeza y sube los ojos para mirarme a través de sus pestañas. Ella sabe lo que tiene que hacer. Puedo sentir a Taylor nervioso detrás de mí, pensando que Leila utilizará el arma, así que levanto mi mano para poner fin e indicarle que  suspenda cualquier instinto de dispararle a Leila y tomar el control de la situación. Sé que Taylor está tratando de frenar sus instintos de entrenamiento militar. Puedo tomar el control de ella sin mover un músculo. Aunque yo no me atrevo a apartar mis ojos de Leila, ni siquiera me atrevo a parpadear. Veo a una mujer que es una fracción de lo que era. Despeinada, sucia, perdida, medio loca. Esta no es la Leila que recuerdo que caminaba a través de mi puerta. En aquella época ella estaba viva, vibrante,  pícara y de repente siento lástima por ella. Me preocupo por ella y al verla en ese estado me hace sentir culpable. Pero no puedo dejar que esas emociones emerjan ahora. Mi objetivo principal es someterla. Mi preocupación de que pueda lastimar a Anastasia resurge. No puedo permitir que eso suceda. Prefiero morir por ella. El silencio en la sala está dominado por mi voluntad de querer dominar a Leila. Todo y todos los demás se desconectan de mis pensamientos. Si vacilo, Anastasia saldrá herida. No puedo dejar que eso suceda. El silencio es magistral. El silencio es ruidoso. El silencio es oscuro.

The Sound of Silence by Simon and Garfunkel

Me quedo con un propósito y mis ojos la perforan como un taladro obligándola a someterse, obligándola a renunciar a todo el poder, renunciar a todo pensamiento y toda la capacidad de tomar de decisiones. La obligo a abrir su mente a mí, a mirarme como su dominante; como su Maestro. Mi postura cambia repentinamente mientras sus barreras caen cuidadosamente una a una. Me siento más fuerte, con control, a cargo de ella. Ella está conectada conmigo y sólo me obedecerá a mí. Ella no escuchará a nadie, no reconocerá a nadie, excepto a mí. Yo soy su Maestro, yo soy su dios. Leila abre los labios en un pequeño suspiro y su cara se ruboriza. Leila está ahora completamente bajo mi mando.

Take Over Control by Afrojack 

Ella ha activado su modo sumiso. A medida que la intensidad de mi mirada se centra en ella, haciéndose cargo; conquisto su cuerpo y mente, le doy una orden con mis labios que ella entiende perfectamente  Nadu. Es una orden que un esclavo debe obedecer inmediatamente después que su amo la instruye. La esclava se arrodilla sobre sus talones, descansando las manos en sus muslos, manteniendo una postura de espalda recta, cabeza levantada, pechos erguidos. Nadu, que significa arrodíllate en el mundo GOR es la posición de una esclava de placer. Leila cae inmediatamente al suelo de rodillas, con la cabeza gacha, y finalmente el arma siniestra que ha estado llevando cae al suelo haciendo un fuerte ruido. 

Mi primer objetivo es recoger el arma para eliminar el peligro de la habitación. Me inclino, la tomo y finalmente la meto en el bolsillo de mi chaqueta. No dejo de ver a Leila, asegurándome de que ella siga obediente arrodillada junto a la isla de la cocina. Ahora que el peligro principal ha desaparecido, necesito proporcionarle a Leila la ayuda adecuada y no puedo soportar a Anastasia observándome.  

_ Anastasia, ve con Taylor, le ordeno. Taylor finalmente entra en el apartamento y va por Anastasia pidiéndole que salga con él con una mirada suplicante.

_ ¿Ethan? Anastasia pregunta en voz baja.

_ Abajo, le digo mientra mi mirada continúa en Leila. Anastasia no se mueve de su sitio. Ella está inmóvil. La miro de la misma manera dominante, ¡pero por supuesto ella no puede obedecer a ninguna mierda! ¡Una vez, por el amor de Dios Anastasia! ¡Haz lo que te digo por una vez!

_ Anastasia... le digo en un tono de advertencia recortado. Ella sólo parpadea hacia mí, incapaz de comprender. En un movimiento automático me coloco junto a Leila de una manera protectora como si Taylor va a dispararle en cualquier momento, o como para proteger a Anastasia de Leila por si tiene alguna otra arma.  Estoy en medio de los dos polos opuestos en la habitación. La mirada de Anastasia se fija en Leila, desconcertada, sorprendida, asustada y total y completamente triste.

Misery by Maroon 5

No puedo soportar su mirada más y tengo que ayudar a Leila. Por favor, ¡Ana! ¿Qué tengo que hacer para que salgas de aquí?

_ Por el amor de Dios Anastasia ¿Por primera vez en tu vida podrías hacer lo que te dicen y marcharte? Siseo hacia ella en un tono frío sin afecto.  Estoy enojado porque ella todavía está aquí y me mira decepcionada.  ¡Ella se tiene que ir! Tengo que hablar con Leila, y de una vez por todas eliminar el peligro que podría significar para Anastasia de una vez por todas. ¿No puede entender eso?  Por supuesto, ella tiene una mente propia.

_ ¡Taylor! Llévate a la señorita Steele abajo. ¡Ahora! Taylor asiente incómodo, pero decidido.

_ ¿Por qué? Susurra Anastasia.

_ Vete. Vuelve al apartamento, le digo fulminándola con la mirada. Necesito estar a solas con Leila, termino diciéndole.

La mirada de Anastasia va hacia Leila.

_ Señorita Steele...   Ana, Taylor le implora a Anastasia, levantando su mano hacia ella para sacarla de la vivienda.  Anastasia es incapaz de moverse. Su boca está abierta, sus ojos grandes, totalmente sorprendida, y no puedo soportar la mirada en su rostro. Tengo que tratar con ella más tarde, pero ahora, tengo que resolver un problema que le he creado a Leila. Tengo que conseguirle  la ayuda que necesita. ¡No soy completamente de hielo! Tengo que arreglar el daño que le he causado. Es lo menos que puedo hacer. Pero Anastasia no lo entiende.

_ Taylor, repito una vez más y finalmente Taylor entiende e inclinándose hacia Anastasia la toma por los brazos y la saca del apartamento.

Acaricio la cabeza de Leila con cuidado y con cariño.

_ No te preocupes Leila... te ayudaré, te cuidaré.

Una vez que oigo las pisadas de Taylor y Anastasia alejarse, me inclino y tomo a Leila en mis brazos para llevarla al baño de Anastasia. La paro junto a la bañera y cierro la puerta evitando que haga algún intento de huir. Pero ella está arrepentida y sé que me obedecerá. Ella me mira con amor. Me siento responsable de su estado actual a pesar de que desencadenó eventos trágicos. Ella me buscó y aunque trató de vengarse de mí y de Ana entiendo que en el fondo ella se sintió traicionada. Conociendo lo jodido que soy no es la primera vez que he ofendido a alguien.

Dejo caer el agua caliente sobre la bañera. El cabello de Leila se pega entre sí, es como si tuviera la cabeza llena de aceite. La suciedad, la mugre y la debilidad en su cuerpo son fácilmente notables. Es como si no ha tomado un baño por mucho tiempo. Tiene grises sombras en su cara reflejo de lágrimas secas. Sus uñas están llenas de tierra seca. También huele a sangre, sudor y mugre sin lavar. Ella jamás estuvo así.  Siempre estuvo limpia, emanaba un olor agradable, siempre bien presentable.  ¿Qué te pasó Leila? pongo un poco de jabón de baño en el agua caliente y dejo que se disuelva haciendo espuma. Una vez que la bañera está llena de agua tibia y jabonosa, le quito la gabardina mientras ella permanece en silencio. Cuando se la quito puedo ver que ha perdido mucho peso. Mi corazón se contrae con tristeza. Le quito la ropa sucia completa. Ella está de pie delante de mí desnuda. La cantidad de peso que perdió se muestra crudamente en su cuerpo. Puedo casi contar sus costillas y sus senos que una vez fueron copa C, ahora están colgando lánguidamente como piel floja. La ayudo a entrar en la bañera y la siento tan ligera; ella se hunde sin decir una palabra.

_ Leila, voy a salir un momento, pero no me voy a ir. Voy a estar pendiente de ti ¿de acuerdo? Le pregunto amablemente. Ella asiente con la cabeza. Entro en la cocina y marco el número del Dr. Flynn.

_ ¿Christian?

_ John, encontré a Leila, le contesto.

_ ¡Oh, qué alivio! ¿Dónde está?

_ La estoy bañando en este momento, pero estamos en el apartamento de Anastasia. ¡Ella irrumpió en su apartamento y tenía una pistola apuntando a Anastasia aquí!

_ ¡Dios mío!

_ ¡Sí! Ni que lo digas. ¿Ya tienes un lugar para ella? Necesito que la venga a recoger aquí y la lleves a la instalación.

_ Sí, por supuesto. Dame la dirección, llevaré una enfermera de salud mental conmigo,  llegaré en breve.



Le doy la dirección de Anastasia y promete llegar dentro de veinte minutos. Vuelvo al cuarto de baño y me arrodillo junto a la bañera para comenzar a quitar la suciedad de Leila. Aún tiene el vendaje en sus muñecas colgando y sucios. Leila sigue sin emoción y en silencio. Tomo un poco de agua y la vierto en su cabeza, tomo el champú colocando un poco en mis manos y comienzo a lavar su cabello frotando suavemente.  Su pelo está tan sucio que ni siquiera se hace espuma hasta que lo lavo por tercera vez. Una vez que termino con su pelo comienzo a fregar su cuerpo. El agua de la bañera está completamente sucia, así que la dejo ir y abro la regadera, para sacar todo el jabón de su cuerpo. Ella está delgadísima. Una vez que está completamente limpia tomo una toalla y la envuelvo en su cabello y con otra envuelvo su delgado cuerpo. Tomo a Leila en mis brazos y me encuentro con Taylor en el salón cuya postura es impasible, pero su mirada dice todo lo contrario, también la ve con compasión.

_ ¿Y Anastasia? Le pregunto y él niega con la cabeza. Llevo a Leila hasta el dormitorio de Anastasia y la siento en la cama  de Ana. Reviso el closet para buscar ropa interior, unos pantalones y una camisa. Después de secar a Leila la visto con la ropa de Ana.  

Mi Blackberry zumba en mi bolsillo.

_ Grey digo secamente.

_ Christian estoy abajo en un carro negro. ¿Deseas que suba?  

_ No es necesario John. Yo la bajaré.

_ Leila, le digo en voz baja. El Dr. Flynn está aquí. Tenemos que conseguirte ayuda. ¿De acuerdo?

_ Tengo miedo maestro, murmura.

_ No lo sientas. Serás bien atendida. Me aseguraré de eso.

Tomo una manta del armario de Anastasia y envuelvo a Leila en ella.

_ Voy a llevarte abajo ahora. Ella asiente.

_ Taylor, cierra todo y sigue el carro del Dr. Flynn para que luego me lleves de vuelta a Escala, le ordeno.

_ Sí, señor, dice.

Taylor abre la puerta para que Leila y yo podamos salir. Una vez que salimos el cierra y bloquea la puerta. Bajo las escalera para encontrarme con Flynn que está en vaqueros y franela con una enfermera vestida de color azul claro. La enfermera abre la puerta del acompañante y ayudo a Leila entrar. Nos dirigimos hacia el centro de salud mental que él ha dispuesto para  Leila en Fremont. Llegamos allí en menos de veinte minutos. John ingresa un código en la puerta principal de hierro forjado y Taylor nos sigue.

Cuando llegamos a la instalación, dos enfermeros más nos están esperando. Leila se encuentra todavía en mis brazos.

_ Leila, el Dr. Flynn va a asegurarse de darte la ayuda que necesitas. Voy a dejarte aquí, y te van a cuidar bien. Ordena todos tus problemas y arreglaremos todo.  
Ella parece asustada.

_ No tengas miedo. No voy a dejar que nadie te haga daño. Quédate tranquila. Vas a poder hacer algunas cosas que te gustan aquí, como pintar. ¿Aun te gusta la pintura?

Una tenue luz llega a sus ojos mientras ella asiente.

_ Está bien, entonces. Voy a ponerte en esta silla de ruedas ahora, y, digo señalando a John, este es el Dr. Flynn, él va a asegurarse de que recibas toda la ayuda que necesitas. Si tienes que decirme algo, primero tienes que hablar con el Dr. Flynn. ¿Entiendes?

Ella asiente con la cabeza.

_ Vamos, Leila. Vamos a llevarte adentro para que descanses, dice John en voz baja pero con voz firme. La mirada de Leila se ablanda y ella me mira una vez más.

_ El Maestro murió. Lo mataron,  dice sobre su antiguo amante.

_ Lo sé Leila. Lo siento. Yo realmente lo siento. Haré todo lo que pueda para ayudarte. Pero no puedes ir por ahí agitando una pistola y tomando rehenes. No puedes volver a asustar a Anastasia. ¿Entiendes?

_ ¿Tú la amas Maestro? Ella pregunta sorprendiéndome, mirando directamente a mis ojos.

_ Sí, le digo en voz baja después de un largo minuto. La amo. Ella asiente de nuevo. 

_ Me alegro, responde ella.

_ Adiós, Leila, le digo y me vuelvo para encontrarme con Taylor.

_ Volvamos a Escala, Taylor. ¿Cómo está la señorita Steele después de dejarla en el apartamento?

Taylor mueve sus pies, incómodo. 

_ No se fue a Escala señor.

_ ¿Dónde diablos se fue? Le grito a Taylor hirviendo de rabia.

_ Señor Grey, ella no quiso ir a Escala. Le dije para llevarla, pero ella insistió en salir con el Sr. Kavanagh a tomar algo y que regresaría a Escala luego. Dijo que ya sabíamos en donde estaba Leila, así que no era necesaria la seguridad que lo vería más tarde.
_ ¡Vete a la mierda! Digo entre dientes mientras corro con fuerza las dos manos por el pelo.

_ ¡Tengo que llamarla!  Grito, pero Taylor pone una cara de horror ¿Qué? Le pregunto.

_ Ha dejado su bolso en el coche señor, dice casi avergonzado.

_ ¿Eso significa que no tienes idea de dónde esta? Lo perforo con la mirada.

_ No, señor.

_ ¿Has visto en qué dirección se fue?

_ Ellos se fueron a pie, pero pudieron haber tomado un taxi.

_ ¡Vete a la mierda! ¿Ha dicho alguna otra cosa?

_ Estaba angustiada, me preguntó si hice un barrido del apartamento. Le dije que se había hecho. Lo siento señor Grey, dice enfadado consigo mismo. Leila nos ha eludido. Me siento muy mal por ello. Especialmente por la señorita Steele. Verla apuntada por un arma… lo siento mucho, dice Taylor negando con la cabeza, completamente devastado.

_ ¡Vamos! Le digo sin decir nada más, y entro en la camioneta. Taylor me lleva a Escala.

La señora Jones está haciendo la cena.

_ Gail ¿Ha llegado Anastasia a casa? Pregunto.

_ No, señor Grey, no ha llegado, responde de inmediato.

_ ¿Quiere algo de comer señor? pregunta en voz baja. Niego con la cabeza.

_ Más tarde, Taylor está justo detrás de mí.

_ Taylor, quiero que vayas con otro  de seguridad y busques en cada bar  de toda la ciudad de Seattle. Llámame en el momento en que la encuentres. Busca en las calles, busca donde sea. ¡No dejes ninguna piedra sin mover! ¿Entiendes?

_ Sí, señor y rápidamente desaparece a su oficina.

Tomo mi Blackberry, y marco el número de Welch.

_ Welch, responde.
_ Welch, ¿puedes localizar el número de teléfono celular de Ethan Kavanagh?

_ Tal vez me tome tiempo, señor.

_ ¡Tiempo no tenemos! Necesito localizarlo; rastrea su ubicación del teléfono celular, ¡ahora!

_ ¿Sabe cuál es la empresa de su móvil?

_ ¡No tengo idea! Aquí es donde entras tú  con tus habilidades de detective, siseo.

_ Puedo comprobar señor, dispararé en la oscuridad, creo que me tomará un par de horas.  

_ ¡Solo diez minutos! Consíguelo y me llamas a penas lo tengas.

Taylor me da detalles de haber revisado varios bares de Seattle y revisar las calles. Estoy ansioso, con un miedo infinito solo de pensar que Anastasia me dejará después de lo que vio esta noche. ¡Mi vida se va por el desagüe de mierda, y no hay nada que pueda hacer al respecto!

Marco el teléfono de Taylor.

_ Sí, señor, dice con voz tensa.

_ Necesito actualizaciones cada minuto Taylor.

_ Estamos tomando otra dirección diferente señor. Hemos dividido la ciudad en cuadrantes, y cada uno de nosotros está tomando un lugar determinado, estamos tratando de  cubrir el mayor número de bares como sea posible.

_ ¡Muy bien! Avísame después de salir de cada bar.

_ ¡Sí, señor! Responde con firmeza.

Voy a la cocina y me sirvo un poco de brandy. Yo no suelo beber licor fuerte a estas horas pero el momento lo amerita. Mi Blackberry zumba y respondo de inmediato.

_ Habla Welch señor Grey, y la esperanza vuelve a mí.

_ ¿Alguna noticia?

_ Señor Grey he encontrado el número de celular del Sr. Kavanagh, pero su teléfono o esta fuera de zona o apagado. No logramos contactarnos, dice decepcionado. Y una sensación de abandono comienza dentro de mí.

_ ¡Mierda! Le gruño.

_ ¿Hay algo más que pueda hacer por usted, señor? me pregunta.

_ ¡No! Le grito y cuelgo.

Me tomo mi brandy de un solo golpe y me sirvo otro. Me paseo de ida y vuelta en el salón. ¡Ninguna noticia! ¡Ninguna llamada! ¿Por qué Ana? ¿Por qué nunca me escuchas? ¿Por qué no puedes hacer por una vez lo que te digan? ¿Por qué me torturas de esta manera?

Me voy a la oficina de Taylor y me pongo a ver todas las cámaras y me quedo como un tonto mirando a ver si ella llega. ¡Nada! ¡No va a venir! Tengo un mal presentimiento con esto. ¡Ella me dejará para siempre! ¡Oh mierda, no sé qué hacer! ¡No sé dónde encontrarla! ¿Dónde podría haber ido?  ¿Y si ella se ha ido con Kavanagh para alojarse en algún hotel? ¿Será Kavanagh quien la consuele ahora? ¿Tratará de aprovecharse y conquistarla? ¿Querrá aliviar su dolor? ¡Vete a la mierda!  

Me voy de nuevo caminando en mi salón de arriba abajo, detrás hacia delante. ¡Si el suelo fuera alfombra le habría hecho un hueco ya! Mi Blackberry zumba de nuevo y es Taylor.

_ Señor Grey, Sawyer ha comprobado otro bar a fondo, y no hay ninguna señal de la señorita Steele.

_ ¿Dónde estás ahora?

_ Estoy en el O'Malley, sólo un poco al norte de los apartamentos de la señorita Steele, él dice y oigo ruidos fuertes de un locutor de baloncesto, posiblemente, de un televisor de fondo.

_ ¿Ninguna señal de ella? Pregunto y camino de nuevo por el piano.

_ Todavía seguimos buscando señor. Incluso registré el baño de mujeres, dice apesadumbrado. Oigo que las puertas dobles se abren en la gran sala. Volteo mi cabeza bruscamente y veo a Anastasia. ¡Por fin!

_ Ella está aquí, le digo y desconecto la línea.

Me dirijo hacia Anastasia y la miro con ferocidad. 
_ ¿Dónde coño has estado? Le pregunto con furiosa ira.

Ella se balancea en sus pies y sus ojos parpadean.

_ ¿Has estado bebiendo? Le pregunto con rabia. ¡Se supone que no debe beber en exceso! Nos hemos puesto de acuerdo al respecto. Fue una de las reglas. Sé que no cumplimos con ninguna de ellas, pero es sentido común.

_ Sólo un poco, responde ella encogiéndose de hombros. ¡Mierda está haciendo que me enoje! ¡Siempre desobedeciendo! ¡Siempre haciendo lo que no debe! Me paso la mano por el pelo con desesperación y con una  impotencia completa. Ni siquiera puedo acercarme a ella de lo enojado que estoy, puede tener miedo de mí y correr.  

_ Te dije que volvieras aquí, le digo con voz amenazadoramente tranquila. Son las diez y cuarto ¿Sabes lo preocupado que he estado por ti? Le pregunto.

_ Fui a tomar una copa o tres… con Ethan mientras tu estabas asistiendo a tu ex... sisea venenosamente. Yo no sabía cuánto tiempo iba a estar con..., dice tragando. En su boca se forma una pequeña 'o' tratando de tomar un poco de aire.  Con ella, dice finalmente triste y derrotada.  ¡Oh, no no no! ¡No digas eso! ¡No me abandones!

Estrecho mis ojos y la miro tratando de evaluarla, no quiero que corra. Tomo unos pasos lentos hacia ella, pero al darme cuenta de su postura, me detengo.

_ ¿Por qué lo dices así?

Se encoge de hombros cansada y mira hacia abajo a sus dedos como si ellos le van a dar una respuesta. Ella está pensando seriamente en seguir con esta relación.

_ Ana, ¿qué pasa? Pido de horror en mi voz.

Ella sólo está allí, mirando sus dedos anudados, sin querer mirarme a los ojos. Ella finalmente levanta la cabeza.

_ ¿Dónde está Leila?

_ En un hospital psiquiátrico en Fremont, le digo tratando de descifrar su expresión. Ella está desconectada de mí. Tratando de distanciarse emocionalmente. ¿Cuál es el problema? Le pregunto. No puedo soportar la distancia entre nosotros. He tenido una noche de mierda. ¡Mi pasado enfrentándose con mi futuro como un choque de trenes y no tengo manera de detenerlo! Me muevo justo en frente de Anastasia, ¿Qué pasa? Le insisto.

Ella niega con la cabeza tristemente, tragando saliva. 
_ No soy buena para ti, susurra.

_ ¿Qué? Le digo completamente alarmado. ¡No puedo pasar por esto! ¡Ella no puede decirme eso a mí! ¿No sabe lo mucho que la amo? ¿Acaso no se dio cuenta que estaba dispuesto a morir por ella esta noche? ¿Por qué piensas eso? ¿Cómo puedes pensar eso?

_ Yo no puedo ser lo que necesitas, dice ella.  ¿Cómo no puede saber qué hay en el fondo de mi corazón?

All I Believe In by Magic Numbers

_ Tú eres todo lo que necesito... todo lo que quiero.

_ Sólo verte con ella esta noche... dice con la voz apagada, incapaz de terminar el resto de su pensamiento.  Sus ojos están tristes, la cara arrugada en agonía.

_ ¿Por qué me haces esto Ana, por qué? Le pregunto con absoluto miedo. Esto no es sobre ti. Se trata de ella, le digo dispuesto a hacerla entender que estaba tratando de ayudar a alguien que alguna vez estuvo en mi vida. En este momento ella es una chica muy enferma, trato de explicarle.

_ Pero Christian lo sentí... sentí lo que ustedes dos tuvieron juntos... se desvanece con tristeza.

_ ¿Qué? ¡No! Trato de llegar a ella de cerrar la corta distancia entre nosotros porque la siento muy lejos de mí, pero ella da un paso atrás de inmediato y sale fuera de mi alcance. ¡Oh Dios! ¡No! Hubiese sido mejor que me golpeara. El único paso que da es lejos de mí, eso saca todas mis energías de mis extremidades y mis manos caen automáticamente hacia los lados. Estoy conmocionado, preocupado, enfermo. ¡Esto no puede estar sucediendo! ¡Ella no me quiere! ¡Dios! ¡No quiere estar más conmigo! ¡No puedo vivir sin ella! Me entra el mismo pánico que antes; el dolor en mi pecho de nuevo, dejándome otra vez, siento que mi mundo se desmorona a mi alrededor una vez más.

_ ¿Vas a marcharte?  Pregunto en un susurro. El temor de su ausencia es tan grande, que no puedo soportarlo. ¡Me voy a morir! ¡Ella no se puede ir! ¡Ella simplemente no puede! ¿Me está crucificando por ayudar a Leila? No me dejes, Ana. Sólo estoy enamorado de ti... solo tú y nadie más... ni una sola alma en el universo es igual que tú… Cuando te vi, tenía miedo de conocerte. Cuando te conocí, tuve miedo de besarte... Cuando te besé, finalmente, en el ascensor del Heathman  tenía miedo de amarte, y ahora que te quiero, tengo miedo de perderte. ¡No te quiero perder! ¡Tú eres la única que me puede hacer daño como nadie puede!

Yo estaba tratando de corregir a alguien que alguna vez estuvo en mi vida... Pero entendió mal lo confundió con otra cosa. ¡Yo sólo te quiero! Sólo siento demasiado miedo de mostrarte quien soy realmente, porque si lo hago, no te gustará y esto es todo lo que soy. Soy indigno de ti, sé que lo soy, ¿Pero es mi amor por ti lo que te hace daño?  ¡No mates mi alma aquí, Ana, te lo ruego!

I Can’t Live Without You by Mariah Carey

Mi mente está corriendo a mil por hora y mi boca quiere decir mil cosas, pero solo puedo pronunciar una suplica.

_ No puedes hacerlo…

_ Christian… yo… dice desconcertada. Yo…  ella no puede ni siquiera atreverse a decir que me va a dejar. Pero sé que lo hará.

_ ¡No! ¡No! ¡No! Me quejo en una gran agonía. Esto es demasiado para mí. Es como si alguien irreparable murió. ¡No me dejes! Caeré en la mayor miseria del mundo. ¿No lo entiendes? ¡No me hagas daño! ¡Hago lo que quieras! ¡Pero no me dejes! ¡Quédate siempre conmigo! Me vas a dejar en un infierno perpetuo… ¡Tú eres mi alma y me quitas eso! Estaré totalmente perdido y al borde de la destrucción… Por favor Dios mío que se quede conmigo, hazle saber lo mucho que la amo.

Miro a mi alrededor con ojos asombrados, medio enloquecido... rogándole a Dios que vea mi agonía. ¡Esta miseria que lo consume todo me está matando! ¡Ella está rompiendo mi corazón y destrozando mi alma! ¡Tú me amas, Ana! ¡No traiciones a tu propio corazón! ¿Qué derecho tienes de dejarme? ¡Dios! ¡Cada vez que las cosas se ponen difíciles me dejas!

_ ¡No te puedes ir, Ana! ¡Te quiero!

_ Yo también te quiero Christian… es solo que… pero no dejo que continúe.

_ ¡No! ¡No! Me hundo en la desesperación y coloco mis manos sobre mi cabeza  pasándolas hacia adelante y hacia atrás. ¡Prefiero morir! ¡Prefiero morir a que me dejes! No lo hagas. NO-ME-DEJES.

_ Christian...

_ ¡No! Grito con todo el poder y la energía de mi cuerpo. Desesperado, como nunca antes me había sentido. Mis ojos desorbitados entran en pánico, mi respiración es irregular, mi corazón está listo para salir de mi pecho, y de repente me doy cuenta de que tengo que hacer lo que sea para retenerla. Si ella me quiere como su esclavo, yo seré su esclavo. Si ella quiere sacarme la mierda estoy listo para hacerlo. Si ella quiere castigarme por mis transgresiones, aquí estoy para que haga lo que desee. Simplemente quiero estar con ella de la forma que sea. De cualquier forma que pueda... tenerme…

Me dejo caer de rodillas delante de ella inclinando la cabeza, y me siento sobre mis talones, con mis dedos extendidos en mis muslos. Tomo una respiración profunda y me convierto en el esclavo sumiso que una vez fui. Para Anastasia. Ahora ella me puede castigar por lo que hice mal. Ella puede golpearme, y hacerme entender lo mal que me he portado. ¡Haz lo que quieras conmigo Anastasia! ¡Ámame o matarme! Pero que quede en tus manos. ¡Porque si sales de aquí, yo ya estoy muerto!

Finalmente me encierro en una burbuja, donde mi mente y alma toman la postura de sumisión; un esclavo dispuesto a obedecer cualquier orden sin vacilar, sin ningún tipo de escrúpulos o malos pensamientos. No tengo derechos. Mi respiración se calma y mi conciencia acepta. Miro hacia abajo, obediente, listo para sus órdenes. Preparado para su castigo, o para ser su amante. Soy su esclavo.

_ ¡Christian! ¿Qué estás haciendo? Oigo un tono chirriante de pánico. Seguramente este pánico es por mí. Pero yo no voy a hacerle nada. Soy su siervo útil. Me quedo inmóvil. No he recibido una orden, así que no debo responder. ¡Christian, mírame! Oigo su mando. Mi señora me pide mirarla, lo único que tengo que hacer es obedecer.

Mi cabeza voltea sin dudarlo para obedecer sus órdenes. Estoy listo para recibir cualquier pedido de ella. Expectante miro a mi Ama. ¡Ordenarme, señora! Haz lo que quieras conmigo. Soy tuyo y sólo tuyo. ¿No sabes que Te amo?

I Will Always Love You by Whitney Houston

Sus ojos me miran sorprendidos y desconcertados. Ella está de pie cerca de mí mientras me someto a ella, a sus pies. La miro con una mirada firme. Ordéname Ama. Pídeme que te ame... Pídeme servirte... Pídeme que te toque... Simplemente no me dejes sin ti. ¡Haz lo que quieras conmigo! No soy más que tu esclavo a tus pies. ¿Ella no me quiere, incluso cuando estoy listo para servirla? Hazte cargo de mí por favor. Contrólame. Haré lo que sea siempre y cuando me dejes contigo.

Anastasia niega con la cabeza mientras se inhala fuertemente. Ella está sorprendida.

_ Christian... Christian, por favor, no me hagas esto. No quiero esto, susurra. Pero ella no me ha ordenado hablar. Me quedo inmóvil, sin pronunciar una palabra. No tengo su permiso para decir nada.

_ ¿Por qué haces esto? Habla conmigo, ella pregunta en un susurro. Estoy en silencio. El silencio es bueno, es lo que se requiere de un esclavo.

Enjoy the Silence by Depeche Mode

Oh, ella me está haciendo una pregunta. Parpadeo una vez. Ella me ha hecho una pregunta.

_ ¿Qué te gustaría que dijera? pregunto suavemente a mi amante. Mi voz es aterciopelada, pero sin emoción, e insípida, como un sumiso al hablar.
El rostro de Anastasia cambia a uno de angustia y las lágrimas empiezan a salir de sus ojos como riachuelos sobre sus mejillas. ¿Por qué mi ama está afligida? No me ha dado permiso para consolarla. ¡Sólo pídeme y haré lo que sea! No puedo decir una palabra sin su permiso. No puedo levantar mi mano para limpiar sus lágrimas. No tengo derecho a hacerlo. La cara de mi ama se convierte en una de tristeza absoluta y miserable. ¿Qué la está molestando? Mi mirada sigue de forma pasiva, esperando que ordene. Veo un escalofrío pasar por su cuerpo. Ella traga con dificultad, como si lo que ella está tratando de decir es difícil. No me quiere, eso lo sé y no se atreve a decirlo. Su mirada se fija en mí, sin embargo sus ojos transmiten algo de tristeza y preocupación. Seguramente no es para mí; hasta para ser su esclavo soy indigno...

Anastasia, mi ama se hunde frente a mí. Una amante no va jamás nivel de su esclavo, al nivel de su sumiso. ¡Esto es un error! Ella levanta su mano derecha y se limpia con violencia las lágrimas con el dorso de la mano. Me gustaría hacer eso por mi ama, pero ella no me ha dado una orden. No me está dando permiso.

Ella se queda mirándome fijamente a la cara y mis ojos se abren un poco. Tengo que entregarme eso es todo lo que sé. Me quedo inmóvil. Espero sus órdenes.

_ Christian, tú no tienes que hacer esto, dice ella con voz suplicante. ¡Pero Ama lo hago por ti y por mí! ¡Tú no me quieres! ¡Vas a correr!

_ Yo no me voy a ir. Te lo he dicho y te lo he repetido siento de veces, ella pronuncia con sinceridad. Tengo miedo. Que me deje. Yo no conozco otra manera de mantenerla a mi lado, simplemente no sé.

_ Todo lo que ha pasado... Lo que he visto, es demasiado abrumador para mí. Sólo necesito un poco de tiempo para pensar. Un tiempo para mí misma. ¿Por qué siempre asumes lo peor?

¡Pero, sé que ella va a correr! Ella no sabe lo peor de todo. Ella no sabe lo malo que soy. ¡Ella no sabe que yo soy malo! No soy bueno. No soy bueno para ella, sin embargo, yo quiero que me quiera. ¡Moriría por ella!

You Know No Good by Amy Winehouse



Ella abre las compuertas de sus pensamientos. 

_ Yo sólo iba a sugerir volver a mi apartamento esta noche. Porque, nunca me dejas tiempo... Ya sabes, tiempo para pensar las cosas… tiempo para mí. Simplemente tiempo para pensar. Nosotros apenas nos conocemos y toda esa carga que tú llevas encima… yo necesito tiempo para analizarla. Y ahora que Leila está… bueno se lo que sea que esté… que ya no anda por ahí… que ya no hay peligro pensé… pensé…

Se ha perdido en sus pensamientos, y las lágrimas todavía están goteando por su rostro. Tratar de manejarme como su sumiso no lo logra, ella se tambalea. No me está hablando como su esclavo, ni como su dominante, pero sí como su novio. Como el Christian que soy. Finalmente la escucho.

_ Verte con Leila… continúa hablando pero se detiene como si fuera doloroso decirlo, demasiado angustioso, es como si su alma también se desgarrara. Sus labios tiemblan y su rostro se sacude como si tuviera tratando de controlar alguna emoción. Me ha impactado terriblemente, sigue diciendo. Por un momento he visto como había sido tu vida… Y, francamente, dice de una manera angustiada, mirando sus dedos anudados y las lágrimas corriendo por sus mejillas sin parar. Todo esto es porque siento que no soy suficiente para ti. He comprendido como era tu vida y tengo miedo que termines aburriéndote de mí y entonces me dejes y yo acabe siendo como Leila… una sombra… Porque yo te amo Christian y si me dejas será como si el mundo perdiera la luz. Y me quedaré a oscuras, yo no quiero dejarte, pero tengo mucho miedo de que tú me dejes, dice sollozando.

Ella sigue mirando hacia sus dedos, pero la escucho con atención. Ella niega con la cabeza y en el tono más humilde que ha tenido, en un susurro más suave, dice: _Yo no entiendo por qué me encuentras atractiva. No lo sé. Tú eres… bueno tú eres tú… y yo soy… simplemente no lo entiendo, ella se encoge de hombros finalmente mirándome a los ojos. Eres hermoso, sexy, triunfador, bueno, amable, cariñoso y todas esas cosas y yo no. Encima de eso, no puedo hacer las cosas que te gustan ni darte lo que necesitas. Yo no lo entiendo. ¿Cómo puedes ser feliz conmigo?  Su voz se reduce a un triste susurro.

_ Yo no entiendo lo que ves en mí. Y finalmente verte con Leila, no ha hecho más que confirmarlo,  dice sollozando, y secándose la nariz con el dorso de la mano, sin dejar de mirarme.

Ella me sigue viendo y por un momento pienso salir de mi capullo, pero aún no me da una orden. ¿Ella quiere ponerse en contacto conmigo?

Somewhere Only We Know by Keane

_ ¿Vas a arrodillarte aquí toda la noche? Porque yo lo haré también, ella finalmente me grita, a pesar de que la veo incómoda moviendo sus rodillas, no me ha dado ninguna orden y no sé si salir de mi estado de sumisión, porque podría correr, yo lo sé. 

_ Christian por favor habla conmigo, ella me pide, retorciendo incómodamente sus manos sobre su regazo, moviéndose incómoda.

Ella me sigue mirando, expectante. Esperando a que yo diga algo. Yo no sé si tengo permiso. 

_ Por favor, me suplica de nuevo.

Mi mirada se oscurece y, finalmente, me las arreglo para parpadear y salir del modo sumiso que pensé que nunca volvería a entrar, jamás. Quiero cerrar la distancia entre nosotros y sólo llegar a ella, mi corazón y mi alma están listos para funcionar por ella.

I Wanna Run To You by Whitney Houston





7 comments:

Anonymous said...

Ya no se como adularlas, es mas que exquisito este capitulo, se ha hecho esperar, pero ha valido la pena, mis saludos hacia ustedes y como siempre esperando por mas, por favor no dejen de traducir al español, aqui desde Argentina una admiradora suya.

aries said...

Muchas gracias. Cada nuevo capitulo esta mejor que el anterior. Siempre he tenido curiosidad por saber lo que sucedio en el apartamento entre Christian y Leila.
Deseando leer el siguiente. Un saludo.

fanny rebellon said...

Este es tremendo capitulo, impacta mucho lo sucedido con Leila, no es fácil, de cierta forma entiendo a Ana,pero ella también debe ser mas comprensiva con cristian el hace con ella lo que nunca hiso por ninguna y a eso Ana debe darle cierto valor, ella juzga a priora, y cristian comete el error de echarse la culpa después de 3 años, por favor, tan inteligente que es y cae en eso, quizá por su nobleza pero no como para echarse la culpa de todos los males del mundo, amo este cap sobre todo por lo que viene después es fabuloso, gracias Emine como siempre genial y Patricia amiga que mas decirte, como siempre fabulosa, te admiro muchísimo, por esa facilidad (creo)que tienes para estas traducciones y doy gracias a todos los santos por tu conocimiento y por ser mi amiga un beso madre.

yaquelin said...

Hola he encontrado este blog es increíble siempre había querido saber que era lo que pensaba Christian me encanta por favor es increíble. me muero por seguir leyendo los capítulos que siguen gracias saludos de Guatemala me encantan

Anonymous said...

fantástico.... gracias

Anonymous said...

capitulo muy esclarecedor de la actitud de christian... que mundo tan horrible le toco... gracias por escribir y traducir......

fanny rebellon said...

Leidy Diana Bedoya Hay hay q capitulo tan hermoso... Primero los momentos con Leila y segundo el momento cuando regresa ana al escala y el estado y la conmocion q esto esta llevando y las declaraciones q vienen... Magistral Emine Gracias y Gracias Patricia....
16 h · Me gusta

Andrea Valenzuela Ulloa hay dios mio mujer me hicieron llorar hace tiempo que no me pasaba ....maravilloso capitulo alucinante,emocionante,,,que mas digo?....mas quiero mas son excelentes
16 h · Me gusta

Nancy Fica Soto por dios que tremendo capitulo cristian como sumiso de ana se me partio el corazon con las cosas que pensaba cristian que ana podia dexir o hacer genial como siempre Emine y Patricia
16 h · Me gusta

Wendy Blandon Fanny una consulta, donde puedo encontrar los otros capítulos? Ayer los estuve buscando y no los encontré.
Ayuda porfiiiiiissss!!!
16 h · Me gusta

Mey Gonzalez Oh Dios santo!!!!!!!! Que capitulo wow lo ame ame ame ame!!!! fue tan triste y tan hermoso gracias erika y patricia son lo maximo!!
16 h · Me gusta

Angie Guevara Me encanta !!!!
16 h · Me gusta

Myno Nuñez Grey Hay dios no me pueden dejar asi!!
16 h · Me gusta

Diianiita Velasquez ME ENCANTOOO
16 h · Me gusta

Claudia Henao Uffff!!!
16 h · Me gusta

Yudii Moràn Este capitulo es uno de los mejores y la manera que lo ha mostrado Emine es sorprenderte , te llega al alma y te hace sentir cada emoción de Grey :') Gracias Emine y Patricia
16 h · Me gusta

Diana De Nuñez Chicas excelente trabajo.
16 h · Me gusta

Dori Crespo Igual que cuando lo leí me emociones y me encantó
15 h · Me gusta

Gabriela Arroyo me encanto lo ley al principio me enoje y lo seguí leyendo y me atrapo es hermoso.
15 h · Me gusta

Wendy Blandon Gracias Fanny
15 h · Me gusta

Analia Cesar Gracias Erika y Patricia. Este siempre fue uno de los capítulos en que más me tenia intrigada la versión de Christian y todo lo que decía a Leila.
15 h · Me gusta

Yamileth Gil Callejas DIOS MIO que talento tienes esta increíble me hizo llorar .....
15 h · Editado · Me gusta

Faby Rodriguez Calderon Q capítulo es una de las partes favoritas de la trilogía cuando los dos abren sus corazón y empiezan a sacar sus miedo y angustia el silencio q el hace para q Ana no se valla de su lado me sacaron las lágrimas muchas grax emine y pathy x maravillosos capítulos
15 h · Me gusta

Jeannifer Pino Arce Ke emocionante T.T ya quiero seguir leyendo.. muchas gracias chicas
15 h · Me gusta

Paola Xochitl Perez Najera Muy buen capitulo..!!
14 h · Me gusta

Nuris Fuentes Peñaranda Que talento de esta niña para expresar lo que siente Christian en este capitulo gracias Erika y patricia
14 h · Me gusta

Ery Valencia Genial!
14 h · Me gusta

Paola Baez Los capítulos cada vez son mas intensos
14 h · Me gusta

Titi Jerez las felicito m b logrado chicas bs .sigan traduciendo los sentimientos del sr. bs
13 h · Me gusta

Noelia Palma Fuentes Q emociones
13 h · Me gusta

Alejandra Moyano Triste , bello e impactante me encanto en esta mori lentamente " quiero que me quiera" , excelente capitulo aplauso enime y patricia . Fanny lo repetire siempre gracias por subirle ( no te enojes ) .
13 h · Me gusta

Liliana Rodriguez Por diosss que capitulo, gracias emine y paty. Pero sobretodo a ti Fanny Rebellon por subirlo.
13 h · Me gusta

Niyireth Urrea Gutierrez ;( huy gracias
12 h · Me gusta

Isaura Saldaña Este capítulo me dejo con lagrimas, muchas gracias Fanny
10 h · Me gusta

Maria Gabriela Seco Avila estoy q lloro de nuevo con ese capitulo demasiadas emociones!
10 h · Me gusta

Patricia Aurora Hayyyyy en el capitulo de mañana se deja tocar!!!! Que emoción . gracias por este capitulo chicas!!
7 h · Me gusta

Yosvi Sumoza Contreras muy bueno! Y ver sus ojitos casi llorando en la imagen se me aguaron los mios!
4 h · Me gusta

Giselle Sanchez Rodriguez hermoso e mejor!